¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Guía del ramen en Japón de Japonismo
Guía del ramen en Japón de Japonismo

Ramen, todo lo que necesitas saber del plato más popular en Japón

Última actualización:

El ramen (ラーメン) es un plato de fideos en sopa de origen chino que se ha convertido en el plato más popular en Japón. Es un plato barato, sabroso y uno de los mejores ejemplos de la comida rápida japonesa. Pero, además, su popularidad ha traspasado las fronteras de Japón. Así, tras el sushi, el ramen se ha convertido en uno de los platos japoneses más conocidos y apreciados por los paladares occidentales.

Evidentemente la descripción anterior queda algo corta, porque los caldos que se usan llevan muchos ingredientes y horas de preparación. Además, lleva multitud de ingredientes adicionales que le dan ese sabor con tanto umami. Y, por si fuera poco, existen tantas variaciones que cualquiera puede encontrar un cuenco de ramen que se adapte a sus gustos.

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre este plato, sus orígenes, ingredientes y dónde comerlo.

Los orígenes del ramen

Aunque hoy en día hay muchísimos restaurantes de ramen en Japón —más de 32 000—, eso no significa que el plato sea tradicional. De hecho, el ramen llegó a Japón en 1859, a través del barrio chino de Yokohama. Hablamos de una época muy convulsa para el país, cuando Perry ya había llegado a Japón demandando la apertura comercial al exterior.

En aquellos años, Japón incorporó a su riqueza culinaria muchos platos de influencias extranjeras y el ramen fue uno de ellos. La llegada de comerciantes de otros países dio origen al barrio chino o Chinatown de Yokohama. Allí empezaron a abrir sus puertas restaurantes chinos para servir a la creciente comunidad de personas de aquella nacionalidad. Y que pronto serían también populares entre la población japonesa. En aquellos restaurantes se servía el plato que más adelante se convertiría en el ramen.

Más adelante, en 1910, abrió en Asakusa el primer restaurante especializado en ramen, llamado Rairaiken. Rairaiken servía un plato que ya era una fusión del plato chino con influencias japonesas. Y tuvo un éxito arrollador, llegando a servir hasta 3000 cuencos al día.

Muchos de los restaurantes que se habían abierto en Tokio y Yokohama sufrieron grandes daños en 1923, debido al Gran Terremoto de Kanto. Tras el terremoto prosperaron los yatai o puestos callejeros, porque eran mucho más fáciles de poner en marcha que un restaurante normal.

Los yatai de Fukuoka son lugares perfectos para comer ramen
Los yatai de Fukuoka son lugares perfectos para comer ramen

Para hacerse la vida más fácil, muchos yatai redujeron el número de platos en el menú y pasaron a vender únicamente ramen. Desgraciadamente, con la Segunda Guerra Mundial muchos se vieron obligados a cerrar. Pero el final de la guerra trajo consigo una nueva revitalización de este plato.

Variaciones en el nombre

Cuando se introdujo el ramen en Japón nadie llamaba así a este plato. De hecho, comenzó llamándose chuka soba (中華そば), que significa fideos soba chinos. Los soba ya existían en Japón, pero son fideos de alforfón o trigo sarraceno, que no tienen nada que ver con los fideos de ramen.

Tras la primera guerra sino-japonesa y la victoria de Japón, el nombre pasó a ser shina soba (支那そば). Y la popularidad del plato creció enormemente, ya que muchos japoneses querían familiarizarse con la comida china antes de viajar a los territorios conquistados por Japón. Sin embargo, tras el final de la Segunda Guerra Mundial, se le cambió el nombre a ramen para evitar connotaciones imperialistas.

Hoy en día, de hecho, el término ramen es el más extendido para hablar de este plato. Aunque en algunos lugares de Japón todavía es frecuente llamarlo chuka soba. Es curioso porque, aunque el significado sea el mismo que el de shina soba, el término shina cayó en desuso por sus connotaciones tan negativas.

Popularidad tras la Segunda Guerra Mundial

A pesar de la popularidad del ramen desde su introducción en Japón y hasta la década de 1920, la militarización del país fue devastadora para este plato. Y es que el gobierno militar prohibió todo lo que se consideraba lujoso o frívolo. Aunque hoy en día nos pueda extrañar, el ramen entró en esta categoría.

Así, no fue hasta el final de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación aliada que la percepción empezó a cambiar. En aquellos primeros años tras la guerra el sistema de racionamiento siguió en vigor, lo que hacía que muchos japoneses no tuvieran suficientes calorías diarias.

Esto no era sólo debido a un racionamiento insuficiente, sino también a los deseos de hacer dinero rápido de muchos burócratas. Así, aunque Estados Unidos enviaba mucho trigo a Japón, gran parte acababa en el mercado negro. Y allí se usaba para crear platos baratos y de alto aporte calórico que permitieran a los japoneses aguantar largas jornadas laborales por poco dinero.

Hablamos de platos tales como ramen, gyoza y okonomiyaki. Fue en estos momentos cuando la popularidad del ramen se volvió a disparar en Japón. Todas estas ayudas eran el intento de Estados Unidos de congraciarse con Japón, sobre todo ante la creciente amenaza del comunismo. Esta amenaza motivó a las fuerzas de ocupación a cambiar su estrategia con Japón y considerarlo un aliado en la lucha contra el comunismo. Si te interesa conocer más sobre la historia del ramen, intercalada con pinceladas de geopolítica, puedes leer el interesante libro de George Solt titulado The Untold History of Ramen: How Political Crisis in Japan Spawned a Global Food Craze.

En 1958, Momofuku Ando lanzó su chikin ramen o ramen de pollo instantáneo, que supuso un revulsivo para el país. Y en 1971 lanzó su ramen instantáneo Cup Noodles, en un recipiente pensado para comer de él. La popularización de este plato hizo que el ramen, en su versión instantánea o de restaurante, se convirtiera en sinónimo casi del resurgir japonés tras la guerra.

El chikin ramen instantáneo, una revolución
El chikin ramen instantáneo, una revolución

De hecho, fue durante la época de la posguerra cuando el ramen pasó a identificarse con la cultura japonesa. A medida que la situación económica mejoraba, los vendedores callejeros fueron desapareciendo. Y los restaurantes chinos donde se había originado el plato dieron paso a restaurantes especializados únicamente en este plato y ya totalmente japoneses.

Por si fuera poco, empezó a verse este plato como una alternativa a la cocina europea. Y también como algo nostálgico, ya que el ramen era el plato básico en la dieta de los trabajadores japoneses que habían convertido al país en la entonces segunda potencia mundial. Así, la popularidad del ramen no ha hecho más que aumentar, hasta el punto de que ha traspasado las fronteras de Japón.

