Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La palabra japonesa korokke proviene del francés croquette, es decir, croqueta, un plato muy popular en Japón en la década de 1920. Actualmente, la receta de poteto korokke japonesa se prepara con puré de patata, cebolla y carne picada, para luego pasarse por harina, huevo batido y panko, pan rallado japonés.

Potetto korokke

  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: 50 minutos
  • Comensales: 4 personas

La cocina occidental entró con fuerza en Japón a mediados del siglo XIX, siempre adaptándose a los sabores y tradiciones de la gastronomía japonesa. La receta de poteto korokke, como el tonkatsu o el kare, son claros ejemplos de la popularización de estos platos occidentales con toque japonés en la gastronomía nipona.

Ingredientes para la receta de poteto korokke

  • 4 patatas
  • 1/2 cebolla
  • 150gr de carne picada
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de vino blanco
  • 3 cucharadas de leche o nata líquida
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Para empanar: harina, huevo batido y panko (pan rallado)
  • Aceite para freír
  • Salsa tonkatsu para acompañar (opcional)

Preparación de la receta de poteto korokke

Potetto korokke pasos

  1. Empezar preparando la cebolla. Para ello, cortar en rodajas y picar lo más finamente posible. Añadir a una sartén con un poco de aceite y freír a fuego lento hasta que la cebolla esté blanda.
  2. Seguidamente, añadir la carne picada y la hoja de laurel y sofreír hasta que la carne esté completamente hecha.
  3. Sin retirar del fuego, salpimentar y añadir una cucharada de vino blanco. Seguir friendo unos tres minutos más. Apartar del fuego, retirar la hoja de laurel y reservar.
  4. Lavar las patatas y sin pelarlas, colocarlas en un cazo con agua fría. Llevar a ebullición y dejar hervir hasta que las patatas estén tiernas, un proceso que durará unos 40 minutos. Una buena manera de saber si una patata está lo suficientemente cocida o no es clavar un palito de bambú. Si éste se clava sin dificultad es señal que la patata está lista.
  5. Sacar las patatas del cazo y con la ayuda de un trapo para no quemarnos pelarlas mientras estén calientes.
  6. En un cazo, hacer puré de patatas, con una espátula de madera o un tenedor, lo más rápido posible, para evitar que se enfríen y queden duras y pegajosas.
  7. Cuando las patatas estén completamente machadas, añadir el sofrito de cebolla y carne y mezclar bien.
  8. Seguidamente, añadir la leche o la nata líquida despacio, hasta conseguir que la mezcla sea lo suficientemente gruesa pero suave. Dejar enfriar.
  9. Mientras tanto, preparar tres platos para empanar: uno con la harina, otro con el huevo batido y otro con el panko o pan rallado japonés.
  10. Una vez la mezcla de croqueta esté a ambiente, dividirla en ocho porciones iguales. Con las manos impregnadas de un poco de aceite (para evitar que la mezcla se pegue), dar forma de croqueta grande a cada una de las porciones, es decir, haciendo una pelota gruesa y alargada u ovalada.
  11. Enharinar cada una de las croquetas. Seguidamente pasar por el huevo batido y finalmente rebozar con el pan rallado japonés.
  12. Calentar una sartén con abundante aceite para freír y freír las croquetas por todos los lados. Cuando el rebozado esté crujiente y haya adquirido un color dorado, retirar del fuego y colocar sobre papel de cocina o sobre una rejilla, para retirar exceso de aceite.
  13. Colocar en una fuente para servir y, opcionalmente, añadir salsa tonkatsu. Servir caliente.
  14. Para acompañar, existen multitud de opciones. La más típica, muy presente en los restaurantes japoneses, es añadir un poco de ensalada y unos pocos espaguetis con tomate. Sin embargo, también podemos optar por repollo en juliana, coles de Bruselas, guisantes o cualquier otra verdura.

Información práctica

  • Es importante machacar las patatas hervidas tan pronto como sea posible, ya que las patatas se vuelven duras cuando se enfrían.
  • Al freír la cebolla y la carne picada, se puede añadir una o dos cucharaditas de curry, para preparar korokke con sabor a curry. El resultado es exótico y muy sabroso.
  • En el caso de no encontrar salsa tonkatsu, se puede utilizar salsa worcestershire, ketchup o cualquier otra salsa que sea de nuestro agrado.

Entrada publicada originalmente el 23 de enero de 2008.

Nota de lectores2 Votos4.75
95