Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Kokura (小倉) es, junto a Moji, Tobata, Yahata y Wakamatsu, una de las cinco ciudades que en 1963 se juntaron para formar la actual ciudad de Kitakyushu (北九州). Se encuentra situada en el extremo noroccidental de la isla de Kyushu, a poca distancia en tren de Fukuoka y de Shimonoseki.

Como curiosidad, Kokura se salvó dos veces de la bomba atómica. El 6 de agosto de 1945 Kokura era el objetivo alternativo en caso de que el cielo de Hiroshima estuviera cubierto. Y el 9 de agosto de 1945 Kokura era el objetivo principal de la segunda bomba atómica. Sin embargo, debido a la mala visibilidad sobre Kokura (los pilotos tenían órdenes de lanzar las bombas de manera visual, sin usar radares), la segunda bomba atómica se lanzó finalmente sobre la ciudad de Nagasaki, objetivo alternativo.

Hoy en día Kokura es especialmente conocida por su castillo y su sorprendente arquitectura; y dado que dispone de estación de shinkansen de la línea San’yo, es fácilmente visitable desde varios puntos del país. La zona más interesante para el turista es la zona cercana a la estación así como la zona del parque del castillo de Kokura y el centro comercial Riverwalk Complex, que ha supuesto un cambio importante en la zona.

A continuación, os dejamos con el mapa general de Kitakyushu, Shimonoseki y el estrecho de Kanmon (que recordad podéis usar durante vuestro viaje, como os explicamos aquí) y os contamos lo más destacable de la visita a Kokura.

Monorraíl, mercado y puentes del río Murasaki

Podemos empezar nuestra visita a Kokura subiendo al monorraíl de Kitakyushu (北九州モノレール), operado por la compañía privada Kitakyushu Rapid Transit. Este monorraíl cuenta con una sola línea, la línea Kokura, que tiene una extensión de 8,8 kilómetros. Esta línea conecta la estación de Kokura con la estación de Kikugaoka en aproximadamente 18 minutos. En un comienzo, cuando se inauguró en 1985, el monorraíl tan sólo llegaba hasta Heiwadori pero en 1998 se extendió hasta la estación de Kokura, momento en el que la línea comenzó a obtener beneficios.

El monorraíl de Kitakyushu dispone de trenes cada 10 minutos y ofrece bonitas vistas de la ciudad y las montañas que la rodean. Y aunque la entrada al monorraíl en la estación de Kokura es moderna y funcional, las entradas en las otras estaciones son más bien antiguas y algo pasadas de moda.

Kokura-Kyushu-8

Kokura-Kyushu-3

Dado que no está gestionado por ninguna empresa del grupo JR, no podemos usar el JR Pass para subirnos al monorraíl. Además, tampoco se ofrece ningún ticket de día, pero sí acepta tarjetas sin contacto como la Suica o la Pasmo. Es por ello que recomendamos subir al monorraíl aunque sólo sea para un par de estaciones y así probar este medio de transporte. Nuestra recomendación es que bajéis en la estación de Tanga, situada al lado del mercado Tanga (旦過市場), un mercado tradicional que bien merece la pena visitar.

El mercado histórico de Tanga abrió sus puertas a comienzos del periodo Taisho (1912-1926) y desde entonces ha sido la ‘cocina de la ciudad’, es decir, el mercado central de la gente de Kokura. Aquí podemos encontrar unos 120 puestos de carne, pescado, frutas y verduras y todo tipo de productos frescos y preparados además de té, encurtidos, licores, etc. Todo ello en un ambiente especialmente retro que enamora a los visitantes. Además, el primero de cada mes el mercado celebra una especie de festival durante el cual podemos probar todo tipo de comidas y disfrutar de descuentos importantes en la gran mayoría de tiendas.

Además de tiendas de productos frescos, en el mercado Tanga también encontramos varios restaurantes y bares en los que disfrutar de la gastronomía japonesa de la zona.

