Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Japón es un paraíso para los amantes de los trenes, no sólo por los trenes de levitación magnética que alcanzan los 603 km/h o por el famoso tren bala o shinkansen, sino también por los que tienen un encanto especial, como el Tamaden.

El Tamaden o tren de la gatita Tama es un tren de inspiración gatuna utilizando como modelo a la gatita Tama, de la que ahora os hablaremos. Este tren podemos encontrarlo en la prefectura de Wakayama, así que si pasamos por allí de camino de/a visitar la ruta de peregrinación de Kumano Kodo o nos queremos acercar hasta el monte Koya, por ejemplo, puede ser un desvío curioso y diferente.

Tamaden-Kishi-10 Tamaden-Kishi-44


Este llamativo tren recorre los 14,3 kilómetros de la línea Kishigawa entre las estaciones de Wakayama y Kishi, con un recorrido por el Japón más rural. Como decíamos, está decorado con una gran cantidad de detalles gatunos y dibujos de la gatita Tama, todo un símbolo de la línea. Y es que Tama no sólo inspiró este tren, revitalizando la línea y la zona, sino que desde 2007 hasta 2015 fue jefa de estación en la estación de Kishi.

Pero que una gata calicó sea el símbolo de una línea ferroviaria y que se convirtiera incluso en jefa de estación no es lo único que nos sorprende. La historia de recuperación y especialmente el impacto que tuvo en la economía de la región merecen también mención especial.

Tamaden-Kishi-43

Tamaden-Kishi-41

A continuación, os contamos la historia de la gatita Tama y el tren Tamaden, así como su impacto económico en la línea Kishigawa. También os hablamos de la revitalización de la zona gracias a Tama y a la actual jefa de estación Nitama o Tama II, además de contaros nuestra experiencia visitando la región con este tren y otros trenes temáticos de la línea.

Tamaden-Kishi-42

La gata Tama y la recuperación de la línea Kishigawa

En 1916 se construyó la línea Kishigawa para conectar tres santuarios de la región y así fomentar que la gente de la zona usara el tren para visitarlos: el santuario Nichizengu, el santuario Kamayama y el santuario Itakiso.

En 1961 la compañía Nankai se hizo cargo de la gestión de la línea, cuya propiedad mantuvieron hasta abril de 2006. Y es que debido a la baja ocupación de la línea, a Nankai no le salía rentable su operación y decidieron cerrarla. La baja natalidad, la adquisición de vehículos privados y una menor necesidad de usar el tren para ir a trabajar fueron algunos de los factores que supusieron una clara bajada en el número de pasajeros que usaban la línea, como podemos ver en el siguiente gráfico.

Para poder mantener la línea viva, el gobierno de la prefectura de Wakayama y otros dos gobiernos locales decidieron implementar el método de separación vertical y buscar una nueva compañía de gestión de la línea. Según este método, los gobiernos locales son los propietarios de los terrenos y de la infraestructura, mientras que la compañía privada supervisa y gestiona los trenes y la explotación de los mismos.

Dado el déficit de 5 millones de dólares que tenía la línea y las dificultades intrínsecas de gestionar una línea ferroviaria como ésta en una zona tan rural, ninguna de las compañías de transporte interesadas se decidió a dar el paso de asumir la gestión. El gobierno de la prefectura de Wakayama pidió ayuda a la empresa que gestiona los autobuses y tranvías de Okayama, la compañía Okayama Dentetsu, cuyo presidente, Mitsunobu Kojima era conocido por haber aplicado el método de separación vertical en la reconstrucción de una compañía de ferries de la prefectura de Mie.

El 1 de abril de 2006 se creó la nueva compañía Wakayama Electric Railway y se reabrió la línea Kishigawa… y fue el día en el que la gatita Tama apareció en la vida de la compañía y de la línea. Justo después de la ceremonia de inauguración, en la estación de Kishi, una mujer pidió al presidente de la compañía si una gatita calicó que se iba a quedar sin hogar podía quedarse a vivir en la estación.

