¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Guía del santuario Atago
Guía del santuario Atago

El santuario Atago y las «escaleras del éxito» de Tokio

El santuario Atago (愛宕神社) es, junto al santuario Meiji y el santuario Hie, uno de los santuarios más importantes de Tokio… ¡aunque mucho menos conocido por los turistas! El santuario fue construido originalmente en 1603 por orden de Tokugawa Ieyasu, el primer shogun del clan Tokugawa, aunque lo que ves en la actualidad es una reconstrucción de 1958.

Situado en la colina Atago, a unos 26 metros sobre el nivel del mar, el santuario es conocido por sus empinadas escaleras de subida, llamadas comúnmente «las escaleras del éxito». Y es que las escaleras representan, precisamente, el éxito. Por eso, subirlas implica tener éxito en la vida, así que aunque estés cansado de tanto turismo por la ciudad, ¡no te lo pienses y comienza a subir!

Escaleras del éxito del santuario Atago
Escaleras del éxito del santuario Atago

La colina Atago era la de mayor tamaño de todo Edo, razón por la cual se construyó aquí el santuario dedicado a la deidad del fuego, porque se usó como lugar de control contra incendios.

A continuación te contamos qué no debes perderte en una visita al santuario Atago, para que lo disfrutes al máximo. Lo cierto es que es una visita preciosa y relajada, pues el santuario está rodeado de naturaleza. Pasear por su pequeño complejo te hará olvidar que estás en pleno centro de Tokio, aunque estés rodeado de rascacielos.

Mapa del santuario Atago
Mapa del santuario Atago

Escaleras hacia el éxito

Como decíamos, el santuario se encuentra en la cima del que fuera el monte más alto del centro de Tokio. Y las escaleras son, sin duda alguna, el detalle más característico de este santuario situado a los pies de la Torre de Tokio, entre los grandes rascacielos de la zona de Toranomon (como la torre Toranomon Hills con el hotel Andaz Tokyo).

Los 86 escalones de piedra Shusse no Ishidan tienen un ángulo de 45 grados y cada uno mide unos 20 centímetros de alto. La escalera recibe el apodo de «los escalones de piedra hacia el éxito» y como decíamos, simbolizan el éxito, especialmente profesional y empresarial.

La razón de este apodo la encontramos explicada en una pintura que hay en el interior del salón principal del santuario. Cuenta la leyenda que en 1634 el shogun Tokugawa Iemitsu vio unas preciosas flores de ciruelo en la cima del monte Atago y ordenó que alguien se las consiguiera. Un joven samurái llamado Magaki Heikuro quiso subir las escaleras del santuario a caballo con el objetivo de entregárselas al shogun.

Escaleras hacia el éxito del santuario Atago
Escaleras hacia el éxito del santuario Atago

El joven logró subir los escalones a caballo en tan sólo un minuto, aunque la bajada se hizo eterna y le costó al caballo 45 minutos. Pero lo cierto es que lo consiguió. El shogun quedó impresionado por la técnica de jinete del joven samurái, quien avanzó profesionalmente gracias a tal hazaña.

Desde entonces, los escalones representan el éxito en la vida. De ahí que en el festival del santuario se suba y baje un palanquín por ellas, para recordar tal hazaña y buscar el éxito en la vida.

Por cierto, las escaleras tan sólo se han subido tres veces a caballo en toda su historia. La primera vez, según la leyenda, en 1634. La segunda vez, en 1925 para celebrar la primera emisión de radio en Japón. Y la tercera vez en 1982, hazaña que fue retransmitida por televisión.

Eric subiendo las empinadas escaleras del santuario
Eric subiendo las empinadas escaleras del santuario

Si las escaleras te parecen demasiado empinadas y no te ves capaz de subirlas, a la derecha encontrarás las escaleras Onna-zaka (literalmente, «la cuesta de las mujeres»). Son menos empinadas, aunque un poco más largas, pero te dejarán igualmente en la cima del monte Atago.

Y además, el complejo cuenta también con un ascensor, por lo que si tienes problemas de movilidad puedes subir cómodamente hasta la cima del monte Atago sin ningún tipo de problema.

Escaleras hacia el éxito y cuesta de las mujeres
Escaleras hacia el éxito, con la «cuesta de las mujeres» a la derecha

Por cierto, la bajada da casi más impresión que la subida. Pero si te ves capaz, no lo dudes… ¡así conseguirás el éxito! Con ir poco a poco conseguirás hacerlo sin problemas.

Bajar es casi tan cansado como subir...
Bajar es casi tan cansado como subir…

En la cima de los escalones se encuentra otro torii, llamado Ichi no Torii, que da acceso a la plaza central del santuario. Detrás, verás un portón rojo de entrada y a continuación el salón principal del santuario. Aunque antes de avanzar es bueno mirar también a derecha e izquierda, para ver todos los detalles.

