¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Nakatsugawa
Nakatsugawa

Nakatsugawa y el secreto que la une a España

La unión entre Galicia y Gifu a través de las castañas

Última actualización:

La ciudad de Nakatsugawa (中津川), en la región de Chubu, es para muchos el punto de comienzo de la excursión por la ruta Nakasendo entre Magome y Tsumago. La ciudad mantiene intacta parte de las calles que conformaban la antigua shukuba o estación de descanso de la ruta. Así, podemos ver varios edificios tradicionales de importancia, que se han mantenido intactos hasta hoy.

Además, Nakatsugawa tiene además una importante industria dedicada al cultivo y producción de castañas. Aquí encontramos no sólo muchos campos de castañas, sino también muchas pastelerías tradicionales especializadas en dulces de castañas. Y es justamente esta industria la que la une con la región de Galicia en España, como os contaremos más adelante.

Centro tradicional de Nakatsugawa
Centro tradicional de Nakatsugawa

Como curiosidad, si visitáis la ciudad es posible que veáis simbolos de un shinkansen o tren bala. Y cuando vemos la apariencia tan tradicional de Nakatsugawa, la verdad es que sorprende. Sobre todo porque, si sabemos un poco cómo están organizadas las rutas de shinkansen, la línea Tokaido queda algo retirada.

La explicación es sencilla, y es que Nakatsugawa tendrá una estación de la línea Chuo Shinkansen. Ésta es la línea que, mediante trenes maglev o de levitación magnética, conectará Tokio con Nagoya en 40 minutos a 505 km/h en 2027.

Pero antes de comenzar a hablar de Nakatsugawa, te dejamos con un vídeo con cinco ideas de qué ver y hacer en Nakatsugawa, desde hacer caligrafía en un templo budista a comer dulces de castaña, ¡échale un ojo!

TOP 5 NAKATSUGAWA 🍃 RUTA NAKASENDO EN JAPÓN

Qué ver y hacer en Nakatsugawa

Ochiai-juku (la actual Nakatsugawa) era la 45ª estación de la ruta Nakasendo, que partía desde Nihonbashi en la antigua Edo. Aquí se encontraba el Honjin, la posada tradicional para los daimyo o señores feudales del periodo de Edo; el Wakihonjin o posada para los vasallos; la oficina o Shoya desde donde trabajaba el oficial jefe de la ciudad y dos Tonyaba, oficinas para el resto de oficiales de la zona.

En un libro publicado en 1800, se decía que las calles de Nakatsugawa eran preciosas y que se celebraba un mercado en el tercer y octavo día de cada mes, siendo la región más «comercial» de la zona. Hoy, Nakatsugawa ha sabido conservar parte de esa belleza de sus calles, con edificios de madera del periodo de Edo, almacenes tradicionales, bodegas de sake y pastelerías tradicionales que nos permiten saborear el pasado.

A continuación os dejamos con un mapa detallado de la zona, para que podáis planificar vuestra excursión al detalle y os contamos qué ver y hacer en Nakatsugawa. Si hacéis el tramo tradicional de ruta Nakasendo entre Magome y Tsumago, podéis dejaros un poco de tiempo y visitar Nakatsugawa antes o después. Así sacaréis el máximo provecho de vuestra visita por la zona.

Como decimos siempre, cada viajero es un mundo, por lo que cada itinerario es diferente. Sin embargo, en Nakatsugawa destacamos lo siguiente:

