¡JAPÓN EN IMÁGENES, NUESTRO NUEVO LIBRO, YA A LA VENTA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Guía turística de Naoshima, la isla del arte (Shikoku)
Guía turística de Naoshima, la isla del arte (Shikoku)

Naoshima, la isla del arte en Shikoku

Última actualización:

La isla de Naoshima (直島), situada en pleno Mar Interior de Seto entre Okayama y Takamatsu, es mundialmente conocida como «la isla del arte».

Esto se debe no sólo a sus muchísimos museos e instalaciones de arte sino también al hecho de que es una de las principales sedes de la Setouchi Triennale. La Setouchi Triennale es un festival de arte contemporáneo que desde 2010 se celebra cada tres años en varias islas del Mar Interior de Seto.

De hecho, fue justamente este festival de arte el que dio nueva vida y oportunidades de futuro tanto a la isla de Naoshima como a otras islas cercanas, muy afectadas por la despoblación. Desde entonces, Naoshima vuelve a estar en el mapa y su desarrollo turístico ha mejorado enormemente.

Arte en la isla de Naoshima
Arte en la isla de Naoshima (calabaza, de Yayoi Kusama).
Naoshima en un itinerario por Shikoku

Naoshima es una excursión de día perfecta si estás visitando Shikoku con nuestro itinerario de 2 semanas por Shikoku. Sigue las indicaciones del itinerario para ver cómo encajarla en la planificación de viaje. Aunque, por supuesto, puedes pasar una noche (en la zona de Honmaru, por ejemplo) si quieres ver la isla con otro ambiente.

Qué ver y hacer en Naoshima

Arte y naturaleza son las dos palabras clave para describir Naoshima y las dos razones principales para visitar esta isla que pertenece a Shikoku. Como decimos, Naoshima es especialmente conocida por su impresionante colección de arte e instalaciones arquitectónicas y artísticas sorprendentes. Pero también debería serlo por la belleza de sus vistas.

Y es que por un lado tenemos todos los museos diseñados por el aclamado arquitecto japonés Tadao Ando (y ganador del premio Pritzker o el  «Nobel de arquitectura» en 1995) con obras del propio Ando o James Turrell, por ejemplo.

Zonas principales de Naoshima
Zonas principales de Naoshima

Pero además de los museos, Naoshima está repleta de obras de arte en la calle, como la casa de baños I🖤湯 o la famosa calabaza de Yayoi Kusama, uno de los símbolos de la isla. Y es justamente en la zona donde se encuentra la calabaza de Kusama donde podemos disfrutar de la espectacular naturaleza de Naoshima: una playa de arena blanca rodeada de verdes montañas y aguas cristalinas, ¡parece el paraíso!

La visita a Naoshima se puede dividir en tres zonas concretas: la zona del puerto de Miyanoura, la zona de los museos de Benesse House y la zona del barrio tradicional de Honmura:

A continuación, os dejamos nuestro mapa general de Shodoshima y Naoshima. Este mapa podéis usarlo en vuestro viaje tal como explicamos en nuestra página de Mapas para viajar a Japón. Tras él, os comentamos algunas ideas sobre qué ver y hacer en Naoshima.

Mapa turístico de Naoshima y Shodoshima

Todos los atractivos turísticos y puntos de interés en Naoshima que comentamos en este post los tienes incluidos en este mapa de ambas islas del Mar Interior de Seto.

Zona de Miyanoura

Nada más bajar del ferry en el puerto de Miyanoura, podemos disfrutar de la arquitectura y del arte paseando por la nueva terminal llamada Marine Station Naoshima.

Esta terminal es obra del estudio de arquitectura SANAA, ganadores del premio Pritzker de arquitectura en 2010. Los espejos que hay en sus columnas son también parte del encanto artístico de la terminal, como os enseñaremos más adelante.

Terminal de ferries Marine Station Naoshima
Terminal de ferries Marine Station Naoshima.

