Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En el valle de Jigokudani, a unos 850 metros de altitud, encontramos uno de los grupos de macacos más conocidos en todo el mundo: los macacos de Jigokudani, también conocidos como macacos del río Yokoyu o snow monkeys, en inglés (veremos después por qué).

Si estamos por Nagano, además de visitar la ciudad y especialmente el templo Zojoji, seguramente también tengamos en mente hacer una escapada para ver los macacos de Jigokudani. Y si bien en las fotos casi siempre los vemos remojados en aguas termales y rodeados de nieve en invierno, la verdad es que es una visita interesante en cualquier época del año.

Excursión a Jigokudani-94

Jigokudani

Nosotros fuimos en verano, así que las fotos que veréis aquí son todas son nieve… ¡pero esperamos volver en invierno!

El parque de los macacos de Jigokudani

El parque de los macacos de Jigokudani se inauguró en 1964 y desde entonces ha llamado la atención tanto de fotógrafos, en busca de la foto perfecta, como de investigadores en ecología y biología. Pero fue sin duda durante los Juegos Olímpicos de invierno de Nagano (1998) y especialmente gracias a un artículo del periódico The New York Times cuando, dicen, el parque se popularizó entre los turistas extranjeros (creemos que es éste, por no estamos seguros)

Jigokudani

Por su naturaleza, la zona recibió el nombre de valle del infierno o Jigokudani (jigoku es infierno -como en los infiernos de Beppu– y dani es valle). Y es aquí donde viven unos 200 macacos que, en invierno (de diciembre a marzo, normalmente), sobreviven a las bajas temperaturas y al grueso manto de nieve que cubre la región gracias a las aguas termales naturales que fluyen por las montañas. Ésta es, como decimos, la imagen típica del parque, aunque en verano también les podemos ver socializar y relajarse en el agua.

Excursión a Jigokudani-99

Excursión a Jigokudani-100

El grupo de macacos es muy grande, por lo que es interesante ver cómo se relacionan (cómo se pelean, se quieren, se cuidan, etc.). Eso sí, naturalmente está prohibido tocarlos o darles de comer, y a pesar de que están bastante acostumbrados a la presencia humana, no dejan de ser animales salvajes, por lo que no hay que interactuar con ellos. De hecho, en el parque podemos encontrar un cartel (en inglés y japonés) que nos dice qué está permitido y no está permitido hacer. Os lo resumimos a continuación:

  1. No interactues con los macacos ni te acerques a ellos pensando que son tus ‘colegas’.
  2. No les mires fijamente a los ojos (para ellos, es un acto hostil).
  3. No les muestres nada de comer y naturalmente no les des de comer.
  4. No les hables (no te entienden y podrían ver en tus movimientos un acercamiento hostil).
  5. Mantén una distancia prudencial.

Durante la ruta de acceso al parque hay varios carteles (en japonés e inglés), en los que nos explican la jerarquía del grupo, el sistema de machos-alfa, su alimentación y muchas otras cosas con muchas fotos de la colonia pasada y actual, por lo que podemos aprender muchísimo durante la excursión.

Excursión a Jigokudani-56

Algunas cosas que aprendimos nosotros durante la visita:

  • Los macacos japoneses son el único primate, a excepción del hombre, que vive tan al norte. Ésa es la razón por la que en inglés reciben el nombre de snow monkey o macaco de las nieves, porque no hay otro grupo de macacos que viva en regiones donde haya nieve.
  • El embarazo tiene una duración de 180 días y las hembras de Jigokudani dan a luz entre abril y junio, por lo que si visitáis el parque en esa época veréis muchas crías recién nacidas. De hecho, nosotros fuimos a finales de julio y vimos muchas crías (aunque ya algo más grandes, claro).

Excursión a Jigokudani-86

  • Los machos suelen cambiar de manada varias veces a lo largo de su vida, mientras que las hembras se quedan en el mismo grupo toda la vida. Es por ello que en cualquier grupo siempre habrá más hembras y crías que machos y que la relación entre madres e hijos es mucho más estrecha que la relación entre padres e hijos (que básicamente es inexistente).

Jigokudani

  • Los macacos no construyen cabañas o nidos en los que dormir, sino que van cambiando de sitio según el día. Eso sí, suelen dormir arremolinados y junto a rocas, árboles o acantilados.

Excursión a Jigokudani-122

  • Los macacos comen brotes de los árboles, hojas nuevas, flores, frutas, nueces y semillas (especialmente en otoño) e insectos y gusanos (especialmente en verano).
  • Antes de la construcción del parque, los macacos ya se bañaban en las aguas termales del onsen y hotel que encontramos a los pies del parque. Todavía hoy es posible verles ahí, de vez en cuando.

