Amanohashidate (天橋立), algo así como el ‘puente sobre el cielo’, es uno de los tres paisajes más bellos de Japón y aunque suele quedar fuera de los circuitos turísticos extranjeros, bien merece una visita.

Amanohashidate es un pequeño y precioso pueblo costero situado en la bahía de Miyazu, al norte de la prefectura de Kioto, cuya atracción turística principal es su larga lengua de arena cubierta por pinos japoneses que une ambas orillas. Podemos movernos tranquilamente por aquí a pie, en bicicleta o subiendo a alguno de los ferries y cruceros turísticos que salen de los muelles a cada lado de la lengua de arena.

¿Cuántos días recomendamos?

Amanohashidate es una excursión perfecta de un día desde Kioto. Si bien es cierto que se tarda bastante en llegar, moverse por Amanohashidate es relativamente fácil y el tamaño del pueblo hace que, si nos organizamos bien, podamos disfrutar de todo lo que tiene que ofrecernos en un único día.

Si estamos de ruta, podemos hacer noche aquí y salir temprano la mañana siguiente hacia nuestro siguiente destino. Sea como fuere, con un único día tenemos suficiente para disfrutar de Amanohashidate.

Amanohashidate-43

Qué ver y hacer en Amanohashidate

A continuación os damos algunas ideas sobre qué ver y hacer en Amanohashidate basadas, como siempre, en nuestra propia experiencia.

El orden natural es visitar primero la zona sur de la lengua de arena, llamada Monju, porque es la zona cercana a la estación de tren, el medio de transporte más recomendable para llegar hasta aquí. Luego cruzaremos la lengua de arena y terminaremos la visita paseando por la orilla norte llamada Fuchu; pero naturalmente cada uno puede organizar su visita a su manera.

Ahí van nuestras ideas sobre qué ver y hacer en Amanohashidate:

  • Subir en telesilla o en monorraíl, según nuestras preferencias, hasta la colina el pequeño parque de atracciones Amanohashidate View Land (天橋立ビューランド) y desde ahí disfrutar de la ‘vista del dragón volador’ de la lengua de arena, porque desde aquí la lengua de arena parece un dragón alzándose en vuelo. Mientras, si vamos con niños pequeños, podrán disfrutar de las atracciones del parque y pasar un rato agradable. Además, hay una pasarela alta desde la que podemos disfrutar mucho de las vistas, así que merece la pena subir aunque no vayamos a visitar el parque de atracciones.

Amanohashidate-40

  • Almorzar un asari-don (あさり丼), un cuenco de arroz con almejas cocidas típico de Amanohashidate.
  • Comprar algún recuerdo y comer en alguno de los restaurantes del centro de Amanohashidate, cuya arquitectura nos transporta en ocasiones al pasado, aunque no sea de belleza impresionante.

Amanohashidate-90

  • Si visitamos Amanohashidate en invierno (desde noviembre hasta marzo), os recomendamos comer dos especialidades locales de este pueblo. Por un lado el cangrejo matsuba-gani (松葉がに) y por otro un tipo de pez limón japonés llamado kanburi (寒ブリ), especialmente en shabu-shabu.
  • Visitar el templo Chionji (智恩寺) al sur de la lengua de arena, conocido por cobijar una de las tres mejores estatuas del dios budista de la sabiduría y la inteligencia Monju Bosatsu de todo Japón, razón por la cual muchos japoneses visitan el templo para pedir éxito en sus estudios. La característica principal del templo son los papeles de la fortuna omikuji con forma de abanico que los japoneses suelen colgar en los pinos que hay en los alrededores del templo.

Amanohashidate-117

Amanohashidate-107

  • Subir a algún crucero turístico (天橋立観光船) que salen del muelle cercano al templo Chionji y que navegan hasta el muelle cercano al santuario Motoise Kono en la parte norte y disfrutar de la belleza de Amanohashidate desde el agua. Normalmente hay ferries cada media hora y cuestan 960 yenes; tenéis los horarios en este enlace.
  • Cruzar el puente giratorio de Amanohashidate, que en vez de alzarse para dejar pasar los barcos, su parte central gira unos 90 grados para dejar pasar a los barcos.

