Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Uno de los tres grandes museos ferroviarios de Japón es el The Railway Museum (鉄道博物館 Tetsudō Hakubutsukan), situado en Saitama, muy cerca de Tokio. Y no, no hemos puesto el nombre en inglés porque nos haya apetecido o de forma arbitraria. Y es que, además del nombre en kanji, a menudo encontraremos materiales referidos a este museo con el nombre en inglés.

El museo ferroviario de Saitama está gestionado por JR East, que también se encarga de la gestión de todos los trenes de JR en Tokio (como la famosa línea Yamanote y otras) y de las líneas Tohoku Shinkansen, Akita Shinkansen, Yamagata Shinkansen, Joetsu Shinkansen y parte de la línea Hokuriku Shinkansen. El museo fue uno de los pilares centrales de las celebraciones del 20 aniversario de JR East.

Nuestra visita a The Railway Museum

El museo ferroviario de Saitama ahonda en la herencia y la historia industrial del desarrollo del sistema ferroviario tanto en Japón como en el resto del mundo. Por este motivo, encontraremos aquí multitud de materiales de la antigua JNR, la empresa estatal de ferrocarriles japoneses que se privatizó en 1987.

Dividido en cuatro plantas, con muchísimas exposiciones interactivas y opciones para que los niños también disfruten, el museo resulta bastante más grande que el SCMaglev and Railway Park, el museo ferroviario que JR Central mantiene a las afueras de Nagoya y bastante diferente también del museo ferroviario de JR West en Kioto.

Además, para verano de 2018 está previsto que se inaugure una nueva extensión de 4 plantas, lo que sin duda lo convertirá en un referente para los aficionados a los trenes.

Acceso y entrada

Si vamos caminando desde la estación de tren, el pasillo de acceso ya nos prepara para la entrada al museo. Aquí hay material rodante, ejemplos de horarios en el suelo y un montón de artículos relacionados con el mundo del ferrocarril que nos van poniendo en situación. Y, sinceramente, nos parece una gran manera de motivarnos a explorar todo lo que encontraremos dentro.

Railway-Museum-Omiya-3

Railway-Museum-Omiya-4

Railway-Museum-Omiya-5

En la entrada encontraremos máquinas de venta de billetes con los que podremos acceder al interior del museo, como si accediésemos al tren. Si tenemos una tarjeta sin contacto como una Suica (también se pueden utilizar la Pasmo y la ICOCA), y tiene dinero cargado, podremos utilizarla para pagar la entrada.

Railway-Museum-Omiya-8

Railway-Museum-Omiya-7

Primera planta

Zona Histórica

Lo primero que encontramos al entrar, a mano derecha, es la zona histórica, que ocupa la mitad del edificio. Es, por tanto, la principal zona de exhibición del museo. Esta zona, como su nombre indica, está dedicada a la historia del ferrocarril en Japón. Aquí podemos ahondar en las diferentes fases del avance ferroviario nipón para entender cómo han cambiado y avanzando los sistemas ferroviarios y la tecnología desde el periodo de Meiji, cuando se inauguró el primer ferrocarril en Japón, hasta la actualidad.

La zona está dividida en 7 grandes áreas temáticas y cuenta con 36 vehículos en exhibición, seis de los cuales fueron usados en exclusiva por la familia imperial, además de tener muchísima documentación, modelos a escala y escenarios reconstruidos con fotografías y detalles de antaño, para que podamos viajar al pasado. Quizás lo que más nos sorprenda, si hemos visto otros museos ferroviarios japoneses, es que aquí hay pocos trenes bala o shinkansen. Sea como fuere, todo lo que encontramos aquí es de gran interés.

Los albores del ferrocarril en Japón

La primera gran área temática de la zona histórica está dedicada a los inicios del ferrocarril en Japón.

Así pues, aquí podemos encontrar la primera locomotora de vapor de Japón, la Locomotora nº 1. Esta locomotora fue construida en 1851, importada desde el Reino Unido y actualmente es Monumento ferroviario y Bien de importancia cultural nacional. Y es que la llegada del ferrocarril a Japón ayudó en gran medida a expandir la industrialización del país tras la Restauración de Meiji y a conectar el cinturón industrial del país que da al Océano Pacífico.

