Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La empresa japonesa de tecnología Murata presentó en Tokio una nueva generación de robots muy bailongos: las Murata Cheerleaders, un grupo de diez animadoras capaces de bailar de manera sincronizada… ¡y sin chocar!

Las pequeñas robots miden tan sólo 36 centímetros de alto, pesan 1,5 kilos y tienen una hora de autonomía. Además, cada robot tiene sensores de giro que identifican la dirección de inclinación y permiten detectar sus ángulos de giro.

A pesar de que no serán comercializadas (al menos de momento), las Murata Cheerleaders demuestran el imparable desarrollo en el campo de la robótica en Japón. Según el líder del proyecto Yoshikawa Koichi, la empresa quiere que “[las Murata Cheerleaders] inspiren a los jóvenes investigadores en sus nuevos descubrimientos y hagan sonreír a todo el mundo”.

Os dejamos con las chicas robots en cuestión, ¡mirad cómo bailan!

Vía:ipcdigital