Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Situado en la localidad de Dazaifu, a las afueras de Fukuoka, el santuario Dazaifu o Dazaifu Tenmangu (大宰府天満宮) es, junto con el santuario Kitano Tenmangu de Kioto, uno de los santuarios Tenmangu más importantes de todo Japón. Su popularidad se puede ver a diario por la gran cantidad de turistas en grupos que acuden a visitarlo, sobre todo de origen chino.

El santuario Dazaifu Tenmangu está dedicado al espíritu de Sugawara Michizane, político y estudioso del periodo de Heian que tuvo gran influencia en la corte imperial del clan Fujiwara.

Patio central del santuario Dazaifu Tenmangu

Patio central del santuario Dazaifu Tenmangu

Michizane y los santuarios Tenmangu

Michizane nació en Kioto en 845 y, como toda su familia, fue un estudioso desde temprana edad. De hecho, se dice que a los once años ya componía poesía siguiendo el estilo chino y usando caracteres chinos. Sin embargo, su gran poder e inteligencia supusieron tensiones en la corte y al final fue exiliado a Dazaifu, donde falleció en 903.

Justo después de su muerte varios miembros del clan Fujiwara, culpables del exilo de Michizane, murieron y Kioto fue pasto de desastres naturales. El pueblo pensó que era fruto de la furia del espíritu de Michizane, dolido por haber fallecido en el exilio. Así que Michizane fue deificado en el kami Tenjin, la deidad sintoísta de la educación (razón por la cual los santuarios Tenmangu son especialmente populares entre los estudiantes) y se construyeron los santuarios Tenmangu para apaciguar su ira.

El santuario Dazaifu Tenmangu se construyó en el lugar donde se encontraba su tumba y hoy en día hay unos 12.000 santuarios Tenmangu dedicados a Tenjin. Los santuarios son populares entre los estudiantes, que los visitan para conseguir éxito en los estudios y en los exámenes de entrada a escuelas y universidades.

Uno de los torii de piedra del santuario Dazaifu Tenmangu

Uno de los torii de piedra del santuario Dazaifu Tenmangu

El santuario Dazaifu Tenmangu

El complejo del santuario Dazaifu Tenmangu es bastante grande y ocupa unos 12 kilómetros cuadrados de superficie donde encontramos varias estructuras.

Justo antes de pasar por el gran torii de entrada, nos encontraremos con la estatua de un buey en honor al animal que llevó los restos de Michizane tras su muerte. Según cuenta la leyenda, el buey que llevaba el ataúd de Michizane se detuvo en un punto concreto y no hubo quién pudiera hacerlo mover. Debido a esto, Michizane fue finalmente enterrado en el lugar donde se detuvo el buey, que posteriormente se convertiría en el lugar donde se construiría el santuario Dazaifu Tenmangu.

Como sucede en el santuario Kitano Tenmangu de Kioto, se cree que si uno acaricia la estatua del buey conseguirá sabiduría y buena suerte, por lo que es habitual ver a decenas de personas hacer cola para acariciar la preciada estatua.

Buey del santuario Dazaifu Tenmangu

Buey del santuario Dazaifu Tenmangu

Seguidamente, y tras pasar por el gran torii de piedra, nos encontramos con el estanque y jardín tradicional Shinji-ike cuya forma se parece a la del kanji de corazón y un camino con un puente de piedra, llamado Taiko-bashi.

El primer arco del puente representa el pasado; la parte plana del puente representa el presente; y el segundo arco del puente representa el futuro. La idea es cruzar el estanque por el puente para purificar nuestra alma y poder visitar el santuario en paz.

Puente y estanque del santuario Dazaifu Tenmangu

Puente y estanque del santuario Dazaifu Tenmangu

Puente y estanque del santuario Dazaifu Tenmangu

Puente y estanque del santuario Dazaifu Tenmangu

Puente del santuario Dazaifu Tenmangu

Puente del santuario Dazaifu Tenmangu

Una vez cruzado el puente, a nuestra izquierda veremos el salón Emado, usado de sala de exposición de pinturas tradicionales y lugar de descanso de los visitantes al santuario.

Salón Emado del santuario Dazaifu Tenmangu

Salón Emado del santuario Dazaifu Tenmangu

Salón Emado del santuario Dazaifu Tenmangu

Salón Emado del santuario Dazaifu Tenmangu

Salón Emado del santuario Dazaifu Tenmangu

Salón Emado del santuario Dazaifu Tenmangu

Por otro lado, a nuestra derecha encontraremos la zona de ablución y el salón del tesoro o Homotsuden.