Amanohashidate-118

  • Alquilar una bicicleta en cualquiera de las tiendas de alquiler de bicis que hay en la calle principal que da al templo Chionji y cruzar la lengua de arena, parando cada dos por tres para admirar la belleza de las playas y los pinos. Tened en cuenta que en bicicleta, tardaremos unos 15 minutos en cruzar la lengua de arena de sur a norte, mientras que si vamos caminando tardaremos unso 45 minutos. Alquilar una bicicleta cuesta unos 400 yenes para las dos primeras horas y otros 100 yenes más cada hora adicional. Si vais con peques, hay algunas tiendas que alquilan bicicletas con sillitas para niños, así que no hay excusa (pero no son la mayoría, así que preguntad antes).

Amanohashidate-92

  • Descalzarnos y pasear por las playas de arena blanca que encontramos en la cara oriental de la lengua de arena y, si el tiempo lo permite, darnos un baño.
  • Ya en la orilla norte, visitar el santuario sintoísta Motoise Kono (元伊勢籠神社) que en el pasado fue el santuario más importante de la región. Esto era así porque aquí estaba consagrada la deidad más venerada del sintoísmo, la diosa del sol Amaterasu. Pero posteriormente Amaterasu fue trasladada al santuario de Ise, de ahí el nombre del santuario ‘motoise’, que significa literalmente ‘el origen de Ise’.

Amanohashidate-150

  • Subir en telesilla o en funicular, según nuestra preferencias, hasta el parque Kasamatsu (笠松公園) y desde ahí disfrutar de la ‘vista del ideograma de uno’ (一) de la lengua de arena.

Amanohashidate-192

  • Donde fueres haz lo que vieres, reza el dicho. Así que la mejor manera de disfrutar de las vistas de la lengua de arena, ya sea desde el View Land o desde el parque Kasamatsu, es ponerse de espaldas a la lengua de arena y mirar por entre nuestras piernas. Esta práctica recibe el nombre de matanozoki y es típica de Amanohashidate. No podéis visitar este pueblo y no disfrutar de sus vistas como los locales.

Amanohashidate-80

  • Comprar un dulce típico de Amanohashidate, el mochi de judías rojas chie no mochi (智恵の餅) que se cree que da sabiduría a aquellos que lo comen ;)
  • Tomar un autobús de conexión al templo Nariaiji (成相寺), situado un poco más arriba en el monte Tsuzumigatake, uno de los 33 templos que forman parte del camino de peregrinación Kansai Kannon.

Amanohashidate-133

  • Relajarnos en el onsen Chie-no-yu (智恵の湯) de Amanohashidate, situado al lado de la estación de tren. La entrada cuesta 700 yenes y el onsen está abierto de 12 a 22 horas (se permite la entrada hasta las 21:00 horas). Cierra los miércoles.

Si disponemos de más tiempo en Amanohashidate, también podemos considerar las siguientes actividades:

  • Disfrutar de una cata de vinos, totalmente gratuita, en la bodega Amanohashidate Winery (天橋立ワイナリー).
  • Disfrutar de una visita guiada totalmente gratuita por la fábrica de sakes Hakurei (ハクレイ).
  • Visitar el pequeño acuario Uocchikan (魚っ知館), que en realidad no es gran cosa, pero como es pequeño no suele haber mucha gente.
  • Acercarse en bicicleta a alguno de los miradores de la zona, como el Ōchitouge-ichijikan-kouen (大内峠一字観公園) o el Amanohashidate Sesshukan (天橋立雪舟観展望所).
  • Subir a uno de los dos trenes de diseño diseñados por Mitooka Eiji, creador del diseño de varios trenes japoneses y del shinkansen de la serie 800, además. Los trenes son el Aomatsu (あおまつ), de color azul, y el Akamatsu (あかまつ), de color rojo.
  • Ver los funaya, los garajes para barcos típicos de la zona de Ine.

¿Cómo llegar a Amanohashidate?

