Las Meoto Iwa (夫婦岩) comúnmente llamadas ‘las rocas casadas’ son dos rocas situadas frente al mar del pequeño pueblo de Futami, en la prefectura de Mie, que están unidas por una pesada y gruesa cuerda shimenawa hecha con paja de arroz.

Las rocas, consideradas sagradas por los fieles del cercano santuario de Okitama representan según la tradición sintoísta a los dioses creadores de Japón, Izanagi e Izanami, y por lo tanto a la unión del hombre y la mujer (de ahí los kanji de su nombre, donde 夫婦, fūfu o meoto significa ‘marido y mujer’ y 岩, iwa, roca) . La cuerda shimenawa representa justamente el concepto de musubi, de unión entre ambas rocas o ambos dioses.

MeotoIwa en Futami-4

La roca más grande, que representa al hombre, mide unos 9 metros de alto, mientras que la roca más pequeña, que representa a la mujer mide unos 3,6 metros de alto. La cuerda sagrada shimenawa, que pesa más de una tonelada y mide unos 35 metros de largo, debe sustituirse tres veces al año en una ceremonia especial (concretamente en mayo, en septiembre y en diciembre) que congrega a muchos curiosos para ver cómo se realiza este proceso.

En la cima de la roca masculina veremos un pequeño torii sintoísta. Se sabe que la cuerda shimenawa une ambas rocas desde, al menos, el siglo XIV, pero el nombre Meoto es más reciente, del periodo de Meiji, ya que antes la zona se denominaba takeishizaki.

MeotoIwa en Futami-3

MeotoIwa en Futami-2

Meoto Iwa es un destino muy popular entre las parejas que van a casarse o que justo lo acaban de hacer y es común ver a parejas rezando frente a las rocas, solicitándoles a los dioses un matrimonio duradero y fuerte.

Según parece, el mejor momento para ver las rocas es durante el amanecer de los meses de mayo, junio y julio, cuando podemos ver cómo sale el sol entre las rocas. Eso sí, tocará levantarse MUY temprano, porque el amanecer suele ser alrededor de las 4:30h de la mañana.

MeotoIwa en Futami-1

Pero lo cierto es que las Meoto Iwa están preciosas en cualquier momento del año, con marea alta (completamente separadas por el agua), con marea baja (menos separadas, permitiéndonos acercarnos un poco más hasta ellas), con la luz de la mañana, con la luz de la tarde o iluminadas por la luna llena… Y además, si tenemos suerte, podremos ver el monte Fuji desde allí… ¡espectacular!

Toda la zona está repleta de centenares de estatuas de ranas, ofrecidas por los fieles del santuario de Okitama a los dioses para agradecer que sus deseos o sus sueños se hicieran realidad, razón por la que actualmente en la zona la imagen de la rana es vista como un amuleto de la buena suerte.

MeotoIwa en Futami-5

Información adicional

20040107_Japon_0512

  • Por su localización, podemos visitar primero el cercano Gran Santuario de Ise y luego acercanos a visitar las rocas, que están a 15 minutos de la estación de tren de JR Futaminoura (a 10 minutos en tren de la estación de Ise). Alternativamente, también podemos tomar un autobús CAN para movernos por la zona, especialmente si adquirimos el pase diario (1.000 yenes).
  • Toda la zona de Meoto Iwa es muy turística, por lo que en sus alrededores encontraremos tiendas de recuerdos y varios restaurantes, además de un acuario. Es común comprar un par de amuletos omamori, que en este caso van emparajados: uno para él, otro para ella, con la imagen de las Meoto Iwa.

La zona es realmente preciosa, con los acantilados, el mar, las piedras unidas por la cuerda… y merece muchísimo la pena ser vista y disfrutada en directo.