Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima o Hiroshima Heiwa Kinen Kōen (広島平和記念公園) es una de las principales atracciones turísticas de esta ciudad. Es una visita dura, por supuesto, pero que no podemos dejar de realizar si viajamos a Hiroshima o estamos en ruta hacia la cercana Miyajima.

El Parque Conmemorativo de la Paz, de más de 122.000 metros cuadrados, está dedicado al legado de Hiroshima como la primera ciudad en sufrir un ataque nuclear y a la memoria de todas las víctimas de la bomba. El parque se terminó de completar en 1954 y su diseño corrió a cargo de Tange Kenzo, el famoso arquitecto japonés que también fue responsable de la sede de la Fuji TV en Odaiba o de los edificios del Gobierno Metropolitano de Tokio, entre otros.

Disfruta de Hiroshima y Miyajima con JR Pass
Si quieres moverte por todo Japón en tren y llegar hasta Hiroshima o Miyajima, el JR Pass es tu mejor aliado. Puedes comprarlo online desde nuestra tienda a través de un proveedor de nuestra total confianza y así además nos ayudarás a mantener Japonismo vivo y con la mejor información para viajar a Japón.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-24

Este parque, que en inglés veremos escrito como Peace Memorial Park, se construyó en una zona arrasada por la bomba que antaño había sido el distrito de Nakajima. Este distrito era el centro neurálgico de la ciudad de Hiroshima y su corazón político, administrativo y comercial. Por cierto, aunque es posible que veáis en muchos artículos el nombre en español como “Parque Memorial de la Paz”, esto es una mala traducción tanto del término kinen japonés como del inglés memorial.

En el distrito de Nakajima se encontraba el ayuntamiento, la Oficina Prefectural así como instalaciones centrales de distribución de productos. En 1949 se decidió que todo el distrito se dedicaría a instalaciones conmemorativas por la paz, lo que fue el germen de lo que hoy es el Parque Conmemorativo de la Paz.

Dado que el parque no es excesivamente grande, lo podemos recorrer con toda facilidad caminando para poder ver todos los monumentos que nos interesen. Aquí os dejamos una propuesta de ruta:

Hoy en día en el parque podemos ver gran cantidad de monumentos, museos, monumentos de homenaje, etc., que recuerdan el ataque nuclear y sus consecuencias. Y es precisamente en este parque donde cada 6 de agosto, por el aniversario de la bomba, se realiza la Ceremonia Memorial de la Paz.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-11

Cúpula de la bomba atómica

La Cúpula de la Bomba Atómica o Genbaku Dōmu (原爆ドーム) es, posiblemente, el monumento conmemorativo más conocido de la ciudad de Hiroshima y del Parque Conmemorativo de la Paz. De hecho, casi podría decirse que es uno de los más conocidos en el mundo, por su triste historia.

En realidad, hoy en día estas ruinas reciben el nombre oficial de Conmemoración de la Paz de Hiroshima (広島平和記念碑 o Hiroshima heiwa kinenhi); sin embargo, comúnmente se le da el nombre de Cúpula de la Bomba Atómica. Estas ruinas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1996 por la UNESCO.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-3

Sinceramente es una de las visiones más espeluznantes de las que tenemos recuerdo. Y es que es muy diferente haberlo visto en fotos y caminar a su alrededor y sentirlo cerca. Pensar, incluso, “aquí mismo, hace años, explotó una bomba atómica vaporizando a miles y miles de personas al instante”. Es suficiente para que se nos pongan los pelos de punta y un sudor frío nos recorra la espalda, como nos ocurrió a nosotros. Y si visto de día impresiona, si os acercáis de noche resulta aún más duro. Quizás sea por la iluminación especial que tiene, o porque resulta más fantasmagórico, pero sin duda no deja indiferente.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-17

La historia del edificio es de sobras conocida. Fue diseñado por el arquitecto checo Jan Letzel e inaugurado en 1915 como la Exposición Comercial de la Prefectura de Hiroshima, con el objetivo de promover la venta de bienes producidos en Hiroshima. El edificio, de estilo europeo y 25 metros de alto, tenía tres plantas construidas a base de ladrillo más un núcleo central de 5 plantas, y estaba coronado por una cúpula en cobre sobre un entramado de acero, que tras la explosión quedó a la vista, como podéis comprobar en las imágenes.

