Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Desde 1958, los estudiantes japoneses de primaria y secundaria reciben una clase a la semana sobre educación moral y ética llamada dotoku. Ahora, sin embargo, están recibiendo una clase extra, al menos aquellos que vean una serie de la cadena Fuji TV.

Y es que el Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología llegó a un acuerdo con la mencionada cadena de televisión para promocionar la importancia de la moral en la sociedad japonesa a través de una serie de televisión de la cadena. Según parece, fue la propia cadena de televisión la que propuso un plan de colaboración al ministerio, quienes después de examinar el guión, dieron su aprobación (aunque afirman que no intervendrán en el contenido de la serie).

La serie escogida se llama Hero, está ya en su segunda temporada, y tiene como actor protagonista al popular idol Kimura Takuya (del grupo musical SMAP), que representa a un meticuloso fiscal de Tokio. El ministro de educación Shimomura Hakubun comentó, hace un par de semanas en una conferencia de prensa que “la rectitud e imparcialidad [del personaje], sus acciones fieles a sus principios y la búsqueda de la justicia social son temas fundamentales que comparte con la educación moral y con cómo debemos vivir”.

Como parte de la campaña, se han distribuido varios pósters de Hero con diferentes lemas (“Los tiempos están cambiando, ¿qué harías tú?”, “¿Qué es la justicia? ¿Qué es la verdad? Reflexionemos sobre cómo vivir con rectitud”) a 40.000 estudiantes de primaria y secundaria de todo el país y se organizarán eventos en los que padres e hijos podrán hablar sobre la educación moral.

Para las clases de educación moral, un 90% de las escuelas utiliza el material facilitado por el gobierno, que tiene lecturas sobre la educación, la ética y el trabajo en grupo. Sin embargo, casi la mitad de las escuelas encuentran complicado de medir los efectos de la educación moral, según una encuesta de 2103 del propio ministerio.

Kimutaku educación moral

Kimura, protagonista de Hero.

Vía: The Wall Street Journal