Zona de ablución del santuario Dazaifu Tenmangu

Zona de ablución del santuario Dazaifu Tenmangu

Enfrente tendremos la puerta Romon, puerta de acceso al patio interior del santuario. La puerta actual es una reconstrucción de 1914 y sorprende por su estilo totalmente diferente al del salón principal y otros edificios colindantes.

Puerta Romon del santuario Dazaifu Tenmangu

Puerta Romon del santuario Dazaifu Tenmangu

Al pasar por la puerta, nos adentramos en el complejo del santuario propiamente dicho, donde se encuentra el Honden o salón principal.

El salón original fue construido en 905, dos años después de la muerte de Michizane y ampliado por los Fujiwara en 919. Sin embargo, esa construcción original fue pasto de las llamas: lo que vemos actualmente es una reconstrucción de 1591 y un bonito ejemplo de la arquitectura del estilo Momoyama, con un precioso tejado de ciprés japonés.

Honden o salón principal

Honden o salón principal

Honden o salón principal

Honden o salón principal

Según parece, a Michizane le gustaba mucho los ciruelos. Por este motivo hay más de 6.000 ciruelos de 167 variedades diferentes en el santuario Dazaifu Tenmangu de Fukuoka y otros tantos en el santuario Kitano Tenmangu de Kioto. Los ciruelos florecen a finales de febrero creando un ambiente espectacular.

Y de entre todos ellos, hay uno que es especialmente conocido. Cuenta la leyenda que un árbol de ciruelo, echando de menos a su maestro en el exilio, voló desde Kioto hasta Daizaifu para reencontrarse con Michizane. Ese árbol es el que podemos ver hoy a la derecha del salón principal y recibe popularmente el nombre de tobiume (literalmente “el ciruelo volador”). Se dice que es el primer árbol de ciruelos en florecer en todo Japón, año tras año, puesto que este tobiume florece en enero.

Tobiume o ciruelo volador en el santuario Dazaifu

Tobiume o ciruelo volador; el primero en florecer en Japón cada año

Como ya hemos comentado, el santuario Dazaifu Tenmangu está dedicado a la deidad de la sabiduría. Por ello es habitual encontrar aquí a muchos estudiantes rezando para obtener suerte en sus exámenes. Y no sólo rezan, sino que también cuelgan tablillas de madera ema pidiendo éxito en sus estudios y compran amuletos omamori especializados en los estudios.

Tablas ema en el santuario Dazaifu Tenmangu

Tablas ema en el santuario Dazaifu Tenmangu

Tablas ema en el santuario Dazaifu Tenmangu

Tablas ema en el santuario Dazaifu Tenmangu

Además, hay muchos alcanforeros en el complejo del santuario, entre los que destaca el situado a la izquierda del salón principal, que se estima tiene 1.000 años.

En 1928 el santuario Dazaifu celebró el 1.025º aniversario de la muerte de Michizane y en su honor se construyó un salón conmemorativo. El salón fue reconstruido en 1992 y actualmente cobija el Museo Daizaifu Tengmanu, donde se exhiben muchos objetos y tesoros del santuario, mientras que el Museo histórico Kanko se centra en la vida de Michizane.

Alrededores del santuario Dazaifu Tenmangu

La visita al santuario Dazaifu Tenmangu puede acompañarse de otras actividades y visitas en la zona, entre las que recomendamos las siguientes.

La calle de acceso Dazaifu Tenmangu Sando

El acceso desde la estación al santuario Dazaifu Tenmangu está repleto de tiendas, cafeterías y restaurantes. Es el típico acceso de monzen-machi, un recuerdo de los antiguos pueblos que surgieron alrededor de templos y santuarios por todo Japón.

En la calle Dazaifu Tenmangu Sando, de aproximadamente unos 400 metros de largo, encontramos unos 80 locales dedicados específicamente a servir a los visitantes al santuario.

Torii de entrada a la calle comercial

Torii de entrada a la calle comercial

Es aquí donde podemos comprar una de las especialidades de la zona: el umegae-mochi (梅ヶ枝餅), un pastelito hecho con pasta de arroz glutinoso relleno de judías rojas con forma de flor de ciruelo, por ejemplo.

