Kagoshima es una preciosa ciudad en el extremo sur de la isla de Kyushu y por ello, un destino poco visitado por muchos turistas occidentales. Pero la ciudad merece mucho la pena así que aquí os damos algunas ideas sobre qué ver y hacer en Kagoshima.

Una de las principales imágenes de Kagoshima es su famoso volcán Sakurajima, un volcán activo del que sale humo y ceniza todos los días, con mayor o menos intensidad. El volcán Sakurajima solía estar en una isla de la bahía de Kagoshima, pero debido a una erupción en 1914 la isla acabó conectada por el este a la península de Osumi.

Pero no todo en Kagoshima es el volcán. A continuación, os damos algunas ideas sobre qué se puede hacer no sólo en Kagoshima y el volcán Sakurajima, sino también en lugares próximos a esta ciudad:

En Kagoshima (ciudad)

  • Admirar el volcán Sakurajima sentados tranquilamente desde la playa de Kagoshima, ¡una vista realmente impresionante!
  • Disfrutar de los maravillosos jardines Senganen (仙巌園), a veces también llamados Isoteien (磯庭園), construidos en 1658 por el clan Shimazu. Con varios riachuelos, estanques, santuarios y pequeños bosques de bambú, los jardines hacen un uso maravilloso de la naturaleza. En primavera, destaca especialmente la floración de los cerezos de la variedad kanhizakura. Además de la tradicional residencia Iso, podemos visitar también el Museo Shoko Shuseikan, con exposiciones sobre las actividades del clan Shimazu. Y el propio volcán hace de “paisaje prestado” maravilloso.

jardines-kagoshima-2

  • Comer un buen shabu shabu de kurobuta o cerdo negro, una deliciosa especialidad de la zona que no podéis perderos.
  • Especialmente si vamos con niños, disfrutar del mundo marino (y en especial del mundo marino de la zona) en el Acuario de Kagoshima (いおワールド鹿児島水族館), situado en el puerto (justo al lado de la terminal de ferries).
  • Subir a la enorme noria roja del centro de la ciudad, para tener una cita romántica o simplemente disfrutar de las vistas de la bahía y el volcán Sakurajima.

kagoshima-shabu-shabu-kurobuta

  • Visitar alguno de los talleres de vidrio y cristal que hay en Kagoshima para aprender más sobre la manufacturación de piezas de cristal y hasta intentarlo nosotros mismos :)
  • Visitar la estación de Kagoshima-Chūō, incluso con un pase sólo para entrar al anden, y emular a tantos y tantos japoneses haciendo fotos de los trenes bala, ahora que por allí pasan tanto la serie 800 como la serie N700.
  • Subir hasta el parque Shiroyama (城山公園) para disfrutar de las vistas de la bahía de Kagoshima, el volcán Sakurajima y las montañas Kirishima desde el observatorio Shiroyama o desde los baños al aire libre del Satsuma no Yu. En las ruinas del antiguo castillo de la ciudad, hoy encontramos el Museo Reimeikan (黎明館) dedicado a la historia y cultura de la zona.

vistas-panoramicas-kagoshima-sakurajima

En el volcán Sakurajima

Hace tiempo hicimos una entrada sobre qué ver y hacer en la zona del volcán Sakurajima, pero os actualizamos la información aquí, para que sea más sencillo planificar vuestro viaje al sur de Kyushu:

  • Subir al ferry que conecta Kagoshima con el volcán Sakurajima y tomarse unos fideos soba o udon durante el (breve) trayecto. Es algo muy típico y veréis a muchísimas personas comiéndolos.
  • Aprender más del volcán Sakurajima en el centro de información turística de Sakurajima (Sakurajima Visitor Center), en el que hay vídeos, fotografías y modelos a escala y además, con información disponible en inglés.
  • Especialmente si vamos con niños, dar un paseo por el Parque de los Dinosaurios (a 15 minutos caminando del puerto) donde hay grandes reproducciones de dinosaurios. Además, el parque nos ofrece bonitas vistas de la bahía y Kagoshima. El parque tiene varios cerezos, por lo que si estamos de visita durante la época de floración, disfrutaremos de maravillosas vistas de la bahía y los sakura.

ferry-kagoshima-sakurajima

  • Relajarnos en el Magma Onsen, donde no solo podemos disfrutar de los  baños termales japoneses, sino alojarnos en su hotel, hacer algunas compras o disfrutar de la gastronomía local. Eso sí, la experiencia no se puede comparar ni una pizca al antiguo (y actualmente cerrado) Furusato Onsen, una lástima.
  • Dar un paseo por el camino de lava Nagisa  que surgió de la erupción de 1914 y acabar relajándonos (de forma totalmente gratuita) en el baño de pies Nagisa, a los pies del volcán, con preciosas vistas de la bahía y la ciudad de Kagoshima.
  • Recorrer la carretera de lava hasta el observatorio Aimura, desde donde se puede disfrutar de las maravillosas vistas del volcán Sakurajima.
  • Subir hasta el mirador Yunohira, a dos kilómetros y medio del cráter del volcán, y disfrutar de las vistas.

sakurajima-2

  • Ver el torii parcialmente enterrado del santuario Kurokami para darse cuenta de la magnitud de la erupción de 1914 (aunque si tenemos en cuenta que aquella erupción unió la isla con la península de Osumi ya nos podemos hacer una idea de cómo fue). Desde allí, acercarnos al observatorio Kurokami para tener buenas vistas del cráter Showa.

En la península de Satsuma

onsen-de-arena-volcanica-ibusuki-2

  • Pasear por el pequeño pueblo de Chiran, con un barrio repleto de antiguas residencias de samuráis muy bien conservado. Y ya que estamos en la zona, dar una vuelta por los Siete Jardines, una serie de pequeños jardines diseñados para ser disfrutados desde las residencias de los samuráis.
  • Acercarnos hasta el faro del cabo Nagasakibana, al sur de la península de Satsuma, desde donde podremos disfrutar de preciosas vistas, un bonito paseo y tiendas de souvenirs. Si nos gusta el trekking, podemos subir hasta el “Monte Fuji de Satsuma”, el monte Kaimondake (a 924 metros sobre el nivel del mar).

nagashi-somen-kagoshima

Y además…

Si disponemos de tiempo, también os recomendamos:

  • Acercarnos hasta la isla subtropical de Yakushima, en la que podemos encontrar algunos de los cedros más antiguos del país (¡de hasta 7.000 años!) que reciben el nombre de yakusugi (combinación de Yakushima y sugi, cedro en japonés). Otro de los atractivos de la isla es el parque Shiratani Unsuikyo que sirvió de inspiración al estudio Ghibli para la película La princesa Mononoke.
  • Llegar hasta Kirishima, una zona llena de montañas, llanuras, baños termales, volcanes y lagos donde disfrutaremos del trekking. Además de los variados trails por la zona, destacamos el santuario de Kirishima y el onsen de Kirishima.

sakurajima-1

Como veis, hay muchas cosas que hacer en Kagoshima y alrededores así que si visitáis la zona… ¡Disfrutad!

Entrada publicada originalmente el 17 de marzo de 2014. Última actualización: 18 de julio de 2016.