Orígenes del nombre ramen

El nombre actual del plato, ramen, se cree que deriva del chino lamian, que es un plato de fideos en sopa. Sin embargo, estos fideos (mian, luego evolucionado a men) se hacían a mano, estirándose (la o ra).

Al menos esta es una de las teorías más aceptadas. Porque hay quien dice que ramen proviene de laomian, o viejos fideos. Existen incluso otra teoría que dice que el ramen era, en sus inicios, lumian, fideos cocinados en una salsa espesa.

Existe una cuarta teoría que dice que el nombre proviene de laomian o lo mein. En cantonés esto significa salteado y se refiere al método de preparar los fideos moviéndolos con rapidez en una sartén o wok junto con salsa.

El verdadero origen chino del ramen

Casi siempre que se oye o se lee hablar del ramen, se hace mención a la principal teoría sobre el origen del nombre. Y es que como decíamos, la más popular es considerar que ramen viene de lamian, o fideos chinos estirados a mano. Nosotros consideramos que es la explicación más probable sobre el nombre del plato. Pero las similitudes acaban aquí, porque el ramen sólo toma el nombre de estos fideos chinos, ya que en realidad es un plato muy diferente.

Shio ramen con caldo de huesos de pollo en Tori-soba Salt (Shimokitazawa)
Shio ramen con caldo de huesos de pollo en Tori-soba Salt (Shimokitazawa)

De hecho, el lamian es un plato original de la ciudad de Lanzhou, mientras que el ramen es en realidad una adaptación de los cuencos de fideos con sopa típicos de Cantón y Jiangsu. No en vano, la gran mayoría de la población china en el barrio chino de Yokohama es de Cantón, que es donde el plato pasó al recetario japonés.

Los fideos que se usan en el ramen, que reciben el nombre de chukamen o fideos chinos, también tienen sus orígenes en la comida cantonesa. Así, en la provincia de Cantón son típicos los you mian o fideos finos, que se preparan con agua de cal alcalina. El kansui japonés, del que hablamos un poco más adelante, es justamente esto, un agua alcalina para preparar los fideos de ramen. Y al igual que los you mian, los fideos de ramen se cortaban inicialmente con cuchillo, en lugar de estirarse a mano como los lamian.

Igualmente, los caldos en el ramen tienen tienen una importante herencia cantonesa. Allí existían sopas claras, a base de huesos de pollo, que son muy usadas en la cocina china. Y también sopas densas y emulsionadas con una sabor cremoso y apariencia casi lechosa. Estas sopas son los orígenes de las sopas y caldos usados en el ramen actual.

Chuka soba o ramen en Takayama, con salsa de soja y wagyu de Hida
Chuka soba o ramen en Takayama, con salsa de soja y wagyu de Hida

En cuanto a la carne que acompaña al ramen, el chashu, está claro que su nombre viene del cerdo cantonés char siu. Sin embargo, tal como se prepara para el ramen recuerda más a las sopas con fideos de Jiangsu. Al parecer los primeros cuencos de ramen en Japón se servían con char siu pero se cambió a usar el cerdo preparado como en la actualidad, pero el nombre se mantuvo.

Los ingredientes adicionales del ramen, aunque hoy en día son muy variados, tienen una gran influencia de Shanghai, entonces en la provincia de Jiangsu. Así, el huevo cocido y marinado en soja, los brotes de bambú, la forma de preparar la carne y el mezclar una salsa (el tare) con el caldo, son típicos de esta región.

Por supuesto, los japoneses han ido completando el plato y adaptándolo a sus gustos con el paso de los años. El uso de alga nori, setas enoki, el pastel de pescado narutomaki y el miso, entre otros, son adiciones puramente japonesas.

Los componentes del ramen

Para hacer un cuenco o bol de ramen sólo se necesitan cuatro componentes básicos. Aunque decirlo así puede resultar engañosamente simple, ya que las opciones que hay en cada uno de ellos es muy grande. En la sección anterior hemos mencionado ya cuáles eran, al hablar de los orígenes chinos del plato. Aquí profundizaremos un poco más.

Los niños también disfrutan del ramen, como Eric
Los niños también disfrutan del ramen, como Eric (Yamashiro Onsen, Ishikawa)

Estos ingredientes hacen que el ramen sea un plato sabroso para todos los públicos. Porque la idea de comer fideos en sopa es algo común a muchísimas culturas. Pese a las variaciones de cada país, el plato resulta familiar. Y eso hace, además, que a los niños también les encanta. Quizás alguno de los ingredientes adicionales no tanto, en función de cada niño. Pero fideos, sopa y carne, son un triunfo seguro.

Los fideos

Los fideos que se usan en el ramen están hechos de agua, harina de trigo y kansui, que es una solución de carbonato potásico y carbonato sódico. El kansui hace que la pasta sea alcalina y muy elástica, dándole un color amarillento a la pasta. Por eso, mucha gente piensa que los fideos de ramen llevan huevo en su preparación, algo que no es cierto.

Aunque existen muchos tipos de fideos, los más populares suelen ser de grosor medio y completamente lisos. En algunas ciudades como Kitakata llevan a gala usar fideos más gruesos y rizados, sin embargo. Y lo cierto es que la percepción cambia en el paladar entre usar fideos más o menos finos y más o menos lisos.

Tipos de fideos para el ramen
Tipos de fideos para el ramen

Normalmente el punto de cocción de los fideos es estándar, salvo para el ramen de tipo Hakata, del que hablamos a continuación. Y es que es común que en restaurantes especializados en este tipo de ramen te den a escoger la firmeza o textura del fideo. Aunque algunas opciones puede que no se ofrezcan, según cada restaurante.

Cada tipo de firmeza recibe un nombre diferente dependiendo del tiempo de cocción usado en cada caso:

  • Bari-yawa (バリやわ): Los fideos con mayor tiempo de cocción. Es el menos recomendado y, a menudo, incluso en restaurantes que ofrecen escoger la firmeza del fideo, ésta opción no está disponible. Se cuece entre 100 y 150 segundos.
  • Yawa (やわ): fideos blandos, entre 70 y 100 segundos de cocción.
  • Futsu (普通, ふつう): tiempo medio de cocción, entre 45 y 70 segundos de cocción.
  • Katame (硬め, かため): firmes, entre 20 y 45 segundos.
  • Bari-kata (バリカタ): fideos extra firmes, entre 15 y 20 segundos de cocción.
  • Harigane (ハリガネ, はりがね): los fideos más firmes que pueden llegar a servirte, que pasan poco tiempo sumergidos en el agua de cocción. Se cuecen de 7 a 15 segundos.