Railway-Museum-Omiya-13

Railway-Museum-Omiya-111

Asimismo, también podemos ver otros monumentos ferroviarios, como la locomotora de vapor Zenko, construida en 1881 y usada por la antigua empresa estatal de ferrocarriles JNR; la locomotora Benkei, construida en 1880 y que fue la primera locomotora de vapor que operó en la isla de Hokkaido y que tuvo muchísimo que ver con el desarrollo de la isla; o el coche de pasajeros Kaitakushi, un coche de pasajeros especial, construido en 1880 en Estados Unidos y usado durante la época de desarrollo de Hokkaido.

Railway-Museum-Omiya-113

Railway-Museum-Omiya-114

Finalmente, también podemos disfrutar de una reproducción de uno de los primeros coches de pasajeros del periodo de Meiji. Esta reproducción nos muestra, a tamaño real, cómo era un coche de pasajeros de tercera clase de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Railway-Museum-Omiya-112

La red nacional de ferrocarriles

La segunda gran área temática se centra en los coches más populares en toda la red nacional de ferrocarriles japonesa.

Aquí encontramos joyas como el coche de pasajeros Hanifu 1, un coche eléctrico usado por la compañía Kobu Railway, predecesora de la actual línea Chuo. Este coche, construido en 1904, fue el primer coche en usarse en la red eléctrica nacional de ferrocarriles. También tenemos el coche eléctrico Nade 6110, usado en la zona de Tokio y construido en 1914, que es el coche de gran volumen con contenedores y fabricado en Japón más antiguo del país, razón por la cual es Monumento ferroviario nacional. Veremos también la locomotora de vapor Mallet Class 9850, que es la única locomotora Mallet que todavía podemos encontrar en Japón. Construida en 1913, se usó para cruzar la zona de Gotemba en la línea Tokaido convencional.

Railway-Museum-Omiya-115

Railway-Museum-Omiya-21

También podemos ver la locomotora eléctrica ED40-10 de la clase ED40, la primera locomotora eléctrica de manufactura japonesa. Construida en 1921, se usó en las vías con mecanismos de cremallera o de dos engranajes entre Yokokawa y Karuizawa en la línea Shinetsu.

Railway-Museum-Omiya-23

Locomotora eléctrica Class ED17. Locomotora eléctrica construida en 1923 e importada del Reino Unido para la electrificación de la línea Tokaido, tal como contábamos cuando hablábamos de la historia de esta línea al hablar del primer tren bala.

Coche Class Kiha 41300. Construido en 1933, éste fue el primer coche de gasolina de grandes dimensiones de Japón. Después de que JNR lo retirase, se usó en las líneas Enshu y Tsukuba.

Comienzo de los servicios limited express y transporte suburbano

En esta tercera gran área temática encontramos varios ejemplos de commuter trains o trenes que cubren las zonas suburbanas y servicios expresos limitados, que facilitaron la cobertura suburbana y que la gente pudiera vivir en ciudades dormitorio y llegar a trabajar a la gran ciudad sin problema.

Un ejemplo es la locomotora de vapor C51-5, de la clase C51, la primera locomotora de vapor de alta velocidad de Japón (podía alcanzar los 100 km/h). Construida en 1920, esta locomotora tiene ruedas de 1.750 mm de diámetro y cuenta con tres conjuntos de ruedas motrices.

Railway-Museum-Omiya-30

Otro ejemplo es la locomotora de vapor C57-135 de la clase C57. Construida en 1940, esta locomotora fue usada para servicios expresos y expresos limitados en trenes suburbanos.

Railway-Museum-Omiya-109

Otro ejemplo es la locomotora eléctrica EF55-1 de la clase EF55. Una locomotora aerodinámica construida en 1936 y usada en el expreso limitado “Tsubame” en el corredor del Pacífico. Estas locomotoras también se utilizaron para los expresos limitados “Fuji”.