Y ya que estamos por la zona, podemos pasear por los alrededores de la terminal de ferries para ver las obras de arte cercanas.

Destaca, en primer lugar, la calabaza roja de Yayoi Kusama, en la que podemos entrar libremente y que con 19 metros de diámetro es la mayor escultura de la artista; la escultura Bunraku Puppet de Jose de Guimarães; o la preciosa instalación de arte de Fujimoto Sou, Naoshima Pavillion, en la que también podemos entrar.

Calabaza roja de Yayoi Kusama en Naoshima
Calabaza roja de Yayoi Kusama.
Bunraku Puppet en Naoshima
Bunraku Puppet.
Naoshima Pavilion en Naoshima
Naoshima Pavilion.

Un poco más lejos podemos ver también la Miyanoura Gallery 6, un antiguo local de pachinko reconvertido por el arquitecto Taira Nishizawa; y disfrutar del arte en el sentocasa de baños I love Yu (I🖤湯), diseñada por Otake Shinro. Es, en realidad, una mezcla de sento real e instalación de arte con un sorprendente interior y exterior.

La casa de baños, como decimos, es totalmente real y funciona con normalidad; así, son muchos los vecinos que acuden a bañarse de manera recurrente, por lo que es posible decir que los vecinos del barrio han recibido con los brazos abiertos la propuesta.

El nombre, además, es un juego de palabras con la frase «te quiero» en inglés (I love you), donde el you se pronuncia igual que la palabra japonesa yu, que significa «agua caliente» y se utiliza para marcar un sento o casa de baños vecinal.

Baños público I love Yu
Baños público I love Yu.
Naoshima-Baños público I love Yu
Baños público I love Yu.

Zona de Benesse House

La zona al sur del puerto de Miyanoura está ocupada con un montón de museos e instalaciones de arte en el exterior propiedad de la empresa Benesse Holdings. El acceso a esta zona está restringido y sólo podemos entrar a pie o con el autobús lanzadera gratuito.

Chichu Art Museum

Podemos empezar visitando el Chichu Art Museum, diseñado por Tadao Ando y que sólo usa luz natural para iluminar sus espacios. El propio museo, construido en hormigón, acero, cristal y madera, es una obra de arte en sí misma con una iluminación natural espectacular a pesar de estar casi enteramente bajo tierra. Cada espacio, además, tiene una forma geométrica diferente.

Aquí podemos ver una sala dedicada a la serie Nenúfares de Claude Monet; otra sala diseñada por Walter De Maria con una esfera de 2,2 metros de diámetros y 27 esculturas de madera cubiertas en paneles de oro; y una sala dedicada a la obra Open Sky de James Turrell. Eso sí, no se permiten las fotos en el interior del museo, ni de las instalaciones ni del propio edificio.

Entrada al Chichu Art Museum
Lugar para recoger las entradas del Chichu Art Museum.

Dentro del museo, podemos sentarnos a tomar algo y relajarnos con las preciosas vistas en la cafetería del Chichu Art Museum. Merece la pena salir fuera a la terraza, si el tiempo acompaña, y sentarnos en una esterilla mientras vemos el tiempo pasar.

Si las fotos las hacemos hacia el exterior, no hay problema, pero no podremos hacerlas hacia el interior, mostrando la fachada del museo; tenedlo en cuenta.

Vistas desde la cafetería del Chichu Art Museum
Vistas desde la cafetería del Chichu Art Museum.

Por cierto, justo antes de entrar en el complejo del museo, podemos disfrutar libremente del precioso jardín del Chichu Art Museum. El jardín es cuidado por varios jardineros todos los días y cambia estacionalmente.

Está inspirado, además, en la serie Nenúfares de Claude Monet que podemos ver en el interior del museo, aunque tiene personalidad propia… ¡es precioso! Además, es el único espacio del museo donde se permite hacer fotos.

Jardín del Chichu Art Museum
Jardín del Chichu Art Museum.