Ichi no torii
Ichi no torii

Pequeño santuario Benzaiten-sha y estanque

En la cima de los escalones, a la derecha del torii superior, se encuentra el pequeño santuario Benzaiten-sha. Aquí se encuentra consagrada Ichikishima Hime, una deidad que otorga fortuna y suerte económica. Es un lugar, por tanto, muy frecuentado por todo tipo de empresarios, trabajadores y personas que quieran tener una carrera provechosa.

Pequeño santuario Benzaiten-sha
Pequeño santuario Benzaiten-sha

Al lado, además, hay un precioso estanque con carpas koi que los empleados del santuario cuidan y alimentan a diario. El contraste entre los rascacielos de Toranomon y la paz y tranquilidad que reina en la zona del estanque es muy curioso, ¡casi te olvidas de que estás en pleno centro de Tokio!

Puedes comprar comida para las carpas en la tienda del santuario.

Estanque del santuario Atago
Estanque del santuario Atago

Aquí también hay un poste de piedra que marca el monte Atago, con sus 25,7 metros sobre el nivel del mar, como el monte más alto de los 23 distritos especiales de Tokio. Y es que en el pasado, los habitantes de la zona subían esta colina para disfrutar de las vistas de la bahía de Tokio y hasta de la península de Boso.

Chozuya (o temizu-ya)

A la izquierda del torii superior, después de subir los escalones del éxito, se encuentra el chozuya o fuente de purificación. Antes de visitar el santuario, los japoneses realizan una purificación con el agua de esta fuente, para presentarse limpios ante las deidades.

Para hacer la ablución, recuerda que debes limpiarte primero la mano izquierda, luego la mano derecha y luego la boca. Tienes más de información en nuestro post específico sobre la ablución en los santuarios japoneses.

Chozuya del santuario Atago
Chozuya del santuario Atago

Puerta Ni-nuri

Una vez purificado simbólicamente con el agua, ya puedes pasar por la puerta roja Ni-nuri (literalmente «la puerta pintada de rojo»). Es una puerta pequeña, pero muy llamativa por su color bermellón y sus detalles dorados. De todos ellos, destaca el blasón de los Tokugawa, que muestra tres flores de alcea.

Se dice que si pasas por debajo de esta puerta conseguirás evitar la mala suerte, así que ya lo sabes.

Puerta Ni-nuri del santuario Atago
Puerta Ni-nuri del santuario Atago

Salón principal

Tras la puerta roja del santuario, el visitante accede al salón principal. Como todos los santuarios Atago, el santuario está dedicado a Homusubi no Mikoto, la deidad sintoísta del fuego y la prevención antiincendios, aunque también es la deidad de la buena fortuna en los negocios y los matrimonios. Es por ello que el santuario es muy frecuentado por todos aquellos que busquen prosperidad económica y un buen matrimonio. ¿Quizás porque en un matrimonio es necesario saber «apagar fuegos»?…

De hecho, en la web del santuario se explica que una visita al complejo es beneficiosa para todo aquel cuyo trabajo esté relacionado con la lucha contra incendios, su prevención, así como con todo tipo de desastres. También para personas relacionadas con el mundo de la impresión y la informática, para la prosperidad empresarial y para el amor y el matrimonio.

Detalles del salón principal
Detalles del salón principal

El santuario fue destruido durante el Gran Terremoto de Kanto en 1923 y posteriormente durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Lo que vemos actualmente es una reconstrucción de 1958.

Si quieres rezar frente al altar, recuerda: primero haz una ofrenda de dinero en la caja saisen. Luego, haz dos reverencias y seguidamente dos palmadas. Realiza tu oración y, finalmente, haz otra reverencia.

Enfrente del salón principal verás la piedra Maneki-ishi y a un lado, el famoso ciruelo del que el joven samurái extrajo las flores para obsequiárselas al shogun. Cuenta la leyenda que si tocas la piedra Meneki-ishi conseguirás buena fortuna. De hecho, todo en el santuario, como puedes comprobar, está pensando para atraer la buena fortuna.

Y no sabemos si es verdad o no, pero lo cierto es que tanta gente la ha tocado que hoy la piedra está extremadamente suave, ¡muy pulida!

Lateral del salón principal, con el ciruelo y la piedra Maneki-ishi y Toranomon Hills al fondo
Lateral del salón principal, con el ciruelo y la piedra Maneki-ishi y Toranomon Hills al fondo
Puerta roja y salón principal
Puerta roja y salón principal

Pequeños santuarios

A la derecha del salón principal, se encuentran tres pequeños santuarios dedicados a otras deidades. El primero es el santuario Tarobo, dedicado a la deidad Sarutahiko y especialmente popular entre los viajeros.

El segundo es el santuario Fukuju Inari, dedicado a la deidad Ukanomitama. Es habitual ver a los tokiotas rezar aquí por la protección de esta deidad, especialmente en cuanto a necesidades de la vida diaria y agricultura. Aunque también, en general, para la prosperidad en los negocios.