Railway-Museum-Omiya-104

También podemos ver el coche de pasajeros Maite 39. Estamos ante un coche-mirador de primera clase del servicio expreso limitado “Fuji” en la línea Tokaido convencional. Fue construido en 1930 y tiene decoraciones interiores inspiradas en motivos del periodo Momoyama.

Railway-Museum-Omiya-110

O también encontramos el coche de pasajeros Class Oha 31, que fue construido en 1927 y fue el primer coche de pasajeros hecho de acero (aunque los interiores eran de madera), o el coche eléctrico Kumoha 40 (en la foto), un coche de pasajeros construido en 1936. Este coche contaba con tres accesos diferentes y bancos alargados para pasajeros que fueron el estándar en los viajes suburbanos anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Railway-Museum-Omiya-102

Electrificación y transporte masivo

La tercera gran zona temática de la primera planta está dedicada a la electrificación del sistema ferroviario japonés y en consiguiente al transporte masivo en tren.

Aquí encontramos, por ejemplo, la locomotora eléctrica EF58-89 de la clase EF58. Construida en 1956, éste es un ejemplo de la típica locomotora eléctrica de la posguerra que tan popular fue en el Japón de la época.

Railway-Museum-Omiya-24

También encontramos un coche-cama Nahanefu 22 (a la derecha, en la foto). Construido en 1964 éste fue el primer coche-cama en un tren de pasajeros expreso limitado. Los bogies (la estructura donde van las ruedas) tenían muelles neumáticos y el coche contaba con doble ventana para insonorizar el interior.

Railway-Museum-Omiya-25

Railway-Museum-Omiya-26

Railway-Museum-Omiya-27

Otro ejemplo es el coche eléctrico KuMoHa 101, que fue el primer coche de pasajeros de alto rendimiento de JNR. Construido en 1957, se usó en las líneas suburbanas de la región de Kanto y Kansai, como por ejemplo las líneas Chuo (Rapid), la Keihin-Tohoku, la Chuo-Sobu o la Yamanote, o la línea circular de Osaka (Osaka Loop Line) por sólo citar unos cuantos ejemplos.

Railway-Museum-Omiya-28

Railway-Museum-Omiya-29

También podemos ver de cerca un coche eléctrico de la clase KuHa 181. Construido en 1965 y basándose en la clase 151, contaba con un motor principal mucho más potente que el de la clase 151 para hacer frente a inclinaciones más severas y se utilizó en la línea Joetsu convencional. De ahí que el nombre del servicio que hacía fuera Toki, que es el nombre en japonés del ibis crestado, un ave típica de la región. Y es exactamente el mismo nombre que uno de los servicios actuales de la línea Joetsu Shinkansen.

Railway-Museum-Omiya-61

La red nacional de expresos limitados

Otra gran zona temática de esta planta está dedicado a la red nacional de trenes limited express o expresos limitados en castellano.

Aquí podemos encontrar, por ejemplo, un coche eléctrico de clase KuHa 481. En este caso se puede ver un coche de cabeza usado en servicios expresos limitados en casi todas las líneas del país. Construido en 1965, tenía la particularidad de que podía funcionar con tensión de 1.500 voltios de corriente continua o de 20.000 voltios de corriente alterna.

Railway-Museum-Omiya-70

También vimos un coche eléctrico de clase MoHa 484. Construido en 1968, este coche estaba equipado con transformadores y rectificadores de potencia para permitir que pudiera circular entre líneas con alimentación eléctrica AC y DC.

Railway-Museum-Omiya-75

Aquí también encontramos un coche diésel de la clase KuMoHa 455. Construido en 1965 e introducido por JNR, éste fue el primer tren de transmisión hidráulica y con motor diesel en Japón. Actualmente también hay otro coche diesel de esta clase en la zona exterior, que funciona de coche comedor.

Railway-Museum-Omiya-69

También vimos la locomotora eléctrica ED75-775 de la clase ED75, una típica locomotora usada en la gran mayoría de líneas con corriente alterna (AC) de Japón que fue construida en 1975.