Además, aquí encontramos, de hecho, uno de los Starbucks más bonitos del país, junto con el Starbucks del parque Kansui de Toyama y el Starbucks del barrio de Higashiyama en Kioto.

Este Starbucks fue diseñado por el famoso arquitecto japonés Kuma Kengo usando técnicas tradicionales de la arquitectura japonesa: los 2.000 travesaños de cedro están unidos sin usar ningún clavo, apoyándose y frenándose los unos a los otros. Es, sin duda alguna, el lugar ideal para descansar después de la visita al santuario.

Starbucks de Dazifu

Starbucks de Dazifu

Starbucks de Dazifu

Starbucks de Dazifu

El templo Komyozenji

Situado al sur del santuario Dazaifu Tenmangu, el templo Komyozenji (光明善寺) es un templo budista zen de la secta Rinzai. Este templo fue construido en el periodo de Kamakura (1192-1333).

El templo es famoso por sus dos jardines de piedras: uno representa un mar y una tierra artificiales a base de musgo y piedras blancas; el otro tiene distintas rocas colocadas sobre una base de piedras más pequeñas dando forma al kanji de luz (光), en referencia al halo de Buda. Mucha gente visita el templo especialmente a comienzos de verano, cuando florecen las azaleas y en otoño para disfrutar del cambio del color de las hojas o momiji.

Uno de los jardines del templo Komyozenji

Uno de los jardines del templo Komyozenji

El Museo nacional de Kyushu

El Museo nacional de Kyushu o Kyushu Kokuritsu Hakubutsukan (九州国立博物館) fue inaugurado en 2005. El museo se centra en la historia de Dazaifu como oficina del gobierno en los periodos de Nara y Heian (entre 710 y 1185) para las relaciones diplomáticas con China y Corea. Por supuesto, también hay mucha información de toda la historia japonesa.

Tan sólo el edificio ya merece ser visitado: una construcción azul con formas onduladas y un salón de entrada enorme desde el cual se accede a todos los pisos de exhibición.

Exterior del Museo nacional de Kyushu

Exterior del Museo nacional de Kyushu

Exterior del Museo nacional de Kyushu

Exterior del Museo nacional de Kyushu

Interior del Museo nacional de Kyushu

Interior del Museo nacional de Kyushu

El museo está a aproximadamente cinco minutos del santuario Dazaifu Tenmangu a través de un túnel de escaleras y rampas mecánicas construido para la ocasión.

Túneles de acceso al Museo nacional de Kyushu

Túneles de acceso al Museo nacional de Kyushu

Información adicional

  • El salón principal del santuario Dazaifu está abierto de 06:00 a 19:00 horas (hasta las 19:30 horas en junio y agosto y hasta las 18:30 en invierno) y la entrada es gratuita. Dispone de página web oficial en inglés.
  • El Museo del santuario Dazaifu Tenmangu está abierto de 09:00 a 16:30 horas y cierra los lunes. La entrada cuesta 400 yenes, aunque existe una entrada combinada de 500 yenes que incluye también la entrada al Museo histórico Kanko y al Museo nacional de Kyushu.
  • El Museo histórico Kanko está abierto de 09:00 a 16:30 horas y cierra los martes y miércoles. La entrada cuesta 200 yenes, aunque existe una entrada combinada de 500 yenes que incluye también la entrada al Museo del santuario Dazaifu Tenmangu y al Museo nacional de Kyushu.

Cómo llegar

El santuario Dazaifu Tenmangu está a cinco minutos andando de la estación de Dazaifu de la línea Nishitetsu (no incluida en el JR Pass).

Desde Fukuoka, tenemos que tomar un tren rapid de la línea JR Kagoshima Line en dirección a Kurume y bajarnos en la estación de Futsukaichi (25 min, incluido en el JR Pass). En Futsukaichi debemos cambiar a la línea privada Nishitetsu Dazaifu en dirección a Dazaifu hasta la estación de Dazaifu (5 min, 150 yenes, no incluido en el JR Pass).

Estación de Dazaifu

Estación de Dazaifu

Alternativamente, se puede llegar en coche a través de la Kyushu Expressway por Dazaifu IC (太宰府IC). Hay aparcamiento disponible.

¡Disfrutad de Dazaifu!

Suscríbete a la newsletter de Japonismo

Cada mes enviamos una newsletter con contenido interesante sobre Japón. Si quieres estar al tanto de todo lo que se mueve en Japonismo, ¡únete!

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.