Otra Reencarnación 2005-N y parque de los cerezos

Muy cerca se encuentra la obra de arte al aire libre Otra Reencarnación 2005-N, una papelera gigante de cerámica obra de Mishima Kimiyo. Suele englobarse dentro del ámbito del «arte de reciclaje» porque se construyó usando desechos industriales y material descartado de una fábrica de baldosas.

La papelera gigante está repleta de periódicos y anuncios y sugiere que nuestras vistas están repletas de mucha información pero también de mucho desperdicio.

Y cuando decimos gigante, fijaos en la segunda foto para comprobar la escala. Si vemos la papelera sin otra referencia, podemos pensar que la obra es nada más que una papelera. Pero es mucho más.

Otra Reencarnación 2005-N
Otra Reencarnación 2005-N
Naoshima-80
Escala de la obra Otra Reencarnación 2005-N.

Además, si el tiempo acompaña, podemos hacer un picnic en el cercano parque Sakura no Meikyu, repleto de cerezos que cuando florecen en primavera crean un ambiente espectacular. Es el lugar ideal para hacer hanami, aunque también está precioso en otras épocas del año.

Parque Sakura no Meikyu
Parque Sakura no Meikyu.

Museo Lee Ufan

Otro de los museos de la zona es el Museo Lee Ufan, otro museo diseñado por Tadao Ando. Aquí podemos disfrutar de las obras del artista contemporáneo de origen coreano Lee Ufan.

Como tantos otros museos diseñados por Ando, el Museo Lee Ufan, que se inauguró en 2010 como parte de la primera Setouchi Triennale, combina las estructuras geométricas de hormigón del propio museo con la naturaleza que lo rodea, usando también los espacios abiertos para la exposición de obras,

Patio exterior del Lee Ufan Museum
Patio exterior del Lee Ufan Museum (Imagen: YingHui Liu / Shutterstock.com)

Benesse House Museum

Y finalmente, podemos dedicarle unas horas a la Benesse House, una mezcla de museo de arte moderno con opciones de alojamiento y restauración. Eso sí, conseguir habitación aquí es caro y difícil, avisados quedáis.

El museo, de nuevo diseñado por Tadao Ando, está compuesto de cuatro edificios repletos de arte, aunque como en el resto de museos de Naoshima, aquí tampoco podemos tomar fotos.

De todos modos, el complejo es muy grande y en él encontramos cafeterías, restaurantes, tiendas donde comprar libros de arte o recuerdos de la isla basados en sus instalaciones artísticas y hasta un spa. La gran mayoría de instalaciones están disponibles para todos los visitantes, aunque los huéspedes del hotel tienen ciertos privilegios.

Benesse House
Benesse House, obra de Tadao Ando.

Así pues, si queremos disfrutar al máximo de la experiencia, durante nuestra visita podemos almorzar en el restaurante Issen de la Benesse House. Eso sí, no es un restaurante de museo al uso. Aquí se sirven desayunos, comidas y cenas, pero por ejemplo, la cena sólo con reserva. Y la variedad de la carta es pequeña, con menús caros de alta cocina japonesa tradicional o kaiseki.

Nosotros probamos el menú más caro, con múltiples platos típicos de la zona y preciosamente presentados, con producto estacional. Sin duda, una experiencia al nivel del museo, aunque quizás no apta para todos los bolsillos.

Si no queremos comer, podemos tomar algo en la cafetería de la plaza superior, en una terraza con vistas geniales de Naoshima. O simplemente podemos sentarnos a disfrutar de las vistas desde el mirador situado en el exterior del restaurante.

A ambos lados de las paredes de hormigón que conforman la terraza del mirador veremos fotografías de horizontes. Vistas desde lejos, parecen ventanas al exterior que nos permiten ver lo que hay más allá. Pero en realidad, cuando nos acercamos, las imágenes son de horizontes diferentes. Es una gran manera de combinar  hormigón, arte y naturaleza en uno. Una característica típica de Ando, sin duda alguna.

