Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Nevando,
caminando por Pontochō.
Por última vez.

Dulces notas
de un shamisen roído,
susurran a la noche.

Mil colores
perfuman sus quimonos.
Como grullas.

Su piel emblanquecida
ilumina la noche.
Brillan las estrellas.

Okobo que resuenan
en la oscuridad.
Como un taiko.

Sonrisas
empañadas de sake,
bailan en Ichiriki.

Labios enrojecidos
acarician el aire.
Kouta.

Su obi
frota el tatami.
Como haciendo el amor.

 

Poesías publicadas originalmente el 28 de febrero de 2001