Además de estas formas de cocer los fideos, a veces es posible encontrar dos opciones más, aún más radicales. La primera es kona-otoshi (粉落とし, こなおとし), en la que los fideos se pasan por agua de 3 a 7 segundos nada más, para quitarles el exceso de harina. La segunda recibe el nombre de yuge-doshi (湯気通し), en la que los fideos se pasan por el vapor de cocción pero no se llegan ni a sumergir en agua.

Esto hace que los fideos sean mucho más resistentes a la mordida y con mayor textura. Pero no completamente crujientes porque, recuerda, los fideos del ramen son frescos y no deshidratados. Eso sí, estas dos opciones tan extremadamente firmes no son populares. Y al igual que ocurre con los fideos superblandos, bari-yawa, ni siquiera todos los restaurantes ofrecen esta opción.

Fideos para el ramen
Fideos para el ramen

Existen otros dos términos que merece la pena que tengas en cuenta para cuando vayas a restaurantes de ramen. Estos términos hacen referencia a la cantidad de fideos que quieres comer, así que te servirán de ayuda si te has quedado con hambre.

El primero es oomori (大盛) y hace referencia a una porción grande de fideos. En lugar de pedir un cuenco de ramen con la cantidad estándar, si sabes que tienes mucha hambre, puedes pedir este tamaño.

Sin embargo, los fideos absorben el caldo con facilidad y, lo que parece poco al principio, luego puede ser suficiente. Por eso mucha gente pide la ración estándar y, en caso de que se queden con hambre, sobre todo si aún sobra caldo, piden un extra de fideos. Esto recibe el nombre de kaedama (替え玉) y es muy útil para no dejarte nada de caldo y salir totalmente satisfecho.

Forma de pedir kaedama o fideos extra en Ichiran Ramen
Forma de pedir kaedama o fideos extra en Ichiran Ramen

Estas opciones, sin embargo, no siempre las vas a encontrar en los restaurantes de ramen. Y sobre todo, fuera de Japón, a menudo son cosas que no se tienen muy en cuenta, para simplificar la operativa.

El caldo

El alma de un cuenco de ramen es, sin duda, el caldo. No es algo tan diferente de lo que ocurre con muchos platos occidentales como los cocidos y las sopas. Al final es añadir ingredientes de calidad y tener paciencia para que cuezan durante muchas horas. De esta forma el caldo resultante estará repleto de umami y será delicioso.

Los caldos para el ramen son muy diversos y su base puede ser vegetal, de pollo, de cerdo, de pescado, o incluso mezclando estos ingredientes. Según la proporción de estos ingredientes principales junto con la del resto de componentes, el resultado será totalmente diferente.

Ramen en Tsuta (Tokio), con una estrella Michelin
Ramen en Tsuta (Tokio), con una estrella Michelin

Esto hace que, incluso para un mismo tipo de ramen, no haya dos caldos iguales. Porque cada cocinero tiene sus secretos, sus ingredientes favoritos, sus proporciones y sus tiempos de cocción. Algo, que además, no se comparte con nadie para asegurar que el caldo sigue siendo único.

En general, los caldos se dividen en dos grandes grupos, en función de su densidad. Así, verás caldos llamados assari (あっさり) o claros, que son ligeros y con una mayor concentración de verduras. Por otro lado, están los caldos kotteri (こってり) o pesados, mucho más espesos y de gusto potente.

Los principales tipos de ramen assari o claros son:

  • Shoyu Ramen. El caldo se hace con huesos de pollo y dashi, sardinas o katsuobushi, al que se le añade luego salsa de soja (shoyu) y rayu (extracto de pimiento rojo con aceite de sésamo). De esta forma, el caldo adquiere un toque oscuro.
  • Shio Ramen. Este caldo se prepara con huesos de pollo y dashi, sardinas o katsuobushi y se le añade sal. Esta preparación de influencia china da como resultado un caldo transparente.
Shoyu ramen en Nakiryu (Tokio)
Shoyu ramen en Nakiryu (Tokio)

Entre los ramen kotteri, los principales tipos son:

  • Miso ramen. El caldo e hace con huesos de pollo, pero se le añade miso (generalmente, miso blanco). El resultado es un caldo de color crema, bastante denso. Fue creado en Sapporo en 1955 y hablamos de él con más detalle más adelante.
  • Tonkotsu ramen. La base de este caldo son los huesos de cerdo y una larga cocción. Es típica del norte de Kyushu y da como resultado un caldo denso y untuoso de color blanquecino, gracias al colágeno y tuétano de los huesos.

Guarniciones o toppings

Aunque el caldo y los fideos son fundamentales, si el ramen no tuviera nada más no estaría completo. De hecho, por muy buenos que fueran fideos y caldo, le faltaría algo. Y es que son los toppings o guarniciones los que complementan el plato.

Así, estos ingredientes ayudan a potenciar el sabor de los demás componentes, aportan texturas diferentes y elevan aún más un buen cuenco de ramen.

Toppings premium del tan-tan men de Nakiryu, que se sirven aparte
Toppings premium del tan-tan men de Nakiryu, que se sirven aparte

De entre los más populares y frecuentes podemos mencionar el chashu. El chashu es panceta de cerdo marinada y luego asada, cortada en lonchas finas. Hay ocasiones en las que la carne que se incluye en el ramen es diferente y preparada también de forma diferente. Sin embargo, lo más normal será que te encuentres chashu.

Otro ingrediente básico es el ajitama, la abreviación de ajitsuke tamago (huevo cocido marinado). El truco aquí es cocer el huevo con precisión para que la clara quede cuajada mientras que la yema quede untuosa, aunque no líquida. Y luego marinarlo para que adquiera un sabor más potente y un color algo más oscuro. No hay nada peor que un ramen en el que el huevo tiene la yema totalmente solidificada. Demuestra poco cariño por el plato que se presenta al comensal.

Chashu preparado antes de cortarlo (Kitakata)
Chashu preparado antes de cortarlo (Kitakata)

Además de estos, también es frecuente encontrar negi (cebolleta), que ayuda a refrescar el paladar, sobre todo en ramen con caldos muy densos; menma o tronco de bambú encurtido; alga nori y wakeme y moyashi o brotes de soja y otras verduras. Finalmente, entre los ingredientes más comunes también están las setas enoki, de color blanquecino, tallo alargado y de sombreros minúsculos. Esta setas se añaden crudas pero son tan finas que, con el caldo caliente, se cocinan levemente. Aportan textura y un toque terroso interesante al conjunto.

