Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El pasado mes de junio JR Kyūshū inauguró el Aso Boy, un nuevo servicio turístico de tipo expreso limitado entre las ciudades de Kumamoto y Miyaji.

Y con el nombre que tiene el tren, como no podría ser de otra forma, también pasa por Aso, un lugar popular por tener cerca el Monte Aso, el volcan en activo más grande de Japón y uno de los más grandes del mundo. El punto curioso de estos servicios es que tienen como mascota a Kuro-chan, un perro de color negro.

Tren Aso Boy y cartel de inauguración

Como es un servicio eminentemente turístico, sólo funciona en fines de semana y festivos nacionales, así como en los periodos vacaciones escolares, y utiliza la Línea Principal Hōhi, que conecta el este de la isla de Kyūshū con el oeste.

Los trenes utilizados para el Aso Boy en realidad no son nada novedosos si nos atenemos al modelo, ya que son unidades remozadas del Kiha 183-1000, en este caso de cuatro coches, que hace un buen montón de años que está en servicio. Lo que hace especial a este tren es su diseño de interiores, realizado por Mitooka Eiji, un conocido diseñador industrial japonés que ha creado un tren que, si bien por fuera parece no ser más que un viejo modelo con algunas pegatinas de Kuro-chan, el perro de color negro que mencionábamos, por dentro destaca por su creatividad, ya que no hay dos coches que sean iguales y, sin embargo, en todos ellos hay una temática común.

Lateral del tren Aso Boy

La ceremonia de inauguración, en la estación de Kumamoto, fue tan formal (y tan llena de gente haciendo fotos) como suele ser habitual en Japón, pero en este caso fueron un paso más allá y, durante ese día, tuvieron a dos perros gemelos de color negro haciendo de jefes de estación honorarios, representando así a la mascota del tren.

Ceremonia inaugural del Aso Boy

Los coches de los extremos son de estilo panorama, algo que se puede ver en otros trenes japoneses y que permite unas vistas impresionantes desde los extremos del tren, por lo que la cabina se sitúa elevada. Y debajo de la cabina, hay una zona común para disfrute de todos los pasajeros, y como podéis ver en la imagen , la decoración interior del espacio bajo la cabina es espectacular.

Zona común bajo la cabina

Pero el diseño tan espectacular de interiores no acaba aquí, sobre todo si nos fijamos en el coche 3 o coche “familiar”, totalmente en blanco y que tiene en un extremo el Kuro Cafe, un pequeño puesto para poder conseguir algo de comer, y que si os fijáis, realmente parece cualquier cosa menos el interior de un tren.

Kuro Cafe en el Aso Boy

Al otro extremo del coche nos encontramos con una piscina de bolitas de madera para que los niños jueguen y, si os fijáis en las butacas que hay en este coche, están diseñadas para que los padres acompañen a sus hijos viajando todos con la mayor comodidad posible, ya que las banquetas tienen profundidades diferentes y los respaldos también tienen alturas diferentes.

Coche Familiar del tren Aso Boy

Además, y por detrás de la piscina de bolitas de madera, todavía en el coche 3, encontramos una zona de juegos y una pequeña zona con libros para que disfruten los más pequeños.

Zona de juegos y de libros en el coche 3 del Aso Boy

Los otros dos coches, el 4 y el 2, tienen asientos normales, aunque cada coche utiliza tapizados diferentes, y en el coche 2 además se incluye una zona común.

Como veis, el Aso Boy es un tren muy divertido pensando para el disfrute de toda la familia, y en el siguiente vídeo podéis ver un recorrido por todo el interior del tren.

Imágenes de Natori y de 1chan.net.