¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Únete a la Comunidad Japonismo
© chisanupong Boss/Shutterstock.com

Tadao Ando, arquitectura al más alto nivel desde Osaka

PatrocinadorKinki District Transport Bureau

Si leéis Japonismo habitualmente sabréis que la arquitectura contemporánea es una de nuestras pasiones, y ya le hemos dedicado algunas entradas a paseos en los que disfrutar de edificios de grandes arquitectos. Uno de ellos es Tadao Ando (忠雄安藤), que es por derecho propio uno de los protagonistas de la arquitectura japonesa contemporánea.

Nacido en Osaka, este arquitecto ha hecho trabajos en su ciudad natal, pero también podemos disfrutar de su creatividad en otros lugares. Quizás lo que mas sorprenda cuando nos acercamos a la figura de Ando es saber que no tiene estudios de arquitectura y, pese a ello, sus obras son una maravilla.

Ando y su pasión por la arquitectura

Ando nació en Osaka en 1941 y a la edad de dos años fue enviado a vivir con su abuela. Mientras crecía, Ando jamás pensó en dedicarse a la arquitectura. Al contrario, fue boxeador, algo que puede que nos resulte casi difícil de creer. Lo que sí es más conocido es que, en un viaje a Tokio, su visión del Hotel Imperial le cautivó. No hablamos del Hotel Imperial que podemos ver hoy en día, sino del original, diseñado por el fantástico Frank Lloyd Wright.

Así que tras este «despertar», Ando acabó decidiendo dejar el boxeo de lado, cosa por la que los aficionados a la arquitectura le estamos muy agradecidos. Fue entonces, tras dejar el boxeo, cuando decidió que quería ser arquitecto. Para ello se compró libros de segunda mano, asistió a clases nocturnas de dibujo y realizó cursos de diseño de interiores por correo. Y todo ello mientras seguía viajando para admirar edificios y obras de grandes arquitectos, para encontrar inspiración. Lo más sorprendente es que, en ningún momento Ando llegó a tener formación académica en arquitectura. Todo lo que aprendió lo hizo por su cuenta.

Y pese a ello, hablamos de uno de los grandes de la arquitectura mundial, cosa que fue refrendada cuando en 1995 recibió el Premio Pritzker de arquitectura. Y es que este premio está considerado como el Nobel de arquitectura. Por supuesto, no es el único premio que ha ganado a lo largo de su carrera, pero sí el más importante.

Iglesia de la luz en Osaka (© isaray/Shutterstock.com)

El estilo de Ando se puede encuadrar en la corriente del regionalismo crítico, un concepto originalmente creado por Alex Tzonis y Kenneth Frampton. Esta corriente designa una nueva actitud frente a corrientes internacionales que intentan uniformar la expresión arquitectónica. Así, los arquitectos de esta corriente, como Ando, tienen en cuenta la localización geográfica del edificio así como la cultura local a la hora de decidir cómo será el edificio. También se ha dicho que el estilo arquitectónico de Ando enfatiza la simplicidad, prestando especial atención a los espacios vacíos y a la luz. De hecho, se puede adivinar un espíritu zen en la gran mayoría de sus obras, construidas además con hormigón.

Como expresaba el propio Ando, en la web de los premios Pritzker, «en todas mis obras la luz es un importante factor de control. Creo espacios cerrados principalmente usando gruesos muros de hormigón. La razón principal es para crear un lugar para la persona, una zona para uno mismo dentro de la sociedad. Cuando los factores externos del entorno de una ciudad requieren que los muros no tengan aberturas, el interior debe ser especialmente satisfactorio y lleno».

Gracias a estos muros de hormigón, sus edificios tienen superficies lisas, limpias y de apariencia engañosamente ligera. De hecho, se suele decir que su hormigón es «suave como la seda». Los moldes que usa Ando se barnizan, incluso, para que el acabado final sea tan suave. Y si nos fijamos en sus edificios, veremos marcas redondas espaciadas regularmente, que son una seña de identidad de los edificios de Ando. Estas marcas son de los tornillos que se usan para juntar los moldes y cerrarlos. Así, el resultado final es un hormigón que no sólo conforma la estructura de los edificios, sino que también es su propia superficie, sin camuflar. Parece mentira que sus obras sean tan bellas, cuando a priori podríamos pensar que un hormigón tan desnudo podría causar rechazo.

