Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Seguimos con nuestras entradas sobre qué ver y hacer en Tohoku y hoy nos paramos en la prefectura de Miyagi que tiene como capital la ciudad más grande de todo Tohoku: Sendai.

Rodeada de montañas, la prefectura de Miyagi da al oceano Pacífico, por lo que sus zonas costeras se vieron muy afectadas por el terremoto y posterior tsunami que azotó Tohoku en marzo de 2011.

Cuando nosotros visitamos la zona, un año después del tsunami (en agosto de 2012), a pesar de que los efectos de la tragedia seguían visibles en muchas zonas costeras, lo cierto es que las grandes ciudades y destinos turísticos de la zona se habían recuperado con más o menos rapidez. Sí, queda mucho por hacer, pero también se ha hecho mucho. Y eso es lo importante.

De la prefectura de Miyagi destacamos su capital Sendai y las preciosas islas e islotes de Matsushima (que conforman una de las tres paisajes más bonitos de Japón).

Sendai y alrededores

Con un millón de habitantes, Sendai (仙台), fundada en el siglo XVII por Date Masamune (uno de los mayores daimyo de la zona y de todo Japón) es la mayor ciudad de la región de Tohoku y por lo tanto un importante eje industrial y comercial para la zona y para el resto de Japón.

qué ver y hacer en tohoku

Jóvenes de Sendai durante el festival de Tanabata

Sendai es una gran ciudad, pero ofrece varias cosas interesantes al visitante. Ahí van algunas ideas sobre qué ver y hacer en Sendai:

  • Visitar las ruinas del castillo Aoba, construido a comienzos del siglo XVII por el daimyo Date Masamune. Dado el fervor anti-feudal de la Restauración de Meiji, un fuego en 1882 y las bombas de la II Guerra Mundial, hoy en día tan sólo quedan algunos muros y una torre de control, aunque podemos disfrutar de buenas vistas de la ciudad desde allí y visitar el museo, gracias al cual podemos ver cómo era el castillo en el periodo de Edo, etc. Cerca se encuentra el santuario Gokoku, estrechamente relacionado con el (polémico) santuario Yasukuni de Tokio, el parque de atracciones Yagiyama Benyland y el Sendai Yagiyama Zoo.
  • Visitar el mausoleo Zuihoden donde yacen los restos del daimyo más importante de la zona, Date Masamune y aprender más sobre este poderoso clan en el museo de la familia Date, cercano al mausoleo.
  • Visitar el templo Rinnoji, fundado en 1441 por Date Mochimune, templo familiar del clan Date, del que destacamos la maravillosa pagoda de tres pisos y el jardín japonés.
  • Visitar el santuario Osaki Hachimangu, fundado en 1607 por el daimyo Date Masamune, santuario familiar del clan Date dedicado al dios Hachiman, dios sintoísta de la guerra (que hoy en día se considera el guardián general y protector de la ciudad).
  • Disfrutar de la arquitectura de la Sendai Mediateque, la biblioteca de la ciudad, obra de Toyo Ito abierta al público en 2001.
  • Dar un paseo o hacer un picnic por el parque Nishi-koen.
  • Subir al edificio AER Building (al lado de la estación) para ver la ciudad desde las alturas.
  • Dar un paseo por las calles comerciales cubiertas de la zona de Ichibancho y tomarse un kakigori, una sembei, un café, jugar al pachinko, entrar en un karaoke, comprar… ¡lo que queráis!
  • Visitar el mercado Asaichi para ver la oferta de pescado y verduras del ‘Japón auténtico’.
  • Comer gyutan o lengua de ternera, especialidad de Sendai, en uno de los múltiples restaurantes de la ciudad.
  • Si estamos a principios de agosto, disfrutar de todas las atracciones que nos ofrece uno de los tres mayores festivales de Tohoku: el Sendai Tanabata Matsuri.

Matsushima

Situada a media hora de Sendai, Matsushima (松島) es famosa por la belleza de su bahía, adornada por uns 260 islas e islotes de diferentes tamaños cubiertas de pinos japoneses, que la convierten en una de las tres mejores vistas de todo Japón.

Matsushima no sufrió grandes daños durante el tsunami de marzo de 2011 gracias justamente a la geografía de sus islas e islotes, que redujeron el impacto de la gran ola. Cuando nosotros visitamos la zona todavía había alguna zona por reconstruir, pero la gran mayoría de tiendas y atracciones turísticas estaban ya operativas completamente.

qué ver y hacer en tohoku

Puentes rojos e islas de pinos, en Matsushima

Algunas ideas sobre qué ver y hacer en Matsushima:

  • Subirse a un barco turístico y dar una vuelta por la bahía de Matsushima, descubriendo la multitud de islas cubiertas de pinos japoneses.
  • Pasear por la pequeña isla al lado del puerto que contiene el templo Godaido, uno de los símbolos de Matsushima. Godaido fue construido en 807 (aunque la construcción actual es una reconstrucción de 1604 del daimyo Masamune Date) y contiene cinco estatuas que tan sólo se muestran al público una vez cada 33 años (la última vez fue en 2006). El exterior está decorado con los doce animales del calendario lunar.
  • Cruzar el gran puente rojo para llegar a la isla de Fukuurajima (福浦島), una maravillosa isla repleta de pinos japoneses. Cruzar el puente, de 252 metros de longitud, cuesta 2oo  yenes y aunque no hay mucho que ver en la isla, ésta sí nos ofrece algunos recorridos a pie interesantes además de buenas vistas de la bahía.
  • Cruzar el pequeño puente rojo que une la pequeña isla de Oshima, cercana al puerto, con tierra firme. Oshima solía ser utilizada por muchos monjes para meditar, así que todavía es fácil encontrar en la isla algunas cuevas de meditación. Desgraciadamente, cuando nosotros estuvimos en agosto de 2012 el puente que unía Oshima con la costa y que había sido destruido por el tsunami, todavía no se había reconstruido, por lo que nos fue imposible acceder a la isla.
  • Visitar el templo Zuiganji (瑞巌寺), uno de los templos zen más importantes de todo Tohoku. Fundado en 828 por la secta Tendai y convertido en templo zen durante el periodo Kamakura, fue reconstruido por el daimyo Masamune Date en 1609. Aunque el templo está actualmente (hasta 2018) siendo remodelado (por lo que ciertas partes no se pueden visitar), el paseo de cedros o las cuevas cercanas son totalmente recomendables.
  • Visitar el templo Entsuin, construido en 1646 en honor a la diosa Kannon, y que contiene el mausoleo de Date Mitsumune, hijo del daimyo Date Terumune, que murió muy joven.
  • Tomarse un té japonés en la antigua casa de té Kanrantei, mientras disfrutamos de las vistas de la bahía y aprender un poco más sobre la historia de la zona en el Museo de Matsushima, que exhibe armaduras, armas y otros artículos del Japón feudal.
  • Y finalmente, dar un paseo por la calle principal de Matsuhima, repleta de tiendas de recuerdos, bares y restaurantes.
  • Si vais con niños, el acuario de Matsushima es parada obligada… aunque os sintáis que el tiempo se ha detenido en los años 60 :)

Finalmente, especialmente si vais con niños o hacéis la ruta en coche, os recomendamos el Pueblo de los zorros de Zao o Zao Kitsune Mura, una reserva natural con unos 100 zorros de seis especies diferentes… ¡muy chulo!

Esperamos que esta entrada sobre qué ver y hacer en Tohoku, centrada en la prefectura de Miyagi, os sea de vuestro interés.

¡Disfrutad de Tohoku!