Más adelante su nombre cambiaría dos veces, primero a Sala de Exposición de Productos de la Prefectura de Hiroshima y posteriormente a Sala de Promoción Industrial de la Prefectura de Hiroshima.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-59

¿Y por qué se hizo famoso este edificio, o más bien, lo que queda de él? Porque fue la única estructura que quedó en pie cerca del hipocentro de la bomba. Y es que la bomba Little Boy explotó casi encima del edificio: el hipocentro estuvo a 150 metros de distancia y 600 metros de altitud.

Por supuesto, sólo quedó su esqueleto y algunos muros de ladrillo. Y es que cuando la bomba explotó, el inmenso calor consumió el edificio por completo, matando a todas las personas que se encontraban en él y haciendo que techos y suelos se hundieran, así como la gran mayoría de paredes interiores de la segunda planta hacia arriba. Pero como el impacto fue desde arriba y casi totalmente en vertical, los cimientos de la sección central bajo la cúpula permanecieron en pie, así como la estructura interna de soporte del edificio que, desde entonces, quedó a la vista.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-4

Curiosamente, cuando se empezó a planificar la reconstrucción de Hiroshima la idea que se tenía era la de demoler este edificio, al igual que el resto de ruinas que había por toda la ciudad. Pero entonces empezó la controversia: algunos, como decimos, querían demolerlo pero surgieron voces de quienes querían mantenerlo en pie como un símbolo de paz y de recuerdo a las víctimas. Finalmente se decidió mantenerlo y se integró en el Parque Conmemorativo de la Paz que se acabó de construir en 1954, como ya comentábamos.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-24

En 1966 el ayuntamiento de Hiroshima aprobó la preservación a perpetuidad de la Cúpula de la Bomba Atómica. Y desde entonces, aunque el parque está repleto de sitios interesantes que ver, estas ruinas son su principal atracción. También son el punto frente al que se sueltan las lámparas de papel en el río Motoyasu cuando llega el día del toro nagashi, el 6 de agosto de cada año. En el enlace que os dejamos tenéis más detalles de esta intensa y silenciosa celebración.

ToroNagashi-15
Hoy en día, lo que vemos es exactamente lo mismo que quedó en pie tras la detonación de la bomba. Solamente se han hecho un par de intervenciones mínimas para asegurar la integridad estructural del edificio, pero las ruinas que podemos ver son exactamente las que quedaron en pie aquel fatídico 6 de agosto de 1945.

Merece muchísimo la pena acercarse a verlo, aunque como decíamos al principio, es muy impactante. En nuestro caso, que además visitamos Hiroshima un 5 y 6 de agosto -en la víspera y el propio día del aniversario de la bomba-, impacta aún más. Y es que la energía que hay allí, el silencio y la introspección de todas las personas con las que puedes cruzarte, lo convierten en un lugar sin duda especial.

Monumento a la Paz de los niños

El Monumento a la Paz de los Niños (原爆の子の像 o Genbaku no Ko no Zō) es otro monumento de los muchos que encontramos en el Parque Conmemorativo de la Paz. Al igual que ocurre con la Cúpula de la Bomba Atómica, es uno de los monumentos más visitados de la ciudad, en este caso porque recuerda la triste historia de la niña Sadako Sasaki.

Existe en Japón la bonita tradición de que, si se hacen 1.000 grullas de origami, los kami o dioses nos concederán un deseo. Y esta tradición se popularizó gracias a esta niña, Sadako Sasaki, que tenía tan sólo 2 años cuando explotó la bomba. Debido a la radiación, se le diagnósticó leucemia en 1955 y fue hospitalizada. En el hospital fue donde otro enfermo le habló de esta tradición y ella decidió hacer estas mil grullas para pedirle a los kami su recuperación. Sin embargo, pese a haber completado sus mil grullas y a continuar haciendo más, Sadako murió en octubre de 1955.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-28

Ante el mazazo que supuso su muerte, sus amigos y compañeros de clase decidieron hacer un llamamiento para construir un monumento que sirviera para conmemorar a todos los niños que murieron a causa de la bomba atómica. Con el apoyo de más de 3.100 escuelas, no sólo japonesas sino también de otros nueve países, se consiguió el dinero suficiente para construir esta estatua de bronce de 9 metros de alto, que también recibe el nombre de “torre de las mil grullas”. La construcción se completó el 5 de mayo de 1958.