Paredes de la Iglesia de la luz (© chisanupong Boss/Shutterstock.com)

Ando también se caracteriza por hacer edificios que se integran perfectamente en el espacio natural en el que están situados, en lugar de romperlo. Y es que este encaje de la arquitectura con la naturaleza es importante para él, como se puede comprobar en alguno de los museos que diseñó y construyó en la isla de Naoshima.

Cuatro obras de Ando en Osaka

Siendo original de Osaka, se puede decir que Ando ha sido profeta en su tierra, habiendo realizado obras muy significativas aquí. Y es que, aunque Osaka es una ciudad muy divertida e interesante que siempre os recomendamos, también cuenta con otros atractivos, como interesantes edificios que visitar.

Es por ello que en este post queremos centrarnos en cuatro de las obras más significativas de Tadao Ando en Osaka. Podrían ser más, porque hay muchísimas más, tanto en Osaka como en el resto de Kansai (y (las mencionamos brevemente al final de esta entrada), pero nos quedamos con estas cuatro por distintas razones.

Si estáis por Osaka en un próximo viaje, ¿qué tal combinar unos takoyaki con una visita a alguna de las obras más representativas de Ando en Osaka?

Iglesia de la luz (© ChunChang Wu/Shutterstock.com)

La Casa Azuma

En Osaka encontramos uno de los primeros trabajos de Tadao Ando, la Casa Azuma o Sumiyoshi no Nagaya (住吉の長屋), una casa residencial construida en 1976. El presupuesto era limitado y el espacio muy pequeño. Quizás por estas dificultades, el resultado final resulta único.

Si vemos la casa desde fuera, parece fuera de lugar, porque está flanqueada por casas de estilo tradicional. Y es que la Casa Azuma, muy estrecha y con una pequeña puerta, tiene muros del clásico hormigón de Ando. Hemos dicho antes que a Ando le gusta mucho jugar con la luz, lo que resulta difícil de creer viendo la casa desde fuera.

Pero tenemos que adentrarnos en ella para encontrar un jardín sin techo, que separa las dos mitades de la casa y que supone una increíble fuente de luz natural. También decíamos que a Ando le gusta que sus edificios fluyan y se integren con la naturaleza de la zona. En este caso, la apertura del jardín hace que, cuando llueve, el jardín se riegue con la propia agua de la lluvia.

Eso sí, la casa está en contacto con la naturaleza, que no utiliza luz eléctrica durante el día. El problema es que tampoco cuenta con calefacción, así que los inviernos requieren de más ropa de abrigo. Es, en realidad, un compromiso que está en el tipo de arquitectura que hace Ando. Cambia la comodidad de la vida moderna pero de espaldas a la naturaleza, por una vida más en consonancia con esta naturaleza incluso en una ciudad tan bulliciosa como Osaka, pero con menos comodidades. Este paradigma le valió un premio de arquitectura ese mismo año.

Casa Azuma en Osaka
Casa Azuma en Osaka

El Museo Sayamaike

Otra obra de interés en Osaka de Ando es el Osaka Prefectural Sayamaike Museum. Este museo está dedicado a la historia del estanque Sayama o Sayamaike, que es el lago artificial con dique más antiguo de Japón, construido en el siglo VII. Y a pesar de su larguísima historia, el estanque sigue siendo utilizado en la actualidad.

Museo Sayamike de la prefectura de Osaka
Museo Sayamike de la prefectura de Osaka (© SomLdwn/Shutterstock.com)

El museo se abrió en el año 2001, centrándose en la historia de la ingeniería civil y las obras de control de inundaciones. Y como ya decíamos que Ando pertenece a la corriente del regionalismo crítico, tuvo en cuenta el lago y el entorno a la hora de diseñar el museo. Así, el agua es un elemento más en el diseño de este museo. No sólo porque se refleja en el lago, lo que crea una vista preciosa, sino que además cada hora se activan unas fuentes que hacen que fluya agua sobre los muros del museo.

Museo Sayamike de la prefectura de Osaka (© SomLdwn/Shutterstock.com)

Y como es también característico en muchas obras de Ando, el museo es muy minimalista, con mucho uso de grandes bloques de hormigón. Además, el museo está en su mayor parte sumergido bajo el terreno, lo que hace del museo parte del paisaje del estanque, integrando de forma sencilla pero contundente una obra moderna con un estanque de hace 1400 años.

Museo Sayamike de la prefectura de Osaka
Museo Sayamike de la prefectura de Osaka

La Iglesia de la Luz

En la zona residencial de Ibaraki, en Osaka, encontramos una preciosa iglesia protestante construida en 1989, la Iglesia Kasugaoka de Ibaraki (茨木春日丘教会). La iglesia, de pequeño tamaño, es una de las obras más reconocidas de Tadao Ando, por su uso de la luz y del hormigón.

