Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La sopa de miso o misoshiru (みそ汁) es un básico de la gastronomía japonesa que no puede faltar en la mesa. Es uno de los platos básicos que integran el menú típico japonés (que sigue la fórmula de “una sopa más tres platos”), tanto durante el almuerzo como la cena y también está presente en el desayuno tradicional japonés. Además, es increíblemente fácil de hacer, así que os animamos a que os lancéis a elaborarla.

Cuando me adentré en el mundo de la gastronomía japonesa, lo primero que pensé es que la sopa de miso debía de ser algo tremendamente complicado de hacer, por aquello de que llevaba la palabra “sopa” y mi mente no paraba de ponerme imágenes de nuestras grandes cazuelas hirviendo a fuego lento durante horas. Nada más lejos de la realidad, la sopa de miso se hace en pocos minutos y no cuesta apenas trabajo.

El único trabajo es disponer de todos los ingredientes. Para preparar sopa de miso necesitamos, en primer lugar, caldo dashi (aquí tenéis la receta para hacerlo). Si no hemos preparado este caldo o no disponemos de los ingredientes, podemos sustituirlo por dashi en polvo instantáneo o hasta por agua, aunque el sabor irá en detrimento. Hacer caldo dashi es muy fácil (de nuevo su complicación recae más en los ingredientes que otra cosa), así que tal y como recomendábamos en la receta de caldo dashi enlazada más arriba, merece la pena animarse y hacerlo en casa, porque luego es un potenciador de sabor espectacular, ya que aporta mucho umami, el quinto sabor.

receta de sopa de miso8

En segundo lugar, aparte de caldo dashi, para elaborar esta facilísima receta de sopa de miso tradicional, necesitaremos pasta de miso. El miso blanco es el más usado para la sopa de miso, aunque depende de la región de Japón y hasta de la receta familiar se pueden usar otros tipos de miso, como miso rojo o marrón. La elección del miso es una de las variaciones posibles de la receta, como la elección de los ingredientes sólidos del interior de la sopa. La receta tradicional se elabora con tofu, alga wakame y, opcionalmente, cebolleta en pequeñas rodajas, pero de nuevo, hay mil oportunidades y variaciones. Os damos algunas ideas en la notas de la receta, al final de esta entrada.

Finalmente, un apunte sobre cómo tomarla. La sopa de miso suele servirse muy caliente, razón por la que, como cualquier otra sopa, apetece el doble en invierno. Para degustarla, los japoneses no suelen usar cuchara, sino que lo normal es acercarse el cuenco a la boca con una mano y sorber. Mientras, se ayudan con los palillos para llevar los ingredientes sólidos (que a veces se quedan en el fondo del cuenco) hacia nuestra boca o para hacer que no molesten mientras bebemos el caldo.

Os dejamos con la receta. Veréis que una vez comprados y preparados los ingredientes es MUY fácil de hacer, así que nos encantará ver fotos de vuestras creaciones… ¡ánimo y a por ello!

Receta de sopa de miso

  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: 5 minutos
  • Comensales: 2 personas

Ingredientes

  • 1/2 paquete de tofu
  • 20 gr. de alga wakame rehidratada
  • 2 cuencos de caldo dashi (podéis ver la receta de dashi aquí)
  • 2 cucharadas de miso blanco
  • 30 cm. de cebolleta (opcional)

Instrucciones paso a paso

Foto Descripción
caldo dashi En primer lugar, preparar el caldo dashi o bien siguiendo la receta tradicional (recomendado) o bien usando dashi en polvo instantáneo.
receta de sopa de miso2 A continuación, si tenemos alga wakame seca, debemos rehidratarla dejándola en remojo unos minutos antes de comenzar a preparar la receta.
receta de sopa de miso1 Mientras tanto y con cuidado de que no se nos rompa demasiado, cortar el tofu por la mitad y a continuación en pequeños cubos de más o menos un centímetro.
receta de sopa de miso3 Poner a calentar el caldo dashi a fuego medio y cuando esté a punto de llegar a ebullición, apartar del fuego.

Seguidamente, tomar un poco de caldo dashi y en un cuenco, añadir la pasta de miso poco a poco para disolverla. Remover bien para que quede bien mezclado.

Si hacéis poca cantidad, también podéis echar directamente el miso en el cazo del dashi y remover ahí.

receta de sopa de miso5 Cuando el miso ya esté bien disuelto, mezclar con el resto del dashi que teníamos en el cazo e incorporar el tofu y el alga wakame.
receta de sopa de miso7 Servir en cuencos individuales inmediatamente, bien caliente y opcionalmente añadir un poco de cebolleta cortada por encima.

Notas de la receta

  • Esta receta de sopa de miso es la tradicional, pero lo cierto es que la sopa de miso permite muchas variaciones, según los ingredientes que tengamos, que más nos gusten o que nos apetezcan en ese momento. Así, la sopa puede llevar chirlas, espinacas y aburaage (tofu frito), tofu y setas shiitake o setas nameko, patata y algas wakame, berenjena, tofu y aburaage (tofu frito), etc.
  • Por esta misma razón, la receta de sopa de miso que os proponemos se hace con pasta de miso blanco, que es la más común. Pero naturalmente, según la región o hasta la receta familiar, se puede usar otro tipo de miso (como rojo, por ejemplo).

Podéis encontrar todos los ingredientes en supermercados especializados y tiendas de productos asiáticos, tanto físicamente en las grandes ciudades, como online a través de Internet.

Nota de lectores37 Votos3.55
71