Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Quieres disfrutar de un buen onsen pero tienes un tatuaje? Hasta ahora, había pocas opciones, pero hace unos días un onsen de Nagano afirmó que dejaría entrar a extranjeros con tatuajes, con una condición: que sean pequeños y puedan cubrirlos.

En la gran mayoría de onsen no permiten la entrada de personas tatuadas, supuestamente porque en Japón los tatuajes son comunes entre la yakuza, la mafia japonesa. Sin embargo, ¿qué pasa con los extranjeros tatuados o que nada tienen que ver con la yakuza? ¿O hasta con los japoneses que tampoco forman parte de la mafia japonesa? ¿No es un poco absurdo?

La cadena de hoteles Hoshino Resort en la prefectura de Nagano publicó hace unos días que iba a permitir la entrada de japoneses o extranjeros con pequeños tatuajes, es decir, con tatuajes que pudiesen cubrirse con unas tiritas de 8cm x 10cm que ofrecerá el propio establecimiento. Si esa tirita puede cubrir todo el tatuaje, la persona podrá entrar. Según su portavoz, con una presencia cada vez mayor de extranjeros con tatuajes interesados en disfrutar de la cultura del onsen, es hora de cambiar las reglas y permitir el acceso a todos.

Así que si tienes un tatuaje, ya no tienes excusa. Puedes alquilar un onsen privado (algo muy típico en ryokan y pueblos onsen) o puedes ir a Nagano y cubrirlo para no molestar a nadie. Eso sí, antes, revisa la etiqueta necesaria sobre cómo bañarse en un onsen ;)

hotspring_photo1_3

Vía: RocketNews24