Además, el acceso a la iglesia es indirecto, ya que se entra por un lateral y se pasa por una sala con un banco circular desde donde se accede a la iglesia o a la capilla secundaria. Y la iglesia no sólo hace un uso intensivo del hormigón tan característico de Ando, sino que su desnudez encaja perfectamente con la idea de vacío sin forma que es Dios, pero al mismo tiempo, le da una perspectiva zen. Todo esto ayuda, según Ando, a transportar a los visitantes al reino de lo espiritual.

Por si fuera poco, los bancos de la Iglesia de la Luz están hechos de elementos reutilizados que formaron parte del andamiaje. Y el muro trasero de hormigón tiene una abertura en forma de cruz que deja pasar luz natural y crea una forma de cruz con la luz del sol que resulta casi mística.

Iglesia de la luz (© Chatchawat Prasertsom/Shutterstock.com)

Chaska Chayamachi

El edificio Chaska Chayamachi (チャスカ茶屋町) se inauguró en 2010 y se encuentra en la zona de Umeda, una zona que en los últimos años se ha desarrollado muchísimo con edificios de grandes arquitectos. En este caso concreto, el proyecto consistía en un edificio con espacios comerciales, apartamentos y hasta una capilla en la planta 22 desde la que se tienen vistas fantásticas de la ciudad.

En este edificio volvemos a ver el tradicional trabajo en hormigón de Ando, con las marcas redondas en su superficie tan características. Gracias a esta estructura de hormigón el edificio es fácilmente reconocible y destaca en el entorno. En este caso, hay una clara evolución de su primera casa, sin calefacción ni electricidad, pero al mismo tiempo una continuidad que hace que sea fácilmente reconocible como obra suya.

Chaska Chayamachi en Umeda, Osaka
Chaska Chayamachi en Umeda, Osaka

Otras obras de Ando

Por supuesto, como decíamos en el inicio del post, la obra de Ando ha sido (y sigue siendo) muy prolífica. En su propia Osaka natal hay varias obras más de su autoría.

Algunos ejemplos son el Osaka Culturarium en Tempozan (reabierto en 2013, y antes llamado Museo Suntory), situado en la fantástica zona de entretenimiento de la bahía de Osaka; la Galleria Akka; o la Casa Tomishima, su primera obra en 1973, entre otras muchas.

Luego, ha hecho muchas otras obras, muchas de las cuales están en la región Kansai. Ejemplos de ellas serían el Museo Prefectural de Arte de Hyogo, la Casa 4×4, las Casas Rokko I, II y III, todas ellas en la ciudad de Kobe, o el Jardín de Bellas Artes en Kioto.

Museo Sayamike de la prefectura de Osaka
Museo Sayamike de la prefectura de Osaka

Pero, en realidad, Tadao Ando ha trabajado por todo Japón y por todo el mundo. Fue el responsable del pabellón de Japón en la Exposición Universal de Sevilla (España) en 1992, por ejemplo. También es el autor del Espacio de Meditación de la UNESCO en París (Francia), de la Pulitzer Arts Foundation en St. Louis (Estados Unidos), o de la Glass House (Corea) o el Museo Aurora (China) por sólo citar unos pocos ejemplos.

En nuestro caso, hemos visitado varias obras de Tadao Ando en otros lugares de Japón, recogidos en alguno de nuestros posts. Por ejemplo, si visitáis Naoshima, la isla del arte en Shikoku, encontraréis varios museos diseñados por él. El Chichu Art Museum es espectacular y una obra de arte en sí mismo, un claro ejemplo de cómo Ando integra las estructuras en el espacio natural. También allí tenemos el Museo Lee Ufan, o la Benesse House, el edificio Minamidera, o el propio Museo Ando.

En Tokio Ando también ha realizado varios trabajos, uno de los más conocidos es el centro comercial Omotesando Hills, que se puede visitar en el paseo de arquitectura por Omotosando y Aoyama que tenemos publicado. También tenemos el precioso 21_21 Design Sight, en la zona de Roppongi o, incluso, la torre Tokyo Skytree.

Osaka Culturarium en Tempozan (© twoKim images/Shutterstock.com)

Esperamos que disfrutéis de la arquitectura de Tadao Ando en Osaka… ¡y en el resto de Japón!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!