Y no podía faltar, claro, el naruto (o narutomaki). En realidad, es una lámina de pastel de pescado o kamaboko, que lleva dibujado un remolino o naruto. Esta pasta de pescado es la misma que se usa para el oden, un popular plato muy popular en invierno. No todas las variedades de ramen lo lleva, eso sí.

El tare, el secreto mejor guardado del ramen

En muchos artículos y guías de ramen seguramente leerás acerca de los tres ingredientes anteriores. Pero existe un cuarto del que a menudo se habla poco, o directamente ni se habla. Es el tare (垂れ) o «agente saborizador». Y, como decimos, es el secreto mejor guardado de un buen cuenco de ramen.

La realidad es que el tare es una especie de salsa muy concentrada que se coloca en el cuenco de ramen antes de añadir el caldo. Por eso a menudo pasa desapercibido. No es raro que el comensal piense que todo el sabor y umami proviene únicamente del caldo y los ingredientes usados en su preparación.

Sin embargo, sin un buen tare que aporte ese extra de sabor, el ramen no sería lo que es. Y precisamente porque tiene el poder de elevar el sabor del ramen a niveles que sólo el caldo no podría, es algo muy, muy secreto. Eso no significa que no se conozcan los componentes más habituales del tare. Incluso puedes prepararlo en casa si tienes alguna tienda de productos japoneses cercana o compras por Internet. Pero el tare preciso que usa cada chef es un secreto muy bien guardado.

Disfrutando de un buen cuenco de ramen
Disfrutando de un buen cuenco de ramen

Generalmente existen tres tipos básicos de tare, la salsa de soja (shoyu), la sal (shio) y el miso. Estos tres son el origen de tres de los tipos de ramen más populares que ya hemos mencionado.

La salsa de soja o shoyu es el estilo de tare más antiguo que existe. Se remonta a cuando se introdujo el ramen en Japón y el plato de origen chino se adaptó al gusto japonés. Según el libro Slurp! A Social and Culinary History of Ramen, los sabores y olores del plato chino eran poco familiares para los japoneses. Así que se añadió salsa de soja para convertirlo en algo más satisfactorio y familiar.

Cuando hablamos del shio (sal) como tare, en realidad no nos referimos simplemente a la adición de sal. En este caso, este tipo de ramen usa una salsa salsa con sal y pequeños pescados secos, que se añaden al caldo. Hay que tener en cuenta que el caldo base no lleva condimentos, con lo que esta salsa amplifica los sabores y la complejidad de los mismos.

Cuencos de ramen con el tare, antes de servir el caldo (Ganso Nagahama, Fukuoka)
Cuencos de ramen con el tare, antes de servir el caldo (Ganso Nagahama, Fukuoka)

El miso es el tercer gran tare y el más nuevo. Como sabes, el miso es un ingrediente muy popular y frecuente en Japón, que se hace con soja fermentada con hongo koji (el mismo que se usa para producir sake o salsa de soja). En 1955 un restaurante de Sapporo llamado Aji no Sanpei inventó este tipo de ramen, al añadir fideos a una sopa de miso con un caldo de cerdo. No es de extrañar que, aunque ya se haya extendido por todo el país, en Hokkaido y, sobre todo en Sapporo, sea la estrella.

Komiyu, el gran desconocido

Si el tare es algo poco conocido en general, menos todavía lo es el komiyu o komiabura (香味油). Este komiyu no es otra cosa que un aceite infusionado con pescados secos, marisco, verduras, ajo, cebolla, jengibre y otros ingredientes.

Aunque no siempre se usa, muchas variedades de ramen regional no estarían completas sin este aceite, que aporta potencia y umami al plato. Además de sabor, al colocarse en la superficie del caldo, ayuda a «atrapar» el calor, evitando que se enfríe. Uno de los tipos de komiyu más populares en la actualidad es el que incluye manteca de cerdo, como en Onomichi (hablamos más adelante de esto).

Variedades de ramen

Existen más de 30 variedades regionales de ramen, aunque luego hay múltiples pequeñas variedades locales más. Desde fuera de Japón es frecuente considerar el ramen como poco variado. Como mucho se piensa en sus cuatro variedades principales, las tres que usan los tare clásicos más el tonkotsu.

Tan-tan men de Nakiryu (Tokio)
Tan-tan men de Nakiryu (Tokio)

La realidad es que, si te paras a pensarlo, la versatilidad del ramen es total. El caldo puede llevar muchísimos ingredientes diferentes y en proporciones variables. Sólo esto nos daría muchísimas versiones diferentes. Y luego hay que tener en cuenta el tare. Con la cantidad de ingredientes que puede llevar, el número de mezclas se multiplica.

Si además pensamos en todos los ingredientes adicionales que se pueden añadir, más los diferentes tipos de fideos y sus tiempos de cocción, el resultado final es que los límites del ramen sólo están en la imaginación de los chefs que lo preparan.

Los 3 mejores ramen de Japón

Japón es un país donde las listas de tres elementos están a la orden del día: los tres mejores jardines, las tres mejores vistas, los tres mejores castillos, etc. De hecho, en Japonismo tenemos un artículo sobre estas listas de tres grandes elementos. Y por supuesto, en esta lista no podían faltar los tres mejores ramen, teniendo en cuenta lo popular que es este plato.

El ramen con miso de Sapporo

Uno de los tres mejores ramen del país está en Sapporo. Como ya hemos dicho, es el ramen de miso que se comenzó a popularizar a partir de 1955. Básicamente consiste en utilizar pasta de miso como ingrediente principal del tare, el potenciador de sabor que se añade a la sopa.

Lo curioso es que la sopa del ramen típico con miso de Sapporo es parecida a la del tonkotsu, con huesos de cerdo. En este caso, sin embargo, la sopa es clara, y además se le añade salsa de soja, sal y miso, que lo hace contundente. Y en un lugar tan frío como Sapporo, eso es de agradecer. Nosotros lo hemos probado en varias ocasiones allí, una de ellas en un febrero, que es el mes más frío del año en Sapporo y cuando se organiza el Festival de la Nieve de Sapporo o Yuki Matsuri.

Miso ramen en Sapporo en febrero, en el Yuki Matsuri
Miso ramen en Sapporo en febrero, en el Yuki Matsuri

Poder tomarse un ramen bien caliente en el parque Odori del centro de la ciudad, entre grandes esculturas de hielo y nieve es una de esas experiencias que hacen único un viaje a Japón. Pero si Sapporo no está en tus planes de viaje, tranquilo. Este tipo de ramen se ha vuelto tan popular que puedes encontrarlo por todo el país.

