Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El Monumento a la Paz de los Niños (原爆の子の像 o Genbaku no Ko no Zō), situado en el Parque Conmemorativo de la Paz, es uno de los monumentos más visitados de Hiroshima, ya que recuerda la triste historia de la niña Sadako Sasaki.

Hace algún tiempo ya os conté  la tradición que hay de hacer 1.000 grullas de origami para conseguir una pronta recuperación tras una enfermedad y os hablé un poco de Sadako Sasaki, una niña que tenía tan sólo 2 años cuando explotó la bomba. Debido a la radiación, 10 años más tarde tuvo leucemia y murió.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-51

Ante el mazazo que supuso su muerte, sus compañeros de clase decidieron hacer un llamamiento para construir un monumento que sirviera para conmemorar a todos los niños que murieron a causa de la bomba atómica. Con el apoyo de más de 3.100 escuelas, no sólo japonesas sino también de otros 9 países, se consiguió el dinero suficiente para construir esta estatua de bronce de 9 metros de alto, que también recibe el nombre de “torre de las mil grullas”. La construcción se completó el 5 de mayo de 1958.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-18

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-28

El Monumento a la Paz de los Niños, obra de los artistas japoneses Kikuchi Kazuo e Ikebe Kiyoshi, tiene una construcción sencilla, con un pedestal de tres patas sobre el que se sitúa la figura en bronce de la propia Sadako, que sostiene una grulla de origami. En lados opuestos del pedestal encontramos las figuras suspendidas de un niño y de una niña, que simbolizan un futuro brillante y esperanza.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-19

Bajo el pedestal, y sobre mármol negro, hay una inscripción que reza:

これはぼくらの叫びです これは私たちの祈りです 世界に平和をきずくための

Kore wa bokura no sakebi desu. Kore wa watashitachi no inori desu. Sekai ni heiwa o kizuku tame no.

Éste es nuestro grito. Ésta es nuestra oración. Para construir la paz en el mundo.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-31

Debajo de la estructura principal encontramos una grulla de origami hecha de bronce que sirve de campanilla, como si fuera una campanilla furin, de las que ya os hemos hablado. Colgando de esta campanilla hay grullas de origami, por supuesto.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-30

Cada año, y provenientes de todo el mundo, se reciben miles de grullas de origami en este monumento, sobre todo en los días alrededor del aniversario de la bomba atómica. Para ello, existen alrededor del monumento unas estructuras que albergan estas miles de grullas de origami de todos los colores, con la inscripción 平和 o heiwa, con un kanji escrito sobre cada ala, que significa “paz”.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-35

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-33

Asimismo, también suele haber una gran grulla de origami al lado del monumento, para que todos los visitantes puedan dejar su mensaje de paz y de recuerdo a los niños que murieron a causa de la bomba. Como todo lo que hay en este parque, este monumento sobrecoge, y la energía que existe allí casi se puede tocar con los dedos.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-32

[mapsmarker marker=”84″]