Mirador de la Benesse House
Mirador de la Benesse House.

La Benesse House es especialmente famosa por las veinte obras de arte situadas en el exterior, cerca de la playa. Y de entre todas ellas destaca la icónica calabaza de Yayoi Kusama, una obra de 1994. De hecho, esta calabaza se ha convertido en la imagen que casi todo el mundo asocia con Naoshima.

Calabaza de Yayoi Kusama
Calabaza de Yayoi Kusama.

Al estar en el exterior, podemos hacer fotografías a todas las obras de arte situadas aquí, pero muchas de ellas no se pueden tocar.

Un caso curioso es el de un banco (muy parecido a los bancos del Parque Güell de Barcelona, diseñados por Gaudí) en el que, a pesar de estar al exterior sin ningún tipo de cobertura, uno no se puede sentar. Un banco que se mira, pero que no se disfruta. 

Naoshima
Banco en el que NO podemos sentarnos

Muy cerca, sin embargo, hay otra obra de arte que sí permite que uno se siente y forme parte de ella… ¡hay que estar MUY atento a los carteles informativos!

Naoshima
Banco en el que SÍ podemos sentarnos
Otras obras de arte en el exterior de Benesse House en Naoshima
Otras obras de arte en el exterior de Benesse House

Justo en un extremo de la zona delimitada por la Benesse House encontramos un misterioso torii de piedra que está enterrado en la arena de la playa. Se ha convertido en costumbre poner una piedrecita en la cima, ¡así que animaos a contribuir con la vuestra!.

Apenas hay información del torii, pero sabemos que pertenecía al santuario Ebisu, dedicado como su nombre indica al dios Ebisu, uno de los siete dioses de la buena fortuna o Shichifukujin. Es un lugar precioso que podemos ver mientras esperamos el autobús antes o después de haber visitado la zona de Benesse House, por ejemplo.

Torii enterrado en la arena
Torii enterrado en la arena.

Zona de Honmura

Honmura es un precioso barrio tradicional, a orillas del puerto oriental de Naoshima. Aquí podemos disfrutar del ambiente de antaño pero también disfrutar en vivo del arte contemporáneo.

Arte callejero en Naoshima
Arte callejero en Naoshima.

Precisamente en esta zona se encuentra el Art House Project, un proyecto artístico que ha recuperado casas antiguas, talleres, un templo y un santuario y los ha reconvertido en galerías de arte moderno y salas de exposición.

De todos modos, también es bonito pasear por todo el barrio de Honmura y ver cómo los propios vecinos se han sumado a la experiencia artística, decorando sus casas con obras de arte personales.

Arte callejero en Naoshima
Arte callejero en Naoshima.

En la gran mayoría de los casos son pequeños detalles que verás en las paredes exteriores de las casas. Pero son lo suficientemente interesantes y están tan extendidas, que no pararás hasta descubrir todos los detalles que hay en Honmura.

Arte callejero en Naoshima
Arte callejero en Naoshima.

Art House Project

Como parte del Art House Project, podemos visitar Minamidera, un lugar con nombre de templo (aunque se trata de una instalación de arte) porque antaño se encontraba aquí el templo Minamidera.

Minamidera de James Turrell
Minamidera, de James Turrell.

El actual Minamidera es un edificio de madera diseñado, de nuevo, por Tadao Ando. Aquí podremos disfrutar de una obra del artista James Turrell. Gran parte de las obras de Turrell tienen que ver con su percepción de la luz y el espacio, como la del Chichu Art Museum o como ésta.

En Minamidera entraremos en una sala completamente a oscuras y poco a poco iremos viendo luz a nuestro alrededor, una experiencia sorprendente que recomendamos sin dudar.

Saliendo de Minamidera
Saliendo de Minamidera.

También podemos ver el antiguo santuario Goo, restaurado por el famoso fotógrafo japonés Sugimoto Hiroshi en 2002. Como obra artística, recibe el nombre de Appropriate Proportion.