El tonkotsu de Hakata

Otro de los tres mejores ramen lo tienes en Hakata. Hoy en día Hakata, entonces ciudad, se ha convertido en un barrio más de la ciudad de Fukuoka, al sur de Japón. Y allí el tipo de ramen más popular es el tonkotsu, que hace referencia al tipo de caldo. El tipo original de ramen de aquí comenzó en la zona de Nagahama, aunque hoy en día todo el ramen tonkotsu de la ciudad es parecido.

Ramen de tipo tonkotsu del restaurante Ganso Nagahama (Fukuoka)
Ramen de tipo tonkotsu del restaurante Ganso Nagahama (Fukuoka)

Este caldo, uno de los de tipo kotteri o densos, se hace con huesos de cerdo que se dejan cocer durante muchas horas. Si estás por Fukuoka puedes probarlo en alguno de los restaurantes con más tradición o, incluso, en un yatai o puesto de comida callejera. Son lugares con muchísimo encanto donde sólo caben unos 8 comensales. Y en los que, incluso sin saber el idioma, acabarás hablando con todos tus compañeros de mesa.

Por suerte, y como le ocurre al ramen de Sapporo, se ha vuelto tan popular que es fácil encontrarlo por todo Japón. Con lo que si tu planificación de viaje no te lleva por la isla de Kyushu no te preocupes.

Es típico encontrar ajos frescos y una prensa para ajos en la mesa de restaurantes especializados en este ramen. Y es que una forma típica de comerlo es prensar un ajo y mezclarlo con el caldo. Aporta un extra de umami que lo hace aún más delicioso. Eso sí, ¡luego hay que tener cuidado con el aliento!

El ramen con fideos rizados de Kitakata

El tercer mejor ramen se encuentra en la ciudad de Kitakata, en la región de Tohoku, al norte de Tokio. Allí puedes encontrar más de 100 restaurantes especializados en este plato que lo sirven hasta para desayunar.

Y, aunque resulte curioso, existe hasta un santuario sintoísta dedicado al ramen donde además se vende helado con sabor ramen. El santuario es además fácil de identificar porque el torii o puerta que marca el paso a suelo sagrado tiene, en lugar de un travesaño horizontal estándar, dos palillos. Si quieres saber de esta ciudad, puedes leer nuestra guía completa de Kitakata.

Santuario del ramen en Kitakata
Santuario del ramen en Kitakata

Lo curioso de Kitakata es que, aunque se considera uno de los tres mejores ramen, no existe un único tipo de ramen. Y es que hay restaurantes que usan sopas hechas con huesos de cerdo, de estilo tonkotsu pero más claras. Muchos otros usan salsa de soja como tare y hay incluso algunos que usan shio o hasta miso.

Por si fuera poco, los fideos que se usan en Kitakata son más gruesos y planos que los que verás por el resto de Japón. Y en lugar de ser rectos, son rizados. Por suerte, uno de los restaurantes más populares de Kitakata, Bannai Shokudo, tiene restaurantes en varias ciudades japonesas.

Chashumen en Bannai Shokudo (Kitakata)
Chashumen en Bannai Shokudo (Kitakata)

Así, puedes probar este rico ramen en cualquier parte (en la propia estación de Kioto, sin ir más lejos). Su estrella es el chashumen, donde el bol va completamente cubierto con trozos de carne y sin otros toppings.

Los tipos regionales de ramen

Existen más de 30 variedades regionales de ramen de las que se tiene constancia. Pero, la realidad, como hemos visto, es que podría haber un número casi infinito.

A continuación te contamos algunas de las variedades regionales más populares. Eso sí, que una variedad sea la más popular en una región no quiere decir que todos los restaurantes hagan lo mismo. De hecho, es posible encontrar variedades dentro de una misma región que optan por otros caldos, otro tipo de fideos, etc.

