Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El monte Fuji, con sus imponentes 3.776 metros de alto, es la montaña más alta y también más famosa de Japón y como sabéis, Patrimonio de la Humanidad desde el año 2013.

Además, el monte Fuji es una imagen icónica de Japón, protagonista de mil productos, dibujos y pinturas, como por ejemplo la famosa serie de ukiyo-e ’36 vistas del monte Fuji’ de Hokusai, por ejemplo, por lo que muchos viajeros quieren asegurarse de verlo durante su viaje a Japón.

El monte Fuji y la Región de los Cinco Lagos

El monte Fuji, con su precioso y simétrico cono volcánico, tiene algo que nos atrae. Todos, en nuestro viaje a Japón, queremos verlo y disfrutarlo. Algunos quieren llegar a su cima, otros se decantan con acercarse a alguno de sus lagos próximos, otros prefieren observarlo mientras se remojan en las calientes aguas de un onsen con preciosas vistas. Sea cual sea tu caso, en esta entrada esperamos cubrir y dar respuesta a todas esas inquietudes.

La base del monte Fuji recibe el nombre de Región de los Cinco Lagos porque especialmente en zona norte encontramos cinco lagos diferentes. Definitivamente éste es el mejor lugar para disfrutar de las vistas del monte Fuji y de una naturaleza espectacular, no sólo con preciosos lagos con el monte Fuji como telón de fondo, sino también rutas de senderismo increíbles que pasan entre túneles de flores de cerezo  u hojas rojas de otoño, impresionantes cascadas, campos de flores, etc.

El pueblo balneario de Hakone, situado a los pies del lago Ashi, no firma parte realmente de la Región de los Cinco Lagos, aunque es otro destino muy popular para disfrutar del monte Fuji, especialmente por estar un poco más cerca y mejor comunicado desde Tokio.

A continuación os dejamos con un montón de recomendaciones para disfrutar del monte Fuji. Todas ellas están macadas en nuestro mapa específico del monte Fuji y la Región de los Cinco Lagos, donde podéis encontrar mucha información de utilidad para conseguir ver y disfrutar del monte Fuji. Recordad que nuestros mapas pueden usarse en directo durante vuestro viaje por Japón, como os contamos aquí.

¿Cuál es la mejor época para ver el monte Fuji?

Si bien las rutas de subida al monte Fuji sólo están abiertas en julio y agosto, en verano es muy complicado ver o fotografiar el monte Fuji, porque éste suele estar muy escondido detrás de una cortina de nubes de calor y humedad y aunque estemos cerca, difícilmente le veremos.

Como mucho, si nos alojamos en algún punto cercano, podemos probar suerte y levantarnos muy pronto, con la salida del sol, para intentar verlo con los primeros rayos de sol. No siempre es posible, pero cuando el aire todavía no está cargado de calor y humedad, hay alguna posibilidad más de verlo… ¡es cuestión de probar! Pero no nos hagamos demasiadas ilusiones.

En invierno, en cambio, el aire suele estar más limpio y despejado, por lo que el monte Fuji suele tener bastante buena visibilidad. Los meses de invierno son buen momento para arriesgarse y acercarse hasta los alrededores del monte Fuji para verlo. De hecho, desde Tokio suele verse también con facilidad en invierno (mientras que su silueta es casi imposible de ver en verano).

Shinkansen-Monte-Fuji-38

© Luis Rodríguez / Japonismo.com

En primavera y otoño hay posibilidades de verlo en días fríos y soleados, pero es una ruleta rusa y ni siquiera fijándonos en las previsiones del tiempo podemos verlo, porque hay que tener en cuenta que hasta en los días más despejados puede haber nubarrones, más o menos grandes, que cubran la cima del monte Fuji o el monte Fuji entero. Pero esto puede cambiar en cuestión de minutos y lo que parecía un día cubierto se puede acabar convirtiendo en un día soleado de gran visibilidad.

Una buena opción es conectarse para ver alguna de las webcams en directo del monte Fuji. Os dejamos éstas enlazadas, para que podáis consultar el tiempo y ver cómo se ve antes de acercaros hasta la zona.

El monte Fuji suele tener nieve en su cima desde noviembre hasta mayo, normalmente.

¿Desde dónde ver el monte Fuji?

Si la visibilidad es buena, el monte Fuji puede verse desde más de cien kilómetros a la redonda, por lo que evidentemente se puede ver desde muchos rincones diferentes.

A continuación, compartimos una lista de los mejores sitios desde los que ver el monte Fuji. Si tenéis recomendaciones de lugares especiales que queráis compartir con el resto de lectores, ¡dejadnos un mensaje y las incluiremos en el post!

Desde la Región de los Cinco Lagos

La región de los cinco lagos o Fujigoko (富士五湖) es el área de la ladera norte del monte Fuji formada, como su nombre indica, por cinco lagos: Yamanakako (山中湖), Kawaguchiko (河口湖), Saiko (彩湖), Shojiko (精進湖) y Motosuko (本栖湖). Al estar situado cerca del monte Fuji, las vistas desde los lagos, cuando la visibilidad es buena, son preciosas, pues el monte Fuji luce imponente detrás de los lagos.

Si visitamos la zona en coche de alquiler, no tendremos muchos problemas, pero si queremos explorarla en transporte público, la mejor opción es Kawaguchiko, que es uno de los lagos con mayor desarrollo turístico y por lo tanto con más transporte… ¡y eso que el transporte es limitado!

Podéis echar un vistazo a nuestro post de qué ver y hacer en Kawaguchiko, pero si queremos ver el monte Fuji podemos pasar el día en el parque de atracciones FujiQ Highland, acercarnos hasta la pagoda Chureito para hacer fotos de la pagoda con el monte Fuji de fondo o ir hacia la costa norte del lago para hacer fotos desde ahí con las flores de cerezo o hanami en primavera, las hojas de otoño o momiji en otoño y la nieve en invierno.

Entre el lago Yamanako y el lago Kawaguchiko, encontramos el pequeño pueblo rural Oshino Hakkai, desde el que podemos disfrutar de preciosas vistas de las casas tradicionales con el monte Fuji de fondo.

