JR Pass Seguro Destinos Planifica Intereses
Museo Edo-Tokyo

Museo Edo-Tokyo, dedicado a la ciudad de Tokio

Desde el 11 de octubre de 2022 ya puedes viajar a Japón como turista individual y sin visado. Si planificas tu viaje con nosotros, nos ayudas a seguir vivos después de 30 meses durísimos. Tienes toda la información actualizada sobre normas de entrada a Japón pinchando aquí.

El Museo Edo-Tokyo (東京都江戸東京博物館) es un interesantísimo y enorme museo dedicado a la historia de la ciudad de Tokio, desde su comienzo en el periodo Edo (1600-1868) pasando por la revolución industrial del periodo Meiji (1868-1912) y llegando hasta nuestros días.

En el interior del enorme edificio de diseño brutalista, obra del arquitecto Kiyonori Kikutake, encontrarás réplicas de edificios y objetos que han formado parte de la historia de la ciudad, además de varios objetos y artículos originales. Todo ello en forma de exposiciones interactivas y abiertas al público, que te permiten tocar objetos, entrar en ciertos edificios y, de alguna manera, viajar en el tiempo por la historia de la ciudad.

El museo Edo-Tokyo abrió sus puertas el 28 de marzo de 1993 en el barrio de Ryogoku, conocido como «el barrio del sumo» de Japón, en el que te proponemos un interesante paseo que incluye la visita a este museo. ¡Te encantará!

Maqueta de la tienda Mitsui Echigo-ya de comienzos del siglo XIX
Maqueta de la tienda Mitsui Echigo-ya de comienzos del siglo XIX

Cierre por renovación (2022-2025)

El Museo Edo-Tokyo cerrará sus puertas de forma temporal por obras de renovación a partir del 1 de abril de 2022. El periodo estimado para la realización de las reformas, que son sustanciosas, es de 3 años, así que hasta 2025 no se espera que vuelva a estar abierto.

Exposiciones destacadas del Museo Edo-Tokyo

El museo está estructurado en una especie de «camino cronológico». Al cruzar la réplica del puente Nihonbashi, entras en la ciudad de Edo y avanzas por su historia. Por ello, la primera parte está dedicada a la creación y expansión de la ciudad de Edo, así como a la organización de la sociedad y el shogunato.

A continuación, el museo se centra en el día a día de la gente común de Edo, mostrándote sus festivales, su pasión por el teatro, sus ropas, etc. Luego te adentrarás de lleno en la modernización del periodo Meiji, cuando Edo cambió de nombre a Tokio y pasando por el Gran Terremoto de Kanto de 1923, la vida en la ciudad durante Segunda Guerra Mundial y la posguerra hasta llegar a nuestros días.

A continuación destacamos algunas de las exposiciones que no puedes perderte en tu visita, ya que hay muchísimo que ver. Ten en cuenta que el museo está lleno de todo tipo de objetos, algunos reales y otros réplicas, que en muchos casos puedes tocar o hasta experimentar con ellos. Y hay muchísimas explicaciones en inglés y japonés, con lo que puedes pasarte muchas horas dentro.

Es, por tanto, una visita ideal para ir con niños, aunque se disfruta mucho de todo también siendo adulto. Y es, sin duda, una oportunidad única para comprender cómo era la vida de Edo y de Tokio.

Típico rickshaw del periodo Meiji
Típico rickshaw del periodo Meiji

Puente Nihonbashi

Una de las primeras construcciones que se pueden ver nada más entrar al museo es la réplica del puente Nihonbashi. Este puente fue construido originalmente en 1603 y se convirtió rápidamente en el «kilómetro 0» de Edo, es decir, el punto de comienzo de todas las rutas que partían de la ciudad.

En los alrededores del puente la ciudad también se desarrolló de manera activa: allí se construyeron residencias de mercaderes a orillas del río, así como casas de comerciantes de arroz y madera, además de una potente lonja de pescados y varias oficinas del shogunato.