El Monumento a la Paz de los Niños, obra de los artistas japoneses Kikuchi Kazuo e Ikebe Kiyoshi, tiene una construcción sencilla: un pedestal de tres patas sobre el que se sitúa la figura en bronce de la propia Sadako, que sostiene una grulla de origami. En lados opuestos del pedestal encontramos las figuras suspendidas de un niño y de una niña, que simbolizan un futuro brillante y esperanza.

Bajo el pedestal, y sobre mármol negro, hay una inscripción que reza:

これはぼくらの叫びです これは私たちの祈りです 世界に平和をきずくための

Kore wa bokura no sakebi desu. Kore wa watashitachi no inori desu. Sekai ni heiwa o kizuku tame no.

Éste es nuestro grito. Ésta es nuestra oración. Para construir la paz en el mundo.

Debajo de la estructura principal encontramos una grulla de origami hecha de bronce que sirve de campanilla, como si fuera una campanilla furin, de las que ya os hemos hablado. Colgando de esta campanilla hay incontables grullas de origami, por supuesto.

Cada año, y provenientes de todo el mundo, se reciben miles de grullas de origami en este monumento, sobre todo en los días alrededor del aniversario de la bomba atómica. Para ello, existen alrededor del monumento unas estructuras que albergan estas miles de grullas de origami de todos los colores. En ellas podemos leer la inscripción 平和 o heiwa, con un kanji escrito sobre cada ala, que significa “paz”.

Asimismo, también suele haber una gran grulla de origami al lado del monumento, para que todos los visitantes puedan dejar su mensaje de paz y de recuerdo a los niños que murieron a causa de la bomba. Como todo lo que hay en este parque, este monumento sobrecoge, y más si vais en los días alrededor de alguno de los aniversarios de la caída de la bomba.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-32

Museo conmemorativo de la paz de Hiroshima

Otra de las visitas casi obligadas si pasamos por Hiroshima en nuestro viaje por Japón es el Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima (広島平和記念資料館 o Hiroshima Heiwa Kinen Shiryōkan); aquí encontraremos explicaciones detalladas sobre los acontecimientos ocurridos antes, durante y después del 6 de agosto de 1945. Es, posiblemente, uno de los museos más difíciles de ver en los que hemos estado jamás, porque su visita es una experiencia sobrecogedora y raro es que las lágrimas no se nos escapen a medida que vamos avanzando por las diversas exposiciones que encontraremos.

El museo está actualmente en obras. Desde septiembre de 2014 y hasta febrero de 2017 el ala este del museo estuvo cerrada al público, por lo que el número de exposiciones se vio reducido. Asimismo, en marzo de 2017 se cerró el edificio principal por remodelación hasta 2019.

DSC_0037

El Museo Conmemorativo de la Paz recoge el testigo de una exposición que se inauguró en 1949 en Hiroshima con materiales relacionados con la bomba atómica. Tras la construcción del Parque Conmemorativo de la Paz se construyó este museo que fue inaugurado en agosto de 1955. Tange Kenzo, responsable del diseño y planificación del parque, fue también el arquitecto de este museo. Tange diseñó el edificio principal sustentado sobre pilotes, de forma que el espacio entre el terreno y el suelo elevado del edificio simbolizara el poder del ser humano para resurgir de las cenizas.

En 1994, para mejorar las colecciones y poder tener más espacio para educar para la paz, el museo se renovó y ahora mismo está dividido en 2 áreas, el ala este (nueva) y el edificio principal. En el ala este se explica la historia de Hiroshima antes y después de la bomba atómica mientras que en el edificio principal se centra en el daño que causó la bomba.

De lo que más sorprende del museo es que en él encontramos explicaciones acerca de los antecedentes militares de Japón. Y es que esto se suele ver poco en Japón, ya que no siempre se reconoce el pasado militarista del país y su propia responsabilidad en todo lo que ocurrió.