    1. Sapporo ramen (Hokkaido). Uno de los tres grandes, del que ya te hemos hablado. Merece mucho la pena.
    2. Hakodate ramen (Hokkaido). Otra ciudad fría con una sopa a base de huesos de cerdo y pollo, con sal como agente potenciador de sabor. Es un tipo de ramen muy parecido al original que llegó desde China, más ligero que en el resto de Hokkaido, ya que en Hakodate las temperaturas son algo más cálidas.
    Ramen de Hakodate
    Ramen de Hakodate
    1. Asahikawa ramen (Hokkaido). El caldo se hace con pescado, huesos de cerdo y a veces también de pollo, y se usa luego salsa de soja. Los fideos son rizados.
    2. Kushiro ramen (Hokkaido). Fideos muy finos y rizados con un caldo que mezcla alga konbu, sardinas secas, huesos de pescado, de cerdo y de pollo con una base de katsuobushi. Al parecer mucha gente dice que se parece mucho a una forma antigua del ramen que se hacía en Tokio.
    3. Sakata ramen (Yamagata). El caldo se hace con huesos de cerdo y pescado así como con manitas de cerdo, con salsa de soja como tare. Se añade también manteca de cerdo (lardo) para conseguir una textura espesa. Muchos restaurantes en la zona usan wonton en su ramen.
    4. Yonezawa ramen (Yamagata). El caldo es ligero y con soja y los fideos son algo rizados, como en Kitakata. En Yonezawa al plato se le llama chuka soba.
    5. Shirakawa ramen (Fukushima). Usa un caldo de huesos de cerdo y pollo con salsa de soja como tare.
    6. Kitakata ramen (Fukushima). Otro de los tres grandes, del que ya hemos hablado. Buenísimo y diferente gracias a sus fideos rizados.
    Ramen de Kitakata
    Ramen de Kitakata
    1. Sano ramen (Tochigi). El caldo se hace con huesos de cerdo y pollo. Existe mucha variedad entre los restaurantes de la zona, pero lo más característico y común a todos ellos es la potencia del sabor a salsa de soja.
    2. Tsubame ramen (Niigata). Fideos planos y anchos que se sirven en una sopa de pescado a base de sardinas secas, caballa o bonito. Se añade mucha grasa y cebolla picada. Es el origen del estilo de ramen que se conoce como Seabura chat-cha kei, que implica la adición de esta manteca de cerdo (lardo).
    3. Toyama ramen (Toyama). En esta zona es famoso el «black ramen», que usa muchísima salsa de soja y tiñe el caldo de negro. El caldo en sí está hecho de pollo y pescado. Es uno de los preferidos actualmente en Japón.
    4. Tokio ramen (Tokio). El modelo estándar para el ramen de salsa de soja. El caldo se hace con huesos de pollo, sardinas secas y verduras. Aunque en realidad, el ramen en Tokio es muy diverso.
    5. Katsuura tan-tan men (Chiba). Al contrario que la mayoría de tan-tan men, en esta ciudad no se usa sésamo. En su lugar se usa carne picada salteada con cebolla, pimientos picantes y aceite de chiles picantes (rayu). Es muy popular sobre todo en invierno entre los pescadores de la zona por el calor que aporta.
    6. Yokohama ramen (Kanagawa). El tipo de ramen de Yokohama recibe el nombre de tonkotsu-shoyu. Y es que el caldo se hace con huesos de cerdo y pollo y se usa salsa de soja como tare.
    7. Takayama ramen (Gifu). El caldo se hace con huesos de pollo y se saboriza con copos de bonito seco. Es uno de los ramen regionales más longevos, ya que se lleva comiendo desde antes de la Segunda Guerra Mundial. Y es tan popular que en Año Nuevo la gente los come en lugar de comer soba. Allí lo verás mencionado también como chuka soba.
    8. Nagoya ramen (Aichi). En Nagoya los dos estilos más populares son el yakuzen (comida medicinal china, iniciado por el restaurante Kourai Dojo) o el ramen de Taiwan (iniciado por el restaurante Misen). La base de los caldos es con salsa de soja y se añade cerdo picado salteado y picante.
    9. Tenri ramen (Nara). El caldo se hace con huesos de cerdo y pollo y salsa de soja, pero la peculiaridad es que usa mucho aceite de chile picante. Se completa con col china, cebolleta y carne picada de cerdo salteada. Pero si destaca por algo es por los grandes tamaños en los que se se sirve.
    10. Kioto ramen (Kioto). El ramen típico de Kioto usa un caldo con salsa de soja que se hace con huesos de cerdo y pollo así como verduras.
    11. Banshu ramen (Nishiwaki, Hyogo). El caldo se hace con pollo, cerdo y verduras y se le añade salsa de soja Amakuchi, que se produce en esta región y es menos salada y con toques más dulzones. Este perfil de sabor se escogió a propósito para encajar más con los gustos de las mujeres que trabajan en la industria textil de este distrito.
    12. Tsuruga ramen (Fukui). El tipo de caldo más popular en la región mezcla caldo de cerdo, de pollo y salsa de soja, con un poco de pimienta.
    13. Wakayama ramen (Wakayama). Fideos finos y rectos con caldos que pueden ser de estilo Shako-Mae (ligero, con salsa de soja) o de estilo Ide, que es un tipo de tonkotsu-shoyu. Aquí también se llaman chuka-soba.
    14. Onomichi ramen (Hiroshima). El caldo lleva sardinas secas y huesos de pollo y luego se le añade salsa de soja. Lo curioso es que este ramen suele llevar seabura, o grasa de cerdo cortada en pequeños trozos, flotando en el caldo. Se ha vuelto uno de los tipos de ramen más populares recientemente.
    Ramen de Onomichi con seabura y mollejas de pollo
    Ramen de Onomichi con seabura y mollejas de pollo
    1. Hiroshima ramen (Hiroshima). De tipo tonkotsu-shoyu, con un caldo a base de huesos de cerdo y pollo y verduras, complementado con salsa de soja. Es una mezcla entre el ramen típico de Tokio y el de Kyushu.
    2. Hakata ramen (Fukuoka). Otro de los tres grandes, del que también hemos hablado. No te lo pierdas, estés donde estés de Japón. Es algo menos denso que el ramen de Kurume, que es origen del tipo tonkotsu.
    3. Kurume ramen (Fukuoka). El origen del ramen de tipo tonkotsu. se encuentra en esta ciudad. Y ha sido tan popular, que el resto de ramen en Kyushu está influenciado por el de Kurume, salvo Kagoshima. Aquí los huesos de cerdo se cocinan durante largas horas, más que en Hakata. Así, el caldo es blanquecino y aún más espeso.
    4. Kumamoto ramen (Kumamoto). Similar al de Kurume, pero con fideos más gruesos y con un caldo que, además de huesos de cerdo, también usa huesos de pollo.
    5. Miyazaki ramen (Miyazaki). El caldo es de tipo tonkotsu ligero, con una base de pescado (caballa o melva), complementado con salsa de soja y sal. En la mesa suele haber salsa de soja con sabor a ajo para ajustar el sabor final y rábano encurtido takuan.
    6. Kagoshima ramen (Kagoshima). Otra variedad de tipo tonkotsu, aunque en este caso no influenciada por el de Kurume. Usa huesos de cerdo y de pollo, verduras, pescados secos, setas shiitake y más para conseguir caldos potentes.
    7. Tokushima ramen (Tokushima).Hay tres tipos de sopa en el ramen de Tokushima, que en realidad allí recibe el nombre de chuka soba. De tipo tonkotsu con salsa de soja oscura, de huesos de pollo con salsa de soja clara y ámbar y de tipo tonkotsu muy blanquecina con soja clara y ámbar. Es típico, además, poner un huevo crudo encima, para que se cocine con el calor. En la estación de Kioto lo puedes probar en el restaurante Ramen Todai.
    8. Susaki ramen (Kochi). El caldo es de huesos de pollo al que se le añade soja. Los fideos son finos y se acompañan de pollo, puerro, huevo crudo y chikuwa (pastel de pescado). La diferencia principal es que se suele servir en cuencos llamados do-nabe, junto con un pequeño plato de rábano encurtido llamado takuan o takuwan.
    9. Matsuyama ramen (Ehime). En esta ciudad es típico el besugo, así que el caldo lleva, precisamente, besugo y sal como tare, que lo hace diferente a otros tipos de ramen. Un restaurante perfecto para probarlo es Nishiki Iwamoto, que además está recomendando con un Bib Gourmand por la guía Michelin.
    Ramen de Matsuyama en Nishiki Iwamoto
    Ramen de Matsuyama en Nishiki Iwamoto

    Variaciones populares del ramen: picantes, fríos y sin salsa

    Como ya has visto, existen muchísimas variedades regionales. Pero todas ellas usan sopas calientes con fideos y otros ingredientes, y se basan en la trilogía clásica de tare: soja, miso y sal. Pero el plato es tan popular que se han popularizado otras variantes que se salen de lo establecido.