En este caso, se trata de una reproducción hecha con madera de árboles zelkova y ciprés japonés que sigue el diseño de la reconstrucción del puente original de 1806. Si te fijas, el puente tiene decoraciones de bronce a imagen y semejanza de las que todavía puedes ver en la actualidad, que datan de 1658.

Puente Nihonbashi, de entrada al museo
Puente Nihonbashi, de entrada al museo

Maquetas de la antigua Edo

Tras cruzar el puente Nihonbashi, llegarás a una zona de exposición con varias maquetas que te permitirán hacerte una idea de cómo era la antigua Edo, especialmente en los alrededores del puente.

Por ejemplo, hay una amplia maqueta que muestra la zona de casas de los chonin, la gente común del periodo Edo. Justo al lado tienes otra maqueta, con la misma escala, que muestra la residencia en Edo del daimyo Matsudaira Tadamasa. Puedes comparar el espacio que ocupaban las casas de la gente común con el de la residencia de este daimyo y te quedarás boquiabierto ante la tremenda desigualdad.

Las maquetas se realizaron a partir de distintos dibujos de la época expuestos en el Museo Nacional de Historia Japonesa, el Museo de Arte Idemitsu y la biblioteca de la Dieta.

Maqueta de las casas de la gente común en el barrio de Nihonbashi
Maqueta de las casas de la gente común en el barrio de Nihonbashi

Maquetas del castillo de Edo

Otra maqueta interesante es la de las salas ohiroma, matsu-no-roka y shiroshoin del castillo de Edo. La primera de las salas se usaba para las reuniones entre los daimyo y sus hombres de confianza. Al lado, se encontraba la segunda de las salas, con forma de L, una especie de pasadizo que conectaba la sala ohiroma con la sala shiroshoin, así como el escenario de teatro nō. Por otro lado, la tercera de las salas se usaba para reuniones con mensajeros imperiales.

La maqueta se realizó a partir de los planos de la reconstrucción de 1845. Los dibujos de las puertas correderas fusuma, así como los de las paredes y techos se basaron en la colección de pinturas de las paredes del honmaru del castillo de Edo.

Salas ohiroma, matsu-no-roka y shiroshoin del castillo de Edo
Salas ohiroma, matsu-no-roka y shiroshoin del castillo de Edo

Otra maqueta destacada es la que muestra cómo eran los palacios Ninomaru y Honmaru del castillo de Edo durante los últimos años del shogunato.

Al observar la maqueta, se puede ver que el palacio Honmaru estaba dividido en tres secciones. La primera era la sección Omote (exterior) que el shogunato usaba para asuntos políticos.

La segunda era la sección Oku (interior central), que servía como residencia del shogun y que se usaba también para temas personales y administrativos.

Y la tercera era la sección Ooku (más interior), donde vivía la esposa oficial del shogun y sus asistentes. Al lado del Ooku se encontraba la torre principal, conocida como Tenshudai.

Las dos primeras áreas, dedicadas a las actividades del shogun y sus oficiales, estaba separada de la zona de las mujeres por muros de cobre.

Maqueta de los palacios Ninomaru y Honmaru del castillo de Edo
Maqueta de los palacios Ninomaru y Honmaru del castillo de Edo

El shogunato en Edo

Tras las maquetas, destacamos también una amplia exposición sobre la ciudad de Edo y su crecimiento como capital del shogunato. Aquí verás mapas de los barrios de residencias de samuráis, explicaciones del crecimiento de la ciudad, desde el comienzo hasta el final del shogunato y muchos detalles del antiguo castillo de Edo.

Pero también hay muchas explicaciones, muy visuales, sobre el propio shogunato, desde árboles genealógicos de la familia Tokugawa hasta el funcionamiento administrativo de su gobierno.