Por otro lado, desde la costa norte del lago Motosuko podemos disfrutar de una vista que nos resultará familiar y es que la vista desde aquí aparece en el reverso de los billetes de 1.000 yenes, mientras que en la zona sur del lago se celebra todos los años de mediados de abril a finales de mayo el festival Fuji Shibazakura Matsuri (富士芝桜まつり), una oportunidad de disfrutar de la belleza de las flores shibazakura con el monte Fuji al fondo.

© ohayokung / Shutterstock.com

© queseraz / Shutterstock.com

Para los amantes del esquí, también podéis disfrutar de preciosas vistas del monte Fuji desde la estación de esquí Fujiten, que por su proximidad a la ladera norte de la montaña, nos ofrece unas vistas espectaculares.

Justo al otro lado, en la ladera sur, se encuentra la pequeña estación de esquí Snow Town Yeti, que también ofrece vistas maravillosas del monte Fuji rodeado de nieve.

© ranirani / Shutterstock.com

Desde Hakone

La zona de Hakone (箱根) está algo más lejos del monte Fuji, por lo que las vistas desde aquí no son tan buenas (comparadas con las vistas desde la Región de los Cinco Lagos, se entiende), pero dado que en Hakone hay muchos buenos hoteles y ryokan, es una zona muy popular entre los turistas.

Desde el teleférico de Hakone, especialmente cuando pasamos por encima de Owakudani, se tienen bonitas vistas del monte Fuji.

© Sakarin Sawasdinaka / Shutterstock.com

Disfruta de un onsen en Hakone
Si quieres disfrutar de un onsen en Hakone, sin alojarte en la zona, puedes reservarlo desde nuestra tienda a través de nuestro proveedor de confianza y así además nos ayudarás a mantener Japonismo vivo y con la mejor información para viajar a Japón. Hay varias opciones: sólo el onsen, onsen y almuerzo y hasta alojamiento de una noche en habitación con onsen privado… ¡tú eliges!

Desde la línea Tokaido Shinkansen

En Japonismo somos muy fans de los trenes, ya lo sabéis, así que siempre buscamos lugares desde donde poder fotografiar trenes japoneses. Y si es con el monte Fuji detrás, ¡más bonito sí cabe!

Para disfrutar del paisaje y hacer bonitas fotos del shinkansen con el monte Fuji detrás recomendamos tres lugares situados a lo largo de la ruta Tokaido que desde el periodo de Edo une Tokio con Kioto: desde la estación de Mishima, desde el término municipal de Yoshiwara y desde los campos de Fujikawa. Tenéis un montón de fotos y cómo llegar en este post detallado de la excursión que hicimos… ¡muy bonita!

Shinkansen-Monte-Fuji-65

© Luis Rodríguez / Japonismo.com

Evidente desde el propio shinkansen también podemos disfrutar de bonitas vistas del monte Fuji. Si vamos desde de Tokio en dirección a Nagoya, Kioto o Shin-Osaka, debemos sentarnos en los asientos de la derecha para poder ver bien el monte Fuji desde nuestra ventanilla. Por el contrario, si vamos hacia Tokio tendremos que sentarnos en el lado izquierdo del coche para poder ver el monte Fuji con tranquilidad.

Podremos disfrutar de la visión del monte Fuji desde el shinkansen durante unos cuantos minutos, pero para ir preparados, normalmente a los 40-45 minutos al salir de Tokio y a las aproximadamente dos horas o dos horas y 10 minutos desde Shin-Osaka.

Fuji-1

© Luis Rodríguez / Japonismo.com

Por cierto, muy cerca de aquí, concretamente en los alrededores de la estación de Fujinomiya, se encuentra el novísimo Mt. Fuji World Heritage Center, un centro dedicado a la importancia del monte Fuji como Patrimonio de la Humanidad que fue inaugurado a finales de 2017.

El precioso edificio fue diseñado por Ban Shigeru con firma de cono invertido, reflejando así la forma del monte Fuji en el agua del estanque de la entrada. Desde el mirador y el torii de la entrada se tienen vistas espectaculares del monte Fuji. La entrada cuesta 300 yenes y cierra los lunes y cada tercer martes.

© Beeboys / Shutterstock.com

© Beeboys / Shutterstock.com

Desde los alrededores de Tokio

En días de gran visibilidad el monte Fuji puede vislumbrarse perfectamente hasta a 100 kilómetros de distancia, por lo que desde Tokio y sus alrededores podremos verlo desde muchísimos lugares… ¡siempre que la visibilidad sea buena, claro!

Por ejemplo, así de imponente se mostró el monte Fuji desde las aguas de la bahía de Tokio durante nuestra excursión al monte Nokogiri, en la costa occidental de la prefectura de Chiba. Desde los miradores del monte Nokogiri, se puede ver perfectamente la inmensidad del monte Fuji… ¡y eso que está a más de 100 kilómetros de distancia!

Excursion-Nokogiri-Buda-18

© Luis Rodríguez / Japonismo.com

Excursion-Nokogiri-Buda-43

© Luis Rodríguez / Japonismo.com

Otro lugar clásico a la afueras de Tokio para disfrutar de bonitas vistas del monte Fuji es desde las playas de Enoshima. Si la visibilidad es buena, podemos disfrutar de una bonita vista de la isla de Enoshima con el monte Fuji al fondo hasta desde el propio Enoden, el precioso tren que une la zona de Enoshima con Kamakura… ¡precioso!

enoshima

© TokyoVideoStock / Shutterstock.com

Un poco más lejos, en la bahía de Suruga, encontramos la playa de Miho, una playa de tres kilómetros de largo con pinos japoneses que por su belleza combinada con el monte Fuji de telón de fondo fue añadida a la descripción de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto al monte Fuji.

© IamDoctorEgg / Shutterstock.com

Y finalmente, otro lugar desde el que disfrutar de bonitas vistas del monte Fuji es desde la cima del monte Takao, una bonita excursión desde Tokio.

© Carl Dupont / Shutterstock.com

Desde Tokio

Finalmente, el precioso cono del monte Fuji es visible desde el centro de Tokio, siempre que el día esté despejado y haya buena visibilidad, claro.