    Tan-tan men en Nakiryu (Tokio) con estrella Michelin
    Tan-tan men en Nakiryu (Tokio) con estrella Michelin

    Por ejemplo, actualmente triunfa el tan-tan men, (担担面), un plato de fideos con caldo picante y carne picada, que se cocina con pasta de miso dulce, pak choi, y cacahuete. Lo interesante de este plato, que es una versión de los fideos dan dan de la provincia china de Sichuan, es que usa pasta de sésamo como tare. Así que cambia por completo los perfiles de sabor típicos del ramen. El uso de rayu, o aceite de chile picante contribuye también a hacer del tan-tan men un plato único.

    El mejor tan-tan men que nosotros hemos probado es el del restaurante Nakiryu, en Tokio. Este restaurante tiene una estrella Michelin y, aunque lo normal será que tengas que hacer cola, merece mucho la pena. Además, no vas a encontrar una comida de estrella Michelin tan barata en otro lugar de Japón.

    En verano, aunque los japoneses siguen comiendo ramen caliente, hace tanto calor que ha surgido el refrescante hiyashi chuka (冷やし中華). En este tipo de ramen los fideos se han enfriado y los toppings o ingredientes suelen ser fríos, como tiras de tortilla japonesa tamagoyaki, zanahoria, pepino, jengibre, jamón y pollo.

    Para añadirle sabor al plato, se incluye salsa tare o agente saborizante, que se mezcla con los fideos. Esta salsa suele llevar agua, vinagre de arroz, salsa de soja, azúcar, aceite de sésamo y semillas de sésamo.

    Hiyashi chuka en Jigokudani (Nagano)
    Hiyashi chuka en Enza Cafe (YamanouNagano)

    Otro plato popular recientemente es el tsukemen (つけ麺), donde los fideos no van sumergidos en el caldo, sino que se sirven por separado. Así, el comensal moja los fideos en el caldo a la hora de comerlos. Esto hace que la textura de los fideos se mantenga más firme, ya que cuando van integrados en el caldo la propia temperatura del caldo ayuda a cocerlos un poco más.

    Eso sí, no se te ocurra echar los fideos en el caldo. Para eso, pides un ramen estándar. Y es que los fideos de un tsukemen también son fríos y se sirven en un bol acompañados de alga nori, chashu, menma, huevo cocido, etc.

    El caldo en el tsukemen suele ser más potente y denso que la sopa de un ramen tradicional. La base más típica es un caldo de carne o un caldo dashi, al que se le añaden muchos más ingredientes. Piensa que como sólo se usa para mojar y los fideos están fríos, se absorbe menos cantidad de líquido. Así, se necesita que el sabor sea más potente para que tenga sentido el plato.

    Este plato fue inventado por Kazuo Yamagishi, dueño del restaurante Taishoken, en 1961. Yamagishi recibe el sobrenombre de rey del ramen, por su contribución a este plato. Hoy en día el tsukemen es muy popular y hay muchísimos restaurantes que lo sirven por todo el país.

    Pero si quieres probarlo en el sitio original, Taishoken sigue abierto en la parte este de Ikebukuro, en Tokio. Y además hay una sucursal en la planta de restaurantes de ramen de la estación de Kioto. Eso sí, en Taishoken el plato recibe el nombre de morisoba.

    ¿Dónde comer ramen?

    En Japón existen más de 32 000 restaurantes de ramen por todo el país, así que encontrar dónde comer este plato desde luego no va a ser un problema. Eso sí, ten en cuenta que en la mayoría de los casos tendrás que usar máquinas de tickets. Así, tienes que seleccionar en la máquina qué quieres comer, pagarlo y luego entregarlo en barra o al camarero.

    Máquina de tickets en un restaurante de ramen (Nakiryu, Tokio)
    Máquina de tickets en un restaurante de ramen (Nakiryu, Tokio)

    Comer ramen regionales en un mismo lugar

    Si eres curioso como nosotros y este artículo te ha abierto el apetito, quizás quieras probar diversos tipos de ramen en tu viaje a Japón. El problema es que eso implica viajar mucho por el país. Sin embargo, puedes estar tranquilo, ya que existen lugares perfectos para probar diferentes tipos de ramen bajo un mismo techo.

    Interior del museo de ramen de Yokohama
    Interior del museo de ramen de Yokohama
    • Museo del ramen de Yokohama. Con la apariencia de un barrio del periodo Showa, aquí encontrarás 6 restaurantes de ramen de procedencias diversas. La ventaja, además, es que se venden en raciones normales y también de degustación, para que puedas probar varias. Los restaurantes suelen cambiar cada cierto tiempo, pero lo cierto es que son sucursales de restaurantes muy reconocidos de otros lugares.
    • Callejón del ramen de la estación de Tokio (planta B1F). Llamado en inglés Tokyo Ramen Street, aquí hay 8 restaurantes que son sucursales de alguno de los mejores restaurantes de todo Japón. Más céntrico, además, imposible. Consulta nuestra completa guía de la estación de Tokio para no perderte.
    • Callejón del ramen de la estación de Kioto (Kyoto Ramen Koji). Esta zona se encuentra en la planta 10 del centro comercial Isetan que se encuentra en el edificio de la estación de Kioto. Allí encontrarás 9 restaurantes de entre los mejores del país, entre los que hay uno de ramen de Kitakata y otro de ramen de Tokushima.
    • Ichijoji Ramen Street (Kioto). Uno de los secretos mejor guardados de Kioto, porque hablamos de una calle repleta de puestos de ramen venidos de todo el país. Aquí puedes probar todo lo que desees sin repetir nunca. Eso sí, hay restaurantes tan populares que las esperas pueden ser de una hora.
    Zona de restaurantes de ramen en la estación de Kioto
    Zona de restaurantes de ramen en la estación de Kioto

    Cadenas de restaurantes de ramen

    Muchos de los restaurantes de ramen que encontrarás en Japón son pequeños puestos de propiedad individual. Al igual que ocurre con muchos otros negocios, a menudo tienen detrás a un apasionado de este plato que decidió hacer realidad su sueño. De hecho, es sorprendente que haya tanto negocio pequeño dedicado a este plato. No en vano el 80 % de los restaurantes de ramen son pequeños negocios.

    Pero también hay cadenas de restaurantes de ramen que pueden ser interesante conocer. Sobre todo cuando no sabes qué comer y nada te llama la atención. O cuando quieres un tipo de ramen concreto y no sabes si los pequeños restaurantes lo servirán. Lo bueno de estas cadenas es que son fáciles de reconocer y son relativamente fáciles de encontrar.