Y en esta misma zona verás también una interesante reproducción de algunas pinturas que se encontraban en las puertas correderas del antiguo castillo de Edo, así como preciosos palanquines decorados en oro maki-e, armaduras de samuráis, ropas de la época, etc.

Tokugawa Ieyasu, primer shogun Tokugawa del periodo Edo
Tokugawa Ieyasu, primer shogun Tokugawa del periodo Edo

La ciudad de Edo

Ya en el piso inferior, puedes seguir aprendiendo más sobre cómo era la vida en Edo durante el shogunato. Aquí hay muchísimo que ver, aunque queremos mencionar especialmente varios detalles. En primer lugar, destacamos la reproducción de una munewari nagaya, una estructura residencial compuesta por un edificio que se dividía en varias unidades pequeñas.

Pero también destacamos la reproducción de una librería típica de la época, inspirada en las imágenes de la librería Kansendo que aparecen en el volumen Tōkaidō meisho zue («Lugares famosos en Tokaido», 1797). Así como la reproducción de un carrito de sushi, comida callejera típica de Edo. Y finalmente también la reproducción de las terakoya, las escuelas en templos que educaron a los niños de Edo.

Réplica de la librería Kansendo
Réplica de la librería Kansendo

Carroza del santuario Kanda Myojin

Otro de los elementos destacados de esta zona del museo es la reproducción a escala real de una de las carrozas del festival del santuario Kanda Myojin. Para la reconstrucción se basaron en carrozas actuales así como en todo tipo de dibujos e ilustraciones antiguas.

Durante el periodo Edo, el festival Kanda se celebraba el día 15 del noveno mes del año. Durante el festival, los altares portátiles mikoshi salían en procesión acompañados por más de 30 carrozas y un montón de gente vestida para la ocasión. Una vez cada dos años, el desfile entraba en el complejo del castillo de Edo, para que el mismísimo shogun pudiera disfrutar de la celebración.

Carroza del festival del santuario Kanda Myojin
Carroza del festival del santuario Kanda Myojin

La carroza que puedes ver en el museo es una réplica de una carroza que había sido reparada a finales del periodo Edo por el artesano creador de muñecas Furukawa Choen. En lo alto aparece la figura de Guan Yu, un importante comandante militar chino.

Además, en los alrededores de la carroza hay varias maquetas que te muestran cómo era el festival y cuáles eran los festivales más importantes de la época en Edo.

Barco Higaki-Kaisen

Durante el periodo Edo, los barcos de carga higaki-kaisen conectaban Edo con Osaka y se usaban para transportar todo tipo de productos que cubrían necesidades diarias, así como con algodón, aceite o papel. Estos barcos eran especialmente importantes para el comercio de sake, por ejemplo.

Los barcos destacaban por la celosía en forma de diamante que adornaba su costado y que se puede ver en la reproducción del museo. Esta réplica se basa en una ilustración de un barco de comienzos del siglo XIX.

Barco Higaki-Kaisen
Barco Higaki-Kaisen

Teatro de kabuki Nakamura-za

Desde el puente, nada más entrar en el museo, ya habrás podido disfrutar de unas maravillosas vistas panorámicas de la fachada del teatro de kabuki Nakamura-za. La réplica de la fachada del teatro mide unos 20 metros de largo y 5,5 metros de ancho y está decorada con las pinturas y pósters promocionales de la época, así como con farolillos que mostraban el sello de aprobación del shogunato.

Este tipo de decoraciones en las fachadas de teatros de kabuki era típica del mes de noviembre, cuando se representaban las primeras obras de la temporada. Las pinturas y pósters de esta réplica imitan y muestran historias de comienzos del siglo XIX.

Réplica del teatro Nakamura-za
Réplica del teatro Nakamura-za

En los alrededores del teatro hay más exposiciones relacionadas con el teatro teatro kabuki y los barrios de placer de Edo. Por ejemplo, verás en exposición una recreación de una escena de la obra Sukeroku, que se representó por primera vez en 1713.

