Risonare Atami
Risonare Atami

Risonare Atami, un hotel de lujo para toda la familia

94
Para toda la familia
Resérvalo aquí

Atami, al norte de la península de Izu y a unos 90 kilómetros de Tokio, es una ciudad popular por sus aguas termales y su playa. Por eso, es un lugar al que muchos tokiotas acuden para pasar unos días de relax. Pero además, es donde encontramos el magnífico hotel Risonare Atami (リゾナーレ熱海), perteneciente a Hoshino Resorts. Un hotel pensado para viajar con niños, con muchísimas actividades para toda la familia, piscina, onsen, una buena gastronomía y unas vistas maravillosas.

La empresa japonesa Hoshino Resorts, de la que ya hemos hablado en Japonismo, cuenta con diferentes marcas en función del tipo de experiencia que se esté buscando. Así, si buscamos los mejores hoteles, iremos a un Hoshinoya (hemos hablado de Hoshinoya Tokio, Hoshinoya Karuizawa y Hoshinoya Taketomi Island). Si queremos alojamiento para toda la familia con estilo y a un precio contenido, iremos a un OMO (hemos hablado del OMO5 en Tokio). Si buscamos relax en lugares con onsen y buena comida, existe la cadena KAI (hemos hablado de KAI Hakone). Y si buscamos pasarlo bien, con una mezcla de relax y actividades además de buenas vistas, entonces la marca Risonare resulta perfecta.

Como podéis comprobar, hemos hablado de muchos hoteles diferentes de esta cadena. Y es que nos encanta tanto su nivel de servicio como sus habitaciones o su atención al detalle. No importa en qué hotel estemos, siempre nos sentiremos bienvenidos, en un perfecto ejemplo de hospitalidad japonesa u omotenashi.

Lounge principal de Risonare Atami
Lounge principal de Risonare Atami

El hotel Risonare Atami

Risonare Atami se encuentra situado en la ladera de las colinas que rodean Atami. Y desde el hotel se tienen unas vistas espectaculares de la ciudad y la bahía de Sagami. Si además hacemos coincidir la visita con el festival de fuegos artificiales de Atami, la experiencia será de 10. Pero además, las habitaciones son comodísimas y el hotel dispone de piscina y onsen, con lo que podemos relajarnos sin problemas. Pero al contrario que otros hoteles, aquí hay un buen número de actividades que podemos disfrutar para que nuestra estancia sea incluso más entretenida.

El edificio donde se encuentra el hotel no es nuevo ni, de hecho, perteneció siempre a Hoshino Resorts. Pero aunque hoy en día Atami está volviendo a ser un destino otra vez popular, pasó años complicados. La explosión de la burbuja en Japón y la proliferación de resorts con onsen en la ciudad hicieron que, en muchos casos, muchos hoteles tuvieran que cerrar ante las abultadas deudas y la disminución en el número de huéspedes.

Terrazas de las habitaciones de Risonare Atami
Terrazas de las suites de Risonare Atami

El hotel donde hoy está Risonare Atami sufrió esas consecuencias y estuvo tiempo cerrado. Hoshino Resorts vio una oportunidad, compró la propiedad y en 2011 inauguró este Risonare. De hecho, caminando por los pasillos del hotel, encontraremos unas cuantas puertas cerradas. Y dentro de las habitaciones, paneles en paredes sin aparente utilidad. En realidad, esos paneles ocultan las antiguas puertas de habitaciones que ya no existen.

Y es que las habitaciones del antiguo hotel eran más numerosas y, por supuesto, mucho más pequeñas que las actuales. Resulta interesante fijarse en los detalles y ver cómo se ha reconvertido un antiguo hotel en un lugar de descanso, relax y disfrute para toda la familia.

Risonare Atami, visto desde nuestra terraza
Risonare Atami, visto desde nuestra terraza

En cualquier caso, queremos dejar claro que este Risonare es un hotel pensado para una escapada (ya sea en pareja o familiar). Y es que, pese a estar en Atami, lo más probable es que no salgamos del hotel mientras estemos allí. Sí, existe una playa y un puerto, un castillo, algunos santuarios interesantes que visitar… pero el hotel ofrece las suficientes actividades y un nivel de comodidad tal que no querréis salir. Además de que por su situación, no es posible llegar andando hasta el puerto o la playa.

Habitaciones con vistas a la bahía
Suite con vistas a la bahía

Llegada y registro

El hotel está algo retirado de la estación de tren, así que llegar caminando no es una opción. Sin embargo, no hace falta que paguemos un taxi para llegar hasta él, porque existe un servicio gratuito de lanzadera entre el hotel y la estación de Atami.

