Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Una de las costumbres más arraigadas en Japón es el envío de las nengajō (年賀状) o postales de año nuevo, de igual forma que en muchos otros países durante estas fechas se envían tarjetas de felicitación de la Navidad y del año nuevo.

Originalmente estas tarjetas se enviaban a familiares y amigos lejanos, con los que no se mantenía un contacto muy directo, para hacerles saber que el día a día iba bien, que la familia gozaba de salud y que todo estaba en orden.

La gran diferencia con otros países es que en Japón todas estas nengajō se entregan el día 1 de enero. Cualquier otro día de entrega de las tarjetas no es aceptable, y como podéis imaginar, esto requiere de un trabajo ímprobo por parte de todas las oficinas de Japan Post para ordenar y clasificar los millones de tarjetas que se reciben, y luego para repartirlas.

Para ello, existe una fecha límite para enviar las tarjetas para que lleguen a su destino el día 1, que suele ser el 25 de diciembre. Estas tarjetas, además de llegar antes de esa fecha límite, tienen que ir marcadas con la palabra nengajō. Luego, para poder entregar los millones de tarjetas almacenadas durante los días previos, se suele contratar a tiempo parcial a estudiantes con el fin de multiplicar la fuerza laboral en ese día 1 donde todo tiene que salir a la perfección. Este sistema de recepción y envío de tarjetas de felicitación de año nuevo funciona en Japón desde 1899.

Y cada año, Japan Post hace un evento especial para dar el pistoletazo de salida al comienzo de la recepción de nengajō. Para la tarjetas enviadas en 2011 para que llegaran el 1 de enero de 2012 contó con el futbolista Yasuhito Endō y la actriz Watanabe Natsuna (a la que se pudo ver en la película Gantz), mientras que desde 2012 la imagen promocional ha ido a cargo del grupo musical Arashi año tras año.

Os dejamos con el vídeo promocional para las nengajō de 2018:

Y aunque el envío de nengajō es algo tremendamente popular, no se deben enviar estas postales a las familias en las que haya muerto alguno de sus miembros durante el año, porque se considera una falta de respeto y un signo de mal agüero, tal como decíamos cuando hablábamos de las costumbres y tradiciones de enero en Japón. De hecho es al revés, ya que en estos casos, alguno de los familiares del fallecido envía unas tarjetas sencillas llamadas mochyuu (o mochu) hagaki (喪中葉書) o tarjetas de duelo a amigos y al resto de familiares para informarles de que no deben enviar las nengajō, por respeto al fallecido.

En cuanto al diseño de las tarjetas, lo más normal es que contengan alguna imagen que haga referencia al animal del zodiaco chino que representa al año que entra, aunque Japan Post vende también tarjetas prepagadas y en blanco, para los que sientan la llamada de la creatividad o prefieran hacérselas en casa con el ordenador. Por si tenéis curiosidad, 2018 es el año del perro, como podéis ver en la página de la Oficina de Correos japonesa:

Imagen promocional de las nengajo de 2018 (Fuente Japan Post)

Y como en estos tiempos que corren, el uso del ordenador cada día está más extendido, Japan Post tiene una página web desde la que simplificar el diseño (se pueden usar algunos existentes o subir uno propio) y envío de las nengajo sin pasar por la oficina de correos. Además, en su web había incluso un tutorial para enviar estas tarjetas a amigos que residieran en el extranjero, con ejemplos de mensajes típicos tanto en japonés como en inglés, pero ya no está disponible online.

Pero además del diseño, estas tarjetas también tienen espacio para que escribamos nuestro mensaje personal de felicitación por el año nuevo. Pero, ¿qué pasa si tenemos mucha familia y muchos amigos? Para estos casos, y al igual que ocurre en otros países, hay tarjetas que llevan mensajes ya escritos, pero además, también se venden sellos de goma con mensajes predefinidos para que el proceso de envio de las nengajō resulte mucho más sencillo. Más impersonal, pero desde luego mucho más sencillo.

Web de Japan Post para envío de nengajo al extranjero

Por cierto que las nengajō japonesas, al contrario que las tarjetas de felicitación navideña que vemos en España y otros países, sólo tienen dos lados. En uno lleva un dibujo, caligrafía o el diseño que el remitente haya realizado, y por el otro lleva el mensaje de felicitación del año, la dirección, y el sello. Digamos que se parecen más a las postales que a veces enviamos cuando estamos de viaje que a las tarjetas de Navidad.

