Aunque igual por el nombre no os resulte conocido, el santuario Atsuta o Atsuta Jingū (熱田神宮) de Nagoya es el segundo santuario sintoísta más importante del país, por detrás del Gran Santuario de Ise. Así que si vuestro viaje os lleva por el centro de Japón, os recomendamos que hagáis una visita a este precioso lugar.

Con una superficie de 200 000 m² y sus casi 2000 años de antigüedad, el santuario Atsuta es un auténtico oasis de paz y tranquilidad, un fantástico pulmón verde en pleno centro de Nagoya.

Atsuta Jingu Nagoya-34

Atsuta Jingu Nagoya-36

Llamado comúnmente Atsuta-sama, en una muestra de gran respeto, o simplemente Miya, ‘el santuario’, el santuario Atsuta es especialmente importante en la creencia sintoísta no sólo porque en su interior está consagrada la Diosa del Sol Amaterasu, una figura de gran importancia en el mito de la creación de Japón, sino porque además en él se guarda, supuestamente, la espada sagrada Kusanagi, uno de los Tres Tesoros Sagrados de Japón o Sanshu no Jingi (junto al espejo Yata no Kagami y a la joya Yasakani no Magatama).

Y decimos “supuestamente”, porque las localizaciones de estos artículos nunca han sido confirmadas y nunca se muestran al público. No obstante, se cree y casi se da por hecho que la espada se encuentra en el santuario Atsuta, el espejo en el interior del Gran Santuario de Ise y la joya en el Palacio Imperial de Tokio, aunque hay quien dice que la espada de Atsuta es una copia ya que la espada original podría haber desaparecido en el mar durante una batalla en Shimonoseki, en 1185.

Atsuta Jingu Nagoya-43

Atsuta Jingu Nagoya-37

Sea como fuere, popularmente se cree que el santuario fue construido para albergar la espada y salvaguardar así a la Familia Imperial. De hecho, tan sólo el Emperador y algunos altos sacerdotes han visto los Tres Tesoros y saben de su localización exacta.

La última vez que el público general pudo ver la espada Kusanagi fue con la llegada al trono del crisantemo del emperador actual Akihito, en 1989, aunque en ese momento ni siquiera se mostró abiertamente sino que estuvo tapada.

Atsuta Jingu Nagoya-19

El santuario Atsuta fue destruido durante los bombardeos de la II Guerra Mundial y posteriormente reconstruido siguiendo el estilo de 1893, cuando se reconstruyó usando el estilo arquitectónico shinmei-zukuri, un estilo puramente japonés. El salón principal Honden fue reconstruido en 1955 y el Salón del Tesoro Bunkaden en 1966.

De hecho, el Salón del Tesoro alberga más de 4000 reliquias, entre las que hay bastantes artículos de importancia cultural y hasta una daga designada tesoro nacional. Dada la gran colección, el museo del santuario va cambiando los artículos expuestos al público mensualmente, entre los que podemos encontrar máscaras de bugaku y artículos relacionados con las antiguas danzas de la corte o utensilios varios usados por las deidades consagradas en el santuario.

santuario atsuta 11

santuario atsuta nagoya 2

Pasear por el santuario Atsuta es olvidarse de todo. En sus miles de metros cuadrados hay varios pequeños santuarios, pequeños arroyos, muchos espacios para las tablillas de madera ema y un árbol alcanforero de 1300 años de antigüedad, entre otras muchas cosas. Eso sí, si vais en verano… ¡poneos antimosquitos! Porque si no, os van a comer a picaduras. Literalmente (lo decimos por experiencia).

Atsuta Jingu Nagoya-26

Atsuta Jingu Nagoya-30

Atsuta Jingu Nagoya-31

El santuario Atsuta es uno de los destinos preferidos de los japoneses durante el hatsumode o la primera visita al santuario por el Año Nuevo, aunque también es popular visitarlo en otras fechas como durante el festival Hatsu-Ebisu, dedicado al dios Ebisu y por consecuente a la fortuna en los negocios o durante el festival del santuario Rei Sai en junio, cuando el santuario se ilumina con 365 farolillos tradicionales y hay demostraciones de arquería tradicional o kyūdō, judo, etc.

Atsuta Jingu Nagoya-21

Atsuta Jingu Nagoya-23

Como curiosidad, podemos tomar fideos kishimen, especialidad local de Nagoya, en el restaurante del santuario.

Información adicional

    • Cómo llegar: si disponemos de JR Pass, la mejor opción es tomar la línea JR Tokaido Honsen (no la Tokaido de shinkansen, ojo) desde la estación de Nagoya hasta la estación de Atsuta y desde ahí caminar unos 10 minutos hasta el santuario.

Atsuta Jingu Nagoya-7

  • Alternativamente, podemos utilizar la línea privada Meitetsu desde la estación de Nagoya hasta la estación Jingumae o la línea de metro Meijo hasta la estación Jingunishi, pero en estos casos tendremos que pagar el precio del billete.
  • Dispone de página web oficial en inglés.

Podéis ver más fotos del santuario Atsuta en el Flickr de Luis y en el Flickr de Laura.