Sukeroku se convirtió en una de las obras englobadas bajo el título «Cuentos de Soga», una recopilación de historias que contaban la venganza de los hermanos Soga. Para la escena que se reproduce en el museo se usan los mismos accesorios y vestuarios que en la actualidad.

Escena de la obra Sukeroku
Escena de la obra Sukeroku

Sede del periódico Choya Shinbun

Al otro lado del teatro de kabuki se encuentra la réplica de la sede del periódico Choya Shinbun. De esta manera, dejamos Edo atrás para meternos de lleno en la modernización de Tokio con el comienzo del periodo Meiji (1868-1912).

El primer periódico que se publicó en Japón fue el Tokyo Nichi Shinbun en 1872, seguido de cerca por el Choya Shinbun, fundado en 1874. Tanto el presidente del periódico Choya como su editor en jefe criticaron duramente al gobierno Meiji. Y con ello, ganaron cierta popularidad.

En los alrededores de la réplica del periódico podrás ver un montón de objetos de la época como un triciclo de 1871, una farola de gas de Ginza de 1874, una cabina de teléfono de 1900, etc.

Sede del periódico Choya Shinbun
Sede del periódico Choya Shinbun

Torre Ryounkaku

La llamada «torre de doce pisos de Asakusa» o torre Ryounkaku fue diseñada por el ingeniero británico William K. Barton y completada en 1890. Medía unos 60 metros de alto y tenía forma octogonal, pero era conocida sobre todo por tener el primer ascensor de Japón, que te llevaba hasta el octavo piso.

La torre fue un auténtico símbolo de Asakusa y, de hecho, aparece en muchas fotografías de la época. No obstante, la torre se derrumbó en el Gran Terremoto de Kanto de 1923 y no fue reconstruida. Por suerte, puedes ver una réplica en el museo Edo-Tokyo.

Torre Ryounkaku
Torre Ryounkaku

Casa de comienzos del siglo XX

En este punto del museo hay varias réplicas de casas de diferentes momentos del siglo XX. Una de ellas está inspirada en una casa adosada de Tsukishima y que muestra el estilo de vida de la gente trabajadora de la década de los años 1920 y 1930.

Si te fijas en los detalles, podrás ver que en esa época, muchas casas no tenían iluminación eléctrica ni en el baño ni en la cocina. Y también podrás ver que muchas casas tampoco tenían gas o agua corriente. Es por ello que la cocina se construía habitualmente a pie de calle, para acceder rápidamente al agua desde allí o prender fuego con más seguridad.

Casa de comienzos de siglo XX
Casa de comienzos de siglo XX

Casa de estilo occidental de comienzos del siglo XX

Otra exposición interesante es la restauración parcial de una casa de la zona de Shinagawa, construida a comienzos del periodo Taisho (1912-1926). La casa fue renovada en 1937 según el diseño de Ōkuma Yoshihide y posteriormente fue desmantelada y restaurada para su exposición en el museo.

Lo más destacable de la casa es que el salón-comedor está diseñado y construido a imagen y semejanza de una cabaña de montaña occidental, demostrando lo popular que fue este tipo de diseño en la época. Eso sí, verás que se usaron puertas correderas para separar el salón-comedor de estilo occidental de la sala de estilo japonés.

Casa de estilo occidental de comienzos de siglo XX
Casa de estilo occidental de comienzos de siglo XX

Casa durante la guerra

Otra exposición interesante nos muestra cómo vivía la población en el centro de Tokio durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Aquí verás que, en aquella época, para evitar que se rompieran los cristales de las ventanas durante los bombardeos, éstas se solían asegurar con cinta adhesiva. Y además se usaba una pantalla especial en las lámparas para evitar que la luz se filtrara al exterior.

Otro detalle curioso es que muchas familias tenían cascos y otros equipos de seguridad cerca, para poderlos usar rápidamente en caso de necesidad.