Las regulaciones no permitían que un animal viviera en una estación de tren, así que Kojima, pensando en cómo ayudar a la gatita Tama, tuvo la grandiosa idea de convertirla en empleada de la compañía. Así, en enero de 2007 Tama fue nombrada jefa de estación en Kishi. Si bien en un primer momento Kojima tan sólo intentaba buscar una solución para que Tama no se quedara sin hogar, al adoptarla vieron como Tama se convertía en una especie de maneki neko o gatito de la buena fortuna, atrayendo a muchos viajeros y visitantes a la línea.

El uniforme ferroviario de Tama y la extravagante y curiosa noticia de su nombramiento hizo que turistas, tanto japoneses como extranjeros, acudieran a esta zona de Japón para ver con sus propios ojos a la nueva jefa de estación.

Y la propuesta surtió efecto, vaya si surtió efecto, como podemos ver en el gráfico lateral: si en 2005 el volumen de pasajeros de la línea Kishigawa era de menos de 2 millones de viajeros, cuando Tama se convirtió en jefa de estación los números incrementaron rápidamente a 2,1 millones y en 2013 el volumen de pasajeros que usaba la línea Kishigawa ya superaba los 2,3 millones.

Estos datos, teniendo en cuenta que hablamos de una zona de Japón cada vez más despoblada, no son nada desdeñables. Y es por ello que Tama fue todo un ejemplo y actualmente no es el único caso en el que hay animales como jefes de estación, porque también tenemos el caso del Aso Boy, otro interesante tren donde la mascota es Kuro-chan, un perro de color negro.

Tama se convirtió en todo un símbolo de la recuperación de la línea Kishigawa y todo un referente de cómo conseguir que pequeñas líneas sean rentables. Así, dada la cada vez mayor popularidad de la gatita Tama, en abril de 2008 se inauguró la oficina de Tama en la estación de Kishi y en 2009 vio la luz el primer tren Tamaden, así como una reconstrucción de la estación en 2010.

Fallecimiento de Tama y nombramiento de Nitama

Lamentablemente y tras 9 años de servicio, el 22 de junio de 2015 la gata Tama falleció, a los 16 años de edad. Pero fijaos si la figura de esta gata fue importante para la empresa y la zona, que se convocó un funeral en la estación de Kishi el día 28 de junio de 2015 en honor a la gata y hasta el gobernador de la prefectura de Wakayama emitió un comunicado acerca de su muerte.

A este funeral asistieron más de 3.000 personas tanto de Japón como de otros países que dejaron ofrendas florales en memoria de Tama, así como comida para gatos en el santuario que se construyó en su honor en la estación de Kishi.

Tamaden-Kishi-39

Santuario de Tama en la estación de Kishi

En agosto de 2015, la gata Nitama fue nombrada jefa de la estación de Kishi. De hecho, en preparación para el futuro, Nitama ya era jefa de estación en otra estación de la línea y trabajaba como aprendiza de Tama, haciendo de jefa de estación en Kishi durante los fines de semana, para que Tama pudiera descansar.

El tren Tamaden

Como comentábamos, en 2009, dos años después de que Tama fuera nombrada jefa de estación en la estación de Kishi, se puso en funcionamiento el tren Tamaden o tren de la gata Tama.

El Tamaden es, en realidad, un Nankai de la serie 22000, aunque cuando se transfirió el control de la línea también se transfirió el material rodante. Por eso, este tren ahora es un Wakayama Electric Railway de la serie 2270, rediseñado por Mitooka Eiji. Mitooka es el mismo diseñador responsable del Aso Boy y de otros trenes, como la serie 800 de shinkansen o el lujosísimo Seven Stars en Kyushu.

La cabina cuenta con orejitas y bigotes de gato y el exterior de los trenes cuenta con 101 caricaturas de la gata Tama y, como podemos ver, no pasan desapercibidas… ¡es un exterior tan curioso y llamativo!

Tamaden-Kishi-26

Tamaden-Kishi-27

Tamaden-Kishi-24

Tamaden-Kishi-11

En cuanto al diseño de interiores, como en muchas otras obras de Mitooka, abunda la madera. El esquema de colores se basa en el pelaje de Tama, una gata de tipo calicó que tenía el pelo marrón claro, negro y blanco. Y es que hasta los asideros vienen en tres colores diferentes.