Excursión a Jigokudani-74

Además, justo en el tramo final de la ruta de acceso al parque nos encontraremos con el manantial de Jigokudani, una especie de géiser de vapor que puede alcanzar los 10 metros de alto; todo un ejemplo de la fuerza que pueden tener los vapores y las aguas termales de la región.

Excursión a Jigokudani-133

El parque de los macacos de Jigokudani abre de 8:00 a 17:00 horas en verano (de abril a octubre) y de 9:00 a 16:00 horas en invierno (de noviembre a marzo). La entrada cuesta 500 yenes, pero si disponemos del pase diario Snow Monkey 1-Day Pass la entrada está incluida.

Y como os decíamos en la entrada específica sobre el pase, es muy recomendable comprarlo si vamos a Jigokudani en excursión de día desde Nagano, porque ahorraremos dinero.

Excursión a Jigokudani-114

Rutas a pie

A continuación os dejamos un mapa de la zona en el que hay marcados los puntos de interés así como las dos rutas de acceso al parque de los macacos de Jigokudani (en ambos casos hay que caminar, eso sí):

Ruta tradicional Yumichi

Ésta es la ruta tradicional de acceso al parque. Consiste en un bonito paseo de 1,6 kilómetros con poca pendiente y apto para todas las edades (nosotros fuimos con nuestro hijo de 5 años y no tuvo problema alguno). Se tardan unos 30-40 minutos, aunque suponemos que en invierno, cuando está nevado, la ruta se hace algo más complicada por la posibilidad de encontrar hielo y nieve en un camino sin barreras.

Si vais en invierno, caminad despacio y no os olvidéis de un buen calzado de montaña (aunque en la oficina de información al comienzo de la ruta tienen botas de montaña y material en alquiler).

Excursión a Jigokudani-46

Excursión a Jigokudani-63

Para llegar, hay que tomar un autobús desde la estación de Yudanaka y bajarnos en Kanbayashi Onsen o Kanbayashi Onsen-guchi (depende del trayecto que haga el autobús, tenéis toda la información y mapas aquí) y desde ahí iniciar la ruta de acceso, perfectamente marcada.

Jigokudani

La ruta alternativa desde el aparcamiento

Esta ruta alternativa implica caminar menos, puesto que la idea es llegar hasta el aparcamiento más cercano al parque y desde ahí caminar unos 10-15 minutos. Sin embargo, existen dos problemas con esta ruta alternativa: en primer lugar, no hay transporte público hasta el aparcamiento, por lo que tendríamos que ir en nuestro coche o pagar un taxi; y en segundo lugar la estrecha carretera se cierra durante los meses de invierno, momento en el que sólo la ruta tradicional de Yumichi es accesible.

Eso sí, algunos alojamientos de la zona (Kanbayashi, Shibu y Yudanaka) nos ofrecen llevarnos hasta el aparcamiento totalmente gratis, así que si os alojáis en los alrededores de Jigokudani y no queréis hacer la ruta tradicional, preguntad a ver si hay suerte.

Jigokudani

Dónde comer

La zona de Kanbayashi Onsen -donde comienza y acaba la ruta tradicional de acceso al parque de los macacos de Jigokudani- no destaca por su oferta de restaurantes. Eso sí, podemos recomendar Enza Café & Ramen, que es el sitio ideal en el que recargar fuerzas de vuelta tras ver a los macacos (o tomar fuerzas si paramos antes de subir).

Aquí encontramos especialmente ramen -sin cerdo, eso sí- y sushi, aunque también hay opciones vegetarianas, helados y algunas cosas más para matar el hambre. Además, disponen de menú en inglés y son muy majos. Al menos nuestra experiencia fue buena :)

Excursión a Jigokudani-158

Más cerca de las paradas de autobús tenemos el restaurante Crystal Terrace especializado en pasta y pizzas o el restaurante Shiga no Sato. En las zonas cercanas de Shibu Onsen y Yudanaka (especialmente en Shibu Onsen) hay alguna opción más que hemos dejado marcadas en el mapa.

Dónde alojarse

Si queremos alojarnos cerca del Parque de los macacos de Jigokudani, básicamente tenemos dos opciones. En primer lugar si buscamos alojarnos en Jigokudani, justo enfrente del manantial y al otro lado del río Yokoyu a los pies del parque, encontramos el ryokan Korakukan, un alojamiento tradicional y especialmente rural con onsen exterior que puede ser toda una experiencia para aquellos que quieran alojarse en un sitio espectacular y quizá hasta bañarse con un macaco de la zona XD.

