Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hace unos días, en un evento con prensa, JR Central enseño el primer coche de su shinkansen de levitación magnética de la serie L0, que será la serie que preste servicio cuando el segmento de la línea Chuo, entre Tokio y Nagoya, se inaugure allá por el año 2027 (para que llegue hasta Osaka habrá que esperar a 2045), a una velocidad máxima de 500 km/h.

50 aniversario del shinkansen en 2014Hasta la fecha, JR Central había estado probando el segmento de línea de algo más de 17 kilómetros en la Prefectura de Yamanashi con trenes experimentales de 3 coches, el MLX-01.

Cuando en 2013 se amplíe ese segmento de línea hasta los 42,8 kilómetros, se utilizarán estos trenes de la serie L0 para hacer circulaciones de prueba.

En cualquier caso, y mirando las fechas que se manejan, este primer coche que se ha recibido es un modelo de preproducción, con lo que cuando empiece el servicio comercial en 2027 es muy posible que algunos detalles cambien.

Pero por mucho que sea un modelo de preproducción y aunque la línea que se vaya a abrir sea sólo una pequeña parte del recorrido total de la futura línea de levitación magnética, ya sabéis las pasiones que despiertan los trenes en Japón. Si hablamos además de un tren con una nueva tecnología, que promete volver a cambiar la faz del país, podéis imaginar el interés mediático que suscitó.

Serie L0 de shinkansen

Eso sí, comparando la serie L0 con el MLX-01, ahora el comfort interior se ha mejorado mucho y se ha pasado de una forma semicilíndrica, como la del anterior prototipo, por una forma más cuadrada, como los shinkansen convencionales que ya circulan por las vías japonesas. Se ha expandido también el espacio para guardar maletas y equipaje y se ha acortado 8 metros la nariz del coche de cabeza para que haya más espacio para pasajeros.

Presentación de la serie L0 de maglev

Evento de presentación a prensa de la serie L0 de shinkansen maglev en Yamanashi. Imagen de The Asahi Shimbun.

Más adelante se seguirán recibiendo coches, hasta un total de 12, para hacer pruebas de circulación con una configuración similar a la que JR Central tiene en mente para el servicio comercial (que es de 14 coches). Las primeras pruebas se harán con composiciones de 5 coches, y se irán aumentando poco a poco. Cada coche tiene una capacidad para 68 personas, salvo los coches de los extremos, que sientan a 24, en configuración de 2+2, como los mini-shinkansen.