Tal como cuenta la Wikipedia, algunos de los mensajes de felicitación más populares en estas tarjetas de año nuevo son:

  • Kotoshi mo yoroshiku onegaishimasu (今年もよろしくお願いします): básicamente es como decir “espero contar con su amabilidad y su apoyo en este año que entra”.
  • (Shinnen) akemashite omedetō gozaimasu ((新年)あけましておめでとうございます): “te deseo un feliz comienzo (del año nuevo)”.
  • Kinga shinnen (謹賀新年): “feliz año nuevo”.
  • Shoshun/hatsuharu (初春): “primavera temprana”, es decir, se desea que llegue pronto la primavera, y con ella las primeras flores y las primeras cosechas.

Pero si somos de los que hemos comprado nuestra tarjeta en Japan Post, además de enviar nuestros mejores deseos para el año nuevo, podemos hacer que el destinario gane algo más, ya que desde 1949 las tarjetas que se venden en Japan Post llevan unos números para un sorteo de lotería que tiene lugar a mediados o finales de enero. Estas tarjetas reciben el nombre de otoshidama-tsuki nenga hagaki (お年玉付き年賀はがき).

Antes he dicho que pueden ganar “algo más”, pero no he dicho “dinero”, y es que al contrario que las loterías a las que estamos acostumbrados en estas fechas en otros países, en Japón es casi como una tómbola, porque los premios son televisores, electrodomésticos, electrónica de consumo de todo tipo, etc., tal como os decíamos en la entrada sobre enero en Japón.

nengajo de arashi

Imagen promocional de Arashi (Fuente Japan Post)

Y finalmente, una pregunta que yo siempre me hacía y que seguro que vosotros también. ¿Qué pasa si recibes una nengajō de alguien a quien tú no le has enviado? Ya sabéis que Japón es un país donde este tipo de cosas se cuidan al máximo, así que en estos casos, aunque sea ya día 1, deberíamos enviar una tarjeta de vuelta a esa persona inmediatamente… ¡suerte que se hace un segundo reparto (oficial) días más tarde!

La nengajō de Japonismo

Desde hace unos años, en Japonismo nos hemos apuntado al carro de diseñar y publicar nuestra postal de Año Nuevo. A continuación, recopilamos cómo han sido las postales que hemos ido mandando hasta la fecha.

Año 2018

¿Cómo será la nengajō de Japonismo para el año 2018? El día 1 de enero de 2018 lo sabremos :)

Mientras tanto, si quieres recibirla el día 1 de enero en tu buzón, apúntate aquí.

Año 2017

Este 2017 contamos con la colaboración del artista Mitsuru Nagata, también conocido como Nagatayakyoto. Mitsuru es conocido por usar técnicas tradicionales de sumi-e y caligrafía shodō y conseguir en sus obras un estilo muy fresco, personal y contemporáneo y la nengajō de Japonismo 2017 así lo demuestra, ¡mirad qué preciosidad!

El año 2017 es el año del gallo o tori (酉), por lo que él es el protagonista de nuestra nengajō. El precioso tori, vestido con un tradicional kimono pero con patrones de gallos, saluda al nuevo año con una reverencia. Además, como podéis ver, está acompañado del nacimiento de un pollito, que simboliza el comienzo de un nuevo y próspero año.

Detrás de nuestro querido gallo aparece el monte Fuji, imagen típica de Japón, con el sol detrás. Su aparición no es casual, ya que se dice que si uno sueña con el monte Fuji el primer día del año tendrá buena suerte. Es el hatsuyumeuno de ‘los primeros’ de los que ya os hemos hablado en Japonismo en el pasado. Por otro lado, el sol simboliza el primer amanecer del año y recibe el nombre de hatsuhinode, otro de esos ‘primeros’ tan típicos del Año Nuevo japonés. Y es que en Japón es muy típico levantarse temprano para ver ese primer amanecer del año que entra.

