Japón es un paraiso para los amantes de los trenes, no sólo por los muy tecnológicos que alcanzan los 603 km/h, sino también por los que tienen un encanto especial. Y uno de ellos es el Tamaden o tren Tama, de inspiración gatuna, que podemos encontrar en la Prefectura de Wakayama y que recorre la Línea Kishigawa, de poco más de 14 kilómetros.

Esta línea era propiedad de Nankai Electric Railway hasta abril de 2006, pero no les resultaba rentable por la baja ocupación de los trenes, así que decidieron vender la línea a Wakayama Electric Railway, y en estos años, la línea se ha convertido en un éxito y en un referente de cómo conseguir que pequeñas líneas sean rentables.

Tamaden de estilo gatuno

Pero el tren no es sólo interesante porque tenga este estilo gatuno, sino por su origen. Y es que Wakayama Electric Railway nombró a la gata Tama jefa de la estación de Kishi en enero de 2007. Y para hacerlo completo, la atavió con un uniforme ferroviario. Entonces no había ningún tren con estética gatuna, pero pese a ello, la noticia fue tan extravagante y curiosa que hizo que turistas tanto japoneses como extranjeros acudieran a esa zona de Japón para ver con sus propios ojos a la nueva jefa de estación. Y surtió efecto, vaya si surtió: un incremento del 20% en el volumen de pasajeros, en una zona de Japón cada vez más despoblada. Y no es el único caso en el que hay animales como jefes de estación, porque también tenemos el caso del Aso Boy, otro interesante tren.

Tamaden logo

Más adelante, ante el tremendo y continuado éxito de Tama, la empresa honró a su jefa de estación más famosa renombrando uno de sus trenes como Tamaden y redecorándolo para hacerlo más “gatuno” y, en 2013, llegaron a hacerla presidenta honoraria de la compañía. Lamentablemente, el pasado 22 de junio de 2015 la gata Tama falleció, a los 16 años. Pero fijaos si la figura de esta gata ha sido importante para la empresa y la zona, que se convocó un funeral en la estación de Kishi el día 28 de junio de 2015 en honor a la gata y hasta el gobernador de la prefectura de Wakayama emitió un comunicado acerca de la muerte de Tama.

https://youtu.be/Zxoluvanon4

A este funeral asistieron 3000 personas tanto de Japón como de otros países extrajeros y dejaron ofrendas florales en memoria de Tama, así como comida para gatos. Podéis ver que hasta apareció en las noticias y es que la importancia de Tama, por más que pensemos que es algo anecdótico, ha sido muy importante. Según Mainichi Shimbun se estima que su contribución a la economía local ha sido de más de 1100 millones de yenes (unos 8 millones de euros). Puede no parecer mucho, pero para una gata y una línea de tren pequeñita y muy minoritaria, sin duda es todo un éxito.

De todas formas, no hay que preocuparse, porque Tama tenía una aprendiza, Nitama, que últimamente hacía de jefe de estación los fines de semana para dejar descansar a Tama. Ahora, Nitama será la nueva jefe de estación y seguro que tendrá el mismo éxito que antes. De hecho, en el canal oficial de Twitter de Tama ya hemos visto recientemente a Nitama:

La pregunta que queda en el aire es si el tren será renombrado, o seguirá siendo Tamaden para siempre en honor a la desaparecida Tama. Nuestra apuesta es que seguirá manteniendo el nombre, que a los japoneses además les encantará recordarla.

Tamaden de estilo gatuno

El Tamaden es un Nankai de la serie 22000 originalmente, aunque cuando se transfirió el control de la línea, también se transfirió el material rodante. Por eso, este tren ahora es un Wakayama Electric Railway de la serie 2270, rediseñado por Mitooka Eiji, el mismo diseñador responsable del Aso Boy y de otros trenes, como la serie 800 de shinkansen o el lujosísimo Seven Stars in Kyushu.

El exterior de los trenes cuenta con 101 caricaturas de la gata Tama y como podemos ver, no pasan desapercibidas. Y en los extremos, debajo de la cabina, el tren lleva bigotes de gato, por si algún despistado no acierta a ver el tema del tren.

Tamaden de estilo gatuno, con bigotes en la cabina

Y para enfatizar el tema gatuno, por si pese a todo a alguien todavía se le escapa la temática de este tren, la estación de Kishi se renovó hace poco y en su techo se incluyen unas orejas puntiagudas.

Tamaden y Estación de Nishi

En cuanto al diseño de interiores, como en muchas otras obras de Mitooka, la madera abunda, y el esquema de colores se basa en el pelaje de Tama,  una gata de tipo cálico con el pelo de varios colores, y es que hasta los asideros vienen en tres colores diferentes.

Interior del Tamaden

Y en cuanto a los asientos tenemos algunos bancos con respaldos individualizados, otros con respaldos con forma de gato, y otros con patas que simulan patas de gato. No os pongo todas las fotos porque no quiero aburrir al personal, pero realmente el interior es espectacular.

Interior del Tamaden

Además, en el suelo del tren encontramos huellas de gato, por si acaso se nos olvida que Tama es la protagonista absoluta aquí. El tren también incluye una cunita para los más pequeños, que se encuentra al lado de una jaula de madera que se utilizaba cuando subían a Tama al tren y que ahora utilizarán con su sustituta, Nitama.

Cuna y jaula para Tama

Y como podéis imaginar, con lo aficionados que son los japoneses al tren, el Tamaden es especialmente popular entre turistas (japoneses sobre todo). La línea ya lo era cuando Tama se convirtió en jefe de estación, como os contaba. Pero con la conversión de este tren al estilo gatuno, sobre todo teniendo en cuenta que es un tren de línea estándar, que hace el mismo recorrido que el resto y que subir a él no implica un coste extra, os podéis imaginar el éxito. Muchas personas visitan esta prefectura y se esperan hasta que pase el Tamaden, porque es una atracción turística en sí mismo.

He intentado no pasarme con las fotos, pero era difícil, porque el tren es muy fotogénico pero si queréis ver más fotos, especialmente del interior, las tenéis en MaiMai24, un blog japonés que habló de este tren en dos entradas, una sobre el exterior y otra sobre el interior del tren. La noticia del fallecimiento de Tama es vía Prensa.com y parte de las fotos, de Asahi.