¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Calles Omotesando y Machiya de Miyajima
Calles Omotesando y Machiya de Miyajima

Un paseo por las calles Omotesando y Machiya en Miyajima

Entre tiendas de recuerdos, restaurantes y puestos callejeros

Última actualización:

La isla de Miyajima es famosa entre los turistas que viajan a Japón por razones evidentes, y es que el gran santuario de Itsukushima es un gran reclamo. Pero además tiene muchos rincones por descubrir, entre llos dos calles que siempre llaman la atención a los turistas que la visitanj: la calle Omotesando (宮島表参道商店街) y la calle Machiya (町屋通り). Ambas están situadas entre el puerto de Miyajima y el mencionado santuario de Itsukushima.

La primera es una calle llena de restaurantes, puestos de comida y tiendas de souvenirs por la que pasear sin comprar nada se nos hará prácticamente imposible. La segunda es una calle tradicional, mucho más tranquila, pero que esconde un ambiente maravilloso y algunos restaurantes muy interesantes tras farolillos de papel.

Calle Omotesando al atardecer
Calle Omotesando al atardecer

En este post, vamos a dar un paseo virtual por ambas calles para que no os perdáis nada en vuestra visita y saquéis el máximo partido a vuestro paseo. Tenéis toda la información como siempre en nuestro mapa general de Miyajima que os dejamos a continuación. Y recordad, podéis usarlo sobre el terreno durante vuestra visita a la isla, tal como os explicamos en la página de Mapas.

La calle Omotesando

La calle Omotesando es un ejemplo perfecto de una típica monzen-machi, las antiguas calles de acceso a un templo o santuario que se llenaron de tiendas y restaurantes para dar servicio a los fieles. En este caso, la calle Omotesando nos lleva al santuario de Itsukushima y es por ello que está llena de tiendas de recuerdos, restaurantes y todo tipo de puestos de comida. De esta forma se llama la atención tanto de los fieles como de los turistas que visitan el santuario.

La calle surgió a finales del periodo de Edo en una tierra reclamada al mar; pero fue durante el periodo de Showa (1926–1989) cuando se convirtió en lo que es hoy: el centro neurálgico de la zona del puerto de Miyajima. Por aquí es donde comenzaron a pasar todos los fieles y turistas que llegaban a la isla para visitar el santuario de Itsukushima, de ahí que surgieran tantas tiendas y restaurantes.

Calle Omotesando
Calle Omotesando
Calle Omotesando al atardecer
Calle Omotesando al atardecer

Gastronómicamente hablando, cuando alguien habla de Miyajima, a los japoneses lo primero que se les viene a la cabeza son las ostras. De hecho, en el ferry de camino a la isla o desde el mirador del monte Misen, por ejemplo, podemos ver fácilmente las granjas de ostras que rodean la isla. Las ostras de Miyajima son conocidas en todo el país, así que una visita a la isla no estará completa sin probar sus aclamadas ostras.

En la calle Omotesando hay varios puestos callejeros de ostras a la parrilla o yakigaki, así que no tenemos excusa. En la gran mayoría de ellos hay algunos bancos o taburetes donde sentarnos a degustar las ostras que acabamos de comprar. Y es que, como siempre decimos cuando hablamos de etiqueta, comer mientras andamos es de mala educación en Japón. Alternativamente, también podéis probarlas en muchísimos restaurantes, así que difícil no os va a resultar. En los restaurantes, además, no sólo podréis probarlas a la parrilla, sino por ejemplo cocidas en un donburi, un bol de arroz.

Cocinando ostras a la parrilla
Cocinando ostras a la parrilla
Comprando ostras a la parrilla
Comprando ostras a la parrilla
Puestos de comida a ambos lados de la calle
Puestos de comida a ambos lados de la calle

Otra de las cosas que tenemos que probar de visita a la calle Omotesando son los bollitos momiji manju. Los momiji manju son pequeños bollos manju con forma de hoja de arce (llamada momiji en japonés) y con distintos rellenos. El relleno tradicional es de pasta de judía roja, pero aquí podemos encontrar desde chocolate a matcha o castaña.

La gracia es que podemos comprarlos para regalar, pero en muchas tiendas también los venden individualmente, para que podamos probar todos los sabores que queramos.

Tienda de momiji manju
Tienda de momiji manju
Tienda de momiji manju
Tienda de momiji manju

Otro producto que veremos en muchos locales de la calle Omotesando son las brochetas de pasta de pescado hervida nigiri ten. A los japoneses les encanta la pasta de pescado y la añaden a muchas elaboraciones. Dos ejemplos clásicos son el naruto del ramen o, especialmente, alguno de los componentes del oden. Aquí, las brochetas de pasta de pescado suelen tener muchísimos rellenos y sabores, por lo que no están tan sosas de sabor como habitualmente.

En algunos lugares las venden con forma de hoja de arce y las llaman age-momiji. Nosotros probamos el de queso y estaba espectacular, calentito.

Age-momiji
Age-momiji
Tienda de age-momiji
Tienda de age-momiji
Tienda de age-momiji
Tienda de age-momiji

En Miyajima también es típica la anguila de mar (llamado en japonés anago), por lo que la encontraremos en muchas elaboraciones. En los restaurantes es habitual probarla en donburi, es decir, sobre cuencos de arroz; y en los puestos callejeros podemos probarlo como relleno de bollos al vapor.

