Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La región de Tōhoku (東北), situada al extremo noreste de la isla principal de Japón, Honshu, es tristemente conocida por ser una de las zonas más afectadas por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011 y especialmente por el desastre nuclear de la central nuclear de Fukushima, pero lo cierto es que es una de las zonas más bonitas y menos conocidas por el turista extranjero que viaja a Japón

Tohoku era conocida antiguamente como Michinoku (みちのく) y fue una de las últimas regiones en ser anexionadas al actual Japón. Actualmente Tohoku cuenta con seis prefecturas: Akita, Aomori, Fukushima, Iwate, Miyagi y Yamagata, donde la historia, la naturaleza, los onsen y los festivales de verano son atractivos turísticos por sí mismos y que merecen formar parte de los itinerarios turísticos del país.

Es verdad que las propias autoridades turísticas deberían cuidar más ciertos detalles, porque algunas comunicaciones que hacen, o campañas especiales, sólo las encuentras en chino y coreano, además de en japonés, pero no en inglés. Y cuando nosotros estuvimos por allí, hasta se sorprendían de que conociéramos que existían campañas como Destination Tohoku.

Chuson-ji en Hiraizumi-41

Templo Chuson-ji en Hiraizumi, Iwate.

Llegar a la región de Tohoku desde Tokio es fácil, gracias a las líneas de shinkansen Tohoku, Yamagata y Akita. En caso de no disponer de un JR Pass, es recomendable adquirir el JR East Pass, que nos da mucha libertad para movernos por toda la región de Tohoku.

Alternativamente, podemos llegar en avión hasta uno de sus múltiples aeropuertos: Fukushima, Sendai, Iwate-Hanamaki, Misawa, Aomori, Odate-Noshiro, Akita y Shonai, aunque esta opción es la menos utilizada por el turista extranjero (que suele llevar el JR Pass o el JR East Pass), pero por si tenéis curiosidad, tenemos un post con todas las líneas aéreas de bajo coste que operan en Japón, y que podéis investigar por si alguna os lleva hasta esta región.

A continuación, os dejamos con una serie de entradas sobre qué ver y hacer en Tohoku, divididas por prefecturas, porque como veréis… ¡hay mucho que ver y hacer en Tohoku!

  • Ideas sobre qué ver y hacer en Akita como visitar la capital, Akita, las ciudades de Kakunodate y Hachimantai, además de vivir el Japón más puro y tradicional en el festival de verano Kanto Matsuri y el festival de invierno Kamakura Matsuri.

Kanto Matsuri en Akita

Festival Kanto Matsuri en Akita.

  • Ideas sobre qué ver y hacer en Aomori como visitar la capital, Aomori, o las ciudades de Hirosaki y Shimohita Kanto, disfrutar de la naturaleza en el lago Towada o en Shirakami Sanchi y disfrutar de sus festivales de verano, como el famoso Nebuta Matsuri.

Comienza el Nebuta Matsuri

Festival Nebuta Matsuri, en Aomori.

  • Ideas sobre qué ver y hacer en Fukushima como visitar la capital, Fukushima, aprender de los antiguos samuráis en Aizu, disfrutar de la naturaleza de Bandai o sentirse como en Hawaii en Iwaki.

Bandai-qué-ver-y-hacer-en-Tohoku-Fukushima-800x532

Región de Bandai, en Fukushima.

  • Ideas sobre qué ver y hacer en Iwate como disfrutar de la capital, Morioka, aprender sobre la historia del norte en Hiraizumi, pasear por Kitakami o disfrutar de la naturaleza en la costa de Sanriku o en las pistas de esquí de Appi Kogen, especialmente en invierno.

Sansa Odori en Morioka

Festival Sansa Odori, en Morioka (Iwate).

08082012TohokuD7_Matsushima-78

Matsushima, en Miyagi.

  • Ideas sobre qué ver y hacer en Yamagata como disfrutar de un buen baño termal japonés en el pueblo onsen de Ginzan Onsen y alucinar con la naturaleza de Yamadera, Dewa Sanzan o Zao.

yamadera-yamagata-800x600

Templo Yamadera, en Yamagata.

Tohoku es una región tan preciosa como desconocida de Japón que merece muchísimo la pena. Fue inmortalizada por el poeta de haiku Matsuo Bashō en su obra Oku no Hosomichi (奥の細道, ‘Sendas de Oku’), un relato de su cuarto viaje poético-espiritual por las tierras del norte, viaje que emprendió en 1689… y con él os dejamos.

En Matsushima
¡sus alas plata pídele,
tordo, a la grulla!    

¡Disfrutad de vuestra visita por el noreste de Japón!