Desde la cuesta del puente Bessho en la zona de Nakameguro es posible ver el monte Fuji en días despejados, aunque nosotros nunca hemos tenido suerte, así que lo mejor es subir a alguno de los miradores de Tokio, como por ejemplo al mirador del Gobierno metropolitano de Tokio, que es gratuita y ofrece vistas espectaculares de toda la ciudad… ¡y del monte Fuji a la lejos!

Fuji-2

© Luis Rodríguez / Japonismo.com

Desde el avión

Y finalmente también desde el avión podemos disfrutar de las vistas al monte Fuji. Eso sí, necesitaremos estar en ventanilla y tomar un avión hacia el oeste de Japón, aunque en algunas aproximaciones a Haneda también puede verse algo más a lo lejos.

© Apple_Mac / Shutterstock.com

Onsen con vistas al monte Fuji

Para muchos, combinar la relajación en los baños termales japoneses con preciosas vistas del monte Fuji es un must en el viaje, así que hemos recopilado los mejores sitios a los que podéis ir si queréis disfrutar del onsen mientras veis el monte Fuji.

En Hakone

Por su cercanía a Tokio y sus vistas del monte Fuji, Hakone suele entrar en muchos itinerarios turísticos, así que probablemente es el destino onsen más popular entre los extranjeros. Nuestra recomendación es justamente quedarse una noche para disfrutar de la naturaleza y los baños termales de la zona en un buen ryokan o alojamiento tradicional japonés, aunque en Hakone hay muchos tipos de alojamiento y opciones para todos los presupuestos.

Aunque lo cierto es que en Hakone no hay demasiados hoteles con onsen con vistas al monte Fuji, pero sí hay hoteles y ryokan espectaculares, con onsen privados que son una gozada y que os recomendamos para pasar una noche y disfrutar de la experiencia. Podéis verlos aquí.

Hotel Green Plaza Hakone: Este hotel sí ofrece preciosas vistas del monte Fuji desde sus baños exteriores y además ofrece la posibilidad de usar sus baños termales a pesar de no estar alojados en él, lo cual es fantástico para turistas que no se alojan en Hakone o se alojan en otro hotel pero no quieren perderse las vistas del monte Fuji desde el onsen. Podéis reservarlo cómodamente desde aquí.

En el lago Kawaguchi

Si quieres tomar un buen baño japonés mientras disfrutas de la belleza del monte Fuji, la zona del lago Kawaguchi es un must. Algo alejado de Tokio para una excursión de día, merece la pena alojarse en la zona y hacer senderismo para disfrutar de su naturaleza terminando el día con un buen baño termal. Y si es con vistas al monte Fuji, mejor que mejor.

De todas las opciones disponibles, recomendamos las siguientes (los tenéis localizados con foto y un icono de onsen en el mapa superior):

Kozantei Ubuya: Ofrece preciosas vistas al monte Fuji desde los baños interiores acristalados, los baños exteriores y los baños privados en habitaciones de lujo. Espectacular. Podéis reservarlo cómodamente desde aquí.
  • Asafuji: Ofrece vistas (quizás un poco laterales, pero muy bonitas) del monte Fuji con el lago. Podéis reservarlo desde aquí.
  • LaVista Kawaguchiko: Ofrece vistas del monte Fuji (un lateral tapado por los árboles) desde el onsen. Podéis reservarlo desde aquí.
  • Kawaguchiko Station Inn: Hotel enfrente de la estación con precios bajos y buenas vistas del monte Fuji desde el onsen… ¡ideal!
  • Kukuna: Ofrece vistas al monte Fuji desde las habitaciones con baños privados y los baños exteriores.
  • Hotel Kaneyamaen: Amplio balneario con un jardín precioso, ofrece vistas al monte Fuji desde las habitaciones, los baños exteriores y los baños privados.
  • Hotel Konanso Yamanashi: Ofrece vistas al monte Fuji desde los baños exteriores y los baños privados.
  • Sunnide Resort Yamanashi: Ofrece vistas al monte Fuji desde los baños exteriores.
  • Lake Land Hotel Mizunosato: Ofrece vistas al monte Fuji desde los baños exteriores en algunas habitaciones y los baños privados.
  • Wakakusa no Yado Maruei: Ofrece bonitas vistas al monte Fuji desde los baños exteriores.

Kozentei Ubuya Special Guest Room

Habitación con onsen privado en el ryokan Kozentei Ubuya

En otras zonas de los cinco lagos

Los famosos cinco lagos del monte Fuji son los lugares ideales para disfrutar de los onsen con preciosas vistas.

De todas las opciones disponibles, recomendamos las siguientes (los tenéis localizados con foto y un icono de onsen en el mapa superior):

Gotemba Onsen Kaikan: Este onsen aparece en nuestra lista de onsen en los que se permite la entrada a personas con tatuajes, pero es que además desde él se tienen preciosas vistas al monte Fuji. Gotemba es un buen sitio para ir de compras, relajarse en los onsen y ver el monte Fuji. Os lo contamos y os damos información sobre alguna excursión chula desde aquí.
  • Yamanakako Onsen Benifuji no Yu: Onsen en la zona del lago Yamanakako que ofrece bonitas vistas del monte Fuji, tanto baños interiores como exteriores (800 yenes).
  • Fuji Yurari Onsen: Baños públicos con bonitas vistas del monte Fuji desde el segundo piso. Permite alquiler un onsen con vistas al monte Fuji (50 min, 1.700 yenes).
  • Hottarakashi Onsen: Este onsen está un poco más alejado del monte Fuji, pero desde sus baños exteriores podemos disfrutar de bonitas vistas del monte a lo lejos. Además, también permite la entrada a personas con tatuajes.

Subir al monte Fuji

Subir al monte Fuji es una de las experiencias más puramente japonesas que uno puede vivir en Japón, aunque la temporada de escalada a la cima sólo dura unos pocos meses, básicamente julio y agosto.

Subir a su cima es una actividad que reúne todos los años a miles de japoneses y extranjeros. Es tanto que a veces la fila de excursionistas parece más una cola, la verdad. Pero quienes han subido afirman que la camaradería y el ‘buen rollo’ entre todos ellos añade belleza a la experiencia.