  • Entrar en el Wakihonjin, la posada tradicional para los vasallos que andaban por la ruta Nakasendo en el periodo de Edo. Aunque se trata de una reproducción parcial, podemos imaginarnos cómo era alojarse aquí durante el periodo de Edo porque para su reconstrucción se usaron columnas y detalles originales. Podemos ver una bonita sala de 8 esterillas de tatami y un bonito jardín interior. Además, al lado, podemos ver los típicos muros del almacén de la antigua familia Mori.
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
Posada Wakihonjin
  • Entrar en el Museo de historia de la ruta Nakasendo de Nakatsugawa. Se encuentra en un edificio moderno en el que podemos encontrar muchísima información sobre la ruta Nakasendo. También, además, sobre su impacto en el desarrollo de la actual ciudad de Nakatsugawa.
Museo de historia de la ruta Nakasendo de Nakatsugawa
Museo de historia de la ruta Nakasendo de Nakatsugawa
  • Ver los preciosos edificios tradicionales con udatsu, cortafuegos típicos de la zona y que también podemos ver en la zona de Mino. Los udatsu son una especie de muro entre las casas que sirven de cortafuegos y evitaban que se propagara el fuego. Sin embargo, sólo las familias más acomodadas podían permitirse la construcción de udatsu.
Casas con udatsu
Casas con udatsu
Casas con udatsu
Casas con udatsu
  • Ver la antigua residencia Nakagawa. Lo que vemos actualmente es tan sólo una parte de todo el complejo de la residencia, que era muchísimo mayor. La casa pertenecía al oficial jefe de la región de Nakatsugawa y Kono y hoy se usa a menudo como localización de series y películas históricas.
Antigua residencia Nakagawa
Antigua residencia Nakagawa
  • Entrar en la casa Shirokiya o residencia de Yokoi, un precioso ejemplo de una típica casa de una familia de mercaderes del periodo de Edo. La casa es especialmente famosa en la zona porque tiene una pequeña sala secreta entre la primera y la segunda planta. Actualmente la casa está abierta y funciona como estación de descanso para aquellos que estén haciendo la ruta Nakasendo desde aquí. Es el lugar perfecto para descansar y relajarse y también para hablar con algunos vecinos, que se reúnen aquí para decidir actividades para la comunidad, etc.
Casa Shirokiya o residencia de Yokoi
Casa Shirokiya o residencia de Yokoi
  • Ver la casa Juhachiya o casa de los Hazama, un antiguo hostal regentado por una rica familia de mercaderes de Nakatsugawa. En 1864, un miembro de Tengu-to fue herido y se alojó aquí. Cuando Japón se abrió al exterior a finales del periodo de Edo, los Tengu-to se rebelaron para mostrar su apoyo al emperador y lucharon contra el shogunato Tokugawa.
Casa Juhachiya o casa de los Hazama
Casa Juhachiya o casa de los Hazama
  • Ver el edificio Tenmanya o antigua casa de la familia Furui, una típica casa de una familia de mercaderes. La casa no dispone de las típicas tejas kawara, pero sí tiene celosías bajas. Tampoco tiene segunda planta, pero sí dispone de una claraboya en el techo. Solía ser una tienda llamada Tenmanya, cuyo nombre se originó por el gran santuario tenmangu que hay detrás.
Tenmanya o antigua casa de la familia Furui
Tenmanya o antigua casa de la familia Furui
  • Entrar en la pastelería tradicional Kurikinton no Kawakamiya, especializada en dulces de castaña. Aquí tenemos que probar los famosos pastelitos de castaña kurikinton, típicos de esta región. En la parte trasera de la propia tienda se fabrican de manera artesanal. Con un té verde japonés están buenísmos.
Pastelería Kurikinton no Kawakamiya en Nakatsugawa
Pastelería Kurikinton no Kawakamiya
Pastelería Kurikinton no Kawakamiya
Pastelería Kurikinton no Kawakamiya
Pastelería Kurikinton no Kawakamiya
Pastelería Kurikinton no Kawakamiya
Pastelitos de castaña kurikinton típicos de Nakatsugawa
Pastelitos de castaña kurikinton
  • Si tenemos coche, podemos disfrutar de las preciosas vistas desde el puente Shiroyama sobre el río Kiso.
Puente sobre el río Kiso
Puente sobre el río Kiso
Vistas desde el puente sobre el río Kiso
Vistas desde el puente sobre el río Kiso
  • O acercarnos hasta el castillo Naegi, del que quedan tan sólo unos restos en form de muros y un mirador. Eso sí, si vamos al atardecer, podemos disfrutar desde aquí de una puesta de sol preciosa. Ya haremos un post específico de la excursión al castillo Naegi desde Nakatsugawa, porque lo merece.
Atardecer desde las ruinas del castillo Naegi
Atardecer desde las ruinas del castillo Naegi
  • Participar en un taller de caligrafía en el templo Kofukuji, en la zona de Ochiai. Es una maravilla poder hacer una auténtica sesión de caligrafía en un precioso templo, acompañados del monje. Os hablamos un poco de nuestra experiencia en nuestro itinerario por la artesanía de Gifu e Ishikawa.
Caligrafía en el templo Kofukuji
Caligrafía en el templo Kofukuji
  • Comer en la antigua posada Daikokuya, que sirve tanto de restaurante como de alojamiento tradicional minshuku en plena ruta Nakasendo. Comida casera, tradicional y deliciosa en un ambiente amable y rural… ¡muy recomendable!
Restaurante y minshuku Daitokuya
Restaurante y minshuku Daitokuya
  • Andar por las famosas terrazas de campos de arroz de Ochiai o andar por su Ochiai no Ishidatami, un camino de piedra original, de 840 metros de largo, que nos permite trasladarnos al periodo de Edo.
  • También si tenemos coche, podemos acercarnos a ver algún campo de castaños para ver de cerca las castañas de Nakatsugawa. Nos sorprenderán porque son mucho más grandes que las castañas del resto de Japón. De hecho, las castañas tienen una gran importancia en la historia y la economía de Nakatsugawa, así que si podemos, es interesante ver algún campo de cerca.
Campos de castañas
Campos de castañas
Enormes castañas de Nakatsugawa
Enormes castañas de Nakatsugawa
  • Visitar la pastelería tradicional Ena-Kawakamiya, que produce muchísimos tipos de dulces de castañas. Además, tiene una curiosa relación con Galicia, en España, como os contamos más adelante.
Pastelería tradicional Ena-Kawakamiya en Nakatsugawa
Pastelería tradicional Ena-Kawakamiya

