Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Una de las visitas casi obligadas si pasamos por Hiroshima en nuestro viaje por Japón es el Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima (広島平和記念資料館 o Hiroshima Heiwa Kinen Shiryōkan en japonés), que nos cuenta los acontecimientos ocurridos antes, durante y después del 6 de agosto de 1945.

Es, posiblemente, uno de los museos más difíciles de ver en los que hemos estado jamás, porque su visita es una experiencia sobrecogedora y raro es que las lágrimas no se nos escapen a medida que vamos avanzando por las exposiciones del museo.
Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. Imagen de Capy.
El Museo Conmemorativo de la Paz recoge el testigo de una exposición que se inauguró en 1949 en Hiroshima con materiales relacionados con la bomba atómica, y tras la construcción del Parque Conmemorativo de la Paz, se construyó este museo que fue inaugurado en agosto de 1955. Su arquitecto fue el famosísimo Tange Kenzo, que diseño el edificio principal sustentado sobre pilotes, de forma que el espacio entre el terreno y el suelo elevado del edificio simbolizara el poder del ser humano para resurgir de las cenizas.

En 1994, para mejorar las colecciones y poder tener más espacio para educar para la paz, el museo se renovó y ahora mismo está dividido en 2 áreas, el ala este (nueva) y el edificio principal. En el ala este se explica la historia de Hiroshima antes y después de la bomba atómica mientras que en el edificio principal se centra en el daño que causó la bomba.

Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima-43

De lo que más nos sorprendió nuestra visita al museo es que lo primero que vimos eran explicaciones acerca de los antecedentes militares de Japón, cosa que se suele ver poco en Japón, ya que no siempre se reconoce el pasado militarista del país y su propia responsabilidad en todo lo que ocurrió.
Cómo se escogió donde lanzar la bomba atómica. Foto de @GonzaloMMD
Luego vimos por qué la bomba detonó en Hiroshima, contándonos por qué motivo se escogieron ciertos blancos, para conseguir una mayor destrucción y probar así la viabilidad de este tipo de bomba como arma. Luego pasamos a ver temas científicos y consecuencias médicas de la exposición a la radiación de una bomba atómica.

Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima

Cenotafio de Hiroshima y detrás, podemos ver el Museo Conmemorativo de la Paz.

Durante toda la visita, además, podemos ver muchas, muchísimas fotos de cómo era Hiroshima antes y cómo quedó después, podemos ver también una réplica a tamaño real de la bomba, que sí, sabemos que es solamente una réplica, pero la miras y te pone los pelos de punta. Y las maquetas de la ciudad antes y después de la explosión hablan por sí mismas, ya que tras la explosión sólo quedaron en pie unas pocas estructuras.

Maqueta de Hiroshima antes de la bomba

Maqueta de Hiroshima antes de la bomba. Foto de @GonzaloMMD

Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima

Maqueta de cómo quedó Hiroshima tras la explosión de la bomba atómica.

También hay expuestos objetos reales que pertenecieron a personas que murieron tras la bomba, con explicaciones muy duras de los síntomas que tuvieron a los pocos días de la explosión. Ver los relojes parados para siempre a las 8:15, hora de la explosión, y pensar que para tanta gente el mundo se acabó a esa hora en 1945 te deja tocado. Y es que además, está todo muy bien explicado y lo de poner nombres y apellidos a muchas de las historias que te cuentan en el museo hace que sea todo mucho más real, pero también más duro, por supuesto.

Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. Imagen de El Pachinko.

Reloj parado a las 8:15, hora de la explosión de la bomba atómica. Imagen de El Pachinko.

Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. Imagen de Capy.

Réplica de Little Boy. Imagen de Capy.

Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. Imagen de Capy.
Aunque en este caso, esa dureza es bienvenida, porque si la guerra es un sinsentido, la matanza indiscriminada de civiles con una bomba atómica lo es incluso más, y si todos los que visitan el museo salen de allí pensando lo mismo, algo se habrá ganado. Por cierto que los textos, además de japonés, están también en inglés, lo que es de agradecer para poder “disfrutarlo” al ciento por ciento.
Mural con foto de Hiroshima tras la bomba. Foto de @GonzaloMMD
Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. Imagen de Capy.
Como curiosidad, para ilustrar esta entrada tuve que pedir “ayuda” en Twitter a los seguidores de Japonismo, puesto que cuando visitamos el museo, estábamos tan superados (y eso que para Laura era su segunda visita), que casi no hicimos fotos. Y hablando en Twitter con varios viajeros que también estuvieron, nos contaban exactamente lo mismo, que tenían pocas fotos porque cuando entras en este museo, te olvidas de las cámaras. Así que gracias a Capy, a Pau “El Pachinko” y a Gonzalo por dejarnos utilizar sus fotos.

El museo está actualmente en obras. Desde septiembre de 2014 y hasta febrero de 2017 la ala este del museo estará cerrada al público, por lo que el número de exposiciones se verá reducido. Y a partir de marzo de 2017 cerrará el edificio principal hasta julio de 2018.

Datos de interés del Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima

Como solemos hacer, os damos los datos de acceso para que si visitáis Hiroshima no os perdáis este museo. Al final os dejamos el mapa de situación, pero realmente no tiene pérdida, ya que está en pleno Parque Conmemorativo de la Paz, del que ya os hemos hablado y os hemos puesto mapa.

  • Nombre: Hiroshima Peace Memorial Museum
  • Dirección: 1-2 Nakajimama-cho, Naka-ku, Hirosima City 730-0811, Japón.
  • Teléfono: +81-82-241-4004
  • Horarios: del 1 de marzo al 30 de noviembre, de 8:30 a 18:00 horas. Del 1 de diciembre al 28 de febrero, de 8:30 a 17:00 horas. Del 1 al 31 de agosto, de 8:30 a 19:00 hors.
  • Precios: 200 yenes para adultos (el precio subió en abril de 2016 de los 50 yenes que costaba hasta entonces); 100 yenes para niños de 6 a 18 años. Como veis, son precios simbólicos, incluso con la subida.
  • Cómo llegar: desde la estación de JR Hiroshima podemos tomar un autobús de color rojo en dirección a Yoshijima y bajarnos en la parada Heiwa Kinen Koen (o Parque Conmemorativo de la Paz). También podemos tomar un tranvía en dirección al Puerto de HIroshima y bajar en Chuden-Mae, o un tranvía en dirección a Miyajima o Eba y bajar en Genbakudomu-mae.