La primera mitad de julio es la más tranquila (dentro de lo que cabe), aunque el tiempo suele ser peor, mientras que los días cercanos a la festividad del Obon en agosto son los más populares entre los japoneses, porque naturalmente es cuando muchos disfrutan de unos días de vacaciones.

¿Cuándo subir al monte Fuji?

La temporada oficial tan sólo dura dos meses, julio y agosto, que es cuando el monte Fuji no tiene apenas nieve, el clima no es excesivamente duro y todas las instalaciones y transportes cercanos están abiertos. Si no hacemos senderismo con asiduidad, ni intentemos subir fuera de estos dos meses de verano.

Los excursionistas más experimentados pueden subir al monte Fuji en junio o hasta en septiembre, aunque hay que tener presente que las condiciones empeoran: no hay casi albergues abiertos, el transporte es insuficiente (a veces directamente inexistente) y el frío dificulta la subida obligando a llevar equipo de montaña más serio.

Finalmente, no se permite la subida al monte Fuji desde finales de septiembre hasta mediados de junio por las extremadamente peligrosas condiciones meteorológicas (fuertes rachas de viento, hielo y riesgo de avalanchas).

La temporada de subida al monte Fuji este 2017 es del 1 de julio al el 10 de septiembre desde Yamanashi (ruta Yoshida) y del 10 de julio al 10 de septiembre desde Shizuoka (rutas Subashiri, Gotemba y Fujinomiya), según la página oficial.

Las cuatro rutas de ascenso

La subida al Monte Fuji está dividida en diez campos o estaciones: el campo base se encuentra a los pies del volcán, mientras el campo o estación nº 10 se encuentra en la cima del mismo. Hasta la 5º estación los caminos están pavimentados y permiten el acceso de coches, taxis y autobuses, de manera que lo habitual es comenzar la subida desde la 5º estación.

Hay cuatro 5º estaciones diferentes, que dan comienzo a cuatro rutas de acceso diferente a la cima del monte Fuji.

La ruta Yoshida (Fuji Subaru Line)

La ruta Yoshida, oficialmente conocida como la ruta de la Línea Fuji Subaru, es una de las más populares y su 5º estación es una de las mejor preparadas de las cuatro existentes, con una buena zona de aparcamiento, taquillas para guardar enseres y bastantes restaurantes y tiendas donde poder comprar algunas cosas necesarias para nuestro ascenso como los famosos palos para caminar (hablaremos de ellos un poco más adelante), agua y comida para el ascenso o hasta botellitas de oxígeno.

Situada a 2.300 metros sobre el nivel del mar, la 5º estación de la línea Fuji Subaru nos ofrece vistas espectaculares de la zona, por lo que es muy popular también entre turistas que no desean o no pueden subir al monte Fuji, pues es accesible durante casi todo el año (a nos ser que las nevadas sean muy copiosas y haya que cortar el tráfico de la carretera). De hecho, hay un mirador desde el que podemos disfrutar de vistas a la ciudad de Fujiyoshida y el lago Yamanaka, además de encontrar aquí el santuario Komitake, en el que muchos excursionistas rezan antes de comenzar su ascenso.

La ruta dispone de muchos albergues de montaña donde alojarnos y descansar antes de salir sobre las 02:00 horas para llegar a la cima a la salida del sol. Eso sí, en la octava estación se junta con la ruta Subashiri, por lo que a partir de ahí el ascenso suele estar bastante lleno de gente.

Cómo llegar
  • En transporte público: La quinta estación de la línea Fuji Subaru tiene servicio de autobús diario durante (casi) todo el año. Desde la estación de autobuses de Kawaguchiko, tomamos el autobús número 6 hasta la quinta estación (1.540 yenes, 50 minutos) para comenzar nuestro ascenso. Tenéis los horarios de los autobuses lanzadera entre Kawaguchiko y la quinta estación Fuji Subaru en esta página web. Desde Tokio, podemos llegar en tren hasta Kawaguchiko o alternativamente, podemos tomar un autobús express highway bus desde la nueva estación de autobuses de Shinjuku hasta la quinta estación de la línea Fuji Subaru (2.700 yenes, 140 minutos).
ATENCIÓN USUARIOS DE JR PASS
Hasta el 25 de febrero de 2018, algunos servicios del Narita Express (el tren que conecta el aeropuerto de Narita con Tokio) llegan hasta Kawaguchiko pero sólo en sábados, domingos y festivos, lo cual es perfecto si queremos acercarnos hasta el monte Fuji y tenemos JR Pass, pues nos cubre todo el trayecto. Más información y horarios de este servicio especial en la página web oficial.
  • En coche: Para llegar a la quinta estación debemos tomar una carretera de peaje desde Kawaguchiko (unos 2.100 yenes). En la temporada de ascenso, la carretera se cierra al transporte privado, pero en el resto del año podemos acceder sin problemas (menos en invierno, si hubiera nevadas copiosas, que se suele cerrar). Si queréis disfrutar de la zona de los cinco lagos a vuestro aire, podéis alquilar un coche en esta web de nuestra total confianza.
  • Excursión guiada: Existen varias excursiones y visitas guiadas, en español e inglés. Podéis echar un ojo a nuestra tienda, que actualizamos a menudo.

© Nonchanon / Shutterstock.com

La ruta Fujinomiya

La ruta Fujinomiya es la segunda más popular (especialmente entre los japoneses) y en consecuencia su quinta estación es la segunda más desarrollada de las cuatro que hay en el monte Fuji. Aquí encontramos aparcamiento, servicios, restaurantes y tiendas en las que terminar de preparar nuestro ascenso comprando los tradicionales bastones para andar, comida y agua y hasta botellitas de oxígeno.

Situada a 2.400 metros sobre el nivel del mar, es la quinta estación más alta de las cuatro y por lo tanto la ruta que parte desde aquí es la más corta. Eso sí, si bien la ruta dispone de varios albergues de montaña, no tiene distintos caminos de subida y de bajada, por lo que a veces hay mucho tráfico de personas, especialmente en los días de más afluencia de excursionistas.

