Una de las cosas que más nos sorprenden cuando visitamos Japón por primera vez es que muchas calles de acceso a templos o santuarios están repletas de tiendas, cafeterías y restaurantes.

Estas calles comerciales son lo que ha sobrevivido de las antiguas monzen-machi (門前町) o aldeas que surgieron alrededor de grandes templos y santuarios, especialmente durante el periodo Muromachi (1336-1573) y posterior periodo de Edo (1600-1868)

Calle Nakamise en el periodo de Meiji (1868–1912)

Calle Nakamise en el periodo de Meiji (1868–1912) (© Boccheruna古事記)

¿Qué eran y son las monzen-machi?

Monzen-machi significa literalmente aldea (machi) de delante de la puerta (monzen). Hace referencia a los asentamientos, aldeas o pueblos que surgieron alrededor de grandes templos y santuarios (es decir, más allá de la puerta de acceso del tempo o santuario), especialmente durante el periodo Muromachi y posterior periodo Edo.

Las monzen-machi estaban destinadas a los peregrinos o visitantes de los templos y santuarios, por lo que en esa zona podíamos encontrar tiendas con productos locales, hostales tradicionales y restaurantes y casas de té. En este aspecto, eran similares a los jokamachi (城下町) o pueblos que surgieron alrededor de un castillo para dar respuesta a las necesidades de la gente de la zona.

El surgimiento de las monzen-machi, a finales del periodo Kamakura (1192-1333), pero especialmente durante el periodo Muromachi, fue uno de los factores que contribuyeron al aumento de riqueza de los templos y santuarios. Estas aldeas comenzaron a organizar mercados una vez a la semana y de ahí fue surgiendo el concepto actual de calle comercial. El templo o santuario cercano al monzen-machi tenía los derechos de propiedad de la aldea, por lo que los comerciantes de la zona tenían que pagar un tributo al templo para obtener un permiso y poder comerciar en la monzen-machi. Por su parte, el templo ejercía de juez en las disputas que pudiera haber entre los comerciantes de un mismo monzen-machi.

Aproximadamente un tercio de todas las nuevas aldeas que surgieron durante el periodo Muromachi comenzaron como monzen-machi, de ahí la importancia histórica de estas actuales calles comerciales.

Suruga-cho no zu de Utagawa Hiroshige en la colección ‘Cien famosas vistas de Edo’.

Ejemplos actuales de monzen-machi

Los monzen-machi se basaban siempre en la premisa de que los que accedían al templo o santuario eran fieles, mientras que los que ya bajaban o salían del templo eran turistas. Y justamente para dar respuesta a sus necesidades surgieron las monzen-machi. En la actualidad, la premisa de todas esas calles comerciales de acceso al templo es la misma: llamar la atención de los fieles o turistas una vez han visitado el templo.

Es por ello que en la actualidad el término monzen-machi todavía se utiliza para referirnos a las calles comerciales de acceso a grandes templos y santuarios donde podemos encontrar muchísimas tiendas, cafeterías y restaurantes que intentan atraer a quienes visitan templos y santuarios.

La calle Nakamise de Asakusa alrededor de 1921. (© Kodokei)

Hay muchísimas monzen-machi repartidas por ciudades de todo Japón, pero a continuación os mencionamos algunas de las más conocidas.

El templo Sensoji, Tokio

La calle Nakamise, situada entre la puerta de los truenos Kaminarimon y la puerta Hozomon de acceso al templo Sensoji de Asakusa (Tokio) es uno de los ejemplos más famosos de monzen-machi.

Con 250 metros de largo y unos 90 locales, en la calle Nakamise podemos encontrar muchas tiendas de recuerdos y souvenirs. También encontramos muchas tiendas de productos locales, especialmente de galletas de arroz sembei y dulces típicos como age-manju o ningyo-yaki.

Para sembei, nuestro lugar favorito es la tienda Izumiya (和泉屋), que además del local en la calle Nakamise tiene una tienda algo más grande (y con más variedad).

Nakamise dori-1

La calle Nakamise de Asakusa (© Luis Rodríguez)

El templo Kiyomizudera, Kioto

Una de las cuestas de acceso al templo Kiyomizudera es la cuesta Kiyomizuzaka, repleta de restaurantes, cafeterías y tiendas de productos locales y de artesanía (como por ejemplo la cerámica de la zona, de gran fama en todo Japón).

Aquí destacamos la tienda Shichimiya Honpo (七味家本舗), la más antigua de toda la cuesta Kiyomizuzaka con más de 360 años de historia… ¡ahí es nada!