Tamaden-Kishi-17

Tamaden-Kishi-15

Tamaden-Kishi-14

En cuanto a los asientos tenemos algunos bancos con respaldos individuales, otros con respaldos con forma de gato, y otros con patas que simulan patas de gato… todos, sin excepción, son muy kawaii. Uno no sabe ni dónde sentarse porque quiere probar todos los sitios :)

Tamaden-Kishi-35

Tamaden-Kishi-34

Tamaden-Kishi-21

Todos los detalles están muy cuidados. Si nos fijamos, veremos que hasta las lámparas también tienen forma de gato y los tapizados y las cortinas tienen diferentes dibujos de gatos… ¡hay gatos en todas partes!

Tamaden-Kishi-33

Tamaden-Kishi-13

Además, en el suelo del tren encontramos huellas de gato, por si acaso se nos olvida que Tama es la protagonista absoluta aquí.

Tamaden-Kishi-29

Además, el tren también incluye una cunita para los más pequeños, que se encuentra al lado de una jaula de madera. Esta jaula se utilizaba cuando subían a Tama al tren, pero ahora encontramos un pequeño homenaje a la queridísima gata.

Tamaden-Kishi-20

Tamaden-Kishi-28

Y finalmente, también mencionar que hay una amplia biblioteca que podemos usar para que el trayecto se nos haga todavía más ameno.

Tamaden-Kishi-19

Como os podéis imaginar, con lo aficionados que son los japoneses al tren, el Tamaden es tremendamente popular entre turistas, especialmente japoneses, aunque cada vez más de otras partes del mundo.

Y teniendo en cuenta que hablamos de un tren de línea estándar, que hace el mismo recorrido que el resto y que subir a él no implica un coste extra, os podéis imaginar su éxito. Muchas personas visitan esta zona y, como en la línea hay otros trenes, a menudo se esperan hasta que pase el Tamaden, porque es una atracción turística en sí mismo.

Tamaden-Kishi-36

La estación de Kishi

En 2010 la estación de Kishi se renovó para terminar de redondear la experiencia gatuna de los usuarios de la línea Kishigawa.

El exterior de la estación pretende imitar la cara de un gato, con la entrada que parece la boca, ventanas que imitan los ojos y unas orejas puntiagudas en su techo que terminan de darle a la estación el look de gato. Mirad… ¿es o no es una monada?

Tamaden-Kishi-55

Oficina del jefe de estación

Actualmente podemos encontrar a Nitama (o Tama II) en su oficina todos los días de 10:00 a 16:00 menos los miércoles y los jueves, en los que Nitama descansa y no se encuentra en la estación.

Tamaden a Kishi

Tamaden-Kishi-74

Tamaden a Kishi

Tamaden a Kishi

Tama Shop

A uno de los lados de la estación encontramos la tienda de Tama, una tienda llena de artículos de recuerdo con las imágenes de Tama y Nitama.

Camisetas, llaveros, libretas, colgantes, lápices y mil cosas más con los dibujos más kawaii de Tama y de Nitama para que turistas y locales tengan un recuerdo de esta línea.

Tamaden-Kishi-57

Tama Cafe

La antigua oficina de la estación de Kishi, que llevaba años cerrada, se remodeló para dar cabida a una cafetería de aspecto gatuno que también sirve como sala de espera y museo de Tama.

Además de un montón de recuerdos de la historia reciente de la línea Kishigawa, de Tama y de Nitama, en la cafetería podemos tomar algún dulce con forma de gato sentados en una de las sillas… con forma de gato :)

Tamaden-Kishi-49

Tamaden-Kishi-50

En los cafés se dibujan huellas de gatos o caras de gatos con latte art y pequeños dulces como los cream puffs tienen cierta forma de gato. Nosotros probamos un kakigori, ya que fuimos en pleno verano y apetecía algo refrescante.

Tamaden a Kishi

Efecto económico de Tama

Los últimos datos disponibles demuestran el efecto económico de Tama en la recuperación de la línea Kishigawa.