Si no nos apetece o no podemos hacer la ruta completa de ascenso, podemos hacer la pequeña ruta de senderismo por el monte Hoeizan, formado en el siglo XVIII durante la última erupción del monte Fuji, que nos lleva desde la sexta estación hasta el cráter del Hoeizan, desde donde podemos disfrutar de bonitas vistas panorámicas de toda la zona.
Cómo llegar
  • En transporte público: La quinta estación de Fujinomiya está conectada en autobús con la estación de shinkansen Shin-Fuji (2 horas, 2.380 yenes), aunque también realiza paradas en las estaciones de Fuji y Fujinomiya de la línea JR Minobu. Tenéis los horarios de los autobuses lanzadera entre las distintas estaciones y la quinta estación Fujinomiya en esta página web.
  • En coche: La carretera Fujisan Skyline (antes de peaje, actualmente gratuita) se cierra al transporte privado durante la época de ascenso y también durante el invierno (noviembre-abril), por lo que es recomendable usar transporte público. De todas formas, si queréis disfrutar de la zona de los cinco lagos a vuestro aire, podéis alquilar un coche en esta web de nuestra total confianza.

 La ruta Subashiri

Llegar a la quinta estación de la ruta Subashiri es relativamente fácil en transporte público, aunque la zona está mucho menos desarrollada que la quinta estación de la ruta Yoshida o la ruta Fujinomiya. Aquí encontramos aparcamiento, servicios y un par de establecimientos, pero poco más. Además, es una de las quinta estaciones más bajas, pues se encuentra a 1.950 metros sobre el nivel del mar (menos que las dos rutas anteriores).

Eso sí, esta ruta se caracteriza por adentrarse en el bosque, con un camino mucho menos lleno de turistas que el anterior, hasta que se junta con la ruta Yoshida en la octava estación.

Cómo llegar
  • En transporte público: Hay autobuses desde la estación de Gotenba (o Shin-Matsuda) hasta la quinta estación Subashiri todos los días durante la temporada de ascenso (julio-septiembre) y de mayo a octubre también en fines de semana y festivos (60 minutos, 1.540 yenes).Tenéis los horarios de los autobuses lanzadera entre Gotemba y la quinta estación Gotemba en esta página web y los horarios de los autobues entre Shin-Matsuda y la quinta estación aquí.
  • En coche: La carretera de acceso a la quinta estación se cierra al transporte privado durante la época de ascenso y durante el invierno (normalmente desde finales de noviembre hasta abril), por lo que no es aconsejable alquilar un coche para llegar hasta allí. Mejor transporte público, aunque si queréis disfrutar de la zona de los cinco lagos a vuestro aire, podéis alquilar un coche en esta web de nuestra total confianza.

La ruta Gotemba

La quinta estación de la ruta Gotemba es la menos desarrollada de las cuatro que conforman las opciones de subida al monte Fuji, puesto que aquí hay una pequeña tienda, unos servicios y poco más.

Situada a 1.400 metros sobre el nivel del mar, es la quinta estación más baja de las cuatro, por lo que la ruta Gotemba es la más larga de todas. Si a eso le sumamos que no hay demasiado albergues de montaña en la ruta (tan sólo algunos en la séptima y octvava estaciones) y que se encuentra en un terreno lleno de gravilla y piedras de lava (que hace que el descenso sea mucho más rápido, pero la subida bastante más costosa), pues es de entender que sea una de las rutas menos populares de ascenso.

Cómo llegar a Gotemba
  • En transporte público: Hay autobuses que conectan la estación de Gotemba con la quinta estación de manera diaria (durante la época de ascenso) y también en fines de semana y festivos desde mayo hasta octubre (40 minutos, 1100 yenes).Tenéis los horarios de los autobuses lanzadera entre la estación de Gotemba y la quinta estación en esta página web.
  • En coche: Es posible llegar en coche hasta la quinta estación de Gotemba, aunque como sucede con el resto de estaciones el tráfico privado no está permitido durante los meses de verano. De todas formas, si queréis disfrutar de la zona de los cinco lagos a vuestro aire, podéis alquilar un coche en esta web de nuestra total confianza.
Si esto de caminar no os hace pero queréis ver el monte Fuji desde cerca, relajaros en un onsen del lago Yamanaka (uno de los famosos ‘cinco lagos’) e ir de compras por los populares outlets de Gotemba, desde nuestra tienda podéis contratar una excursión muy interesante… ¡echadle un ojo!

En la cima

Si la subida no nos ha dejado muertos y tenemos ganas de más antes de iniciar el descenso, existe una tradición llamada Ohachi Meguri (お鉢巡り) que no es más que recorrer el cráter de la cima. Se tarda aproximadamente una hora u hora y media pero nos permite ver las ocho cumbres que forman la cima del monte Fuji: Kengamine (剣ヶ峰), Hakusandake (白山岳), Kusushidake (久須志岳), Joujugatake (成就岳), Izugatake (伊豆岳), Asahidake (朝日岳), Sengendake (浅間岳) y Mishimagatake (三島岳).

Alternativamente, además de visitar los santuarios de la cima y relajarnos viendo el paisaje, podemos enviar una postal desde la cima del monte Fuji. Sí, sí, lo habéis leído bien. En la cima hay una oficina de correos que nos permite mandar cartas y postales a todo el mundo, ¡una oportunidad fantástica para ver cómo es el matasellos del monte Fuji!

Transporte al monte Fuji

Hemos indicado brevemente cómo llegar a cada una de las cuatro quintas estaciones del monte Fuji y os hemos enlazado los horarios de los autobuses lanzadera que conectan las estaciones de tren más cercanas con cada quinta estación.

En el mapa también tenéis indicadas las estaciones de tren para que os podáis situar y en esta página encontraréis toda la información que necesitáis para preparar vuestra excursión, una vez hayáis decidido dónde queréis ir.

transporte-monte-fuji

Esquema de transportes al monte Fuji de Fujiyama Navi

ATENCIÓN USUARIOS DE JR PASS
Hasta el 25 de febrero de 2018, algunos servicios del Narita Express (el tren que conecta el aeropuerto de Narita con Tokio) llegan hasta Kawaguchiko pero sólo en sábados, domingos y festivos, lo cual es perfecto si queremos acercarnos hasta el monte Fuji y tenemos JR Pass, pues nos cubre todo el trayecto. Más información y horarios de este servicio especial en la página web oficial.