Hay muchos más edificios y detalles preciosos por el centro de la ciudad, además de los aquí mencionados. Por ejemplo, el precioso edificio tradicional donde está la asociación Eno-san Midori no Kai, la lámpara tradicional que marcaba el camino de la Nakasendo, etc.

Desde Nakatsugawa, podemos andar por la ruta Nakasendo hasta Magome pasando por Ochiai en unas tres horas y media. De Ochiai a Magome, la ruta está rodeada de cedros y pasa por secciones originales y algunas restauradas del típico pavimento de piedras ishi-datami (o «tatami de piedras»). Antes de llegar a Magome, se aconseja siempre tomar algo en la casa de té Shinchaya.

Alternativamente, desde Nakatsugawa podemos tomar el autobús a Magome y andar un tramo de la ruta Nakasendo desde ahí.

Asociación Eno-san Midori no Kai
Asociación Eno-san Midori no Kai
Lámpara de piedra de la ruta Nakasendo en Nakatsugawa
Lámpara de piedra de la ruta Nakasendo en Nakatsugawa

Castañas: la unión entre Galicia y Gifu

Si alquilamos un coche y exploramos los alrededores de Nakatsugawa podemos llegar a la mencionada pastelería tradicional Ena-Kawakamiya. Esta pastelería, aunque con orígenes tradicionales, se ha modernizado y ha popularizado muchísimos dulces de castaña, típicos de la prefectura de Gifu. Con el coche, además, podremos ver campos y campos de castañas alrededor de Nakatsugawa. Y tanto la pastelería como estos campos esconden una curiosa relación entre Gifu en Japón y Galicia en España.

Y es que Galicia y particularmente Ourense es también zona de castañas. Aquí, las castañas no sólo tienen gran importancia histórica en la economía, sino que también han influido mucho en la gastronomía más rural. De hecho, desde 2009 las castañas de Galicia cuentan con su propio sello de calidad y se exportan a todo el mundo. En datos de La Voz de Galicia, la Indicación Xeográfica Castaña de Galicia (IXP) tiene actualmente 1.224 hectáreas de superficie inscrita, con 149 productores registrados y diez comercializadores y almacenistas en fresco: solo durante 2018 se certificaron 106.809 kilos de castaña, lo que generó un valor económico estimado de casi 800.000 euros. Además, aparte de dulces o acompañamientos para otros platos, hace años que se utilizan como alimento para los cerdos de la región, que aporta un sabor especial a su carne.