Railway-Museum-Omiya-135

El nacimiento del shinkansen

Otra de las grandes zonas temáticas de la primera planta está dedicada al shinkansen, el tren bala japonés. No obstante, como decíamos al principio, si comparamos este museo con el de Nagoya, encontramos pocos trenes bala. Y eso a pesar de que JR East es propietaria de algunas series que ya se han retirado como la serie 400 o la serie E1 de dos pisos, que podrían tener mucho interés para los aficionados. Esperemos que la extensión del museo para verano de 2018 incluya más trenes de este tipo.

De todos modos, aquí podemos ver un corte de la cabina del coche de cabeza de un shinkansen de la serie 0, construido en 1964. Esta cabina es interesante porque incluye por detrás una exposición de elementos conmemorativos producidos cuando se inauguró la línea Tokaido Shinkansen.

Railway-Museum-Omiya-132

Railway-Museum-Omiya-81

Railway-Museum-Omiya-127

Railway-Museum-Omiya-128

También encontramos un coche de cabeza de la serie 200, construido en 1982. Éste fue el primer tren bala construido tras el original (no la serie 100, que es posterior). Por eso tiene una forma tan parecida aunque, en este caso, se utilizó en las líneas Tohoku y Joetsu de shinkansen.

Como en estas líneas hay tramos que sufren fuertes nevadas en invierno, el tren incluye un quitanieves que los de la serie 0 no tienen. Este tren está expuesto con su librea original en blanco y verde, ya que JR East posteriormente les dio un lavado de cara, aunque hacia el final de su vida útil y a modo de recuerdo, volvió a pintarlos con los colores originales.

Railway-Museum-Omiya-88

Railway-Museum-Omiya-92

Railway-Museum-Omiya-87

Además, hay una zona elevada desde la que podemos ver tanto el coche de la serie 200 como la cabina de la serie 0. Pero lo interesante es que desde ahí podemos controlar el pantógrafo de la serie 200 que tenemos ante nuestros ojos. El pantógrafo es el elemento que recoge la electricidad de la catenaria y, desde aquí, podemos subirlo o bajarlo a placer.

Railway-Museum-Omiya-125

Pero sin duda, si hablamos del nacimiento del shinkansen, lo más interesante es la exposición especial sobre este hito que hay en un lateral del museo. Aquí encontramos el coche de cabeza de un serie 0, pero en este caso, completo. Este coche fue construido en 1964 y tiene la particularidad de que, al entrar, nos darán un billete especial que podemos quedarnos de recuerdo.

En el interior, las ventanas han sido sustituidas por muestras de imágenes del proceso de creación de esta serie y de la línea.

Railway-Museum-Omiya-32

Railway-Museum-Omiya-37

Railway-Museum-Omiya-39

Transporte de mercancias

Otra de las zonas temáticas del museo está dedicada al transporte de mercancías. Es por ello que aquí podemos encontrar la locomotora eléctrica EF66-11, de la clase EF66, por ejemplo, construida en 1968 y que fue la locomotora de trenes de mercancías más potente de JNR.

Railway-Museum-Omiya-83

Otros ejemplos de trenes de mercancías que encontramos en esta zona son un coche refrigerador de la clase ReMuFu 10000, construido en 1966 para transportar marisco fresco desde la isla de Kyushu hasta la zona de Tokio; o un coche contenedor de la clase KoKi 50000 (en la foto). Construido en 1966, estos coches contenedores de los trenes de mercancías, que tenían el eslogan “de puerta a puerta”, revolucionaron el transporte de mercancías en Japón.

Railway-Museum-Omiya-84

La historia de los coches ferroviarios imperiales

Finalmente, otra zona temática del museo está dedicada a la familia imperial y específicamente a los coches usados por ellos.

Aquí encontramos, por ejemplo, el modelo imperial de la clase 1; construido en 1876, éste fue el primer coche ferroviario dedicado a la familia imperial, ya que fue construido para el emperador Meiji y actualmente es Monumento ferroviario y Propiedad cultural de importancia nacional.