Kokura-Kyushu-18

Kokura-Kyushu-17

Kokura-Kyushu-21

Desde el mercado podemos acceder a la zona del castillo cruzando el puente Naka o Naka-no-hashi (中の橋), popularmente conocido como el Puente del Sol o Taiyo-no-hashi (太陽の橋).

El Puente del Sol destaca por su diseño moderno y temático. Los laterales del puente simulan las olas, mientras que el mosaico del suelo crea la imagen de un girasol, flor símbolo de la ciudad de Kitakyushu. En el extremo cercano a la calzada sorprenden siete esculturas humanoides con cabeza con forma de cilindro. No es de extrañar que la gente de Kokura use términos como macarrón, penne o chikuwa para describirlos, porque eso es exactamente lo que parecen: personas con un macarrón por cabeza. Según parece, durante el equinoccio de otoño y de verano, las sombras de las esculturas dibujan perfectamente los tallos y las hojas del girasol del mosaico, creando un ambiente precioso.

La obra, titulada Uchū Shichiyōsei no Sei (宇宙七曜星の精, literalmente “el espíritu de las siete luminarias del universo”, en referencia al Sol, la Luna y los cinco planetas que pueden observarse desde la tierra a simple vista -Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno- que dan nombre a los días de la semana) son obra del diseñador gráfico, escultor y maestro de ilusiones ópticas Fukuda Shigeo. Como curiosidad, Fukuda originalmente había planeado 12 esculturas, una para cada mes del año, pero con la reducción del presupuesto al final se concluyó con 7 esculturas.

Kokura-Kyushu-22

Kokura-Kyushu-25

Kokura-Kyushu-26

El Puente del Sol mide 79 metros de largo y 36 metros de ancho y se completó en 1992 durante el proyecto de recuperación del río Murasaki. Gracias a este proyecto se ampliaron, mejoraron y tematizaron los 10 puentes que cruzan este río.

Así, las márgenes del río disponen ahora de paseos y parques para los ciudadanos y cada puente tiene una decoración específica.

Kokura-Kyushu-134

El castillo de Kokura

El castillo de Kokura o Kokurajo (小倉城) es el único castillo que encontramos actualmente en pie en la prefectura de Fukuoka (puesto que del castillo de Fukuoka apenas queda nada).

Construido originalmente en 1602, la torre del castillo fue pasto de las llamas en 1837. El resto del castillo fue destruido durante la Restauración de Meiji. No fue hasta 1959 cuando su torre principal fue reconstruida y todo el castillo restaurado en 1991, aunque con grandes cambios sobre su aspecto original.

Kokura-Kyushu-128

El castillo de Kokura está ligado a Hosokawa Tadaoki quien, gracias a su victoria en la batalla de Sekigahara (1600), recibió toda la provincia de Buzen y dos condados de la provincia de Bungo y se trasladó al castillo Nakatsu. Sin embargo, pronto decidió irse a Kokura porque al ser el centro del tráfico de Kyushu, resultaba muy práctico para el comercio. Además, desde este castillo podía mantener a raya al clan Mori que se había opuesto al régimen de los Tokugawa en la batalla de Sekigahara. Hasta entonces el castillo era más bien pequeño, pero en 1602 comenzó una construcción a gran escala y Hosokawa Tadaoki se trasladó al castillo de Kokura a finales de ese mismo año.

El castillo de Kokura tenía algunos aspectos destacables, como que el honmaru se encontraba en el centro del complejo. O la utilización de piedras sin pulir del monte Adachi para la construcción de los muros del castillo; esto dio como resultado muros agrestes y hostiles, de los que Hosokawa Tadaoki estaba especialmente orgulloso. Además, se usaron ríos como fosos naturales. Por ejemplo, el río Murasaki al este y el río Itabitsu al oeste se usaron como fosos naturales, mientras que el río Kanchiku que baja desde el monte Adachi y confluye con el río Murasaki en el puente Tanga también se usó de foso natural. Por si fuera poco, el castillo tenía ocho puertas de entrada donde había templos y plazas públicas. Así, los atacantes tenían que dividirse en ocho grupos si querían atacar, mermando considerablemente sus probabilidades de éxito.