Los horarios los tenéis en la página web oficial del hotel, que es donde os recomendamos consultarlos. Y es que podría ser que, en función de la temporada o de la ocupación, el hotel decida añadir servicios y no queremos ofrecer información desactualizada.

Autobús lanzadera del hotel Risonare Atami
Autobús lanzadera del hotel Risonare Atami

El trayecto en sí no es muy largo pero sí bonito, a medida que el autobús va subiendo por las colinas en dirección al hotel. Una vez allí, nos acompañarán hasta la recepción, que se encuentra en la planta 10 del edificio principal. Esto puede sorprender cuando llegamos, ya que al estar en una colina, entramos por la parte superior del hotel y casi todo lo que hagamos será ir hacia abajo.

Aquí los empleados de Risonare Atami se llevarán nuestros pasaportes para empezar a gestionar el registro mientras nosotros esperamos sentados. No puede haber un mejor comienzo a un par de días de relax en el hotel. Una vez completado el registro, nos acompañarán a nuestra habitación.

Al contrario que en otros hoteles como KAI Hakone, del que ya os hablamos, aquí podemos reservar para una sola noche sin problemas. Además, ni el desayuno ni la cena están incluidos, pero nuestra recomendación es que reservéis ambos. Y si podéis, mejor dos noches. Y es que sería una pena perderse alguno de los restaurantes o las actividades que podemos hacer en el hotel.

Detalle de la recepción
Detalle de la recepción
Recepción de Risonare Atami
Recepción de Risonare Atami

Habitaciones

El hotel cuenta con 81 habitaciones y todas ellas miran hacia la bahía de Sagami. Así que estéis donde estéis vais a poder disfrutar de unas maravillosas vistas y de todas las comodidades imaginables.

Existen 10 tipos de habitaciones diferentes aunque todas ellas son muy espaciosas. La más pequeña tiene 65 metros cuadrados, llegando hasta a los 158 metros cuadrados de la Terrace Living Suite, que se renovó en abril de 2019. Seis de estos tipos de habitaciones se encuentran en el edificio principal, donde está la recepción, el onsen, la piscina, los restaurantes, etc.

Los otros cuatro tipos de habitaciones, todas ellas suites de entre 128,5 y 158 metros cuadrados, están en el edificio anexo. Estas suites son espectacularmente grandes y cuentan con una terraza con tumbonas desde las que las vistas de Atami y la bahía de Sagami son inmejorables.

Las habitaciones cuentan todas con un diseño que mezcla lo japonés con lo moderno y, como decíamos, hasta la más pequeña es muy espaciosa. Más aún si tenemos en cuenta que estamos en Japón y que, tradicionalmente, muchos hoteles son de habitaciones muy pequeñas.

En nuestro caso, estuvimos alojados dos noches en una habitación de tipo Terrace Suite. E impresionante es decir poco. Nada más abrir la puerta nos encontramos con el genkan, típico de las casas japonesas, donde dejar los zapatos. Y luego un espacio muy grande con dos camas individuales pero de gran tamaño y un espacio de salón. Aquí encontrábamos una mesa baja, un sofá y un mueble con la televisión.

Nuestra habitación
Nuestra habitación
Habitación con terraza y vistas a la bahía
Habitación con terraza y vistas a la bahía

Mirando hacia la izquierda, había una mesa redonda ideal para comer o para cualquier otra actividad en familia, junto con un grifo y la nevera con el mini-bar. Mini-bar en el que las botellas de agua son por cortesía del hotel, algo que al hotel no le cuesta demasiado pero que sin embargo se agradece enormemente. Cuántos hoteles en los que pagamos un buen dinero por la habitación luego nos cobran cifras exageradas por una simple botella de agua… No en este caso.

Sin embargo, éramos tres, así que necesitábamos una cama más para el pequeño de la casa. Y sin problemas, porque al lado de las dos camas de estilo occidental, la habitación tenía una pequeña estancia con suelo de tatami en la que cada día colocaban un futón. De hecho, estas suites están pensadas para hasta 5 huéspedes.

Eric en su habitación de tatami
Eric en su habitación de tatami
Comedor de la habitación
Comedor de la habitación
Nuestra habitación en Risonare Atami
Nuestra habitación en Risonare Atami

A mano izquierda también se encontraba la zona del baño, de un gran tamaño. La zona del retrete, de estilo washlet japonés con sus múltiples botones y chorros de agua, no era un simple cubículo como en muchos lugares. Era un espacio grande con un lavabo y espacio para guardar cosas de aseo.

Además, todo el hotel está preparado para familias con bebés y niños, razón por la cual hay muchos detalles para ellos, como un adaptador para el retrete y otros detalles similares.