El santuario originalmente data del periodo Muromachi y resulta curioso porque, tras su conversión en obra de arte, resulta un espacio contemporáneo. Sin embargo, a la vez, está hecho a imagen de uno de los santuarios más antiguos e importantes de Japón, el gran santuario de Ise.

Santuario Goo con su icónica escalera de cristal
Santuario Goo con su icónica escalera de cristal.

Una de las características principales del santuario es su escalera de cristal. Esta escalera nos lleva desde el pequeño salón de plegarias en el exterior hasta una sala subterránea por la que justamente llega la luz a través de la escalera. De esta manera, el artista simboliza la unidad del cielo y la tierra.

Los visitantes podemos entrar en la sala subterránea (nos darán una linterna al entrar) en pequeños grupos de cuatro o cinco personas. De esta forma podremos ver, desde el subsuelo, cómo se cuela la luz del sol a través de la escalera de cristal. A destacar también el jardín de piedras blancas, todas de formas y color naturales.

Jardín de piedras del santuario Goo de Naoshima
Jardín de piedras del santuario Goo de Naoshima.

Otras de las vistas englobadas dentro del Art House Project son dos antiguas casas de Honmura reconvertidas en instalaciones de arte.

Por un lado tenemos la antigua residencia Ishibashi, de unos 100 años de antigüedad, que era la casa de un antiguo comerciante de sal. Hoy se encuentra totalmente restaurada y se centra en las obras de Senju Hiroshi.

Luego está la antigua residencia Kadoya, de unos 200 años de antigüedad. En su interior, podemos encontrar 125 luces LED en una piscina de agua que muestran números a distintas velocidades, una obra digital de Miyajima Tatsuo que uno no puede dejar de observar, ¡es una maravilla!

Kadoya en Naoshima
Exterior de la instalación Kadoya

Aquí podemos ver también el antiguo salón Gokaisho, donde los habitantes de la zona solían ir a jugar al go, un tipo de ajedrez japonés. El salón fue totalmente restaurado y muestra hoy obras del artista Suda Yoshihiro que nos hacen pensar sobre sobre la realidad de lo que nos rodea.

Y finalmente, también como parte del Art House Project, podemos visitar la antigua residencia Haisha, que antaño fue el despacho y residencia de un antiguo dentista de la zona.

La casa fue totalmente transformada por Otake Shinro (quien también diseño la casa de baños cerca del puerto de Miyanoura) usando todo tipo de técnicas de collage, pintura y más, y cuyo interior es la mar de sorprendente.

Antigua residencia Haisha
Antigua residencia Haisha.

Finalmente, aunque no se engloba dentro del ticket combinado del Art House Project, pues es necesaria reserva previa, también podemos ver la antigua residencia Kinza. Ésta es una casa de más de 200 años rediseñada por Naito Rei y reconvertida en taller y lugar de diseño.

Naoshima Hall

En pleno centro de Honmura encontramos el Naoshima Hall, un proyecto artístico y arquitectónico de Sanbuichi Hiroshi. El Naoshima Hall es un espacio de uso para la comunidad de Honmura, con un salón multiusos, un jardín y un escenario para teatro bunraku.

Naoshima Hall
Naoshima Hall.

Este espacio cuenta, además, con un centro comunitario en un edificio situado junto al lado del principal, donde hay espacio para talleres de cocina, entre otras cosas, y una curiosa fuente antigua en su centro, todo ello con iluminación natural. ¡Un auténtico regalo para la comunidad de vecinos de Honmura!

Naoshima
Espacio para los talleres de cocina.

Ando Museum

También en Honmura encontramos el Ando Museum, diseñado por el propio Tadao Ando y dedicado a su obra. Su exterior se confunde en el ambiente tradicional del barrio de Honmura, ya que es una casa tradicional con paneles de madera de más de 100 años de antigüedad.