Railway-Museum-Omiya-20

Otros coches imperiales que vimos fueron el modelo imperial de la clase 7, construido en 1914 para el emperador Taisho y decorado con precioso arte de la época; el modelo imperial de la clase 9, construido en 1914 y usado como coche comedor del emperador Taisho; el modelo imperial de la clase 10, construido en 1922 y usado como coche mirador durante el periodo Taisho; o el modelo imperial de la clase 12, construido en 1924 y usado por el príncipe regente (futuro emperador Showa), que fue el último coche ferroviario de madera usado por la familia imperial.

Plataforma giratoria

Todos los días, entre las 12:00 y las 15:00 horas se pone en funcionamiento la plataforma giratoria central de la primera planta para mostrarnos cómo se mueve el material rodante que hay en exposición y cómo funciona una plataforma giratoria de este tipo. El coche que se mueve no es siempre el mismo, así que puede que cuando visitéis el museo veáis otro diferente al de la foto.

Railway-Museum-Omiya-105

Plaza central y exteriores

En la primera planta encontramos una plaza central donde están los simuladores con los que podemos disfrutar de la experiencia de conducir un tren en una cabina real.

Los simuladores que encontramos en este museo son los siguientes:

  • Simulador D51
  • Simulador de la línea Yamanote de la serie 205
  • Simulador de la línea Keihin Tohoku de la serie 209
  • Simulador de la línea Tokaido de la serie 211
  • Simulador del shinkansen de la serie 200

Railway-Museum-Omiya-137

Railway-Museum-Omiya-138

Aquí encontramos también el restaurante Nippon Shokudo, que hace referencia a los coches restaurante del pasado. El menú ofrece una gran cantidad de platos que se solían servir en este tipo de coches en el pasado. Desde su interior podemos ver la línea de pruebas que pasa por el depósito de Omiya y las líneas Kawagoe y Takasaki.

Otro punto de interés del The Railway Museum es la tienda, en la que podremos encontrar multitud de libros (en japonés), y todo tipo de recuerdos y souvernirs inspirados en el mundo del tren. Muchos de ellos, dulces, ya que a los japoneses les encantan los bizcochos, galletas y todo tipo de dulces con formas o dibujos de trenes. Os recomendamos que os reservéis un buen rato, porque estamos seguros de que queréis comprar todo, como nos pasa a nosotros en este tipo de tiendas.

Por otro lado, y ya en el exterior lo primero que encontramos es el coche comedor de la clase 455 y la Kids’ Plaza, la zona infantil de juegos del museo. Aquí hay un café, perfecto para que los papás puedan relajarse tomando algo mientras ven a sus criaturas jugar.

Railway-Museum-Omiya-45

Railway-Museum-Omiya-48

Railway-Museum-Omiya-53

Railway-Museum-Omiya-55

NOTA: Actualmente la plaza central Teppaku Hiroba está en obras de remodelación y no volverá a estar totalmente operativa hasta el verano de 2018.

Desde la plaza central se puede tomar la línea Teppaku hasta la estación del norte, donde encontramos otro coche comedor, la biblioteca para niños y el Teppaku Hall.

Esta línea es, en realidad, un tren en miniatura (totalmente gratuito) que cubre los aproximadamente 230 metros que separan la zona central del museo del extremo norte. Es una copia en miniatura del servicio Hayate de la línea Tohoku shinkansen, prestado por un tren de la serie E2-1000.

Railway-Museum-Omiya-139

Entre la zona central y el Teppaku Hall y la biblioteca infantil encontramos la zona de los trenes miniatura. Aquí podemos conducir trenes en miniatura en un circuito entre árboles de unos 300 metros de largo. Los niños a partir de los 6 años pueden conducir los trenes en miniatura aunque se pide saber japonés para poder entender correctamente las señales y los avisos de los trabajadores del museo. Los tickets para poder conducir estos mini-trenes se reparten todos los días entre las 10:00 y las 11:00 de la mañana y cuestan 200 yenes.

