JR Pass Seguro Destinos Planifica Intereses
Santuario Goou en Kioto

Santuario Go’o de Kioto: entre jabalíes y piernas

Consulta toda la información actualizada sobre las restricciones de entrada a Japón por la pandemia del coronavirus y qué lugares están abiertos, para cuando se puede volver a viajar.

El santuario Go’o (護王神社 en japonés, aunque a veces lo puedes encontrar transcrito como santuario Goo o santuario Goou) es un curioso santuario donde los jabalíes son protagonistas. Además, su situación al oeste del Palacio Imperial de Kioto hacen de él una visita fácil si primero has visitado el parque del Palacio Imperial.

En él está consagrado Wake no Kiyomaro, una figura importantísima en la creación de la antigua capital Heian-kyo, actual Kioto.

El santuario es muy frecuentado por personas con dolencias o dificultades en caderas, piernas y pies. Y sorprende especialmente por la gran presencia de estatuas de jabalíes, una imagen poco habitual en santuarios japoneses.

Pero ni la ubicación del santuario ni la presencia de jabalíes es casual, como te contamos a continuación.

Jabalíes guardianes en la entrada al santuario
Jabalíes guardianes en la entrada al santuario

Historia del santuario Go’o

A finales del periodo Nara, Wake no Kiyomaro (733-799), consejero del emperador Kanmu (737–806), impidió que el influyente monje budista Yuge Dokyo tomara posesión del trono imperial mediante un oráculo falso.

Sin embargo, Kiyomaro fue exiliado a las montañas de Kyushu, no sin antes ser herido en los tendones de una de sus piernas para dificultar todavía más su periplo.

De camino al exilio, fueron muchos los que intentaron acabar con la vida de Kiyomaro hasta que, cuenta la leyenda, 300 jabalíes bajaron de las montañas y le protegieron durante todo el camino, salvándole la vida.

Además, según la misma leyenda, de camino al exilio todas sus heridas se curaron milagrosamente y Kiyomaro recuperó la movilidad completa, pudiendo volver a caminar.

Es por ello que hoy Kiyomaro es conocido por ser la deidad de las caderas y las piernas. Y la razón por la que hay tantos jabalíes en el complejo del santuario.

Consulta nuestra guía de Kioto para sacar el máximo partido a tu visita a la ciudad. Te proponemos varios paseos e itinerarios diferentes y te destacamos algunos lugares de especial interés… ¡disfruta de Kioto!

Lee Qué ver y hacer en Kioto

El santuario de los jabalíes

El santuario Go’o es conocido en la actualidad como el «santuario de los jabalíes» o Inoshishi Jinja por la gran cantidad de esculturas de jabalíes que hay en sus inmediaciones y que hacen referencia justamente a los jabalíes que protegieron a Kiyomaro en la leyenda.

A pesar de que no es excesivamente grande, hay bastantes detalles interesantes. Por ello, para que no te pierdas nada, te los comentamos a continuación.

Los jabalíes guardianes

Todo el complejo del santuario está lleno de imágenes de jabalíes y, de hecho, los primeros que verás están justamente a ambos lados del torii de entrada.

En vez de los tradicionales komainu, los perros-leones guardianes frecuentes en santuarios japoneses, en este caso lo que verás son dos koma-inoshishi, los jabalíes guardianes. Uno macho y otro hembra, te darán la bienvenida al santuario.

También verás otra pareja de jabalíes guardianes al lado del escenario principal, situado enfrente del salón principal.

Dos koma-inoshishi al lado del torii
Dos koma-inoshishi al lado del torii

Fuente temizuya

Otro lugar que seguro que te llamará la atención es la fuente de agua temizuya, donde es necesario purificarse manos y boca antes de entrar al complejo del santuario. En Japonismo te hemos contado cómo hacer este ritual de purificación.

En el santuario Goo, el temizuya está compuesto por una estatua de bronce de un jabalí de cuya boca sale el agua de la fuente. Se dice que acariciar el hocico de esta estatua de jabalí trae buena suerte, por ello esa parte de la estatua está más descolorida.