Sin embargo, en su interior el concepto cambia radicalmente a través de paredes de hormigón y una iluminación muy cuidada. De esta forma, Ando nos permite centrarnos en la exposición de varios de sus proyectos en la isla y algunos de fuera de ella.

Es interesante ver la maqueta del Chichu Art Museum porque nos permite tener una vista de pájaro de cómo se vería el museo desde el aire, que es también una obra de arte más. Y es que, como os decíamos antes, está casi enteramente bajo tierra y está compuesto por formas geométricas diversas (rectángulos, triángulos, cuadrados).

Entrada al Ando Museum
Entrada al Ando Museum.

Otros lugares de interés en Honmura

Pasear por Honmura nos permite disfrutar de otros lugares de interés, como el templo Gokuraku-ji, situado entre las distintas instalaciones de arte de Honmura.

El templo nos permite cambiar un poco de aires y ver una edificación tradicional que sí ha aguantado tal cual el paso del tiempo.

Templo Gokurakuji
Templo Gokurakuji.
Templo Gokurakuji
Templo Gokurakuji.

También podemos pasear por la zona del puerto de Honmura, donde hay varios pequeños cafés y buenas opciones de alojamiento para presupuestos ajustados. Además, es un lugar con un encanto especial, donde el tiempo parece detenerse y uno puede disfrutar de la slow life.

Pequeños cafés en el puerto de Honmura en Naoshima
Pequeños cafés en el puerto de Honmura
Puerto de Honmura en Naoshima
Puerto de Honmura

Aquí es interesante acercarse hasta la pequeña terminal de pasajeros del puerto de Honmura llamada Naoshima Port Terminal.

Diseñada por el estudio de arquitectura SANAA en 2017, incluye el parking de bicicletas más genial que hayamos visto jamás: un pabellón de 8 metros de alto formado por un conjunto de formas esféricas translúcidas de 4 metros de diámetro cada una que simulan una nube cumulonimbus.

Merece mucho la pena visitarlo, tanto si tenemos que dejar nuestra bici ahí mientras visitamos Honmura como si no.

Naoshima Port Terminal con parking de bicicletas
Sí, esto es un parking de bicicletas (además de una pequeña terminal de pasajeros)
Naoshima
Interior del parking de bicicletas en el edificio de pasajeros.

Y muy cerca se encuentra el Honmura Lounge and Archive, un local que funciona de información turística, tienda, sala de descanso y exposiciones y lugar donde comprar entradas para el Art House Project… ¡de todo!

Entrada al Honmura Lounge & Archive
Entrada al Honmura Lounge & Archive.

Por cierto, durante el paseo por Honmura, podemos sentarnos en alguna de las pequeñas zonas de descanso vecinal que encontramos aquí y allá.

Son un buen lugar para ver el tiempo pasar y hablar con algunos vecinos sobre arte… ¡o lo que queramos!

Zonas de descanso en Naoshima
Zonas de descanso en Naoshima.

Y finalmente, durante el paseo, podemos fijarnos en las placas de aluminio con el nombre o apodo que recibe cada casa, basándose en la profesión de los que vivían o viven en ella y a menudo adaptado al dialecto de la isla. Así, hay casas con el cartel de «casa del arroz» o «casa de la carne», etc.

Es un proyecto de revitalización de la zona llamado Yagō Project que los vecinos han abrazado ampliamente; resulta divertido ir paseando por Honmura e ir leyendo los «apodos» de cada casa.

Placas de nombres de los vecinos de Naoshima
Placas de nombres de los vecinos de Naoshima.

Finalmente, os dejamos con un pequeño vídeo de Naoshima de nuestro canal de Youtube, ¡esperamos que os guste! (y que le deis al like y suscribáis).