La tienda Shichimiya Honpo se dedica, desde 1655 y en este mismo lugar (en la esquina entre Kiyomizuzaka y la cuesta Sannenzaka), a vender pimienta japonesa shichimi togarashi. Durante el periodo de Edo, era común que la tienda ofreciera agua caliente con polvos de pimienta shichimi, una bebida para dar energía que gustaba mucho a los fieles y visitantes del templo. ¡Entrar en su tienda es viajar en el tiempo!

Calles Sannenzaka y Ninenzaka de Kioto-7

La cuesta Kiyomizu-zaka (© Luis Rodríguez)

El santuario Tsurugaoka Hachimangu, Kamakura

La calle Komachi, que comienza en la estación de JR Kamakura y nos acerca hasta el precioso santuario Tsurugaoka Hachimangu -uno de los atractivos turísticos de la ciudad de Kamakura– es otro ejemplo del legado de las monzen-machi en la actualidad.

En esta calle peatonal, de más de 360 metros de largo, hay más de 250 establecimientos, desde cafeterías de estilo tradicional a restaurantes de todo tipo y tiendas tanto de recuerdos y souvenirs como de productos locales.

De todas las tiendas que podemos encontrar en la calle Komachi destacamos la tienda Kamakura Mameya (鎌倉まめや), popular por vender todo tipo de dulces japoneses y creaciones de colores vivos y divertidos usando habas y legumbres, desde cacahuetes hasta habas de soja.

Calle comercial de Kamakura

La calle Komachi de Kamakura (© Luis Rodríguez)

El templo Byodoin, Uji

El templo Byodoin es una de las maravillas que nos ofrece la ciudad de Uji, perfecta excursión de día desde Kioto. La calle Omotesando de acceso al templo está repleta de tiendas de té verde de Uji y productos relacionados. Es por ello que, en cualquier época del año, podremos disfrutar aquí del sabor del té verde de Uji, de gran fama en todo Japón. Podremos tomarlo en infusiones calientes o frías, en helados, galletas, bollos… ¡hay de todo!

Hay muchas tiendas recomendables en toda la ciudad, pero si tuviéramos que escoger una, también para disfrutar de creaciones elaboradas con matcha, quizá nos decantamos por la tienda, tetería y pastelería Itō-Kyuemon (伊藤久右衛門). Abierta en 1832, ésta es probablemente una de las tiendas de té verde de Uji más famosas de todo Japón.

Uji

Tiendas de té verde en Uji (© Laura Tomàs)

El templo Zenkoji, Nagano

El templo Zenkoji es una de nuestras razones de peso para visitar la ciudad de Nagano. Desde la estación de JR Nagano, podemos caminar por la calle Zenkojisando, ya repleta de tiendas y restaurantes, pero es justo a partir de la puerta Niomon, cuando nos adentramos en la calle peatonal Nakamise, donde podemos sentir el ambiente de las monzen-machi de antaño.

De todas las tiendas que podemos encontrar en la calle Nakamise, destacamos la tienda Suyakame (すや亀) donde desde hace más de 100 años los visitantes al templo Zenkoji pueden probar helado de miso de Nagano (y es que la ciudad es una excelente productora de miso).  ¡Delicioso!

Templo-Zenkoji-37

Acceso al templo Zenkoji (© Luis Rodríguez)

El santuario Dazaifu Tenmangu, Fukuoka

La calle Daizaifu-Tenmangu-Sando, que nos lleva desde la estación de tren hasta el precioso santuario Dazaifu Tenmangu, a las afueras de Fukuoka, es otro ejemplo de monzen-machi del pasado.

La calle, de unos 250 metros de largo, está repleta de cafeterías, tiendas y restaurantes. Aquí hay muchas tiendas con parrillas en la calle preparando el dulce tradicional de la zona, el umegae-mochi, un pastelito hecho con pasta de arroz glutinoso y relleno de pasta de judías rojas que se come asado. Recién hecho está espectacularmente bueno. Nosotros lo probamos en la tienda Kasa no Ya (かさの家) y nos pareció súper rico, a pesar del calor sofocante que hacía cuando estuvimos en agosto en Fukuoka.

Calle-Dazaifu-1

Zona de Dazaifu (© Luis Rodríguez)

Como curiosidad, aunque poco tradicional, mencionar que aquí se encuentra uno de los dos Starbucks más bonitos que hemos visto en Japón (el otro lo vimos en Toyama). Es obra del conocido arquitecto japonés Kengo Kuma.

