Mudarse en Japón implica entrar a formar parte de una nueva comunidad y es por eso que es costumbre dar un obsequio a los nuevos vecinos. Es el hikkoshi aisatsu (引っ越し挨拶), literalmente ‘saludo después del traslado o la mudanza’. 

Como ya explicamos en la entrada sobre el regalo en Japón, cuando alguien entra a vivir en un nuevo piso, es tradición (y casi una obligación social) presentarse a sus nuevos vecinos (normalmente a los de los lados, arriba y abajo) ya que ellos son ahora su nueva comunidad, un concepto muy importante en el código social japonés.

Esta tradición es una manera de atar los lazos con la comunidad, de formar parte de la misma, de crear vínculos de confianza, de seguridad, etc., además de una forma de pedir perdón por las molestias ocasionadas a los vecinos durante la mudanza.

mudarse en japon

Típico pack de hikkoshi aisatsu con detergente y productos de limpieza.

Cabe destacar que en la mayoría de grandes almacenes uno puede encontrar una sección específica de pequeños detalles para dar a los nuevos vecinos, como podemos ver en la página de rakuten o en amazon, por ejemplo. Entre los regalos más comunes están los juegos de toallas, los trapos de cocina y los packs de detergentes o limpiadores del hogar, es decir, artículos relacionados con el hogar y especialmente con la limpieza del hogar.

mudarse en japon

Set de toallitas para hikkoshi aisatsu.

Así pues, no es un obsequio caro, sino simplemente un detalle para presentarnos ante los vecinos y darnos a conocer. Esto es importante, ya que hacer un regalo caro produciría el efecto contrario y sólo conseguiríamos que nuestros vecinos se sintieran en deuda.

Como es habitual, se suele entregar con la tradicional hoja-sobre con un lazo en la que aparece el concepto del regalo (en este caso, por mudanza) y el nombre.

regalo vecinos

Imagen de Gathery

Mientras en los pueblos, donde el sentido de comunidad todavía es muy estrecho, sí sigue viva esta tradición, lo cierto es que especialmente en las ciudades y entre la gente joven, donde los vecinos cada vez se conocen e interactúan menos, la tradición del hikkoshi aisatsu desgraciadamente se está perdiendo.

¿Qué os parece esta tradición? ¿La veis como una obligación social pesada de cumplir o como una buena manera de afianzar los lazos de la comunidad?