Es evidente que el método de separación vertical ha funcionado en este caso. El gobierno ha disminuido el impuesto de propiedad y gracias a una gestión eficiente de la compañía de transporte, se ha reducido el coste de manera significativa: desde que Wakayama Electric Company tomara el control de la línea, el déficit anual ha pasado de 4,7 millones de dólares a sólo 560.000 dólares al año, como podéis ver en el gráfico lateral.

Si al aumento de viajeros le sumamos los ingresos generados en la venta de recuerdos y en la cafetería de la estación de Kishi, todo ello suma un total de más de 3,2 millones de dólares, unos 500.000 dólares más que con la antigua gestión. En el primer año de Tama como jefa de estación el incremento de pasajeros supuso unos ingresos de 230.000 dólares, que sumados a los 250.000 dólares en ingresos por venta de recuerdos y souvenirs y al gasto turístico regular de 9,5 millones de dólares, supusieron un total de casi 10 millones de dólares, una cifra importante para una línea como ésta.

Además, la compañía hizo cálculos. Si querían eliminar su déficit necesitaban 2,5 millones de usuarios al año. La media de usuarios era de 2,2 millones, por lo que para conseguir esos 300.000 que les faltaban la compañía calculó que los 75.000 residentes locales tendrían que usar el tren al menos 4 veces al año adicionales (por persona).

Así, la compañía trabaja desde entonces codo con codo con el grupo de apoyo local creado en 2004 para salvar la línea Kishigawa no sólo para mantener las instalaciones en perfecto estado, sino también para organizar eventos y actividades que puedan generar ingresos y atraer a muchos pasajeros y visitantes. De hecho, en 10 años, el número de pasajeros ha incrementado, pero también el número de turistas, como se puede ver en el gráfico lateral.

Otros trenes temáticos

Aprovechando el éxito del Tamaden y para seguir atrayendo pasajeros y turistas a la línea, la compañía Wakayama Electric Company o Wakayama Dentetsu ha lanzado otros trenes temáticos que circulan por la misma línea. Y que convierten la excursión por esta zona en un paraíso para los amantes de los trenes, pero también para los amantes de lo kawaii. Todos ellos rediseñados también por Mitooka Eiji sobre la misma base del tren que heredaron de Nankai.

Omoden

El Omoden u Omocha Densha (おもちゃ電車) es el tren de los juguetes. Aquí podemos encontrar vitrinas con una exposición de juguetes japoneses, tradicionales y modernos, y una buena selección de gacha-gacha o máquinas de cápsulas gashapon con premios de todo tipo.

Tamaden-Kishi-75

Tamaden-Kishi-78

Tamaden-Kishi-81

Tamaden-Kishi-83

Umeboshi Densha

El Umeboshi Densha (うめ星電車) es el tren de los ciruelos, uno de los trenes más bonitos en los que nos hemos subido jamás.

La compañía presentó los detalles del tren en otoño de 2015 aunque no entró en servicio hasta la primavera de 2016. El Umeboshi Densha se creó con motivo del 100º aniversario de la línea y el décimo aniversario de la gestión de la misma por parte de Wakayama Dentetsu.

Tamaden-Kishi-92

Tamaden-Kishi-95

Tamaden-Kishi-96

Tamaden-Kishi-97

Tamaden-Kishi-99

Tamaden-Kishi-98

Tamaden-Kishi-103

Ichigo Densha

El Ichigo Densha (いちご電車) o tren de la fresa celebra la importancia que tiene el cultivo de fresas en la zona de Kishigawa.

Uno de los eventos anuales más esperados por todos los habitantes de la zona es cuando el tren se llena de macetas con plantas de fresa y los pasajeros pueden conseguir sus propias fresas y degustarlas en el propio tren. Una auténtica celebración de la calidad e importancia de la fresa en la zona.

Tamaden-Kishi-32

Tamaden-Kishi-31

Hinasama Densha

El Ohinasama Densha (おひなさま電車) o tren de las muñecas está dedicado al Hina Matsuri o festival de las niñas, que se celebra todos los años el 3 de marzo, por lo que sólo circula en las semanas previas a la festividad de las niñas.