Bollos al vapor rellenos de congrio
Bollos al vapor rellenos de congrio

En las tiendas de recuerdos y souvenirs podemos encontrar un montón de objetos típicos, desde las típicas camisetas y colgantes con forma ciervo de Miyajima, a artículos más japoneses, como pequeños daruma o todo tipo de gatos maneki-neko. Pero aquí también lo que destaca son las palas de arroz, típico objeto de Miyajima. De hecho, aquí se encuentra la mayor pala para remover y servir el arroz del mundo, llamada ohakushi. Esta pala se construyó en 1983 y se tardaron casi 3 años en terminarla, ¡ahí es nada!

Aquí también podéis comprar un recuerdo delicioso: los KitKat sabor momiji manju de Miyajima, ¡deliciosos! Como sabéis, los KitKat de sabores son una seña de identidad, casi, de Japón. Y existen muchos sabores que son regionales y si no visitamos dicha región, no podremos conseguirlos. El sabor de momiji manju es el sabor regional de la prefectura de Hiroshima. Si los lleváis de recuerdo, seguro que sorprenderéis a amigos y familiares.

KitKat de momiji manju
KitKat de momiji manju
Tiendas de recuerdos
Tiendas de recuerdos
Tiendas de recuerdos
Tiendas de recuerdos

Poco a poco también están apareciendo en Miyajima algunos locales de estilo más moderno y hipster. Un ejemplo es la cafetería Miyajima Coffee, una espectacular tienda de cafés y cafetería de calidad. Si os gusta el café, es un lugar que no os podéis perder, sin duda alguna. Aquí también podéis comer algo, como sandwiches, comidas ligeras y pasteles y dulces.

Miyajima Coffee
Miyajima Coffee

Otra tienda interesantes es anco, una pastelería tradicional con toque moderno en la que podemos degustar una especie de cruasanes rellenos de muchos sabores diferentes (por ejemplo, ¡matcha!) llamados ancorone. Os avisamos, si los veis, os será imposible no querer probar uno. También tienen cosas más tradicionales como ichigo-daifuku, fresa envuelta en mochi. Podéis comprarlo para llevar o tomarlo allí mismo con un café, ¡delicioso!

Pastelería anco
Pastelería anco
Calle Omotesando de Miyajima
Calle Omotesando de Miyajima

Pasear por la calle Omotesando es una gozada. Eso sí, hay que hacerlo antes de las 18:00 horas, momento en el que la gran mayoría de tiendas cierran (algunas cierran incluso antes). Un poco más tarde estará ya todo apagado y cerrado, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar nuestras compras.

Los horarios, por supuesto, varían según cada establecimiento. Pero por norma general, tened en cuenta que suelen abrir de 09:00 a 18:00 horas.

Tiendas cerrando
Tiendas cerrando

La calle Machiya

Paralela a la calle Omotesando encontramos la calle Machiya, con un ambiente mucho más tranquilo y relajado. Al igual que la calle Omotesando, la calle Machiya también se encuentra en unos terrenos ganados al mar a finales del periodo de Edo. Entonces la calle se llamaba Honmachi-suji o calle principal de Miyajima.

Aquí se encontraban los bares o izakaya y los locales de ocio de la gente de Miyajima, pero durante el periodo de Showa (1926–1989) los negocios fueron cerrando y la calle perdió su esencia. Tanto, que los turistas comenzaron a pasear sólo por la calle Omotesando, olvidándose por completo de la calle Machiya.

Calle Machiya al atardecer
Calle Machiya al atardecer

En 2001 los vecinos de la zona quisieron volver a colocar su calle en el mapa y organizaron una exposición de muñecas hina, las típicas muñecas del Hina Matsuri. Para la ocasión, los vecinos abrieron las puertas de sus casas para exponer sus muñecas hina, muchas de las cuales tenían una historia de varias generaciones.

La iniciativa tuyo mucho éxito y, de hecho, se ha ido repitiendo año tras año. En la actualidad, las casas y locales abiertos al público que tienen muñecas expuestas colocan banderolas de color rosa para indicar que la gente puede acercarse a verlas. También se publica un mapa con otras localizaciones y un póster de la iniciativa, que cada vez tiene más peso en la isla.

El festival se organiza desde finales de marzo hasta comienzos de abril. Podéis encontrar fechas exactas y más información en la página web oficial de este evento.

Gracias a esta iniciativa, la calle poco a poco fue llenándose de vida de nuevo, respetando la arquitectura tradicional de las casas de la época o machiya, de ahí el nuevo nombre de la calle. Y hoy encontramos aquí desde casas tradicionales a ryokan y minshuku retro-modernos y algunas tiendas y galerías de arte hipsters que le dan un toque más contemporáneo.

Por la noche, con los farolillos de papel encendidos aquí y allá, la calle tiene un toque retro realmente bello. Y aquí además encontramos el restaurante de okonomiyaki Kishibe, un okonomiyaki delicioso y muy casero, preparado por una abuela en su propia casa.

Esperamos que con este post saquéis el máximo partido a vuestra visita a Miyajima. Y si os estáis planteando añadirlo a vuestro viaje, podéis guardarlo como pin en vuestro tablón de ideas de Pinterest.

Pin sobre las calles Omotesando y Machiya en Miyajima
Pin sobre las calles Omotesando y Machiya en Miyajima

¡A disfrutar de la isla!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!