Fuente temizuya con un jabalí
Fuente temizuya con un jabalí

No es el único temizuya con una fuente con forma de jabalí que hay en el santuario. En un extremo encontrarás el Reicho no Temizuya o fuente del espíritu de los jabalíes.

La fuente está rodeada de amuletos contra las dolencias de caderas, piernas y pies, que también tienen que ver con la leyenda de Kiyomaro que te hemos contado.

Temizuya con la fuente de jabalí
Temizuya con la fuente de jabalí

El jabalí de los deseos

A un lado de la fuente, verás unas piedras con forma de jabalí llamadas Gankake Inoshishi, literalmente «el jabalí que cumple los deseos».

Las reconocerás fácilmente porque a sus pies los visitantes colocan unos papelitos blancos clavados a un palo de madera que tiene la imagen de un jabalí. Estos amuletos se llaman kuratateigushi y son únicos de este santuario.

Para conseguir que el jabalí cumpla todos tus deseos, debes adquirir un pack de estos amuletos en la tienda del santuario (se venden en packs de dos y cuestan unos 1000 yenes).

Escribe tu nombre y tu deseo en uno de ellos y colócalo a los pies del jabalí para conseguir que se haga realidad. El otro te lo guardas de recuerdo y lo llevas contigo a casa.

Amuletos kuratateigushi, únicos del santuario Goo
Amuletos kuratateigushi, únicos del santuario Goo

En la tienda del santuario encontrarás otros muchos amuletos con imágenes de jabalíes o relacionados con las dolencias y deseos de recuperación de caderas, piernas y pies.

Esculturas de troncos de árboles

Cerca del temizuya y del jabalí de los deseos verás varias esculturas hechas con troncos de distintos árboles. La más popular es la escultura Hisho Oyako Inoshishi («jabalíes padre e hijo voladores») que representa a un padre jabalí protegiendo a sus crías. Esta escultura está hecha con el tronco de un katsura o árbol de Judas japonés de más de 300 años de antigüedad.

La escultura está acompañada de dos otras esculturas más: Nobori Kami Inoshishi («Jabalí sagrado ascendente») y Ori Kami Inoshishi («Jabalí sagrado descendente») . Todas ellas fueros esculpidas con una motosierra por el campeón Keiji Kidokoro.

Esculturas esculpidas en tronco de árbol
Esculturas esculpidas en tronco de árbol

Exposición de jabalíes

A un lado del salón principal puedes ver una amplia exposición de imágenes y artículos relacionados con los jabalíes procedentes de todo el mundo.

Aquí verás todo tipo de objetos que el santuario ha ido recolectando a lo largo de los años, en una ecléctica y curiosa mezcla de estilos.

Exposición de objetos y artículos relacionados con jabalíes
Exposición de objetos y artículos relacionados con jabalíes

Monumento a las caderas y piernas

Además de esculturas e imágenes de jabalíes, en el santuario hay un monumento de piedra llamado Ashinae Nangi Kaifuku no Hi.

Es un monumento que todo aquel que sufre lesiones o dolores en caderas, piernas y pies usa para rezar por su pronta recuperación. Para ello, muchos se ponen de pie sobre las grandes huellas del suelo o frotan el monumento.

Como verás, hay unas barras metálicas para que aquellos con debilidad en las piernas puedan sujetarse y mantenerse en pie mientras rezan por su recuperación.

Monumento para dolencias en caderas, piernas y pies
Monumento para dolencias en caderas, piernas y pies

Árbol de membrillo chino

Cerca de la entrada al santuario se encuentra un árbol de membrillo chino de más de 100 años de antigüedad. Recibe el nombre de Zensoku Fuji no Go Shinboku («árbol sagrado que cura el asma»), ya que se cree que el licor elaborado con el membrillo de este árbol es muy bueno contra el asma.

En la tienda del santuario, además, venden galletas de arroz senbei de membrillo chino.