En cuanto a su aspecto exterior, la torre principal tenía cinco pisos y medía 22,6 metros de alto. La torre estaba pintada de blanco hasta el cuarto piso, mientras que el quinto piso estaba pintado de negro y era de mayor tamaño que el cuarto piso. Por suerte, estas particularidades se recuperaron en la reconstrucción de 1959, como se puede comprobar.

Kokura-Kyushu-78

En el interior del castillo podemos ver actualmente exposiciones de historia local, una zona interactiva y hasta un pequeño teatro de autómatas tradicional. Por ejemplo, una de las exposiciones destacables es un modelo del castillo de Kokura y sus alrededores en el periodo de Edo.

El modelo nos muestra una vista panorámica de un día cualquiera en la vida de la antigua Kokura, con efectos de luces y sonido y más de 1.500 figuras de papel, convirtiéndolo en el mayor modelo panorámico de todo Japón. La escena nos presenta Kokura como probablemente la vieron los portugueses que navegaban por el estrecho de Kanmon en aquella época.

Kokura-Kyushu-42

Kokura-Kyushu-44

Además, en el interior del castillo también encontramos exposiciones de arte y de artículos varios de la historia del castillo y la antigua ciudad de Kokura.

Kokura-Kyushu-49

Kokura-Kyushu-47

Kokura-Kyushu-51

Un piso del castillo está dedicado a la vida en la época de Edo. Aquí podemos aprender más sobre cómo era el antiguo castillo de Kokura con reproducciones de diferentes salas del castillo y hasta escenas de la vida cotidiana.

Por ejemplo, podemos ver una escena que representa una reunión estratégica entre Ogasawara Tadazane y sus oficiales de alto rango, creada a partir de una pintura de la época. La gran mayoría de castillos de por aquel entonces se usaban para almacenar munición, pero el castillo de Kokura parece que se usaba más para reuniones y gestiones que como almacén.

Kokura-Kyushu-57

También en esta zona podemos ver una reproducción de un palanquín de la época y una antigua carroza furusenba-machi dashi.

Construida en 1857, esta carroza de 4,33 metros de alto está decorada con un fénix dorado en la cima, un uchidenokozuchi (un mazo de la suerte) en el centro y un kurakagi y un baren (instrumentos para realizar ukiyo-e) sobre nubes en la parte de abajo. La carroza fue declarada Patrimonio cultural por la prefectura de Fukuoka en 1963.

Kokura-Kyushu-62

Kokura-Kyushu-61

Y justo en esta zona es donde podemos aprender a lanzar shuriken como auténticos ninjas. Personal del castillo, vestidos de ninja, nos explicarán cómo sujetar los shuriken y cómo lanzarlos con éxito.

Kokura-Kyushu-64

Kokura-Kyushu-59

En el castillo de Kokura también podemos aprender un poco más sobre el famoso Miyamoto Musashi o al menos conocer una anécdota importante de su vida: Miyamoto Musashi luchó muchas batallas durante su entrenamiento como samurái y en un momento dado supo que Sasaki Kojiro, famoso por sus habilidades con la espada, estaba en Kokura por la recomendación del señor de la zona, Hosokawa Tadaoki. Cuando Musashi se enteró, retó a Kojiro a un duelo.

Finalmente el duelo tuvo lugar un día de 1612. El duelo debía realizarse con espadas de madera y según las normas del mismo, el que ganara tenía que volver a enfundar su espada. Sin embargo, enfadado porque Musashi había llegado tarde, Kojiro desenfundó su espada de verdad, momento en que Musashi musitó sus famosas palabras “Vas a perder, Kojiro”. Kojiro intentó matar a Musashi con su espada (de verdad), pero éste consiguió hacerle perder el equilibrio y apuntarle en la cabeza con su espada (de madera).

Kokura-Kyushu-68

También cuenta la historia que Kojiro usó una técnica llamada tsubame-gaeshi, que se basaba en atacar a sus oponentes con una espada muy larga para que esos no pudieran ni tocarle debido a la distancia. De hecho, la espada de Kojiro Sasaki tenía una hoja de 90 centímetros de largo, bastante más larga que las espadas típicas de los samuráis de la época (que solían medir 70 centímetros).

