Tokyo Vice, un libro sobre lo más sórdido de Japón
Tokyo Vice narra las inquietantes experiencias de Jake Adelstein cubriendo casos relacionados con la yakuza, con la prostitución y el tráfico humano, entre otros, para el Yomiuri Shinbun.
92%Nota Final
Interés92%
Puntuación de los lectores 2 Votos
100%

Tokyo Vice (Pantheon, octubre de 2009) es un libro escrito por Jake Adelstein en el que narra su experiencia cubriendo casos relacionados con la yakuza, con la prostitución y el tráfico humano, entre otros, para el Yomiuri Shinbun.

Adelstein fue el único no japonés en conseguir un empleo como redactor en el que es el periódico más importante y de mayor tirada en Japón.

O haces desaparecer la historia, o nosotros te haremos desaparecer a ti. Y tal vez también a tu familia. Pero se lo haremos primero a ellos, para que aprendas la lección antes de morir.

El libro recuerda un poco a Gomorra, de Roberto Saviano, puesto que en sus primeras páginas somos testigos de que un importante yakuza, molesto por una investigación que Adelstein está llevando acabo, le pide que deje dicha investigación si no quiere que le pase nada a él y a su familia.

A partir de ahí, Adelstein hace un recorrido por su etapa trabajando en el Yomiuri Shinbun, dándonos detalles de los policias con los que acaba entablando una relación personal, de cómo conseguía exclusivas para el periódico, de cómo las perdía, y de cómo era su día a día, y las dificultades para entablar relaciones personales por la falta de tiempo y la dedicación absoluta al trabajo.

Lo más interesante del libro, a mi juicio, es que nos da una visión que a menudo la gente que visita Japón no tiene, ya que como turista sólo se ve la tremenda seguridad ciudadana existente, la ausencia de robos, etc., pero la realidad es mucho más inquietante y sórdida, y como el propio Adelstein comenta, Japón está lejos todavía de poder echar el guante a los mafiosos por la carencia de leyes de protección de testigos, o la imposibilidad de negociar un testimonio a cambio de reducciones en las penas, entre muchas otras cosas sorprendentes. También nos da una perspectiva personal en casos que fueron muy famosos, como los de la joven británica Lucie Blackman, que seguro que cualquier persona un poco interesada en Japón recuerda de hace algunos años, y en cuya investigación estuvo involucrado el propio Adelstein.

Por si fuera poco, según avanza el libro nos vamos enterando de cómo en Japón la explotación sexual de mujeres está todavía poco perseguida y sigue siendo una asignatura pendiente del gobierno y de la policia japonesas. De hecho, ahora que Adelstein ya no trabaja como redactor, es el director del Lighthouse Japan, que forma parte del más grande Polaris Project, una asociación que se dedica a combatir el tráfico de personas y las formas modernas de esclavitud en todo el mundo.

Tokyo Vice resulta una lectura muy amena, aunque al principio, tras haber leído las amenazas de la yakuza, sorprende un poco encontrarnos con la historia de cómo Adelstein acaba formando parte del Yomiuri Shinbun, y de cómo son las primeras noticias que cubre, ya que tardamos un poco en leer cómo llega a tener contactos entre la yakuza, y como el trabajo le lleva a cubrir noticias relacionadas con ellos.

Es verdad que Tokyo Vice, al ser un relato muy personal de su autor, a menudo carece de datos y cifras concretas sobre los asuntos que trata como sí tienen otros libros relacionados con Japón. Pero al contrario que muchos de estos libros, de antropología social, que son fríos y desapasionados, el relato de Adelstein engancha precisamente porque se siente real.

De hecho, el que el libro sea reciente y el que su autor siga enzarzado en una cruzada contra el tráfico humano, hace que podamos encontrar multitud de recursos en Internet con una simple búsqueda, como artículos en The New Yorker o en Boing Boing, entre muchos otros, lo cual es estupendo porque nos da una visión más profunda sobre las motivaciones del autor, y sobre la actualidad de los contenidos del libro.

Datos de Tokyo Vice

  • Título: Tokyo Vice (libro en inglés).
  • Autor: Jake Adelstein.
  • Editorial: Pantheon.
  • Fecha de edición: 13 de octubre de 2009.