Excursión a Jigokudani-134

En el otro lado del espectro encontramos el Kanbayashi Hotel Senjukaku, un lujoso hotel con habitaciones de tatami (a elegir entre cama o futon), piscina climatizada, baños termales súper-lujosos y opciones de relax y entretenimiento. Quizás para muchos turistas se vaya de precio, pero es el sitio ideal donde darse un capricho.

En la zona cercana a las paradas de autobús tenemos alojamientos con baños termales, como el ryokan Yama no Yu, el ryokan Yuyado Sekiya o el ryokan Jinpyōkaku. Alternativamente, podemos alojarnos en alguno de los ryokan que hay en la zona de Shibu Onsen o Yudanaka, donde está la estación de tren. De nuevo, os hemos marcado algunos en el mapa superior.

Y además… Shibu Onsen y Yudanaka

Shibu es un típico pueblo onsen, lleno de tiendas y alojamientos de estilo tradicional. Aquí es típico hacer la ruta de los nueve onsen (kyu to meguri), que se dice que nos traerá fortuna, juventud y longevidad. Eso sí, los nueve baños son únicamente accesibles si nos alojamos en alguno de los alojamientos de Shibu. Si no nos alojamos ahí, sólo podremos ir al onsen Oyu (nº 9) de 10:00 a 16:00 horas pagando un ticket de 500 yenes. Si no tenemos tiempo o no queremos ir al onsen, hay dos baños de pies (Nofutomaru y Kyusoku-dokoro) disponibles.

Merece la pena también entrar en la galería y fábrica de sake Tamamura. Los Tamamura llevan más de 200 años produciendo sake (y ahora también cerveza), por lo que aquí podremos ver la fábrica, degustar sakes y echar un vistazo a la galería de arte.
Además, entre Shibu y Yudanaka encontramos la Kannon de la Paz Mundial, una preciosa estatua de bronce de la deidad Kannon.

Excursión a Jigokudani-169

En Yudanaka, destacan los baños Kaede-no-yu, al lado de la estación de Yudanaka con baños interiores y exteriores y un arce de más de 400 años que en otoño está precioso. En la zona exterior de la estación hay un baño de pies de acceso público en el que podemos relajarnos antes de volver a Nagano.

Por cierto, por toda esta zona es muy típico comer onsen manju, bollos cocidos al vapor de los baños termales y rellenos de pasta de judías rojas. Los veréis por todas partes y podéis degustarlos ahí (lo mejor) o comprarlos de recuerdo.

Por cierto, muy cerca de la estación de Yudanaka encontramos el albergue Aibiya, abierto a finales de 2016. Tiene habitaciones de tatami y es perfecto para explorar, lo tenéis marcado en el mapa.

Excursión a Jigokudani-164

Cómo llegar

Desde Nagano

Desde Nagano, debemos tomar un tren limited express de línea Nagano Dentetsu hasta la estación de Yudanaka. En la estación, tomaremos el autobús en dirección a Kanbayashi Onsen/Kanbayashi Onsen Guchi. Suele haber voluntarios que es acompañarán hasta el autobús al bajar del tren, pero si no están, podéis preguntar en la estación y os indicarán amablemente (aunque con seguir los carteles de バスのりば vais bien). Al bajaros en Kanbayashi Onsen o Kanbayashi Onsen Guchi, caminaremos unos minutos hasta encontrar la señal de Jigokudani Yaen Koen, que da comienzo a la ruta de 1,6 kilómetros por el bosque hasta el parque de los macacos. Parece como muy complicado, pero en realidad se llega relativamente fácil, así que no os agobiéis.

Recordad que el pase Snow Monkey 1-Day Pass incluye uso ilimitado de la línea Nagano Dentetsu, uso ilimitado de los autobuses Nagaden Express (que van desde la estación de Nagano hasta Kanbayashi Onsen-guchi), uso ilimitado de los autobuses locales Nagaden (que conectan Yudanaka con Kanbayashi Onsen y otras paradas intermedias) y entrada al parque de los macacos. ¡Sale a cuenta!

Excursión a Jigokudani-2

Desde Tokio

Desde Tokio, debemos tomar el shinkansen hasta Nagano y desde ahí el tren limited express de la línea Nagano Dentetsu que hemos comentado arriba y seguir todos los pasos mencionados.

Excursión a Jigokudani-5

¡Disfrutad mucho de la excursión a Jigokudani!

Todas las fotos © Luis Rodríguez y Laura Tomàs.