Zona del retrete en Risonare Atami
Zona del retrete en Risonare Atami

Pero existía otra zona para asearnos propiamente dicha, con dos lavabos, espejos y la zona de ducha, todo muy amplio. Y más allá de eso, en el baño u ofuro se encontraba una bañera con vistas a la bahía de Sagami.

Eso sí, totalmente discreta ya que desde fuera de la habitación no se ve absolutamente nada, aunque tú desde dentro sí puedas disfrutar de las vistas.

Baño principal
Baño principal
Espacio de ducha y ofuro
Espacio de ducha y ofuro

Y finalmente, al fondo de la habitación, nada más entrar, encontramos una inmensa terraza. En ella, además de tener unas vistas impresionantes, había dos tumbonas, ideal para descansar mientras tomamos el sol o para ver los fuegos artificiales si vamos en temporada.

Por supuesto, la habitación cuenta con grandes ventanales, que dejan pasar mucha luz, haciendo de la suite un espacio muy luminoso.

Nuestra terraza
Nuestra terraza
Vistas desde la habitación
Vistas desde la habitación

Al llegar a la habitación nos preguntaron el tipo de servicio de limpieza que queríamos. Esto es algo que se empieza a hacer cada vez más en hoteles de cierta categoría, en un intento de ser más ecológico. Y es que se ofrece el servicio tradicional que cambia toallas y sábanas cada día, además de limpiar la habitación. Pero el hotel ofrece un servicio exprés, que tarda menos en limpiar al no cambiar sábanas, y para fomentarlo, además, ofrecen un cupón para canjearlo por un helado o similar.

Gastronomía

En el hotel se ofrece servicio de desayuno y cena, pero no servicio de comida. Así que si queremos quedarnos en el hotel también a mediodía podemos pedir un obento para esa hora. O llamar a un taxi para movernos un poco por Atami y ver la ciudad. Por supuesto, podemos movernos incluso para desayunar o cenar, si lo deseamos. Pero os recomendamos, por comodidad y calidad de la oferta gastronómica, desayunar y cenar en el hotel.

Existen dos espacios donde disfrutar de la gastronomía del hotel y una café muy, muy especial. A continuación os hablaremos de nuestra experiencia en cada uno de estos espacios.

El primero es el Studio Buffet MOGMOG, que además es donde se desayuna. Al llegar veremos primero una sala con una cocina en el centro ideal para niños. Y es que existe una actividad de cocina experiencial donde los niños se colocan chaquetillas y gorros de cocineros y aprenden a preparar algo de comer.

Chef Eric
Chef Eric
Espacio para clases de cocina en familia
Espacio para clases de cocina en familia

Lo que es el espacio del restaurante en sí se divide en tres partes diferenciadas: una barra en la que tres chefs preparan platos específicos para ese día y dos zonas de buffet, una zona salada y otra de postres y dulces. En la barra podemos pedir platos calientes, que se elaboran al momento, siempre usando productos locales.

Elaborando platos en la barra
Elaborando platos en la barra
Delicioso cuenco de arroz con camarones hecho al instante
Delicioso cuenco de arroz con camarones hecho al instante

En el enorme buffet, la selección de platos japoneses, chinos y occidentales con ingredientes estacionales es amplísima. Aquí encontraremos ensaladas, arroces, carne, ramen, curry japonés para niños y mayores, snacks… Además, todo está colocado de una forma tan bonita y resulta tan apetitoso que dan ganas de probarlo absolutamente todo.

Buffet de Risonare Atami
Buffet de Risonare Atami
Buffet de Risonare Atami
Buffet de Risonare Atami

La zona con el buffet de postres tiene pequeños bollos y bizcochos, diversas tartas grandes y hasta tiramisú. Las bebidas, si son té frío, agua o similares, también las tenemos allí incluidas en el menú. Así como café o té caliente para acompañar al postre. Por supuesto, si queremos cerveza, champán o alguna otra bebida, existe una carta de la que podemos pedir, aunque esto se cobra aparte.

Tarta con marshmellows
Tarta con marshmallows

El restaurante está abierto para cenar de 17:30 horas a 21:00 horas, siendo ésta la última hora para entrar. Por supuesto, una vez dentro, tardaremos en cenar lo que consideremos. El precio para adultos es de 5.800 yenes. Los niños pagan en función de su edad, 4.060 yenes si tienen entre 7 y 11 años; 2.900 yenes entre 4 y 6 años y gratis si tienen 3 años o menos.

Si vais con niños, el personal del restaurante monta las mesas teniendo la edad del niño y los requisitos básicos en mente. Piensan hasta el más mínimo detalle.