En cuanto al mensaje, a la derecha de la tarjeta tenéis en caracteres grandes la expresión 謹賀新年 (kingashinnen), que significa literalmente ‘Feliz Año Nuevo’. Un poco más pequeño encontramos 本年もよろしくお願い致します。(honnenmo yoroshiku onegaiitashimasu), una expresión formal y muy típica en este tipo de mensajes, que puede traducirse de varias formas y significa algo así como ‘esperamos vuestro apoyo también en este nuevo año’. Finalmente, a la izquierda, el mensaje acaba con la fecha en japonés 平成二十九年元旦 (Heisei 29 nen ganjitsu), es decir, día de Año Nuevo del año 29 Heisei, que es el año equivalente a 2017.

Año 2016

nengajo-japonismo-2016El año 2016 fue el año del mono, por lo que la imagen central de nuestra postal de Año Nuevo fue, como no podía ser de otra manera, un mono con su cinta de Japón en la cabeza (日本), comiendo arroz con palillos.

El diseño fue obra del ilustrador Júnior, quien contó con la inestimable ayuda de nuestra colaboradora Clara Feliu.

Como siempre, esperamos hasta el día 1 de enero para publicar la imagen de nuestra nengajo en la web y redes sociales, además de mandarla por correo electrónico ese mismo día por la mañana a un montón de lectores, amigos e instituciones. Así, intentábamos hacerlo algo más parecido a Japón :)

En cuanto al texto, ese año nos decantamos por dos expresiones muy típicas. En primer lugar escribimos 明けましておめでとうございます (akemashite omedetō gozaimasu), parecido a nuestro “¡feliz año nuevo!”; y en segundo lugar 今年もよろしくお願いします (kotoshi mo yoroshiku onegaishimasu), una expresión bastante complicada de traducir, pero que podría ser algo así como “por favor, ayúdame también en este año que entra” o “gracias por toda la ayuda que me prestarás también este año”.

Año 2015

NengajoKenneosFINALEl año 2015 seguimos con nuestra nueva tradición de mandar una nengajō oficial a amigos, lectores e instituciones y en ese año comenzamos a colaborar con artistas para su diseño. Para la ocasión, colaboramos con la ilustradora Kenneos, que trabajó sin descanso para darle un toque muy suyo, muy kawaii a la postal.

El año 2015 fue el año de la oveja, razón por la cual en nuestra nengajō aparecían varios borreguitos. En cuanto al texto, ese año nos decantamos por algo fácil, usando la expresión más típica para felicitar el año nuevo: 明けましておめでとうございます (akemashite omedetō gozaimasu), parecido a nuestro “¡feliz año nuevo!”.

Ese año, además, quisimos imitar un poco el sorteo de premios que realiza Japan Post todos los años con la venta de sus nengajō, pero claro, a nuestra manera. Así, entre todos los que se apuntaron para recibir por correo electrónico la tarjeta de Año Nuevo de Japonismo de 2015 sorteamos “El Hada de cristal”, un cuento ilustrado por Kenneos, la autora de nuestra nengajō.

Desgraciadamente, Kenneos falleció en 2016. Con todo nuestro cariño, la recordamos desde aquí.

Año 2014

nengajo-japonismo-2014El año 2014 fue el año del caballo, razón por la cual el protagonista absoluto de nuestra postal de Año Nuevo fue un divertido caballo.

En cuanto al texto, lo que os decíamos era bastante típico en estas fechas. En grande y en naranja el típico 明けましておめでとうございます (akemashite omedetō gozaimasu) que es la felicitación típica de Año Nuevo. Algo parecido a nuestro “¡feliz año nuevo!”. A continuación, en gris, aparecía la siguiente frase 今年も皆様にとって良い年でありますように (kotoshi mo minasama nitotte yoi toshi de arimasu yōni), que indica nuestro deseo de que todos tengamos un buen año que entra.

Así pues: 明けましておめでとうございます/ 今年も皆様にとって良い年でありますように que podríamos traducir (no de forma literal) como Feliz año nuevo. Con nuestros mejores deseos para este [nuevo] año.

Ésta fue nuestra primera tarjeta oficial de Año Nuevo. Era, sin duda, muy mejorable, pero fue la primera vez que mandamos nuestra tarjeta de manera oficial a lectores e instituciones, así que fue un tarjeta muy especial para nosotros.

¿Quieres saber qué otras tradiciones y costumbres hay en diciembre y enero en Japón? Pues no te pierdas nuestro post sobre Diciembre en Japón: el mes del omisoka y nuestro post sobre Enero en Japón: el mes del oshogatsu o Año Nuevo.