Según parece Musashi conocía la técnica y apareció con una espada de madera más larga que la de Kojiro para ganarle con su propia táctica. Esta larguísima espada que empleó Musashi se hizo utilizando un remo como fuente.

Otro lugar destacado del interior del castillo es el teatro karakuri, un teatro hecho con una especie de autómatas de madera típicos del Japón del periodo de Edo.

Kokura-Kyushu-77

Desde la cima del castillo podemos disfrutar de preciosas vistas de Kokura y el resto de Kitakyushu.

Kokura-Kyushu-71

Kokura-Kyushu-75

Al salir del castillo, es bonito mirar alrededor: la arquitectura tradicional del castillo encaja muy bien con el moderno centro comercial Kitakyushu Riverwalk, situado al lado.

Kokura-Kyushu-82

Enfrente del castillo podemos entrar el pequeño jardín japonés del castillo de Kokura (小倉城庭園) desde el cual podemos disfrutar de bonitas vistas del castillo. El jardín, que abrió sus puertas en 1998, consta de un pequeño estanque con carpas koi y es de estilo kaiyu-shiki-teien, es decir, es el típico jardín para pasear alrededor de un estanque.

A un lado del jardín encontramos un edificio de madera de estilo tradicional Shoin con varias salas de tatami desde el que se tienen preciosas vistas de la majestuosidad del castillo. El edificio es una reconstrucción de la residencia del daimyo o señor de la zona durante el periodo de Edo (1603-1868).

Existen distintas zonas diferenciadas: el jardín japonés, la zona de exposición, la zona de estudio y la sala de té o cafetería, donde podemos tomar una taza de té vede con un dulce tradicional mientras admiramos la belleza del lugar.

 

Kokura-Kyushu-89

Kokura-Kyushu-90

Kokura-Kyushu-95

Kokura-Kyushu-99

Kokura-Kyushu-100

Justo al lado del castillo encontramos el santuario Yasaka (八阪神社), un santuario del siglo IX y relacionado con el famoso santuario Yasaka del barrio de Gion en Kioto.

Cuenta la leyenda que el señor del castillo Hosokawa Tadaoki entró en el santuario mientras estaba de caza y al echar un vistazo en su interior, un halcón salió volando y le lastimó los ojos. Preocupado por si el accidente era fruto de la furia divina, Hosokawa reconstruyó el santuario ampliando su tamaño para pedir perdón a los dioses y es por ello que la imagen recurrente del santuario es la de un halcón. El santuario finalmente se trasladó a su ubicación actual en 1934.

Kokura-Kyushu-101

Kokura-Kyushu-105

Kokura-Kyushu-113

Kokura-Kyushu-116

Kokura-Kyushu-127

Finalmente, existe una entrada combinada que nos permite entrar también al Museo de Matsumoto Seicho (松本清張記念館), un escritor de novelas de misterio natural de Kitakyushu que podemos leer traducido al inglés y al español (por ejemplo, La chica de Kyushu que hemos reseñado en Japonismo). El museo, situado al otro lado del castillo, está dedicado a la vida y obra del autor, aunque apenas tiene información en inglés, por lo que si no conocemos ninguna de sus obras, quizá no sea de especial interés. Además, dentro del museo no está permitido hacer fotos.

Justo al lado, el parque Katsuyama (勝山) es un lugar especialmente popular en primavera cuando florecen los cerezos.

Kokura-Kyushu-80

Arquitectura de Kitakyushu

Al lado del castillo encontramos el centro comercial y de entretenimiento Riverwalk Kitakyushu, con un sorprendente diseño del equipo de arquitectura de Jon Jerde, quienes también se hicieron cargo del centro comercial Canal City de Fukuoka.

El centro comercial, de tamaños y colores diferentes y sorprendentes, busca estar en contacto con la naturaleza del río Murasaki y el parque Katsuyama. Por eso está repleto de cafeterías al aire libre con preciosas vistas del río y el parque, recovecos y zonas abiertas en las que entra la luz natural, etc.