Mesas para familias
Mesas para familias

Eso sí, si queréis ir a cenar no os olvidéis de reservar mesa. Nosotros tuvimos la suerte de que los responsables de Risonare Atami nos acompañaron al restaurante media hora antes de que comenzara el servicio de cena. Así, pudimos hacer fotos del espacio aún vacío y de los platos colocados antes de que estuviera lleno de gente.

Sashimi en el buffet de cena de Risonare Atami
Sashimi en el buffet de cena de Risonare Atami
Detalles de la cena
Detalles de la cena
Paella en Risonare Atami
Paella en Risonare Atami
Tempura para cenar en Risonare Atami
Tempura para cenar en Risonare Atami

Como decimos, MOGMOG es el restaurante que también sirve desayunos. En este caso no se necesita reserva, pero precisamente por eso, conviene tener un poquito de paciencia. Y es que aunque el número de habitaciones del hotel no es excesivo, a primera hora es cuando más gente se acumula para desayunar. Pero no tendremos que esperar más de 5 o 10 minutos a que nos asignen una mesa.

El concepto aquí es parecido al de la cena, un montón de platos de entre los que escoger, salados y dulces, tortillas hechas al momento, ensaladas, pastelería, tartas, etc. De nuevo, todo está colocado de forma preciosa y apetitosa.

Zona de pequeños dulces y tartaletas
Zona de pequeños dulces y tartaletas
Zona de desayuno caliente
Zona de desayuno caliente

El precio aquí es de 2.600 yenes para adultos; 1.820 para niños de 7 a 11 años; 1.300 para niños de 4 a 6 años y gratis para niños de 3 años o menores. En algunos casos, al hacer la reserva de la habitación, la tarifa ya incluye el desayuno. Si no, tendremos que contratarlo aparte en caso de que lo deseemos. Nosotros os lo recomendamos porque las vistas desde el restaurante son fantásticas y la comida es abundante, variada y de calidad.

Zona de bebidas (con taburetes para los más pequeños)
Zona de bebidas (con taburetes para los más pequeños)

El segundo restaurante, reformado recientemente, recibe el nombre de HANABI («fuegos artificiales» en japonés). Es el restaurante de alta cocina japonesa kaiseki, como los que encontramos en otras propiedades de Hoshino Resorts. Como su propio nombre indica, la temática de la decoración son los fuegos artificiales tan típicos de Atami.

Restaurante HANABI
Restaurante HANABI

Así, las paredes tienen imágenes de fuegos artificiales pero además, cada mesa está cubierta por fuegos artificiales. Es una decoración que resulta curiosísima, porque da privacidad sin resultar claustrofóbica. Y además resulta preciosa, por supuesto. En este restaurante hicimos la cena de nuestro segundo día.

Disfrutando de la cena en el restaurante Hanabi
Disfrutando de la cena en el restaurante Hanabi

Precisamente debido al cuidado extremo a los detalles en la comida, sólo hay dos horas disponibles para cenar, a las 17:30 horas o a las 19:30 horas. En cualquiera de los casos, el servicio es muy atento y agradable y la cena igual de satisfactoria.

Además, el menú es distinto para niños que para adultos, aunque con un eje común: el cuidado de los ingredientes locales y la estacionalidad y belleza de las presentaciones. El menú infantil viene todo en una misma bandeja, para que el niño vaya comiendo a su ritmo, mientras que el menú de adultos son varios pases, siguiendo el estilo típico de la cocina kaiseki.

Menú infantil de cena en el restaurante Hanabi
Menú infantil de cena en el restaurante Hanabi

Así, el menú comienza con pequeños aperitivos como un chawan-mushi y una sopa, sigue con entrantes variados donde el pescado y las elaboraciones locales son los reyes y después de una tempura y una preparación al vapor, se termina con el plato fuerte, que en nuestro caso fue un shabu-shabu con tres caldos diferentes, seguido de arroz y sopa de miso y postres elaborados.

Todo un festín que se disfruta muchísimo, sin duda alguna.

Entrantes del menú de cena del restaurante Hanabi
Entrantes del menú de cena del restaurante Hanabi
Ingredientes del shabu-shabu
Ingredientes del shabu-shabu

El tercer espacio donde disfrutar de algo de beber y comer es la biblioteca-cafetería SORANO Beach Books & Cafe. Se encuentra en la última planta del edificio principal, con unas vistas espectaculares de Atami y la bahía de Sagami.

Fue diseñado por el estudio de arquitectura Klein Dytham architecture para que nos sintiéramos como en una playa… ¡y vaya si lo consigue!