Información adicional

  • El Chichu Art Museum está abierto de 10:00 a 18:00 horas (de marzo a septiembre) y de 10:00 a 17:00 horas (de octubre a febrero). Cierra los lunes y la entrada cuesta 2.060 yenes.
  • El Lee Ufan Museum está abierto de 10:00 a 18:00 horas (de marzo a septiembre) y de 10:00 a 17:00 horas (de octubre a febrero). Cierra los lunes y la entrada cuesta 1.030 yenes.
  • La Benesse House está abierta de 08:00 a 21:00 horas y la entrada cuesta 1.030 yenes.
  • El Ando Museum está abierto de 10:00 a 16:30 horas y la entrada cuesta 510 yenes.
  • Las siete instalaciones del Art House Project abren de 10:00 a 16:30 horas y cierran los lunes. Existe un billete combinado que cuesta 1.030 yenes y nos da acceso a seis de ellas. Sin embargo, es necesaria reserva anticipada para visitar la antigua residencia Kinza, cuya entrada cuesta 510 yenes.

En ninguno de los museos e instalaciones de arte de Naoshima se permiten las fotografías (salvo en aquellas al aire libre). De hecho, en alguno de estos museos hasta nos obligan a guardar la cámara en una bolsa que nos ofrecerán a la entrada.

En el Chichu Art Museum, además, tendremos que descalzarnos en dos instalaciones de arte y tendremos que hablar en voz muy baja o nos llamarán la atención.

Billete combinado Art House Project en Naoshima
Billete combinado Art House Project. A la izquierda, nos sellarán cada vez que visitemos una instalación.

Comentario personal sobre la experiencia en Naoshima

Naoshima es una isla preciosa y las instalaciones y obras de arte que encontramos en sus calles son una maravilla que bien merecen una visita.

Sin embargo, y esto es un comentario totalmente personal, en nuestro caso sentimos que en la isla se respira cierto aire snob que nos obliga a disfrutar del arte de cierta manera. Hay instrucciones en muchos lugares, prohibiciones, normas a seguir… Y justamente, tanto control empaña la experiencia. Al menos si no lo sabes de antemano, claro está.

Por ejemplo, en el Chichu Art Museum son muy estrictos con las normas: no se pueden hacer fotos (y te dan una bolsa de plástico para que guardes la cámara), hay que descalzarse en algunas instalaciones y no se puede casi ni hablar. Todo eso es, según ellos, para que disfrutes de la experiencia sensorial completa.

Pero lo cierto es que el control que hay y lo estrictos que son durante la visita es asfixiante y casi consigue, al menos en nuestro caso, el efecto contrario, que no disfrutes del arte tanto como podrías. Estás todo el rato tan agobiado con seguir las normas, con intentar disfrutar del arte de la manera que te dicen (o te obligan) que es la correcta, que no consigues relajarte y justamente disfrutar al completo de las obras de arte.

Sinceramente, es una lástima salir con esa sensación del Chichu Art Museum. Porque tanto el museo en sí como las obras e instalaciones de su interior son una auténtica maravilla y nos encantaron. Pero el sentimiento al salir fue que tanto snobismo había empañado un poco nuestra visita.

Arte callejero en Naoshima
Arte callejero en Naoshima.

Tampoco diríamos que es un lugar ideal para ir con niños. En los museos no se puede tocar nada y en muchas ocasiones hay que mantener silencio, por lo que si el niño es nervioso, lo va a pasar mal… ¡y sus padres también!

Nuestro hijo, Eric, es un niño tranquilo y se porta muy bien, pero sinceramente acabó bastante cansado de no poder hacer nada, no poder tocar nada, no poder siquiera hablar… Porque el arte es para hablarlo y discutirlo y compartirlo, especialmente cuando vas con niños.

El arte de Naoshima es maravilloso para generar conversaciones con los niños, que suelen tener ideas y nociones totalmente diferentes a las de los adultos a la hora de analizar obras de arte. Y, de nuevo a modo de comentario personal, nos parece una lástima que en Naoshima no se fomente ese interés por el arte desde edades tempranas.

