Hacía tiempo que no os hablaba sobre las listas de 3 cosas que tanto gustan en Japón. Y con la excusa de la reciente noticia de que el Monte Fuji fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, hoy os hablo de la lista de las 3 montañas sagradas de Japón, llamadas Sanreizan o 三霊山.

Este grupo de tres montañas a veces también recibe el nombre de Sanmeizan (三名山) o las 3 montañas famosas. De hecho, sólo el  Monte Fuji recibe más de 300.000 visitas al año, así que podéis imaginar lo populares que son.

El Monte Fuji

Con sus 3.776 metros, el Monte Fuji (富士山 o Fujisan) es posiblemente la montaña más icónica de todo Japón, y una de las visiones de este país más conocidas en el exterior. Está situada al oeste de Tokio, entre las prefecturas de Yamanashi y Shizuoka, y en un día claro (que en verano no suele darse) se puede ver sin mucho problema desde Tokio.

El Monte Fuji, un shinkansen y cerezos en flor

Como os decía, fue declarado recientemente Patrimonio de la Humanidad. Es un volcán activo perfectamente cónico, aunque hace bastante que no entra en erupción. Eso sí, el día que lo haga el susto será de aupa. La temporada de escalada es en julio y agosto.

El Monte Tate

El Monte Tate (立山 o Tateyama, una de las pocas montañas en las que el nombre en japonés se lee usando la lectura japonesa del kanji de montaña), con sus 3.015 metros, es una de las montañas más altas dentro de las Montañas de Hida, en la Prefectura de Toyama.

Monte Tate

La temporada de escalada en esta montaña dura de abril a noviembre, y aunque está algo más retirada de los típicos circuitos turísticos, puede ser un buen aliciente para una escapada.

El Monte Haku

El tercer monte es el Monte Haku (白山 o Hakusan). En realidad este monte está formado por 8 picos, de los cuales uno de ellos, llamado Gozengamine (御前峰) es el que le da su altura de 2.702 metros. Los otros picos son todos de menor altura. Está situado entre las Prefecturas de Gifu, Fukui e Ishikawa, en la región de Hokuriku, por lo que la ciudad importante más cercana es Kanazawa.

El Monte Haku

Al ser la montaña más alta de la región, su cima suele estar blanca incluso cuando el resto de montañas ya han perdido la nieve, de ahí el nombre de esta montaña, que se podría traducir como “montaña blanca”. La mejor época para visitarla es a finales de verano y otoño.

La leyenda sobre la altura de estas montañas

Existe una curiosa leyenda sobre 2 de estas montañas, el Monte Fuji y el Monte Haku, que dice que en tiempos pretéritos había deidades viviendo en estas montañas, que no cejaban en su empeño de saber quién de los dos era el más alto. Tras pedir ayuda a Buda, el Monte Fuji descubrió que no era la montaña más alta, y en su furia, golpeó al Monte Haku, rompiéndole la cabeza en 8 fragmentos (que dieron lugar a los 8 picos actuales de la montaña) y convirtiendo, por tanto, al Monte Fuji en la montaña más alta de Japón.

Así pues, si cuando estéis por Japón decidís visitar alguna de estas 3 montañas sagradas o Sanreizan, tened mucho cuidado con despertar su ira, ¡que son de armas tomar!

Todas las imágenes son de Wikipedia.