Mount Fuji Round Trip Ticket

Hasta 2015 JR East estuvo ofreciendo un billete especial de ida y vuelta desde Tokio llamado Mt. Fuji Round Trip Ticket, que lamentablemente ya no se vende. Era un billete con descuento (5.600 yenes) para ir y volver en tren y autobús entre Tokio y el monte Fuji, pensando para turistas (con pasaporte no japonés ni visados de larga duración).

Este billete de ida y vuelta cubría la tarifa de ida y vuelta entre cualquier punto del área metropolitana de Tokio (como podéis ver en la imagen) y Otsuki, e incluía además la reserva de asiento de trenes expresos limitados. También servía para trenes rápidos y locales e incluía viajes ilimitados entre Otsuki y Kawaguchiko en trenes rápidos y locales de la línea Fujikyuko así como en el expreso limitado Fuji-san y también viajes ilimitados durante los dos días de validez del billete en la línea de autobús Fuji Tozan, operada por Fujikyu Yamanashi Bus, que circula desde las estaciones de tren de Mt. Fuji y Kawaguchiko y llega hasta la 5ª Estación.

Precisamente la inclusión de viajes ilimitados en este autobús era una de las grandes bazas de este billete de ida y vuelta, puesto que no había ningún otro paquete ofrecido por JR East que lo incluyera, y al no estar operado por ella, el JR Pass no tenía validez. Habrá que estar atentos a la web en inglés de JR East sobre este billete por si vuelve a ponerse a la venta en un futuro.

Área de uso del billete de ida y vuelta al monte Fuji

La experiencia personal de Yoitabi Travel

Nuestros compañeros de Yoitabi Travel, la agencia especializada en Japón con la que colaboramos siempre, han subido al monte Fuji en más de un ocasión y han querido compartir con nosotros su experiencia personal, por si os puede servir de ayuda a la hora de organizar vuestra subida al monte Fuji.

En su última subida, el equipo de Yoitabi Travel se decidió por hacer la ascensión nocturna, saliendo de la quinta estación a las 21:30 horas y llegando a la cima para ver el amanecer. Es una ascensión dura, porque apenas hay tiempo para descansar y hay que estar mínimamente en forma. Para aquellos que queráis tomaros las cosas con más calma, como hemos dicho antes, existe la posibilidad de dormir unas horas en alguno de los albergues que hay en las estaciones, descansar un poco y proseguir con el camino antes del amanecer.

El equipo de Yoitabi Travel en la cima del monte Fuji.

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de subir el monte Fuji es el peso que vamos a llevar en nuestras espaldas. Hay que llevar el menos peso posible, para no dificultarnos la subida más de la cuenta, pero a la vez hay que llevar agua y snacks para recuperar fuerzas durante el camino (aunque en las distintas estaciones de subida hay algo de comida y bebida, aunque a precios desorbitados, claro está, pero nada en la bajada… ¡hay que tenerlo en cuenta!). En su caso, Yoitabi llevó un litro de agua por persona y snacks que pesaran poco y dieran mucha energía como frutos secos, barritas energéticas, sobres de proteínas, etc.

Otro aspecto a destacar es la ropa. En la cima, a pesar de subir a mediados de agosto, hace mucho frío por lo que hay que ir muy bien abrigado. Nada de ir con vaqueros y una sudadera. La ropa térmica puede ser muy buena opción, además de llevar un buen anorak/cortavientos, gorro, guantes, braga de cuello, etc. Es decir, hay que ir bien abrigados.

Preparados para subir :)

En cuanto a los aspectos positivos y negativos de subir al monte Fuji, el equipo de Yoitabi Travel destacó, entre las cosas buenas, las vistas tanto desde la cima del monte Fuji como desde el propio camino, además del compañerismo y buen rollo de subir el grupo. Al ir hablando con unos y otros, te vas animando mútuamente y se hace piña para que nadie desfallezca.

Entre los puntos negativos, el equipo de Yoitabi Travel destaca el gran volumen de gente que hay, especialmente al acercarse a la cima, lugar en el que ya hay que subir haciendo cola. Y es que como en las últimas estaciones hay gente haciendo noche, cuando se acoplan al camino para ver amanecer, el número de personas subiendo aumenta considerablemente en los últimos tramos y eso quizá le quita un poco de “romanticismo” al tramo final de la subida al monte Fuji.

Finalmente, otra de las cosas que destacan es lo dura que es la bajada, que para alguno de ellos es casi peor que la subida, porque uno ya lleva varias horas sin dormir y está cansado. Además hay que recordar dejarse snacks y agua para la bajada, puesto que aquí no hay estaciones y no se puede comprar nada en caso de necesidad. Por ello, por todo el esfuerzo de la subida y lo dura que es la bajada, el equipo recomienda terminar el día en un onsen cercano… ¡la mejor manera de relajarse después de la subida al monte Fuji!

¿Te interesaría subir al monte Fuji en grupo, acompañado de nuestra agencia amiga Yoitabi Travel? De momento tenemos una fecha tentativa: 20 de agosto de 2018. Si te interesa, mándanos un correo, a ver si podemos crear algún grupo de subida… ¡sería divertido!

Todas las imágenes han sido sacadas del Facebook de Yoitabi Travel.

Preguntas frecuentes sobre subir al monte Fuji

¿Quién puede subir al monte Fuji?

Subir al monte Fuji no es complicado para alguien no experimentado, ya que si bien en algunos puntos el camino puede ser más resbaladizo o en pendiente, hay muchas señales que nos advierten de ello y nos hacen estar alerta, pero es muy cansado.

Son muchas horas y a medida que vamos subiendo se nos hará más difícil de respirar, algo que debemos tener en cuenta (más sobre ello a continuación).

¿Cuándo subir al monte Fuji?

Como hemos comentado, la época oficial de ascenso al monte Fuji es desde comienzos de julio hasta mediados de agosto. La popular ruta Yoshida abre desde el 1 de julio hasta el 10 de septiembre, mientras que las otras tres suelen abrir desde el 10 de julio hasta el 10 de septiembre.