Llegar a Amanohashidate puede parecer un poco complicado y es quizás el mayor problema que tiene este lugar para colarse en los circuitos turísticos de los visitantes extranjeros. De todas maneras, os contamos las mejores opciones para llegar hasta aquí.

En tren

Existen dos opciones básicas para llegar a Amanohashidate en tren. La mejor de ellas es tomar uno de los infrecuentes limited express de JR, llamados Hashidate que circulan entre Kioto y Amanohashidate. El trayecto dura 2 horas y eso sí, aunque llevemos el JR Pass tendremos que pagar un suplemento de 1.380 yenes (1.480 yenes con asiento reservado) porque durante una parte del trayecto el tren circula por vías que no son propiedad de la JR.

Amanohashidate-5

Otra opción es tomar un tren limited express de JR, llamado Kinosaki desde Kioto hasta Fukuchiyama (hay uno cada hora) y en Fukuchiyama cambiar a la línea de ferrocarriles Kitakinki Tango hasta Amanohashidate. La primera parte del trayecto, cubierta por el JR Pass, dura una hora y 15 minutos, mientras que la segunda parte del trayecto dura entre 40 y 60 minutos (depende de si tomamos un tren local o limited express) y no está cubierta por el JR Pass, costando el billete entre 750 y 1.480 yenes.

Si vamos a usar el tren, es interesante revisar si nos sale a cuenta el Amanohashidate Pass. Este pase, a la venta en la estación de Fukuchiyama, Nishimaizuru, Miyazu y Amanohashidate o en los trenes limited express Hashidate de JR, cuesta 1.600 yenes y cubre toda la red de trenes locales entre Fukuchiyama y Amanohashidate (también el suplemento que tenemos que pagar si vamos con JR Pass) así como los ferries y cruceros turísticos por la bahía, el telesilla y el teleférico del parque Kasamatsu y el alquiler de una bicicleta durante 2 horas.

Amanohashidate-7

En autocar

Desde Kioto, la compañía Tankai Bus (丹海バス) opera dos autocares al día (sí, habéis leído bien, al día) entre Kioto y Amanohashidate. El trayecto dura unas dos horas y media y cuesta 2.700 yenes por trayecto. Los autocares salen de la plataforma C2 de la estación de autobuses de Kioto a las 13:20h y 18:10h y de la estación de Amanohashidate a las 8:40 horas y a las 12:24 horas.

También hay autocares que salen de la terminal de autobuses de Hankyu Sanbangai o desde la terminal de autobuses de Shin-Osaka.

¿Dónde alojarse en Amanohashidate?

Si decidimos pasar noche en Amanohashidate, disponemos de varias opciones aunque lo que más abunda son ryokan o alojamientos de estilo tradicional japonés entre los que destacan el Jukaitei, el Taikyōrō, el Monjusō, el Shinpuro o el Hotel Kitanoya con baños termales, wi-fi y en muchos casos buenas opciones de desayunos y cenas.

Si viajamos con presupuesto reducido, solos o en grupo, podemos alojarnos en el albergue Amanohashidate Youth Hostel que ofrece habitaciones compartidas, wi-fi gratis en el salón, alquiler de bicicletas, alquiler de yukatas y totallas, lavandería automática de monedas, consigna, etc.

Otra opción, especialmente en temporada baja, es acudir a la oficina de información turística para que nos reserven alojamiento desde ahí.

Información adicional

  • El centro de información turística de Amanohashidate, que está abierto de 9:00 a 18:00 horas, está situado en el interior de la estación de tren. Además de folletos y pases, hablan inglés, por lo que nos pueden ayudar a planificar nuestro viaje.
  • También en la estación de tren hay lockers de diferentes tamaños donde poder guardar nuestras cosas mientras visitamos Amanohashidate.
  • Hay un par de tiendas de conveniencia o konbini por la zona cercana a la estación de tren, así como algunos restaurantes, especialmente por la calle central, aunque muchos no sirven cenas (algo a tener en cuenta según nuestros horarios).

Podéis ver más fotos de Amanohashidate en el Flickr de Luis y el Flickr de Laura.

¡Disfrutad de vuestra visita a Amanohashidate!