Detalles del santuario Go'o
Detalles del santuario Go’o

Más detalles del santuario Goou

En 1998 se irguió en el complejo del santuario una estatua de Kiyomaro para conmemorar el 1200º aniversario de su muerte. La imagen mira en dirección al Palacio Imperial y fue esculpida por Shigeki Matsumoto.

Además, el santuario también recuerda a Wake no Hiromushi, hermana de Kiyomaru, también consagrada en el recinto. Se dice que Hiromushi cuidó de 83 niños que habían perdido a sus familiares por la guerra. Es por ello que muchos acuden al santuario a rezar por los niños de la familia, para que crezcan sanos y fuertes.

También hay que mencionar la brecha de roca sazareishi, un conglomerado de piedras cementadas de manera natural a la que se hace referencia en el himno nacional japonés Kimigayo. El musgo que crece sobre la brecha de roca se usa como metáfora para referirse al paso de un largo periodo de tiempo.

Finalmente, en el patio central del santuario también se puede ver un gran árbol ginkgo, que se torna amarillo en otoño así como un cerezo, precioso en primavera.

Cerezo en el santuario Goo
Cerezo en el santuario Goo

El santuario Go’o en la actualidad

Hoy son muchos los japoneses que acuden al santuario Go’o a rezar por la recuperación de lesiones o dolencias relacionadas con las caderas, las piernas y los pies. Pero también es frecuentado por peregrinos, senderistas y viajeros que piden a las deidades no sufrir percances durante sus viajes.

De hecho, y como curiosidad, cuando hay competiciones de cierto nivel como unos Juegos Olímpicos, muchos fans o los propios atletas de élite acuden al santuario a rezar para evitar lesiones.

Información adicional

  • El santuario está abierto de 6:00 a 21:00 horas, aunque la tienda abre hasta las 17:00 horas.
  • La entrada es gratuita.

En cuanto a celebraciones especiales, el día 21 de cada mes se celebra el festival Ashi Koshi Matsuri para rezar por la salud y la recuperación de todo tipo de dolencias en caderas, piernas y pies.

Asimismo, el 4 de abril se celebra el gran festival del santuario Goou Taisai y el 1 de noviembre el festival de la cosecha Inoko Sai.

Visitas de interés cerca del santuario

Puedes aprovechar tu visita al santuario Go’o para ver otros lugares de interés cercanos en Kioto:

  • Edificios de los periodos Meiji y Taisho. En los alrededores del Palacio Imperial, así como en la calle Sanjo, hay muchos edificios de arquitectura típica de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.En la web te hemos propuesto un paseo la mar de agradable, ¡échale un ojo!
  • Palacio Imperial de Kioto. El santuario se encuentra enfrente del parque imperial y el Palacio Imperial de Kioto, por lo que puedes visitar ambas cosas fácilmente.
  • Castillo Nijo: Un ejemplo precioso de «castillo palaciego» japonés. No te pierdas el palacio Ninomaru con su «suelo de ruiseñor».
  • Museo internacional del manga de Kioto: Este museo abierto en 2006 hará las delicias de cualquier aficionado al manga, pues dispone de una colección de más de 300 000 artículos. ​

Cómo llegar al santuario Goo

El santuario se encuentra justo enfrente de una de las entradas del Palacio Imperial, a cinco minutos andando (en dirección norte) de la estación de Marutamachi, de la línea Karasuma del metro de Kioto.

De todas formas, lo tienes marcado en nuestro mapa general de Kioto. Recuerda que puedes usar este mapa y los más de 130 que tenemos de forma cómoda integrado en su smartphone. Si no sabes cómo, te lo contamos en nuestra página de Mapas para viajar a Japón:

Mapas para viajar a Japón creados por Japonismo

Mapa turístico de Kioto

Localiza fácilmente el santuario Goou (o Go’o) y todo lo que hay a su alrededor en nuestro mapa general de la ciudad de Kioto.

Consulta nuestro mapa del santuario Go’o

¡Disfruta de Kioto!

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Imagen por defecto
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.

Artículos: 729