Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La receta de hoy es muy fácil de hacer, de tortilla tamagoyaki (卵焼き), a veces también llamada dashi-maki tamago (だし巻き卵), una tortilla gruesa y de sabor dulzón que gusta a todos (y es ideal si viajáis a Japón con niños, porque seguro que les gustará).

La tortilla tamagoyaki, junto con el arroz blanco y la sopa de miso, es uno de los platos básicos del desayuno tradicional japonés, además de servirse también en algunas piezas de sushi, como encima de los nigiri o dentro de los temaki, por ejemplo. Es una tortilla gruesa, ya que la mezcla se va enrollando poco a poco para conseguir cierta consistencia y tiene un característico sabor dulzón gracias a la mezcla del huevo con caldo dashi, azúcar, sal y salsa de soja.

receta de tamagoyaki

Como veis, los ingredientes no son nada complicados esta vez. La salsa de soja es básica en cualquier despensa, así que es recomendable comprar una botella grande si queremos cocinar recetas japonesas con asiduidad. Y recordad que el caldo dashi lo podéis elaborar fácilmente en casa, pero si no tenéis ganas u os faltan ingredientes, otra opción es usar los paquetitos de dashi en polvo, para mí otro básico en cualquier despensa. Si no recordáis cómo se preparaba el caldo dashi o su sustituto en polvo, aquí os dejo la receta.

La tortilla tamagoyaki normalmente se cocina en una sartén rectangular específica para ello, pero si no disponemos de ella, podemos hacerla igualmente en una sartén redonda, sólo que la forma de nuestra tortilla no será perfectamente rectangular, pero tampoco importa demasiado si el sabor está bueno, ¿verdad?

Sin más, os dejamos con la receta de tamagoyaki. Animaos a hacerla, porque es muy fácil, ¡de verdad!

Receta de tamagoyaki

  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: 20 minutos
  • Comensales: 4 personas

Ingredientes

  • 5 huevos
  • 1/4 taza de caldo dashi (tenéis la receta de caldo dashi aquí)
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • Aceite para freír

Instrucciones paso a paso

Foto Descripción
receta de tamagoyaki En un cazo, mezclar el caldo dashi, el azúcar, la sal y la salsa de soja y llevar a ebullición.

Cuando hierva, apartar del fuego y dejar enfriar (podéis cambiar la mezcla de recipiente, para acelerar el proceso).

receta de tamagoyaki Batir los huevos suavemente, sin llegar a formar espuma.
receta de tamagoyaki Añadir la mezcla de dashi, salsa de soja, sal y azúcar ya fría a los huevos batidos..
receta de tamagoyaki Poner aceite en la sartén y repartirlo bien por toda la superficie (también en los bordes y las esquinas si usamos sartén rectangular especial para tamagoyaki) y calentar.
receta de tamagoyaki A fuego medio, echar la mitad de la mezcla en la sartén y esparcirla bien por toda la superficie.
receta de tamagoyaki Cuando está medio cocinada, enrollar la tortilla desde el extremo más lejano hasta el extremo más cercano a nosotros, hasta enrollarla por completo.
receta de tamagoyaki Poner un poco más de aceite en la sartén y llevar la tortilla hasta el otro extremo (de nuevo, el más alejado a nosotros) para a continuación echar la mitad de la mezcla, levantando un poco la tortilla que ya tenemos hecha para que también llegue parte de la mezcla abajo.
receta de tamagoyaki Y repetimos la operación: cuando la mezcla esté medio cocinada, enrollamos la tortilla desde el extremo más lejano hasta el extremo más cercano a nosotros, añadiremos una pizca más de aceite, colocaremos la tortilla en el otro extremo, añadiremos mezcla y nos aseguraremos de que llega hasta debajo de la tortilla. Y vuelta a empezar hasta que acabemos con la mezcla de huevo.
receta de tamagoyaki Suele servirse a temperatura ambiente y acompañada de un poco de daikon rallado, aunque esto es totalmente opcional.

Notas de la receta

  • Es importante esperar a que la mezcla de dashi, salsa de soja, sal y azúcar se enfríe por completo antes de incorporarla en el huevo, porque si no el calor residual cuajará el huevo antes de tiempo.
  • También es importante intentar cubrir bien la sartén de aceite para que no se nos pegue, pero siempre retirando el exceso de líquido con papel de cocina (no queremos que nos quede una tortilla aceitosa).
  • Siempre debemos cocinar a fuego medio para evitar que se nos tueste demasiado.
  • Una vez terminada la tortilla, muchos chefs le dan forma usando una esterilla de bambú, presionando la tortilla para que termine de compactarse y adquiera así la forma adecuada (y a veces para que adquiera las formas onduladas de la esterilla, también).
  • Al ser una tortilla, podemos añadir a la mezcla de huevo otros ingredientes si queremos, como por ejemplo hojas de asatsuki y zanahoria rallada omentaiko, rellenos muy populares para la tortilla tamagoyaki en Japón, o rellenos más occidentales como espinacas, jamón, queso… ¡la cuestión es probar!

Podéis encontrar todos los ingredientes, así como la propia sartén rectangular, ensupermercados especializados y tiendas de productos asiáticos, tanto físicamente en las grandes ciudades, como online a través de Internet.

Nota de lectores55 Votos4.05
81