Sugamo(巣鸭), en la línea JR Yamanote, es un distrito comercial de Tokio muy concurrido por gente mayor, de ahí que popularmente sea conocido también como el “Harajuku para las obāchan (señoras mayores)”.

A lo largo de los 800 metros de la calle comercial llamada Jizo Dori, plana y con acceso para minusválidos, se pueden encontrar más de 200 tiendas donde venden ropa, comida tradicional y todo tipo de productos destinados a la gente mayor y personas de la tercera edad, desde bastones a carritos de la compra que sirven como apoyo al caminar.

04082011_Sugamo_09

Sugamo es también conocida por sus dulces tradicionales, especialmente los shio daifuku (塩大福), pasteles de arroz que contienen pasta de anko sin azúcar y tienen un sabor salado suave. Además los días 4, 14 y 24 de cada mes hay un mercadillo, con lo que la zona está todavía más concurrida de lo habitual, llena de abuelillos y abuelillas.

04082011_Sugamo_01

Pero entre los artículos más populares que se venden en Sugamo, encontramos la ropa interior de color rojo, conocida como aka pantsu (赤パンツ). De todos los estilos y tallas, no sólo se considera buena para la salud y traer buena suerte a quien la lleva, sino también aleja los malos espíritus y trae la felicidad. Bragas, calzoncillos y boxers, que activan un punto de presión debajo del ombligo y, según dicen, te llenan de energía. Y así, manteniendo el abdomen cálido y protegido, serás recompensado con fuerza y felicidad. ¿No está nada mal para ser ropa interior, verdad?

04082011_Sugamo_10

Por cierto, como apunte “friki de los dorama japoneses”, comentar que la zona de Sugamo y en concreto una de las tiendas más populares de la calle Jizo Dori, la tienda Maruji (マルジ), salía en el dorama Haikei, Chichiue-sama (拝啓、父上様), protagonizado por Ninomiya Kazunari.

Haikei Sugamo

Pero la calle comercial Jizo Dori de Sugamo es muy visitada porque es donde se encuentra el templo Kouganji (高岩寺), también llamado Togenuki Jizo (とげぬき地蔵尊), famoso por curar enfermedades, como su nombre indica, pues literalmente togenuki significa “arrancar la enfermedad”. Es por este motivo que mucha gente mayor acude a este templo y de ahí que el barrio se haya ‘especializado’ en productos para la gente mayor.

04082011_Sugamo_06

En este pequeño templo se encuentra la popular estatua Togenuki Jizo que representa la conocida Jizo Bodhisattva y, como ya hemos dicho, se cree que ayuda a curar enfermedades, aunque también es la deidad guardiana de los niños. Los devotos de la llamada Diosa de la Misericordia hacen cola para lavar la estatua con una pequeña toalla (que se puede comprar allí), para ya luego en casa pasársela por las zonas de su cuerpo enfermas o doloridas, con la esperanza de aliviar el dolor. Por eso es normal encontrar largas colas de gente mayor esperando y hablando sobre sus problemas de salud.

04082011_Sugamo_07

04082011_Sugamo_13

Y como es normal en Japón, Sugamo también tiene su propia mascota: Sugamon: un pato blanco que lleva un happi de color rojo, muy festivo él. Incluso hay un lugar, justo antes de entrar en la calle comercial Jizo Dori, donde puedes tocarle el culo al pato y obtener así buena fortuna… :D

04082011_Sugamo_02

Es interesante recordar que la calle Jizo Dori fue, durante la época Edo, parte de la ruta Nakasendō (中山道), que conectaba Edo (hoy Tokio) con Kioto. A diferencia de la Tōkaidō, que iba por la costa, la de Nakasendō iba por el interior. Así que muchas personas, mujeres incluidas, preferían viajar por este camino debido a que no era necesario atravesar ningún río. Al final de la calle hay una piedra que sirve como recordatorio de esto.

Además, en esta zona aún sigue activa la línea de tranvía Toden Arakawa (都電荒川線), que recorre el norte de Tokio y pasa a través de Sugamo. Esta línea fue inaugurada en 1913 y originalmente era parte de una extensa red de tranvía, aunque ahora, después de unos 100 años, sólo queda en funcionamiento el tramo que conecta Waseda y Minowabashi.

Finalmente, quiero mencionar que cerca de la zona de Sugamo se encuentran también los jardines de Rikugien, un buen ejemplo de jardines japoneses de la época de Edo (construidos en 1702) o el templo Shinsho-ji, muy cercano a la estación de JR Sugamo (en la línea Yamanote), lo que puede terminar de completar nuestra excursión por esta parte de Tokio.

[mapsmarker marker=”127″]