    Ramen de estilo tonkotsu de un Ichiran Ramen en Fukuoka
    Ramen de estilo tonkotsu de un Ichiran Ramen en Fukuoka

    A veces, eso sí, las cadenas más grandes han perdido parte del encanto de los restaurantes de barrio. Y la necesidad de producción a gran escala hace que la calidad a veces no sea tan alta como en los restaurantes top. Pero, eso sí, son siempre consistentemente buenos.

    En algunos casos, además, estas cadenas han dado el salto fuera de Japón. Así, cadenas como Ichiran o Ippudo cuentan con restaurantes repartidos por todo el mundo. Si tienes suerte de tener alguno cerca, podrás viajar a Japón con el paladar.

    • Ichiran. Especializado en ramen de Hakata, de tipo tonkotsu. Cuenta con cubículos individuales donde ni siquiera le ves la cara al camarero (ni el a ti). No es el mejor ramen, pero está bueno, es barato, y te puede sacar de un apuro. Cuenta con restaurantes también fuera de Japón. Puedes leer nuestro artículo detallado sobre la experiencia de comer ramen en Ichiran.
    • Bannai Shokudo. Aquí lo que se come es ramen de Kitakata. La especialidad es el chashumen, un cuenco de ramen totalmente cubierto de tiras de carne chashu. Muy, muy bueno, gracias a un caldo sabroso aunque claro y sus fideos gruesos y rizados. Puedes leer nuestro artículo sobre la experiencia de comer ramen en Bannai Shokudo.
    • Ippudo. Cadena original de Fukuoka y especializada en ramen de Hakata, es decir, de tipo tonkotsu. Es una de las más famosas y, además de tener restaurantes por todo Japón, también los tiene por medio mundo. Estados Unidos, Francia y Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda son alguno de los países donde se puede encontrar estos restaurantes.
    • Mouko Tanmen Nakamoto (蒙古タンメン中本). Cadena especializada en tanmen o ramen picante, con varios niveles de picante para los más aventureros. Sus restaurantes se concentran en Tokio y la región de Kanto, así como en las prefecturas de alrededor.
    • Marugen Ramen (丸源ラーメン). Cadena extendida por todo Japón. Su plato más popular es el niku soba, al que se le puede añadir picante si se desea. Además de ramen, tienen gyoza o karaage, por ejemplo.
    • Rai Rai Tei (来来亭). Cadena especializada en ramen con salsa de soja al estilo de Kioto, extendida por todo Japón. Hoy en día su carta es muy amplia y cuenta con platillos adicionales. Y dentro de las opciones de ramen, tienen diversas variedades.
    • Tenkaippin (天下一品). Cadena que empezó como un pequeño puesto de ramen en Kioto en 1971. El dueño de aquel puesto es hoy en día el presidente de la empresa. La base es un caldo con salsa de soja y huesos de pollo, pero los detalles son secretos. A veces recibe el nombre abreviado de Ten’ichi. Además, cada 1 de octubre tienen una promoción especial.
    Ramen estilo Kioto en la cadena Tenkaippin
    Ramen estilo Kioto en la cadena Tenkaippin
    • Korakuen (幸楽苑). Cadena extendida por todo el país con más de 400 restaurantes. Sirven una amplia variedad de opciones de ramen y de platillos adicionales. Son conocidos además por sus ramen de chocolate que lanzan por San Valentin y suelen estar a la venta durante un mes. Son platos salados que usan aceite de cacao y llevan chocolate como ingrediente adicional. Si quieres saber más sobre la locura de chocolate que es San Valentín en Japón, puedes leer nuestro artículo.
    • Afuri. Hemos incluido esta pequeña cadena por su delicioso ramen que lleva yuzu o lima japonesa en el caldo, con sal. La cadena cuenta con varios restaurantes en Tokio, Kanagawa y Saitama, e incluso con varios restaurantes fuera de Japón. Y por si fuera poco, abren un restaurante temporal en verano en la playa de Zaimokuza en Kamakura. Comer este ramen mirando al mar es una maravilla, incluso pese al calor. Nosotros lo hicimos y nos sentó estupendamente.
    Ramen con yuzu de Afuri
    Ramen con yuzu de Afuri en su restaurante veraniego en Kamakura

    Como verás, en algunas cadenas te hemos incluido el nombre en kanji. De esta forma, si estás por Japón y no sabes dónde comer, puedes usar Google Maps para encontrar un restaurante de ramen. Incluso aunque el nombre sólo esté en japonés. Copia el nombre en kanji que incluimos y buscarlo en Google Maps.

    Ramen con estrella Michelín

    Si en ciudades como Tokio existen restaurantes de sushi con hasta 3 estrellas Michelin, no es de extrañar que el ramen también esté yendo por ese camino. Por el momento, existen tres restaurantes en la capital japonesa que cuentan con 1 estrella Michelin cada uno.

    Estos restaurantes son una ganga. Y sí, los precios son algo más caros que un ramen normal, pero no demasiado. Y sin embargo usan ingredientes de primerísima calidad para todos sus platos, lo que se nota en el resultado final.

    Ramen con trufa con estrella Michelin en Tsuta (Tokio)
    Ramen con trufa con estrella Michelin en Tsuta (Tokio)

    El único problema es su popularidad, porque casi siempre hay que hacer cola para poder entrar. Decidir si te merece la pena la espera o no ya es una decisión personal…

    • Tsuta. O para ser más exactos, Japanese Soba Noodles Tsuta, en su nombre completo. Fueron los primeros en recibir una estrella Michelin en 2015. Trasladaron su restaurante de Sugamo a Yoyogi, a un local más espacioso y con mesas, además de la barra. Tienes nuestra experiencia en el primer Tsuta, en Sugamo, aquí en Japonismo.
    • Nakiryu. En este caso, el nombre completo es Ramen Atelier Nakiryu. Recibió la estrella Michelin en 2017 y, aunque todos sus ramen están buenísimos, el plato estrella es el tan tan men o ramen picante. Puedes leer nuestra experiencia en Nakiryu en Japonismo.
    • Soba House Konjiki Hototogisu. Ganó una estrella Michelin en 2018. Sirven un ramen con base de salsa de soja y con un caldo hecho a base de huesos de pollo, pescado seco y almejas. Su otro ramen más conocido es uno con un caldo a base de almejas y pargo. Además, usan un aceite especial que se echa al final de la preparación, con setas y trufa.

    Esperamos que con esta guía disfrutas mucho más del ramen cuando viajes a Japón. O, por qué no, cuando lo pidas en algún restaurante japonés allá donde vivas.

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!