La playa de la biblioteca-cafetería SORANO Beach Books & Cafe
La playa de la biblioteca-cafetería SORANO Beach Books & Cafe

Así, aquí encontramos pasarelas de madera como las de las playas, sillas de playa, sofás y hasta tumbonas cubiertas. Pero no sentiríamos que estamos en una playa si no hubiera arena, ¿verdad?. Y en efecto, uno de los aspectos más sorprendentes de esta cafetería-biblioteca es que el suelo está cubierto de finísima arena blanca.

Por eso, tendremos que descalzarnos antes de entrar. Si lo deseamos, la cafetería tiene calzado de playa. Pero, desde luego, resulta mucho más relajante sentir la arena bajo nuestros pies mientras caminamos por la cafetería. Es una maravilla.

SORANO Beach Books & Cafe
SORANO Beach Books & Cafe

Se encuentra abierto de 10 de la mañana a 23:00 horas (aunque el último pedido es a las 22:30). A partir de las 21:00 horas, sólo se permite la entrada a adultos (mayores de 12 años). Es una manera de reservar el espacio para que los adultos también puedan disfrutar.

Aunque, incluso si vamos a otras horas a las que también los niños más pequeños pueden ir, existe una sección de este espacio que es sólo para adultos. Es una forma de poder relajarse tomándonos algo a cualquiera hora.

SORANO Beach Books & Cafe
SORANO Beach Books & Cafe

Aquí podremos tomar café y té, pero también cervezas artesanas de la zona de Atami, bastante curiosas y que no se encuentran fácilmente (aunque podemos comprarlas también en la tienda del hotel). Podemos encontrar dulces también, en colaboración con la pastelería Kashi Kichi de Atami.

Y como decimos, es también una biblioteca, con unos 600 libros de temáticas diversas, como fotografía, turismo, etc. Y si alguno nos gusta mucho, podemos incluso comprarlo allí mismo. El único problema es que, como este hotel suele estar ocupado sólo por japoneses, los libros están en japonés únicamente.

SORANO Beach Books & Cafe
SORANO Beach Books & Cafe

Por si fuera poco, el hotel suele hacer eventos temporales de unos pocos meses de duración en este espacio. Así, se ofrecen productos durante un tiempo limitado que podemos degustar en este espacio.

Eric leyendo y disfrutando del SORANO Beach Books & Cafe
Eric leyendo y disfrutando del SORANO Beach Books & Cafe
Latas exclusivas en exposición en la playa :)
Latas exclusivas en exposición en la playa :)

Uno de los eventos más espectaculares de Atami son los fuegos artificiales sobre el mar que se celebran varias veces al año desde hace más de 60 años. Desde el onsen y especialmente desde la cafetería SORANO Beach Books & Cafe se tienen vistas espectaculares de los fuegos, así que si estáis en Atami por esas fechas y os interesa verlos desde aquí, ¡reservad con antelación! Hay una terraza específica desde donde verlos, pero evidentemente es complicadísimo reservar, avisados quedáis.

Fuegos artificiales desde Risonare Atami
Fuegos artificiales desde Risonare Atami

Onsen y piscina

Estando en Atami, no podía faltar el onsen, que es una de las señas de identidad de la ciudad. Y desde luego, en Risonare Atami el onsen, llamado Myojo no Yu, es fantástico pues está situado a 170 metros sobre el nivel del mar.

Está abierto de 15:00 horas hasta la 1:00 de la madrugada del día siguiente. Y de 4:30 de la mañana a 11:00 horas. Eso sí, a pesar de ser el onsen privado del hotel (no se puede disfrutar de él si no se es huésped), no está permitido entrar con tatuajes.

Entrada al onsen de Risonare Atami
Entrada al onsen de Risonare Atami

Como en cualquier otro hotel con onsen, tenemos un espacio con taquillas donde desvestirnos y dejar todas nuestras pertenencias. Además, en este espacio también podemos peinarnos y asearnos una vez hemos salido del onsen.

Cuando entramos, tendremos ante nosotros el onsen principal, con la zona de duchas. Como sabéis, el onsen es una forma de relajarse muy japonesa, con agua caliente, que se comparte entre todos las personas que hay. Es por ello que tenemos que lavarnos a conciencia primero, para no ensuciar el agua para el resto de huéspedes del hotel.

Onsen de Risonare Atami
Salida del sol desde el onsen de Risonare Atami

Tenemos un extenso artículo en el que os hablamos de la cultura del baño en Japón y de la etiqueta dentro del onsen (qué pasos seguir para disfrutar al máximo de la experiencia) para que disfrutéis como un local. Y como siempre recordamos, el onsen es un lugar que se disfruta completamente desnudo, no en traje de baño. Pero todo el mundo va desnudo igualmente, así que lo mejor es perder cualquier atisbo de vergüenza que pudiéramos tener.