Starbucks-Kengo-Kuma-1

Starbucks de Fukuoka (© Luis Rodríguez)

En el santuario de Kibune y el templo de Kurama, Kioto

Tanto en la calle paralela al río cerca del santuario de Kibune como en la calle de acceso al templo de Kurama, al norte de la ciudad de Kioto, encontramos muchas tiendas y restaurantes que nos transportan al Japón del pasado.

Una de las especialidades de la zona es el kinomedaki, hecho con semillas y hojas de pimienta sansho envuelta en algo konbu y hervida en salsa de soja. Lo mejor es degustar esta especialidad en alguno de los restaurantes sobre el río, especialmente si vamos en verano.

Kibune, al norte de Kioto (@ Laura Tomàs)

El templo Naritasan, Narita

El nombre de Narita es más conocido por el Aeropuerto Internacional de Narita que por ser una posible excursión de día desde Tokio. Y es una pena, porque en Narita encontramos, entre otras muchas cosas, un templo precioso: el templo Naritasan.

La calle comercial Omotesando nos lleva desde la estación de JR Narita hasta el templo Naritasan y es un ejemplo perfecto de las monzen-machi del pasado, pues conserva todavía hoy ese ambiente del pasado. En sus más de 800 metros de largo, aquí podemos encontrar muchas tiendas de más de cien años de antigüedad, varias tiendas de medicina tradicional china en antiguos almacenes de estilo tradicional, un antiguo hostal de madera de tres pisos, etc.

El mejor lugar para probar el yokan, especialidad de la zona que podríamos definir como una especie de gelatina de judías dulces, es la tienda Nagomi no Yoneya (なごみの米屋), aunque tienen otras muchas creaciones tradicionales, si el yokan no nos termina de apetecer :)

Calle Omotesando en Narita (© victoriasky1 / Shutterstock.com)

El santuario Atago, Kioto

La calle tradicional Saga Toriimoto, a los pies del monte Atago, es el monzen-machi del santuario Atago, en la zona norte de Arashiyama (Kioto), un lugar precioso que conserva ese aire del pasado.

Aquí encontramos el restaurante Hirano-ya (平野屋), una preciosa casa de té de más de 400 años de antigüedad cuya cocina conserva todavía los kamado o fuegos tradicionales de antaño. La especialidad de aquí es el shinko dango, un pastelito de arroz glutinoso de forma curiosa y espolvoreado con polvos de kinako.

Tomarse un té verde matcha y un shinko dango en este establecimiento de 400 años de antigüedad es, sin duda alguna, toda una experiencia.

Casa de té Hirano-ya en Arashiyama (© Ikomaike Takaoka)

Y además… otras monzen-machi

En otros casos, lo que queda de las antiguas monzen-machi son mercadillos o reconstrucciones, como por ejemplo la calle Okage Yokocho cercana al gran santuario de Ise, que nos quiere trasladar a ese Japón del pasado. Como las anteriores, esta calle está repleta de tiendas y restaurantes con productos y especialidades de la zona, como por ejemplo uno de los mejores wagyu de todo Japón: la ternera de Matsusaka.

Calle Okage Yokocho en Ise (@ Laura Tomàs)

Hay más ejemplos de la herencia de las monzen-machi en el Japón actual. Por ejemplo, la puerta Horikawa es la monzen-machi del templo Nishi-Honganji de Kioto, lugar en el que es tradicional comprar incienso. El incienso de Kioto tiene gran fama en todo Japón y uno de los mejores lugares donde comprarlo es justamente aquí. Por otro lado, tenemos el mercadillo del templo Toji de Kioto, que se celebra el 21 de cada mes, día en el que los fieles creen que Kobo Daichi visita el templo.

mercadillo templo toji

Mercadillo en el templo Toji (@ Andreu Escrivà)

Así que ya veis, pasear por estas calles comerciales y revisar qué tiendas y restaurantes hay es una especie de paseo por la historia japonesa también, así que tenéis excusa para ir de tiendas ;)

¡A disfrutar de las monzen-machi!

Bibliografía y lecturas interesantes relacionadas

  • Karan, P. P. y Stapleton, K. (2015). The Japanese City. University Press of Kentucky.
  • McMullin, N. (2014). Buddhism and the State in Sixteenth-Century Japan. Princeton University Press.
  • Moriya, K. Ronald T (trad.) (1990). “Urban Networks and Information Networks.” en Chie N. y Shinzaburo O. (ed.) (1990). Tokugawa Japan: The Social and Economic Antecedents of Modern Japan. University of Tokyo Press. p 103.
  • Sorensen, A. (2005). The Making of Urban Japan: Cities and Planning from Edo to the Twenty First Century. Routledge.