En Riverwalk Kyushu cada sección tiene un color y una simbología diferentes. Así, el marrón simboliza la tierra; el negro, las tejas tradicionales japonesas; el blanco, el yeso de las paredes; el rojo, la laca japonesa; y el amarillo, las espigas del arroz antes de la cosecha.

En el interior de este centro comercial encontramos el Centro de Artes Escénicas de Kitakyushu, un cine y varios restaurantes y cafeterías en un ambiente relajado, moderno y funcional, con además zonas para que los niños disfruten con agua (ideal en verano).

Kokura-Kyushu-129

Kokura-Kyushu-131

Kokura-Kyushu-132

Kokura-Kyushu-135

Pero no es el único lugar destacable en Kitakyushu si nos gusta la arquitectura. En Kokura destacan además dos construcciones diseñadas por Arata Isozaki, natural de Kyushu y discípulo de Kenzo Tange.

Por un lado está la Biblioteca central de Kitakyushu (北九州市立中央図書館), situada a unos 10 minutos andando del castillo de Kokura. La biblioteca, completada en 1974, está llena de curvas que pretenden darle la forma de un sifón gigante con un techo curvado la mar de sorprendente.

Kokura-Kyushu-146

Kokura-Kyushu-149

Kokura-Kyushu-152

Por otro lado, también destaca el Centro internacional de conferencias de Kitakyushu (北九州市国際会議場). El centro, situado a apenas 5 minutos andando de la estación, es fácilmente reconocible por su formas geométricas de colores y se usa como centro de convenciones y eventos corporativos y privados.

El diseño del centro se inspiró en el puente de un barco y el mar agitado. El lado que mira al mar está hecho de cristal para crear un espacio abierto que incorpore el mar en las vistas del centro. Es justamente aquí donde encontramos un restaurante abierto al público general con vistas al océano.

Kokura-Kyushu-165

Kokura-Kyushu-169

Capitán Harlock y el Museo del manga de Kokura

En la salida norte de la estación de Kokura podemos ver las esculturas de bronce de Maetel, Tetsuro y el Capitán Harlock de Galaxy Express 999. Estas esculturas fueron creadas para celebrar la inauguración del cercano Museo del manga de Kitakyushu (北九州市漫画ミュージアム) en 2012, puesto que el director del museo no es otro que el dibujante de manga Leiji Matsumoto.

Según parece, Matsumoto confirmó que había creado los personajes cuando vivía en Kokura, antes siquiera de convertirse en un mangaka profesional.

Kokura-Kyushu-157

El Museo del manga de Kitakyushu se centra en los artistas de manga relacionados de alguna u otra manera con la ciudad de Kitakyushu, entre los que destaca el propio Leiji Matsumoto, famoso por Space Battleship Yamato, Space Pirate Captain Harlock o Galaxy Express 999. El museo está situado en las plantas 5ª y 6ª del centro comercial Aruaru City (あるあるCity), totalmente dedicado a la venta de artículos relacionados con el mundo del manga, el anime, los videojuegos y los idols.

Kojo Yakei y turismo industrial

Desde hace unos años, existe una moda curiosa en el mundo del turismo japonés: el kojo yakei (工場夜景), que literalmente significa ‘vista nocturna de una fábrica’. Esta moda define una nueva tendencia de turismo que disfruta visitando lugares con gran presencia industrial para admirar la singular belleza de los paisajes nocturnos de las refinerías, petroquímicas y otras muchas fábricas. A ojos del turista de kojo yakei, las fábricas del paisaje industrial japonés parecen auténticos castillos de acero con luces que se reflejan en las tuberías laberínticas y metálicas, vapores que dan un toque misterioso al paisaje y llamaradas que añaden dramatismo a la escena.