Este espacio principal tiene dos tipos diferentes de baño. El más grande es un espacio hecho de madera de ciprés, más típico. Al lado, un poquito más pequeño, hay un baño hecho con piedra de la región de Izu. El agua es la misma, pero la diferencia entre los materiales da una sensación totalmente diferente. Además, también hay una sauna para el que guste.

Onsen de Risonare Atami
Onsen de Risonare Atami

Asimismo, el onsen cuenta con un rotemburo u onsen exterior, al aire libre. Sinceramente, es una maravilla. Sobre todo si vais a una hora a la que no haya gente y estáis solos. La mezcla de agua caliente mientras sentís el aire en la cara y veis la bahía de Sagami y todo Atami desde allí, es algo mágico.

Onsen de Risonare Atami
Atardecer desde el onsen de Risonare Atami

Pero lo más sorprendente de este hotel, porque no es tan frecuente, es que cuenta además con una piscina climatizada, abierta de 9:00 a 18:00 horas. A los niños japoneses (¡y al nuestro!) el onsen les encanta, pero como el agua del onsen está bastante caliente, el tiempo que aguantan dentro es limitado. Además de que no está pensado para jugar, hacer ruido, o chapotear.

Por eso, la piscina es ideal para que naden un poco y estén un rato más largo en el agua. No es excesivamente grande (13 metros de longitud), pero tampoco suele haber muchísima gente, así que resulta perfecta. Además, como todo el resto del hotel, cuenta con geniales vistas de la zona y al ser climatizada, no se pasa frío ni cuesta entrar en el agua.

Hay, además, una piscina para niños más pequeña con un tobogán, con 6 metros de longitud y sólo 40 centímetros de profundidad. Ideal para que jueguen sin peligro.

Piscina de Risonare Atami
Piscina de Risonare Atami

No hace falta que llevemos toallas porque en los vestuarios que hay al lado de la piscina encontraremos toallas que podemos utilizar. Eso sí, aquí sí que hay que llevar traje de baño (no como en el onsen ^^). Así que si vais a visitar Risonare Atami, tenedlo en cuenta a la hora de hacer la maleta. Y si no, siempre podéis comprarlo allí mismo, que tienen unos cuantos para clientes despistados.

Aquí también hay flotadores para uso y disfrute de todos y una máquina que seca bañadores, muy cómodo y práctico.

Flotadores para la piscina
Flotadores para la piscina
Bañadores para la piscina
Bañadores para la piscina
Secadora (para bañadores)
Secadora (para bañadores)

Ambos espacios, onsen y piscina, se encuentran en la misma planta del hotel.

Lounge y actividades

Como hemos dicho al comienzo, Risonare Atami está centrado en ser un espacio de ocio y relax para toda la familia, por lo que tiene muchas actividades para los más pequeños y para disfrutar en familia. A continuación os contamos brevemente los distintos espacios en los que podéis disfrutar de actividades.

Todas las actividades se reservan desde el puesto de actividades de la planta 9, justo debajo de recepción. Para alguna de ellas hay que darse prisa, ya que suelen llenarse con facilidad.

Información y actividades
Información y actividades
Lounge de la planta 9
Lounge de la planta 9

La planta 9 es un espacio común de ocio y relax, con mesas altas y bajas (para niños de todas las edades) para pintar o leer, sofás y butacas para mirar a la bahía y relajarse y espacios para todo tipo de actividades. En un extremo, además, hay una amplia piscina de bolas para que los más pequeños puedan jugar y relacionarse con otros niños y una pequeña pared de escalada, para que no tengan envidia de los más mayores.

Es, sin duda, una apuesta a priori arriesgada. Porque la lounge tiene techos altísimos con unos ventanales tremendos. Y en lugar de colocar un bar o restaurante, como sería lo normal en casi cualquier hotel, aquí se dedica a relax y actividades para niños.

Lounge del Risonare Atami
Lounge del Risonare Atami
Parque de bolas para niños pequeños
Parque de bolas para niños pequeños
Pequeño muro de escalada
Pequeño muro de escalada

Aquí, además de la escalada de la que os hablaremos a continuación, nosotros disfrutamos también de otra actividad: un taller para aprender a hacer una vela de gel con decoraciones de la playa de Atami.

Para la ocasión, en un extremo de la lounge, se preparan todos los ingredientes necesarios, desde arena de colores hasta decoraciones con forma de pez, piedras y pequeñas caracolas. El personal del hotel explica paso a paso qué hay que hacer y se apoya también en un manual traducido al inglés, así que en caso de no hablar nada de japonés, no es problema. De todos modos, la actividad es para los más pequeños, así que es fácil de seguir.