Otro detalle curioso es la existencia de una botella rellena de arroz. Con la escasez de alimentos que trajo la guerra, el arroz sin pulir se comenzó a racionar. Por ello, en muchas casas se colocaba arroz dentro de una botella y se golpeaba con un palo para ir puliéndolo.

Casa durante la guerra
Casa durante la guerra

Complejo de viviendas de Hibarigaoka

El complejo de viviendas de Hibarigaoka se construyó en 1959. En él había varios tipos de viviendas, desde pequeños apartamentos de una habitación con comedor y cocina (llamados 1DK en Japón) a grandes apartamentos de cuatro habitaciones.

Cada apartamento estaba equipado con una puerta de entrada con cerradura, algo nuevo para la época. Y también con una cocina y un baño. Esto es importante, porque en esa época todavía había muchas viviendas sin baños o con baños y cocinas compartidas.

Sin duda, fue el origen de la tendencia «My home» (literalmente, «mi casa») que originó un nuevo estilo de vida en la ciudad.

Apartamento del complejo de viviendas de Hibarigaoka
Apartamento del complejo de viviendas de Hibarigaoka

Más detalles de Edo y Tokio

Como hemos dicho al comienzo, el museo está lleno de objetos en exposición con los que puedes interactuar. O réplicas de salas u hogares en los que puedes entrar, por ejemplo.

Por ello, te recomendamos que te lo tomes con calma y disfrutes de cada uno de sus rincones… ¡merece mucho la pena!

Réplica de una cabina de teléfono de 1900
Réplica de una cabina de teléfono de 1900

Qué ver cerca del Museo Edo-Tokyo

A continuación te comentamos qué puedes ver en un radio de dos kilómetros del museo, para que puedas aprovechar al máximo tu día:

Información adicional

  • El museo cierra los lunes (o el martes si el lunes es festivo). El resto de días abre de 09:30 a 17:30 horas y, los sábados, abre hasta las 19:30 horas.
  • Tiene disponible un servicio de guías voluntarios, totalmente gratis así como un servicio de audioguía en 13 idiomas (pago bajo depósito).
  • Por su tamaño, necesitarás como mínimo dos o tres horas para hacerte una idea básica de sus exposiciones. Si quires leerlo todo con calma probablemente necesites incluso más.

Cómo llegar al museo Edo-Tokyo

El museo Edo-Tokyo está justo enfrente de la estación de Ryogoku, por lo que llegar es muy fácil. Dispones de dos opciones. Por un lado, puedes llegar en un tren de la línea Sobu de JR (línea incluida en el JR Pass) y por otro lado puedes usar el metro de Tokio. En este caso tendrás que ir en la línea Toei Oedo hasta la zona (que, al ser de metro, no está incluida en el JR Pass).

Alternativamente, otra opción es llegar en barco con el servicio de taxis fluviales Tokyo Water Taxi. Este servicio de taxis tiene varios muelles por el río Sumida y la bahía de Tokio y ofrece distintos servicios (servicio de taxi, de barco turístico, servicios lanzadera, etc.) por lo que depende de dónde te alojes o dónde quieras ir después de Ryogoku puede ser una opción diferente y divertida.

Finalmente, puedes usar nuestro mapa específico de la zona este de Tokio para no perderte nada. En este mapa están recogidos todos los lugares de interés del barrio del sumo y puedes usarlo cómodamente desde tu móvil durante tu visita a Ryogoku. Te contamos cómo integrarlo en tu Google Maps en la página de Mapas.

Mapas para viajar a Japón creados por Japonismo

Mapa turístico de los distritos de Koto y Sumida (Tokio)

El museo Edo-Tokyo se encuentra en el barrio de Ryogoku, por lo que lo tienes incluido en nuestro mapa de los distritos de Koto y Sumida, donde se encuentra Ryogoku.

Consulta nuestro mapa de Ryogoku

¡Disfruta del museo y del resto del barrio de Ryogoku!

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Laura
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.

Artículos: 704