Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Como ya decíamos en otras entradas centradas en viajar a Japón con niños, sois muchos los que nos escribís preguntándonos ideas o consejos para disfrutar de Japón con los más pequeños de la casa. Lógico, porque nosotros siempre comentamos que nos encanta viajar a este país con nuestro hijo Eric (y ya estamos planeando el siguiente itinerario :D) y siempre lo hemos disfrutado mucho.

Y aunque a menudo hemos dado ideas generales que son perfectas para hacer con niños además de consejos prácticos y generales para viajar con ellos a Japón, seguimos con nuestra serie de entradas sobre este tema centrándonos en los lugares más populares. Por eso, después de hablaros de las opciones para disfrutar de Tokio con niños y Osaka con niños, hoy nos toca hablar de cómo disfrutar de Kioto con niños.

Calles de Higashiyama, Kioto

Sin embargo, igual que hicimos en las anteriores entradas, permitidnos recalcar que para nosotros viajar con niños no es hacer un itinerario exclusivo para ellos. Enseñarles a viajar, a conocer otras culturas, otras gentes, otras costumbres y así, ayudarle a expandir su mente es algo de vital importancia, más que ir a un sitio concreto u otro. Y, por supuesto, disfrutar con ellos de nuestro viaje. Os contamos más sobre nuestra manera de viajar a Japón con niños en nuestra entrada general sobre Japón con niños. Por ello, estas entradas no son exclusivas para niños, sino que muchos son lugares y actividades para todos los públicos. Pero, sin duda, si los visitáis con niños, los disfrutaréis el doble.

Visitar Kioto con niños

Kioto es una de las grandes ciudades turísticas de Japón y justamente es aquí donde podemos integrar con más facilidad actividades divertidas para los niños con nuestras visitas turísticas. Por ejemplo, recoger agua con los cazos en el Kiyomizudera, corretear por los miles de caminos de torii rojos de Fushimi Inari o inventarnos un cuento sobre samuráis mientras visitamos el castillo Nijo. Son visitas que haríamos igualmente y que a los niños también les gustarán, sólo que… ¡de otra manera!

Kiyomizudera-83

Pero cuando vuestros peques estén hartos de jardines tradicionales, templos y santuarios, ahí van otras actividades que podéis hacer en Kioto con niños, aunque naturalmente depende mucho del niño y de cómo organicemos el viaje:

  • En Kioto mucha gente va en bicicleta, por lo que es el lugar ideal para alquilar una bicicleta y visitar la ciudad pedaleando… ¡así los peques se cansan menos y disfrutan más!
  • Visitar el Japón del pasado en el parque temático y estudios de grabación Toei Uzumasa Eigamura, donde podemos ver cómo se graba una película de samuráis, vestirnos de época o ver luchas de ninjas.
  • Si a vuestro peque le gustan tanto los trenes como al nuestro, en Kioto tenéis que ir al Museo de locomotoras antiguas en Umekoji que será pronto sustituido por el Museo de JR West, que se inaugurará en 2016 y que será el museo ferroviario más grande de todo Japón.

Calles Sannenzaka y Ninenzaka de Kioto-55

  • Visitar el Centro de la ciencia para jóvenes de Kioto con decenas de experimentos para los más pequeños, réplicas de dinosaurios, laboratorios, fósiles y mariposas y un planetario
  • Si a vuestro peque le gustan los trenes y tranvías, una idea que les gustará es subir al tranvía Randen hasta Arashiyama y quizás una vez lleguemos al destino darnos un baño tradicional en el onsen Tenzan no Yu.

Camino de torii

  • Si vamos con niños pequeños, podemos dar un paseo en barca por Arashiyama y si vamos con niños más mayores podemos hacer un crucero por el río Hozu, algo más largo. La excursión en el tren romántico de Sagano también les encantará, ¡sin duda alguna! Nosotros podremos disfrutar de las maravillosas vistas y ellos de subir en un tren antiguo, toda una experiencia.
  • Para darle más emoción a nuestra visita, podemos acercarnos  al Parque de los macacos de Arashiyama e interactuar con los macacos de la zona, seguro les encantará.

Tranvía Eizan Arashiyama

  • Dar un paseo y comprar alguna cosa en el Mercado Nishiki, tantos olores y sabores diferentes seguro le alucinarán.
  • Hacer un picnic en los jardines del Palacio Imperial o en el Parque Maruyama, situado justo detrás del santuario Yasaka.
  • Aunque los zoos en Japón no suelen ser gran cosa, hay niños a los que una visita al zoo siempre les gusta, así que si ése es vuestro caso, podéis acercaros al zoo de Kioto, el segundo zoo más antiguo de Japón (y se nota…). Por ello, sólo lo recomendaría para niños muy pequeños.

Santuario Jishu

  • Para niños algo más mayores o aficionados al manga, el Museo Internacional del Manga de Kioto es una visita obligada.
  • En verano, hacer hanabi o fuegos artificiales como los locales en la margen del río Kamo. Podemos pasear por Gion y Pontocho, comprar algo de comer y beber y cuando cae la tarde relajarnos sentados cerca del río mientras nuestros peques juegan con sus hanabi… ¡100% japonés!
  • Finalmente podemos realizar alguna manualidad o actividad artística como pintar abanicos a mano en Kyosendo, aprender a hacer tazas o platos con cerámica y lacados de Kioto en Arashiyama, pintar telas al estilo tradicional en el Museo del yuzen, aprender a hacer dulces tradicionales wagashi en la pastelería Kanshundo, aprender a tocar el taiko en el Taiko Center, etc.

Eric <3 tanuki

Y además…

  • Hacer una excursión a Nara para dar de comer a los ciervos del parque… ¡les encantará!

¡Disfrutad de Kioto con niños!