Básicamente consiste en colocar arena de colores de forma cuidadosa en un vaso, decorarla con alguna piedra, caracolas y con una decoración hecha en cristal. Al acabar, el personal del hotel verterá gel líquido muy caliente en el vaso, para fijar la vela. Al cabo de una hora, podremos volver a por nuestra vela ya completada.

Todo preparado para hacer velas
Todo preparado para hacer velas
Sólo falta cubrirla con cera
Sólo falta cubrirla con cera

Northern Wall Climbing Experience

Situado entre las plantas 9 y 10, el Northern Wall Climbing Experience es un muro de escalada en el que los niños se lo pasan en grande. Este muro de escalada cuenta con tres rutas distintas, según la dificultad. Los niños (¡y también los mayores!) se calzan unos zapatos específicos, se colocan el arnés de seguridad y con la ayuda del personal del hotel, intentan subir por las distintas rutas. El personal habla el suficiente inglés para dar instrucciones breves sobre por dónde subir, qué color agarrar, etc.

Preparándose para subir...
Preparándose para subir…
¡Hacia arriba!
¡Hacia arriba!

Elevated Forest Base KUSUKUSU

Antes de llegar a la cabaña que hay en el árbol y el circuito entre árboles, de los que os hablamos a continuación, veremos el espacio exterior del hotel. Aquí se realizan muchas actividades manuales y artísticas para los más pequeños.

Can Can Beer Garden
Can Can Beer Garden

El acceso se realiza por un precioso túnel cubierto de verde que nos adentra de una manera gradual en el bosque.

Cuando nosotros fuimos, estaban enseñando a los niños a construir pequeñas pistolas de agua con elementos naturales, en este caso, con bambú.

Túnel de acceso al Can Can Beer Garden
Túnel de acceso al espacio exterior Kusukusu
Instrucciones para hacer una pistola de agua con bambú
Instrucciones para hacer una pistola de agua con bambú
¡A probar nuestras pistolas de agua!
¡A probar nuestras pistolas de agua!

Uno de los lugares más mágicos de Risonare Atami es la auténtica cabaña sobre un árbol de alcanfor de más de 300 años de antigüedad. Esta espectacular treehouse se mimetiza con el bosque y el árbol de manera natural, respetando el entorno.

Cabaña en lo alto del árbol
Cabaña en lo alto del árbol
Cabaña en el árbol de Risonare Atami
Cabaña en el árbol de Risonare Atami
Cabaña en el árbol de Risonare Atami
Cabaña en el árbol de Risonare Atami
Cabaña en el árbol de Risonare Atami
Cabaña en el árbol de Risonare Atami

Aquí podemos disfrutar de un tea time, es decir, si pedimos café lo haremos nosotros mismos moliendo el café y luego poniendo agua poco a poco. Mientras que si pedimos zumo, exprimiremos las naranjas nosotros mismos. La experiencia incluye también un dulce, pero para recibirlo hay que pedir que nos lo envíen.

Disfrutando de un café y un zumo en la cabaña del árbol
Disfrutando de un café y un zumo en la cabaña del árbol

Es divertido pedirlo, sobre todo para los niños, porque una vez que tengamos listas las bebidas, saldremos de la cabaña, tocaremos la campana que hay en la plataforma donde esta la cabaña y un empleado atará una cesta a una polea.

Recogiendo nuestro pedido
Recogiendo nuestros dulces
Cabaña en el árbol de Risonare Atami
Cabaña en el árbol de Risonare Atami

La cabaña además puede cambiar de decoración según la época del año, pues ya sabéis que a los japoneses les encanta tener en cuenta las festividades y características de las distintas estaciones. Así, en Halloween, puede llegar a transformarse completamente.

Cabaña en el árbol para Halloween
Cabaña en el árbol para Halloween

Justo desde aquí sale un circuito para «caminar» entre los árboles de 9 metros de alto y un total de 84,7 metro de largo. El circuito es apto para niños y adultos y nos permite disfrutar del bosque desde las alturas.

Circuito en las alturas
Circuito en las alturas
Circuito en las alturas
Circuito en las alturas
¡En la tirolina!
¡En la tirolina!

Resulta curioso saber que, cuando se abrió Risonare Atami, este espacio exterior no se usaba. Pero al ver la riqueza natural del mismo, con alcanforeros muy antiguos, el hotel decidió usarlos pero de una forma respetuosa con el medio ambiente. Las actividades que podemos disfrutar hoy en día en este espacio son el resultado de esa decisión.

Otros servicios

Justo en un extremo de la recepción encontramos la tienda. Aquí se venden todo tipo de recuerdos y souvenirs, además de algunos productos que podemos necesitar de visita por Atami, como sombreros o pañuelos y también algún snack y bebidas. Las cervezas artesanas que encontramos en el espacio de la planta 10 también las podemos encontrar aquí.