Si vais a Japón fuera de estas fechas, no podéis subir al monte Fuji (a no ser que tengáis permiso expreso de las autoridades de la zona, siendo alpinistas experimentados).

¿Cómo subir al monte Fuji?

La falta de oxígeno o el llamado ‘mal de altura’ puede afectarnos durante la subida al monte Fuji, razón por la cual se recomienda subir tranquilamente, haciendo noche (bueno, pasando unas horas) en la séptima u octava estación y salir de madrugada desde allí para ver la salida del sol desde la cima (que suele ser pronto, sobre las 4:30/05:00 horas). La ruta Yoshida es la que tiene más albergues de montaña entre la séptima y octava estación, aunque todas las rutas tienen alguno y suelen costar unos 5.000 yenes la noche o 1.000 yenes la hora. Además, en los albergues hay siempre baños y provisiones varias.

Otra opción, menos recomendable pero muy popular entre los que no quieren dedicar tanto tiempo a la subida, es la ‘subida exprés’ (弾丸登山, dangan-tozan en japonés): salir de noche desde la quinta estación y andar toda la noche para llegar a la cima justo cuando sale el sol. Es la manera menos recomendable, puesto que es más cansada y tiene más riesgos de sufrir mal de altura, pero es extremadamente popular especialmente entre los extranjeros. La idea es salir sobre las 21:00 horas desde la quinta estación de la Línea Fuji Subaru (ruta Yoshida) para llegar a la cima justo antes de la salida del sol.

Si disponemos de tiempo y podemos reservar albergue, otra opción es comenzar a subir el monte Fuji a media mañana para llegar a la cima tranquilamente para ver el atardecer, hacer noche en uno de los albergues de la cima y levantarnos para ver el amanecer desde ahí mismo.

Finalmente, hay quien sube y baja durante el día, aunque ésta es otra opción poco recomendable, puesto que podemos sufrir una insolación, además del mencionado mal de altura.

¿Necesito guía para subir al monte Fuji?

No es necesario alquilar los servicios de un guía para subir al monte Fuji, puesto que todos los caminos están bien indicados (en señales de colores que hemos utilizado también en nuestros mapas) y hay mucha gente subiendo y bajando, por lo que solos, lo que se dice solos, es difícil que estemos.

De todas maneras, si queremos ir con alguien o preferimos contratar un guía, hay varias opciones disponibles desde Tokio como por ejemplo esta excursión de 2 días en la que vamos con guía y otros excursionistas más, cenamos en un albergue de montaña de la séptima estación, desayunamos inarizushi mientras vemos salir el sol y al bajar nos relajamos en los onsen de la zona. O alternativamente, puedes intentar acoplarte al grupo que quizás se cree de Yoitabi Travel, nuestra agencia amiga especializada en Japón.

¿Cuánto se tarda en subir al monte Fuji?

De media, se suele tardar unas 6-7 horas en la subida y unas 3-4 horas en la bajada, aunque depende de la ruta que tomemos, de cómo organicemos la subida (si nos quedamos en algún albergue o hacemos el trayecto seguido), si descansamos mucho, etc.

Si decido quedarme en un albergue, ¿debo reservar con antelación?

Sí. Durante la temporada oficial de ascenso al monte Fuji hay muchos excursionistas todos los días, por lo que es necesario reservar con antelación si queremos alojarnos y descansar en alguno de los albergues de montaña durante nuestro ascenso. Algunos albergues tienen página web, otros tan sólo contacto por teléfono. Podéis ver la lista completa en este enlace de la JNTO.

¿Qué debo llevar?

Subir al monte Fuji no es fácil, por lo que requiere de cierta preparación y planificación, puesto que no debemos olvidar que estamos subiendo una montaña (un volcán, en realidad). Recomendamos lo siguiente:

  • Llevar buen calzado de montaña, nada de zapatillas deportivas o parecidos. Unas buenas botas de montaña que agarren bien nuestra pisada y nos cubran los pies completamente serán básicas tanto en la subida como en la bajada para evitar resbalones.
  • Tener en cuenta que durante la noche, a medida que subimos y con el viento hará frío, así que tenemos que llevar buen equipamiento de montaña, tipo corta-vientos, que nos proteja del frío y del viento y distintas capas porque durante el descenso probablemente tengamos calor. Un buen chubasquero y guantes también son una buena idea, puesto que son ligeros y siempre podemos guardarlos en la mochila si no nos hacen falta.
  • Si subimos de noche, bajaremos de día, por lo que es recomendable llevar una gorra, gafas de sol y protección solar.
  • Al subir de noche es importante llevar una buena linterna que nos ilumine el camino. Durante los días de más concentración de excursionistas hay mucha luz de las linternas de otros, pero a pesar de todo, es buena idea llevar nuestra propia linterna. Hay quien utiliza linternas de cabeza, para tener las manos libres durante la ascensión, recomendable.
  • Subir al monte Fuji (y después bajar, claro) es una experiencia que dura unas cuantas horas por lo que es necesario llevar una mochila con suficiente comida y bebida (los snacks tipo CalorieMate dan mucha energía). Los albergues en los distintos campos ofrecen comidas y bebidas, pero es recomendable llevar lo nuestro, por si acaso (y para evitar gastos innecesarios, pues cuanto más subimos, más caro está todo).
  • Indispensable llevar dinero en metálico, tanto para las compras que queramos hacer como para usar los baños de los albergues. Recomendable llevar bastantes monedas de 100 yenes.
  • Llevad alguna bolsa de plástico o pequeña bolsa de basura donde poder guardar la basura que vayáis acumulando durante la subida (botellas vacías, envoltorios de snacks calóricos, etc.).

¿Necesito bastones para andar?

En las tiendas de la quinta estación (menos en la de Gotemba) podemos adquirir bastones para andar que nos pueden ayudar en nuestra subida al monte Fuji. Cuestan unos 2.000 yenes y aunque realmente no son necesarios y podemos hacer la ascensión sin ellos, mucha gente los compra como recuerdo ya que en los distintos albergues de montaña de las distintas estaciones  podemos marcarlos con diferentes sellos (por unos 200 yenes), dejando un recuerdo imborrable de nuestra aventura, que encima nos habrá sido útil para la subida.