La moda del kojo yakei comenzó en 2007 con la publicación del libro Kojo Moe (工場萌え, literalmente, “pasión por las fábricas”) y desde entonces ha ido aumentando sin cesar. Actualmente hay muchos lugares en los que disfrutar de visitas, a pie o en barco, de estas vistas nocturnas de las fábricas en las que podemos admirar la belleza de las fábricas como obras de arte. Por ejemplo, hay tours de kojo yakei en Yokohama, en Kawasaki, en Himeji o en Kitakyushu, por ejemplo.

Kokura-Kyushu-160

En el caso de Kitakyushu podemos ir hasta la terminal de ferries de Kokura o la terminal de ferries de Tobata y tomar un crucero de una hora de duración por la lengua de agua Doukaiwan, que tiene todo tipo de fábricas a ambos lados y ofrece una escena de kojo yakei espectacular. Alternativamente, podemos tomar el funicular al monte Sarakura, desde donde podemos disfrutar de bonitas vistas de Kokura y sus fábricas o alojarnos en una de las habitaciones “con vistas” del hotel Nishitetsu Inn Kurosaki, a un extremo de la lengua de agua.

Otros lugares de interés

Otros lugares de interés en Kitakyushu son:

  • Los museos de Yahata, donde antiguamente también había el parque temático Space World, que cerró sus puertas el 1 de enero de 2018.
  • Las vistas desde el funicular y el monte Sarakura.

Información adicional

  • El castillo de Kokura está abierto todos los días de 09:00 a 18:00 horas (de 09:00 a 17:00 horas de noviembre a marzo). La entrada al castillo cuesta 350 yenes y la entrada a los jardines cuesta 300 yenes. Existe una entrada combinada para el castillo, los jardines y el Museo de Matsumoto Seicho que cuesta 700 yenes.
  • El museo del manga está abierto de 11:00 a 19:00 horas (hasta las 20:00 en verano) y cierra los martes. La entrada cuesta 400 yenes.

Cómo llegar a Kokura

La mejor manera de llegar a Kokura es en tren, pues Kokura es la primera estación de la línea San’yo Shinkansen en la isla de Kyushu tras la cabecera en Hakata y todos los trenes paran aquí. Por ello, desde Tokio se tardan 5 horas y media, desde Nagoya 3 horas y 20 minutos y desde Osaka, dos horas y media (todos los trayectos incluidos en el JR Pass, salvo que sean servicios Nozomi o Mizuho). Alternativamente, podemos volar hasta el aeropuerto de Kitakyushu o el aeropuerto de Fukuoka, tan sólo a media hora de distancia.

Por otro lado, gracias a que la línea San’yo está conectada en Hakata con la línea Kyushu Shinkansen, podemos ir desde Kokura hasta Kumamoto (56 min, incluido en el JR Pass salvo servicios Mizuho) y Kagoshima (1 hora y 45 min, incluido en el JR Pass salvo servicios Mizuho). Asimismo también podemos llegar a Beppu y Oita con el Sonic Limited express (68 min/78 min, incluido en el JR Pass).

Asimismo, la línea San’yo conecta Kokura con Shimonoseki (14 min, incluido en el JR Pass, salvo servicios Nozomi o Mizuho), al otro lado del estrecho de Kanmon, mientras que la línea Kagoshima y la línea Nippo (de tren convencional) conectan Kokura con múltiples ciudades de la isla de Kyushu. Para ello, como recomendamos siempre, es interesante revisar opciones en Google Maps e Hyperdia.

Otra opción para llegar a Kitakyushu es en ferry desde Tokio con parada en Tokushima (35 horas, desde 15.000 yenes), desde Osaka hasta Kitakyushu (13 horas, desde 6.370 yenes), desde Kobe hasta Kitakyushu (12 horas, 6.370 yenes) y desde Matsuyama hasta Kokura (8 horas, desde 5.450 yenes) además de los ferries que cruzan el estrecho de Kanmon y el ferry de alta velocidad que conecta Kokura con Ulsan, en Corea del Sur.

 

Suscríbete a la newsletter de Japonismo

Cada mes enviamos una newsletter con contenido interesante sobre Japón. Si quieres estar al tanto de todo lo que se mueve en Japonismo, ¡únete!

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.