Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El 15 de septiembre se inicia en Tokio el Aki Basho, quinto torneo oficial de sumo de la temporada y tercero en la capital japonesa. En principio el gran favorito vuelve a ser el Yokozuna mongol Hakuho pero otros luchadores como el mongol Harumafuji o el japonés Kisenosato tratarán de romper su hegemonía en el sumo profesional japonés.

Y es que el luchador mongol lleva ya 23 títulos de la máxima división, sobrepasando a su compatriota Asashoryu y con la mirada puesta en los 31 títulos de Chiyonofuji y los 32 de Taiho, marcas que a todos nos parecían imbatibles hace unos años pero que ahora están muy al alcance de Hakuho si se mantiene en el nivel actual.

Para tratar de evitarlo estarán su compatriota Harumafuji, el otro Yokozuna, y sobre todo el Ozeki Kisenosato, que últimamente se está mostrando mucho más agresivo que en torneos precedentes y es cuestión de tiempo el que por fin consiga alzarse con su primer título de Makuuchi, en una carrera hacia el título de Yokozuna que todos los japoneses están deseando que llegue a buen fin, ya que si duda beneficiaría mucho al interés de los aficionados locales por su deporte nacional, dominado torneo tras torneo por los rikishi (luchadores) extranjeros.

El Yokozuna Hakuho, vencedor del pasado torneo de Nagoya

El Yokozuna Hakuho, vencedor del pasado torneo de Nagoya

La clasificación general o Banzuke está formada por diferentes niveles, entre los que destaca el sanyaku, la parte más alta que comprende las categorías de Yokozuna, Ozeki, Sekiwake y Komusubi. Es aquí donde están situados los mejores luchadores y en dónde hay que buscar a los posibles aspirantes al título. Lamentablemente y quitando los luchadores ya mencionados, el resto del sanyaku tratará de buscar el mejor resultado posible, pero sinceramente a día de hoy no parece que ningún luchador este capacitado para disputar el título. Algunos como Takayasu, que hacen su primera incursión entre el grupo de elegidos, tendrán que demostrar si su sumo está o no a la altura o si, por el contrario, sufre ante los mejores para caer en noviembre a una zona algo más cómoda.

Si nos fijamos en la parte alta de Maegashira, la zona que viene a continuacion del sankayu y que consta de 16 niveles, nos encontramos con un montón de luchadores de tipo ascensor, es decir, que suelen tener malos resultados cuando tienen que luchar contra los mejores pero que en la parte media baja mejoran mucho su rendimiento, por lo que constantemente están subiendo y bajando en el Banzuke torneo tras torneo. Quizás uno de los que puede escapar de esta acepción es el japonés Chiyotairyu, sin duda uno de los preferidos por los aficionados locales y que tras fallar en los últimos días del pasado Nagoya Basho tendrá una nueva oportunidad de pelear contra los mejores, Yokozunas incluidos. Veremos pues sí el heyagashira (luchador mejor colocado) de la Kokonoe-beya puede ser un futuro aspirante a miembro regular del sanyaku, como les ocurre a luchadores como Goeido, Tochiozan o Myogiryu, que de momento están lejos de poder optar a un rango superior pero a los que es bastante común encontrarse en los rangos de Sekiwake o Komusubi.

El estonio Baruto, lesionado en mayo, es seria duda para este torneo (Foto: Martina Lunau)

El estonio Baruto, lesionado de gravedad en mayo, ha anunciado su retirada del sumo profesional (Foto: Martina Lunau)

Los resultados del pasado mes de julio nos depararon alguna que otra sorpresa en este Banzuke. El gigante estonio Baruto y el georgiano Tochinoshin, lesionados ambos de gravedad, han caído a la división Juryo, la segunda en importancia. El primero ya ha anunciado oficialmente que su maltrecha rodilla izquierda le impide continuar a buen nivel y que por tanto se retira del sumo, mientras que aún no se sabe si el georgiano podrá o no participar en este Aki Basho. De no ser así podría caer hasta la división Makushita, la tercera en la lista del Banzuke pero que se encuentra ya fuera de los rangos asalariados del sumo, dejando así de cobrar un buen sueldo mensual y perdiendo muchos otros privilegios inherentes a los luchadores de las dos categorías principales, a los que se conoce como sekitori.

Por el contrario una de las grandes esperanzas niponas, Endo, ha alcanzado la máxima división tras su apabullante paso por la categoría de Juryo y todos los aficionados estamos expectantes por ver su rendimiento en esta nueva categoría. Si, como todos creemos, consigue un buen resultado, no sería nada descabellado poder verle luchar contra el sanyaku a principios de enero, si no lo hace antes. También es una gran noticia la vuelta de Homasho a Makuuchi, superados ya los problemas en su codo que le hicieron pasar por el quirófano y perderse un par de torneos. Es un luchador que siempre da lo mejor de sí en esta división y que también esperamos ver pronto de nuevo en la parte alta.

El japonés Kisenosato, uno de los principales candidatos al título (Foto: Wikipedia)

El japonés Kisenosato, uno de los principales candidatos al título

15 días de competición, con un Yokozuna tratando de batir todos los récords, otro buscando redimirse de sus pobres actuaciones pasadas, y un Ozeki japonés cuyo objetivo es el de alcanzar a corto plazo su primer triunfo en Makuuchi y el ascenso al máximo rango. La emoción está asegurada de inicio y como siempre desde Sumo Japonés realizaremos un seguimiento exhaustivo de todo lo que acontezca sobre la arena del Kokugikan de Tokio. ¿Alguno de vosotros se lo va a perder?

Glosario de Sumo (A-K)

Glosario de Sumo (M-Z)