Luego podemos ver por qué la bomba detonó en Hiroshima y no en otra ciudad. Veremos explicaciones acerca de por qué se escogieron ciertos blancos, con el fin de conseguir una mayor destrucción y probar así la viabilidad de este tipo de bomba como arma. Luego se pueden ver aspectos científicos y consecuencias médicas de la exposición a la radiación de una bomba atómica.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-50

Durante toda la visita, además, podemos ver muchas, muchísimas fotos de cómo era Hiroshima antes y cómo quedó después; podemos ver también una réplica a tamaño real de la bomba, que sí, sabemos que es solamente una réplica, pero es mirarla y que se nos pongan los pelos de punta; asimismo, se pueden ver maquetas de la ciudad antes y después de la explosión, que hablan por sí mismas, ya que tras la explosión sólo quedaron en pie unas pocas estructuras.

P1170581

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-44

También hay expuestos objetos reales que pertenecieron a personas que murieron tras la explosión de la bomba, con explicaciones muy duras de los síntomas que tuvieron a los pocos días de la explosión. Ver relojes parados para siempre a las 8:15, hora de la explosión, y pensar que para tanta gente el mundo y la vida se acabó a esa hora en 1945 nos deja, sin duda, tocados. Y es que además, está todo muy bien explicado y lo de poner nombres y apellidos a muchas de las historias que nos cuentan en el museo hace que sea todo mucho más real, pero también más duro, por supuesto.

La hora de la bomba atómica de Hiroshima

DSC_0043

DSC_0044
El Museo de la paz de Hiroshima está abierto de 08:30 a 18:00 horas (de marzo a noviembre) y de 08:30 a 17:00 horas (de diciembre a febrero). Durante el mes de agosto abre de 08:30 a 19:00 horas y la entrada cuesta 200 yenes.

Cenotafio Conmemorativo

Otro monumento que encontramos en el Parque Conmemorativo de la Paz en Hiroshima es el Cenotafio Conmemorativo, que conmemora a las 200.000 víctimas de la bomba atómica. El cenotafio, obra también de Tange Kenzo, se inauguró en 1952, el día del 7º aniversario de la bomba y se encuentra prácticamente en el centro del parque.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-42

Está compuesto por una estructura de piedra que contiene los nombres de todas las personas que murieron a causa de la bomba, independientemente de su nacionalidad. Los nombres se van añadiendo cuando alguien relacionado con alguno de los muertos lo solicita. Por encima, cubriéndolo, hay una estructura de cemento con forma de arco que sirve para dar cobijo a las almas de las víctimas.

Según información oficial de la ciudad de Hiroshima, el 6 de agosto de 2015 el registro de nombres contenía 108 volúmenes con un total de 297.684 nombre, con un volumen adicional de personas sin identificar. Para que podamos comparar, en 2001 el número de volúmenes era de 77 y había 221.893 nombres.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-22

El cenotafio tiene tallada una inscripción que dice “安らかに眠って下さい 過ちは 繰返しませぬから”, o traducido, “descansad en paz, pues el error jamás se repetirá”. Esta frase, obra de Saika Tadayoshi, profesor de literatura inglesa de la Universidad de Hiroshima, no lleva sujeto en japonés. Por eso, la traducción es lo bastante ambigua para referirse a que “nosotros jamás repetiremos el error” o “ellos jamás repetirán el error”. De esta forma se evitaba politizar el monumento con una frase que podría haber levantado ampollas. Años más tarde, en 1983, se añadió una placa en inglés para explicar que la frase se refiere a toda la humanidad, no a japoneses o estadounidenses, y que el error al que se refiere es la guerra.

Sin embargo, esto no ha evitado que la inscripción sea controvertida. Sobre todo para los grupos de extrema derecha en Japón, que consideran un ataque contra el pasado imperial del país y que no consideran que haya que pedir perdón. De hecho, esta inscripción ha sufrido actos vandálicos en varias ocasiones por este motivo, las últimas en 2005 y 2012.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-23

Cuando nos situamos justo delante del cenotafio, la estructura con forma de arco enmarca el Estanque de la Paz, la Llama de la Paz y la Cúpula de la Bomba Atómica, ya que están perfectamente alineados. La imagen que nos ofrece es preciosa y, a la vez, sobrecogedora.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-41

Delante del cenotafio encontramos unas estructuras en las que se pueden depositar flores a modo de ofrenda. Sin embargo, si visitáis Hiroshima un día 6 de agosto, como hicimos nosotros, estas estructuras son claramente insuficientes para toda la cantidad de ofrendas florales que se hacen. Y si miráis la primera foto, os haréis una idea de la cantidad de gente que puede llegar a haber en estos días.