¿Hace frío también en verano?

Sí. De media, en la cima hay unos 5-8 grados, aunque a comienzos y finales de la temporada oficial de ascenso ya se pueden dar temperaturas bajo cero en la cima.

Si hay viento la sensación térmica es mucho peor, por lo que es importante ir vestidos teniendo esto muy presente, nada de ir ‘de verano’ o ‘con una chaquetita’. Hay que ir bien equipado o vamos a pasar mucho frío.

¿Hay wifi en el monte Fuji?

La compañía de telecomunicaciones japonesa NTT Docomo, en colaboración con los gobiernos de las prefecturas de Shizuoka y Yamanashi, puso en marcha en 2015 un servicio wifi gratuito para todos los turistas que suban al monte Fuji.

El servicio consiste en 8 hotspots repartidos por todo el camino, así como en la cima, que dan cobertura de internet a todos los escaladores. Así, los turistas que quieran acceder a la wifi, tendrán que conectarse a la red Welcome_to_Fujisan_Summit. Entonces deberán introducir el nombre de usuario y la contraseña que se puede encontrar en los panfletos informativos repartidos en las oficinas de información turística de las prefecturas, donde también hay información sobre el monte Fuji, sus rutas y estaciones y consejos básicos de seguridad en la montaña.

¿Hay que pagar para subir al monte Fuji?

Según la JNTO, en 2015 234.217 personas subieron al monte Fuji durante los meses de julio y agosto, un tercio de las cuales son turistas no-japoneses. El gran número de turistas que año tras año suben al monte Fuji (especialmente después que en 2013 fuera designado como Patrimonio de la Humanidad) genera problemas no sólo de seguridad y logística, sino especialmente de limpieza.

Es por ello que desde hace unos años se solicita a los turistas el pago voluntario de 1.000 yenes para el mantenimiento de la zona y poder conservar la belleza natural del monte Fuji,

Y finalmente… el monte Fuji, patrimonio de la humanidad

En junio de 2013 la UNESCO declaró al monte Fuji Patrimonio de la Humanidad, pasando así a formar parte del interesante listado de lugares Patrimonio de la Humanidad que encontramos en Japón.

En la reunión que se celebró en Camboya en 2013 la UNESCO comentó que esté volcán “ha sido inspiración de poetas y artistas y ha sido objeto de peregrinación desde hace siglos”. El propio primer ministro japonés, Abe, se mostraba pletórico tras su designación: “me siento feliz desde el fondo de mi corazón de que nuestro Fuji-san se haya convertido en el Fuji-san del mundo”.

Y por cierto, aunque lleva desde 1708 sin entrar en erupción, el monte Fuji sigue estando oficialmente en activo. Hay quién pensó que tras el terremoto y tsunami de Tohoku podría haber entrado en erupción. Por suerte no fue así, pero es algo que no hay que descartar de cara a futuro.

Monte Fuji al atardecer desde el hotel Park Hyatt TokyoY finalmente, una apreciación. Cuando fue declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, y decíamos que algunos medios lo llamaron “Fujiyama” de manera incorrecta, ¿queréis saber por qué?

En japonés, Monte Fuji se escribe 富士山. Los dos primeros ideogramas, 富士, son los que forman el nombre “Fuji”, mientras que el tercer ideograma, 山, significa “montaña”.

En cuanto al nombre propio del Monte Fuji, los caracteres con los que se escriben reciben el nombre de ateji, es decir, “caracteres asignados”. Cada ideograma tiene su significado, por supuesto (el primero es “riqueza” mientras el segundo es “hombre importante”), pero en este caso, no aportan significado al nombre y se escogieron porque su sonido coincidía con el nombre de la montaña.

Otra cosa que debemos saber cuando hablamos del idioma japonés es que los ideogramas suelen tener 2 lecturas diferentes, una de origen japonés y otra de origen chino. El kanji o ideograma para montaña es 山, como ya hemos comentado. Y como seguro que podéis estar imaginando, sus dos lecturas son precisamente “yama” y “san”. Así, tanto “Fujiyama” como “Fujisan” serían lecturas correctas del nombre de este volcán e icono de Japón, pero la primera de ellas no es correcta.

Cuando leemos 山 en su lectura japonesa o kun-yomi, utilizamos “yama”, como en el nombre de la famosa línea de tren de JR que hace un recorrido circular por Tokio, la línea Yamanote (山の手), que significa “hacia la montaña”. Pero en otros casos utilizamos la lectura china u on-yomi, en esta caso “san”, como por ejemplo a la hora de referirnos a montañas.

Así, ejemplos como Monte Aso, que se encuentra en Kyushu y se escribe 阿蘇山 en japonés, se pronuncia “Aso-san”. O las montañas Koya, al sur de Osaka y famosas por su gran cantidad de templos budistas en los que se puede hacer noche, en japonés se escribe 高野山 y se pronuncia “Koya-san”.

Pero el japonés es un idioma en el que siempre encontramos excepciones, y este caso no iba a ser menos. Tenemos el ejemplo del Monte Asama, escrito en japonés 浅間山, y que sin embargo se pronuncia “Asama-yama”. Pero si como norma tomáis que al nombre de cualquier monte o montaña en japonés debemos añadir “san” y no “yama”, acertaréis casi siempre.

De esta forma, cuando un japonés se refiere al Monte Fuji, siempre va a decir “Fujisan”, y sólo escucharéis a extranjeros diciendo “Fujiyama”. Y seguro que también a veces lo habréis pensado, pero ese “-san” no tiene nada que ver con la terminación honorífica que añadimos a los nombres en japonés.

Espero que os haya quedado un poco más claro. Ojalá algún día podamos añadir una sección sobre lingüística a Japonismo, sería de lo poco que falta, ¿verdad?

¿Habéis subido al monte Fuji? ¡Queremos que nos contéis vuestra experiencia!

Entrada publicada originalmente el 10 de julio de 2013. Última actualización: 08 de febrero de 2018