Y el tercero es el santuario Daikokuten-sha dedicado a las deidades Okuninushi y Kotoshironushi.

Pequeños santuarios y oficinas en el santuario Atago
Pequeños santuarios y oficinas en el santuario Atago

Al lado está también la oficina y tienda del santuario. Aquí puedes conseguir tu goshuin, los sellos que se hacen en unas libretas especiales y de los que somos muy aficionados en Japonismo. Los sellos y caligrafías goshuin durante los festivales de enero y junio son especialmente populares.

Aquí también puedes adquirir todo tipo de amuletos, como omamori, omikuji o tablillas de madera ema, por ejemplo. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre amuletos japoneses para saber qué es cada uno. En el santuario es común ver a perros y gatos callejeros, que ya han hecho del complejo del santuario su hogar, razón por la cual aquí puedes encontrar omamori o amuletos específicos para mascotas. Si tienes mascotas en casa, ¡no te lo pierdas!

Más cosas cerca del santuario Atago

Cerca de la zona de purificación con agua hay una pequeña cafetería. Aquí puedes sentarte a tomar un café o un té o comer algo, desde un curry japonés a un helado kakigori, por ejemplo. Eso sí, la cafetería sólo está abierta de 11:00 a 16:00 horas, así que tenlo en cuenta para planificar tu visita en caso de que desees comer algo.

Además, en un extremo del complejo se encuentra el Museo de la NHK, donde puedes aprender más sobre la historia de la radiodifusión japonesa. Y es que, al ser el punto más alto del centro de Tokio, aquí se construyó la primera emisora de radio de la ciudad en 1924.

Justo aquí es donde hay un ascensor que salva el desnivel del monte Atago y permite que cualquiera pueda visitar el santuario, sin necesidad de subir o bajar escaleras.

Museo de la NHK
Museo de la NHK

Festivales y eventos

A continuación, te contamos los festivales y eventos más destacados. Dispones de más información, como fechas y horas exactas, en la web del santuario Atago:

  • Festival de Año Nuevo (1 de enero). Se trata de un lugar muy popular para el hatsumode, la primera visita al santuario en el Año Nuevo. Aunque normalmente está tranquilo, en este día suele haber una mayor concentración de personas (pero siguen siendo pocas).
  • Nanakusa (7 de enero). Se queman los amuletos del año anterior y se consumen las tradicionales gachas con siete hierbas.
  • Setsubun (3 de febrero). Ritual a través del cual se alejan a los malos espíritus y se obtiene fortuna.
  • Sennichi-mairi Hozuki (finales de junio). Se coloca una rueda chinowa enfrente del salón principal, para que los fieles pasen por ella y reciban mil días de bendiciones.
  • Chusaishiki (finales de junio). Ritual de purificación de mitad de año.
  • Shusse no Ishidan Matsuri («festival de las escaleras hacia el éxito», finales de septiembre). Durante el festival, los participantes bajan el altar portátil mikoshi por las escaleras, desfilan por el barrio y lo vuelven a subir por las empinadas escaleras, ya de noche, con la iluminación de los farolillos. Se organiza cada dos años.
  • Ceremonia de Kagami-biraki (31 de diciembre). Casi a la media noche, se rompen las ofrendas de mochi y se comparte sake para celebrar la entrada del nuevo año.

El santuario dispone también de varios cerezos y algunas hortensias, por lo que está muy bonito a finales de marzo y comienzos de abril y también durante el mes de junio. Además, en verano, se disfruta aquí del intenso verde (¡y del atronador sonido de las cigarras!).

El santuario, con muchísima gente en Año Nuevo
El santuario, con muchísima gente en Año Nuevo

Información adicional

  • El santuario está abierto de 09:00 a 17:00 horas aunque el complejo no cierra en ningún momento. La entrada es gratuita.
  • Existe un ascensor en un lateral del complejo, lo tienes marcado en nuestro mapa del distrito de Minato.

Cómo llegar al santuario Atago

La mejor manera de llegar al santuario Atago es en metro. La estación más cercana es Kamiyacho, de la línea Hibiya de Tokyo Metro, que está a 5 minutos. Alternativamente, también puedes llegar desde la estación Toranomon de la línea Ginza o la estación Onarimon de la línea Toei Mita. Ambas están a unos 8-10 minutos andando. Si dispones de JR Pass y prefieres usar una línea de JR, puedes llegar andando en unos 20 minutos desde la estación de JR Shinbashi.

De todos modos, lo mejor es siempre usar la opción «cómo llegar» de nuestro mapa de Minato, donde se encuentra el santuario. Recuerda que puedes usarlo cómodamente desde el móvil, como te explicamos en la página de Mapas para viajar a Japón.

Pincha sobre la imagen para acceder al mapa
Pincha sobre la imagen para acceder al mapa de Minato

Disfruta de la visita al santuario y… ¡ánimo con la subida!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!