Railway-Museum-Omiya-143

Railway-Museum-Omiya-142

Railway-Museum-Omiya-141

Segunda planta

Nada más subir a la segunda planta del The Railway Museum, encontramos el restaurado diorama, que estuvo cerrado por obras hasta el 14 de julio de 2017 y que ya vuelve a estar totalmente visible. Pero uno de los mayores atractivos de la segunda planta son las preciosas vistas del patio inferior lleno de material rodante.

Railway-Museum-Omiya-116

Railway-Museum-Omiya-120

Railway-Museum-Omiya-121

En los pasillos alrededor de la planta, encontramos la Tabla cronológica de la historia del ferrocarril, con mucha información de la historia del ferrocarril en Japón, aunque sólo en japonés. Eso sí, hay bastantes fotos que nos ayudarán a comprender mejor la historia e importancia del ferrocarril en Japón.

Railway-Museum-Omiya-122

Railway-Museum-Omiya-123

Railway-Museum-Omiya-124

Asimismo, en una esquina encontramos el restaurante-cafetería TD donde podemos tomar sandwiches y dulces de manera relajada y, al otro lado, encontramos las galerías de exhibición, así como la biblioteca, la clase de experimentar cómo se conduce un tren y la galería de colecciones. En un extremo encontramos la zona circular Science Station, dedicada a la tecnología y la ciencia tras el ferrocarril. Lamentablemente, también está todo en japonés, pero como todo es muy interactivo, se puede disfrutar igualmente.

Railway-Museum-Omiya-150

Railway-Museum-Omiya-151

Tercera planta

En la tercera planta apenas hay nada, simplemente la Shinkansen Lounge donde poder descansar del ajetreo del museo y disfrutar de la vistas del patio inferior y donde hay ventanales que dan a ambos lados del museo. Uno de ellos esté pagado a las vías por las que pasan trenes de las líneas Tohoku, Joetsu y Hokuriku, ideal para fans del shinkansen.

Railway-Museum-Omiya-156

Cuarta planta: Panorama Deck

En realidad, en la cuarta y última planta del The Railway Museum sólo encontramos una pequeña terraza. Pero sin embargo, dada la situación del museo, muchos fans de los trenes se dan cita aquí. Y es que desde la terraza podemos ver las vías del shinkansen en dirección hacía el norte y el este del país.

Para facilitar las cosas a los aficionados a los trenes, hay unos listados con los horarios de paso de cada tren. Estos listados también dicen qué modelo de tren es el que hace cada servicio. Y teniendo en cuenta que por ese tramo pasan muchísimas líneas (Tohoku, Joetsu y Hokuriku), podemos ver un tren bala cada pocos minutos de series como la E2, E3, E4, E5, H5, E6 y E7.

Eso sí, si vais en verano, no hay zonas con sombra y el calor es abrasador. Llevad algún tipo de gorra y crema.

Railway-Museum-Omiya-148

Railway-Museum-Omiya-147

Información adicional

  • El museo abre de 10:00 a 18:00 horas y cierra los martes así como durante las vacaciones de Año Nuevo (del 29 de diciembre al 1 de enero).
  • La entrada cuesta 1000 yenes (500 yenes niños mayores de 6 años).

Cómo llegar al museo

La mejor manera de llegar al The Railway Museum o museo ferroviario de Saitama es desde Tokio. Para ello, desde Tokio, debemos tomar un tren de la línea JR Utsunomiya, la línea JR Takasaki o hasta un shinkansen hasta la estación de Omiya (33/25 minutos, incluido en el JR Pass) y allí cambiar a la línea privada New Shuttle, un tren sin conductor y con ruedas neumáticas, hasta la estación Tetsudo-Hakubutsukan (2 minutos, 190 yenes – trayecto no incluido en el JR Pass). La estación está justo al lado del museo, así que no tiene pérdida.

Railway-Museum-Omiya-1

Desde otros lugares, os recomendamos como siempre usar Hyperdia para ver cuál es la mejor opción para llegar desde donde estéis a la estación Tetsudo-Hakubutsukan del museo ferroviario de Saitama.

¡Disfrutad del museo!