Presidentes de Posada Marron Glace y Ena Kawatami en Galicia (© Posada Marron Glace)
Los presidentes de Posada Marron Glace y Ena Kawatami en Galicia (© Posada Marron Glace)

Uno de los postres más típicos de Galicia es el marrón glacé, las deliciosas castañas confitadas en almíbar. De las muchas empresas gallegas que se dedican a comercializar este dulce destaca como pionera Posada Marron Glacé. Esta empresa comenzó a exportar castañas de Galicia a Brasil en 1955. Y en 1967 comenzó a exportar sus productos de castañas a Japón.

Actualmente, Japón representa el 70 % de la actividad de la empresa, según datos de La Voz de Galicia. Y por si fuera poco, la empresa tiene una estrecha relación desde hace más de 50 años con la empresa Ena Kawakamiya, la pastelería que os mencionábamos especialista también en dulces y productos elaborados con castañas. José Posada, al frente de Posada Marron Glacé, viajó a Japón en varias ocasiones para reunirse con el presidente de Ena-Kawakamiya. Y éste a su vez también ha viajado en varias ocasiones a Galicia para compartir ideas y mostrar por ejemplo cómo se da forma al kurikinton, el típico dulce de castañas de Nakatsugawa. Desde entonces, la relación entre ambas empresas es estrecha y hay un cariño especial entre ellas.

Visita de los japoneses de Ena Kawakamiya a Galicia
Visita de los japoneses de Ena Kawakamiya a Galicia

Ena Kawakamiya usa castañas o productos de castañas de Posada Marron Glacé para muchas de sus elaboraciones, como los pastelitos kuriyama y elaboraciones de inspiración española como los yaki-Mont Blanc, los Choco-Kinton, o el kurikinton pund cake, un esponjoso bizcocho que incorpora en su interior marrón glasé.

Pero quizás uno de los productos estrella de esta estrecha relación entre Gifu y Galicia es la tarta Yui, que representa la amistad entre las regiones castañeras de Gifu y Galicia. La tarta se prepara con una mezcla de castañas de Galicia y castañas de Gifu y se le añade mazapán de almendras Marcona y licor de la ciudad de Kani, en Gifu, en honor a la famosa tarta de Santiago.

Cuando visitamos la pastelería Ena-Kawakamiya, pudimos charla un rato con su presidente. El presidente se mostró ilusionado de poder contar la relación entre las regiones de Gifu y Galicia a dos españoles como nosotros. Fue una charla informal, en la que pudimos probar muchos dulces de la pastelería y en la que también nos enseñaron muchas fotos de sus viajes a España y de las visitas de los españoles a Japón.

Fue precioso, por ejemplo, saber que los gallegos organizaron la celebración del magosto en Gifu. El magosto es una celebración gallega relacionada con la recolección de las castañas y permite estrechar lazos entre las comunidades participantes. Para el magosto, se quema una hoguera para asar castañas en torno a la cual se reúnen todos los vecinos de la comunidad para comer castañas asadas y beber vino, sidra y orujo.

EXPEDICIÓN JAPONESA EN JOSÉ POSADA MARRÓN GLACÉ

Cómo llegar

La mejor manera de llegar a Nakatsugawa es en tren. Tenemos que tomar un tren limited express Shinano desde Nagoya hasta la estación de JR Nakatsugawa (48 minutos, incluido en el JR Pass). Alternativamente, si estamos por la zona de los Alpes Japoneses, también podemos tomar el limited express Shinano en sentido contrario, desde Matsumoto (74 minutos, incluido en el JR Pass) o desde Nagano (128 minutos, incluido en el JR Pass).

Por su buena comunicación, es una perfecta excursión de día desde Nagoya. Y además nos permite explorar las aldeas de Magome y Tsumago y hasta hacer un tramo de la ruta Nakasendo.

Centro de Nakatsugawa
Centro de Nakatsugawa

¡Disfrutad de Nakatsugawa y toda la región de Gifu!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!