Al contrario que en otros hoteles de la cadena Hoshino Resorts, no hay tantos artículos específicos de este hotel, sino productos más bien generales.

Tienda de Risonare Atami
Tienda de Risonare Atami
Tienda de Risonare Atami
Tienda de Risonare Atami

Además, el hotel también cuenta con lavandería, con lavadoras y secadoras para los huéspedes, así como máquinas de bebidas en la planta de la piscina y el onsen.

Lavandería del hotel
Lavandería del hotel
Máquinas de bebidas
Máquinas de bebidas

Nuestra valoración de Risonare Atami

En Japonismo somos muy fans de la marca Hoshino Resorts, por lo que nos hemos alojado en varios de sus hoteles y hemos podido probar varias de sus distintas marcas, como Hoshinoya, OMO5 o KAI, por ejemplo. No obstante, desconocíamos cómo sería la marca Risonare y cómo encajaría el hotel Risonare Atami en las expectativas que como clientes tenemos de la marca Hoshino Resorts.

Y hemos de decir que Risonare Atami cumple con las expectativas sin ningún tipo de duda. Sabíamos que era un hotel destinado a familias, pero desconocíamos hasta qué punto los niños y sus familias son aquí los protagonistas. El nivel de atención al detalle que demuestra el personal del hotel es inigualable. No sólo se adelantan a las necesidades de los huéspedes, con detalles como tronas o cubiertos específicos ya preparados en la mesa, sino que piensan en muchas actividades y espacios donde mayores y pequeños puedan disfrutar.

Es por ello que os recomendamos sin ninguna duda Risonare Atami si buscáis unos días de relax en familia, ¡realmente merece la pena!

Disfrutando de Risonare Atami
Disfrutando de Risonare Atami

Información adicional

Cómo llegar a Risonare Atami

Por su localización en Atami, ciudad con estación de la línea de shinkansen Tokaido Shinkansen, podemos llegar fácilmente desde Tokio, Osaka y Kioto.

Desde Tokio tendremos que tomar un shinkansen Kodama de la línea Tokaido Shinkansen hasta Atami (50 minutos, incluido en el JR Pass) y desde allí el autobús lanzadera gratuito al hotel.

Desde Kioto/Osaka también tendremos que tomar un shinkansen de la línea Tokaido Shinkansen hasta Atami. Si queremos ir rápido, podemos tomar un servicio Hikari hasta Mishima o Nagoya y allí cambiar a un servicio Kodama hasta Atami (aproximadamente dos horas y media, incluido en el JR Pass). Alternativamente, si no queremos cambiar de tren, podemos tomar un servicio Kodama para todo el trayecto (aproximadamente tres horas y cuarto, incluido en el JR Pass) y ya desde la estación de Atami tomar el autobús lanzadera al hotel.

Lanzadera de vuelta a la estación de tren
Lanzadera de vuelta a la estación de tren

Ya veis, Risonare Atami es una maravilla de hotel para toda la familia. Esperamos que lo disfrutéis mucho si decidís alojaros allí un par de días, ¡merece mucho la pena!

Como siempre, tenéis muchas más fotos en este álbum.

¡Disfrutad de Atami!

Relajante y divertido
Risonare Atami es un hotel apto para toda la familia, relajante para los mayores y divertido para los niños, con muchísimas actividades interesantes.
Positivos
Tamaño de las habitaciones
Opciones gastronómicas
Actividades para niños
Onsen y piscina
Negativos
Precio
Localización (no invita a conocer Atami)
Falta de opciones para el almuerzo
94
Para toda la familia
Resérvalo aquí
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!

Centro de preferencias de privacidad

    Cookies imprescindibles

    Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

    AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

    Cookies de terceros

    Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

    _mcga _mc PHPSESSID _new-status-app_session JSESSIONID mc_blog_Session _mcid KB_ID _integrations_session _AVESTA_ENVIRONMENT _experts_session PHPSESSDATA whatsNewLastVisited KB_HIS[e369e2fc-2e5a-c7b0-e18c-f3aceadae113] KB_HIS[83ca6c2f-deff-0e5e-6863-b2d0de144b6d], _ga, _gid
    _mcga _mc PHPSESSID _new-status-app_session JSESSIONID mc_blog_Session _mcid KB_ID _integrations_session _AVESTA_ENVIRONMENT _experts_session PHPSESSDATA whatsNewLastVisited KB_HIS[e369e2fc-2e5a-c7b0-e18c-f3aceadae113] KB_HIS[83ca6c2f-deff-0e5e-6863-b2d0de144b6d]
    _ga, _gid