La receta de caldo dashi (だし) es imprescindible para realizar con éxito muchísimos otros platos de la gastronomía japonesa, ya que este caldo es la base de multitud de recetas japonesas donde se utiliza como potenciador de sabor.

El caldo dashi que os proponemos hoy es un caldo hecho con alga konbu y copos de bonito secos katsuobushi, es decir, es un caldo de pescado muy ligero y de color claro. Se utiliza de base en muchísimas recetas, como la famosa sopa de miso, pero también en carnes, guisos y hasta para hacer la tortilla enrollada tamagoyaki.

caldo dashi

El caldo dashi es muy sencillo de hacer y mi recomendación es hacer una cantidad importante y congelarlo después como hacemos con otros caldos (en pequeñas porciones o en bolsas de cubitos de hielo, que así es bien fácil descongelar sólo pequeñas cantidades cuando lo necesitemos).

Pero si por lo que sea no tenemos congelado, no tenemos tiempo de hacerlo (aunque se tarda muy poco, la verdad) o nos faltan los ingredientes para su elaboración, disponemos de una versión “trampa“: el dashi en polvo o granulado, que nos puede sacar de más de un apuro de la misma manera que las pastillas de caldo occidentales, tipo Maggi o Avecrem nos pueden ayudar a veces.

Basta con mezclar 4 gramos (es decir, una cucharada y tres cuartos) de polvos en 600ml de agua y ya tenemos nuestro dashi listo para ser usado. Eso sí, al igual que pasa con las pastillas de caldo occidentales, ni el sabor ni los nutrientes serán los mismos, pero al menos tendremos algo parecido a dashi. En caso de no disponer ni de dashi ni de dashi en polvo podemos sustituir el caldo por agua en la elaboración de nuestras recetas, aunque naturalmente el sabor final se verá afectado.

Dashi en polvo

Os animo a que compréis los ingredientes y hagáis caldo dashi en casa. Realmente no cuesta nada y mejora muchísimo el sabor de las recetas.

Receta de caldo dashi

  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: 25 minutos
  • Comensales: 4 porciones

Ingredientes

  • 1 l. de agua
  • 20 gr. de alga konbu seca
  • 30 gr. de katsuobushi o copos de bonito seco

Instrucciones paso a paso

Foto Descripción
alga konbu seca Limpiamos el alga konbu seca con un trapo húmedo, para quitarle la capa blanca que suele tener en la superficie.
alga konbu rehidratada A continuación, dejamos el alga en remojo hasta que se rehidrate por completo (suele tardar entre 10 y 20 minutos).
konbu a ebullición Cuando el alga ya ha recuperado su forma, la añadimos junto con el agua en un cazo a fuego medio.
Cuando comiencen a aparecer pequeñas burbujas en al agua (justo antes de hervir), sacamos el alga konbu.
katsuobushi A continuación, añadimos los copos de bonito secos katsuobushi, bajamos una pizca el fuego y con una espumadera limpiamos la espuma que aparecerá en la superficie.
colar caldo dashi A los pocos minutos, apagamos el fuego y dejamos reposar.

Cuando el katsuobushi comience a hundirse en el cazo, colamos el agua con la ayuda de un trapo fino.

caldo dashi El caldo, colado y limpio, ya está listo para ser usado como base de multitud de recetas.

Notas de la receta

  • El caldo dashi puede conservarse en la nevera un par de días o congelarse como cualquier caldo de pescado tradicional.
  • Tanto el alga konbu como los copos de bonito seco katsuobushi pueden reutilizarse para una segunda cocción; es lo que se llama niban-dashi. Esto nos sirve para darle algo más de rendimiento a los ingredientes, aunque naturalmente el caldo que nos saldrá no será tan potente ni tan nutritivo como el ichiban-dashi o caldo de primera cocción.

Podéis encontrar todos los ingredientes en supermercados especializados y tiendas de productos asiáticos, tanto físicamente en las grandes ciudades, como online a través de Internet.

Receta de caldo dashi
Puntuación de los lectores 59 Votos