De hecho, en las fotos podéis ver que toda la zona delante del cenotafio estaba cubierta por flores y coronas de flores. Asimismo, existe otra zona en la que quemar incienso. Y en el día del aniversario, además, por la mañana hay sillas colocadas delante para la ceremonia conmemorativa que se retransmite por televisión. Esta ceremonia se realiza a la hora justa a la que la bomba explotó, las 8:15 de la mañana. Si estáis por allí, tal vez queráis sumaros.

La Llama de la Paz

La Llama de la Paz se encendió el 1 de agosto de 1964 y no ha dejado de arder desde entonces. Es otro homenaje más a las víctimas de Little Boy en este parque tan especial. Y tiene, además, otro significado: permanecerá encendida hasta que todas las bombas nucleares de nuestro planeta hayan sido destruidas y estemos libres de la amenaza de aniquilación total nuclear.

El diseño del pedestal, obra también del arquitecto Tange Kenzo, sugiere dos manos juntadas a la altura de la muñeca y con las palmas dobladas de forma que éstas apunten hacia el cielo. Expresa así las condolencias por las víctimas así como el deseo de la abolición de todas las armas nucleares y de una paz mundial duradera.

Todos los años, además, se hace una carrera de relevos en la que representantes de cada barrio o población corren por ciudades y pueblos de la prefectura de Hiroshima. Esta carrera tiene el objetivo de pedir la abolición de las armas nucleares y una mejora de las condiciones de asistencia a los supervivientes, mientras se usa la llama para encender otras llamas como símbolo de paz.

Cuando nos situamos delante del Museo Conmemorativo de la Paz, y mirando hacia la Cúpula de la Bomba Atómica, podemos ver esta Llama de la Paz detrás del Cenotafio, y sobre el Estanque de la Paz.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-37

Otros lugares de interés

Otros lugares de interés en el Parque de la Paz de Hiroshima son:

  • Sala Nacional Conmemorativa de la Paz. Un esfuerzo para recordar y honrar el sacrificio de las víctimas y la expresión del deseo real de Japón de una paz duradera. Incluye la Sala de la Memoria y en la entrada hay un reloj de gran tamaño parado a las 8:15, la hora a la que la bomba estalló.
  • Puertas de la Paz, que son 5 puertas de 5 metros de alto que tienen la palabra “paz” escrita en varios idiomas.
  • Torre Conmemorativa a los Estudiantes Movilizados, que conmemora a todos los estudiantes que tuvieron que trabajar en la industria de la guerra ante la escasez de mano de obra y muchos de los cuales acabaron muertos.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-48

Además, si acudís a Hiroshima alrededor del día 6 de agosto, el aniversario de la bomba atómica, podéis ver conciertos en el parque, procesiones nocturnas, el tōrō nagashi el propio día 6, que como hemos comentado es un precioso festival en el que se sueltan farolillos en el río, etc.

EXCURSIÓN EN ESPAÑOL A HIROSHIMA Y MIYAJIMA
¿No tienes demasiado tiempo pero quieres ver un poco de Hiroshima y la isla de Miyajima? ¿No te atreves o no te apetece visitar ambos destinos por tu cuenta y quieres un guía local en español? Desde Japonismo te ofrecemos la posibilidad de contratar un guía de habla española que te llevará por Hiroshima y Miyajima en un tour privado. Puedes contratarlo directamente desde este enlace de nuestra tienda, ¡con total confianza!

Cómo llegar

Desde la estación de Hiroshima, podemos tomar la línea 2 o 6 del tranvía hasta la parada Genbaku-domu-mae (15 min, 160 yenes, no incluido en el JR Pass) y explorar todo el parque a pie.

De todas formas, podéis mirar cómo llegar desde vuestra ubicación usando el mapa superior o el mapa general de Hiroshima, que recordad podéis usar durante vuestro viaje por Japón (como os contamos aquí).

Entrada publicada originalmente el 5 de agosto de 2013. Última actualización: 20 de febrero de 2018

Suscríbete a la newsletter de Japonismo

Cada mes enviamos una newsletter con contenido interesante sobre Japón. Si quieres estar al tanto de todo lo que se mueve en Japonismo, ¡únete!

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.