Nuestra experiencia

Hacía tiempo que queríamos acercarnos hasta Kishi para conocer a la jefa de estación más famosa del mundo, pero nunca parecía encajar bien en nuestros itinerarios a Japón.

Finalmente, en agosto de 2016 pudimos hacer realidad este pequeño sueño y disfrutar de los trenes temáticos de la compañía Wakayama Dentetsu, subir al Tamaden (y también al Omoden y al Umeboshi Densha) y conocer personalmente a Nitama.

Tamaden-Kishi-53

Tamaden-Kishi-56

Si queréis subir a más de un tren temático, como hicimos nosotros, es recomendable planificar un poco la excursión con los horarios oficiales de la compañía, publicados en la web (eso sí, sólo en la web en japonés), donde podemos ver cuándo pasa cada tren.

Por ejemplo, nos podemos ir al calendario, clicar en el día de nuestra visita y nos aparecerá un pdf con los horarios de los trenes para ese día en concreto, tanto en sentido Wakayama (和歌山行き) como en sentido Kishi (貴志行き). Los horarios tienen colores diferentes, según qué tren hace ese servicio concreto:

  • Negro: tren normal, no temático
  • Azul: tren de la gata Tama o Tamaden (たま電車)
  • Rojo: tren de la fresa o Ichigo Densha (いちご電車)
  • Rosa: tren del ciruelo o Umeboshi (うめ星電車)
  • Verde: tren de los juguetes u Omocha Densha (おもちゃ電車)
  • Naranja: tren del festival de las niñas o Hinasama Densha (おひなさま電車)

La cuestión es intentar encajar cuantos más trenes mejor durante nuestra visita a Kishi o a los tres santuarios que encontramos en ruta.

Tamaden a Kishi

Finalmente, os dejamos con un vídeo sobre el Tamaden y la línea Kishigawa. Si os gusta, dadle al like y suscribíos a nuestro canal para no perderos ninguno de nuestros vídeos sobre Japón :D

Información adicional y cómo llegar

A continuación os dejamos algunos horarios a tener en cuenta:

  • Tenéis los horarios de circulación de trenes aquí.
  • La cafetería de Tama está abierta de 09:15 a 17:15 horas y cierra el tercer miércoles de cada mes.
  • La tienda de Tama está abierta de 10:00 a 16:15 horas.

La mejor manera de llegar a la estación de Wakayama es desde la estación de Tennoji, en Osaka, con el Limited Express Kuroshio (43 minutos, incluido en el JR Pass) o desde la estación de Hineno (cerca del aeropuerto de Kansai) con el JR Kishuji Rapid Service (31 minutos, incluido en el JR Pass).

La compañía Wakayama Dentetsu opera desde el andén 9 de la estación de Wakayama. Llegar hasta el andén no es nada complicado, simplemente tenemos que ir siguiendo las huellas de gatito y el dibujo de Tama que hay en el suelo y en las paredes del pasillo subterráneo y rápidamente encontraremos el andén ;)

Tamaden-Kishi-4

Tamaden-Kishi-110

El billete de ida desde Wakayama hasta Kishi cuesta 400 yenes, pero es recomendable comprar un pase de día que cuesta 780 yenes. Además de suponer un pequeño ahorro, nos permite subir a varios trenes temáticos de la compañía y aprovechar al máximo nuestra excursión.

Esperamos que os animéis a ir a Kishi a saludar a Nitama y no os olvidéis de enseñarnos las fotos después.

¡Disfrutad de Wakayama!

Tamaden a Kishi

Bibliografía y fuentes

  • Ministry of Land, Infrastructure, Transport and Tourism (MLIT) [en línea]
  • The Cat Stationmaster who Rescued a Railway en Japan Railway Journal. NHK World.
  • Muere Tama, la gata que salvó una estación de tren de la ruina en La Prensa [25/06/2015, en línea].

Tenéis más fotos en el Flickr de Luis y el Flickr de Laura.

Entrada publicada originalmente el 10 de agosto de 2011. Última actualización: 22 de febrero de 2017