Con todo esto, no queremos decir que la visita a Naoshima no sea interesante, al contrario. Naoshima es preciosa y realmente merece la pena (¡y más si te gusta el arte!). Pero sentimos que hay que ir preparados mentalmente para la visita, saber que hay un montón de reglas y aceptarlas como tal… pero a la vez dejarlas a un lado, dejarse llevar y disfrutar del arte como cada uno quiera.

Jugando con los espejos en la terminal de ferries de Naoshima
Jugando con los espejos en la terminal de ferries de Naoshima, obra de SANAA.

Cómo moverse por Naoshima

La mejor manera de moverse por Naoshima es en bicicleta, que podemos alquilar fácilmente enfrente de la terminal de ferries (tenéis varios lugares marcados en el mapa).

El alquiler de una bicicleta normal suele rondar los 300-500 yenes, aunque dadas las pendientes que hay en Naoshima, es recomendable alquilar una bicicleta eléctrica, que suele costar unos 1500 yenes.

Alternativamente, podemos llegar a los principales puntos de interés turístico de Naoshima en autobús: hay una línea de autobús que une el puerto de Miyanoura con Honmura y Tsutsuji-so, punto de acceso a la zona de Benesse House.

Es interesante, además, porque a la zona de la Benesse House no se permite entrar en coche privado o bicicleta, estando cubierta por un autobús lanzadera totalmente gratuito. Sin embargo, entre el Chichu Art Museum y el puerto de Miyanoura no hay servicio de autobús, por lo que la única opción es volver atrás o ir andando (30-40 minutos).

Autobús de Naoshima
Autobús de Naoshima.

El autobús cuesta 100 yenes (50 yenes para niños de entre 5 y 12 años) y se paga el precio exacto en metálico al salir, como tenéis explicado en nuestra entrada sobre cómo usar los autobuses en Japón. El autobús lanzadera que cubre la zona de Benesse House es totalmente gratuito.  En la web de Naoshima hay un pdf con los horarios de los buses en Naoshima, tanto de la línea de autobús regular (llamada en inglés Town Bus) y la línea lanzadera de Benesse House (Shuttle Bus)

Hay que tener en cuenta que las distancias no son muy grandes. Por ejemplo, entre Miyanoura y Honmura se tardan unos 6 minutos en autobús y 10 minutos en bicicleta; y entre Honmura y Tsutsuji-so se tardan otros 6 minutos en autobús y 10 minutos en bicicleta, así que es totalmente factible hacerlo en un día.

Finalmente, también podéis alquilar un coche para moveros por la zona con toda libertad. Eso sí, recordad que no está permitido el acceso en coche a la zona de Benesse House (sólo es accesible con el autobús lanzadera).

Coches de alquiler muy al estilo de Yayoi Kusama
Coches de alquiler muy al estilo de Yayoi Kusama.

Cómo llegar a Naoshima

Podemos llegar a Naoshima desde Takamatsu, si estamos de recorrido por la isla de Shikoku, o desde la ciudad de Okayama, si nos estamos moviendo por la isla principal con JR Pass. Tenéis todos los horarios en la página web oficial de los Shikoku Kisen, tanto desde Okayama como desde Takamatsu.

Desde Okayama

Desde la estación de Okayama, tendremos que tomar la línea JR Uno hasta la estación de Uno (45 minutos, incluido en el JR Pass) y desde Uno tomar el ferry hasta el puerto de Miyanoura (20 minutos, 290 yenes) o el puerto de Honmura (20 minutos, 290 yenes).

Desde Takamatsu

Desde Takamatsu tendremos que tomar un ferry hasta el puerto de Miyanoura (1 hora, 520 yenes). Alternativamente, también podemos tomar un high speed boat hasta Miyanoura (25 minutos, 1.220 yenes).

Por otra parte, si estamos en Tokio, Kioto u Osaka, tendremos que tomar un shinkansen hasta Okayama (4 horas desde Tokio, 1 hora y 20 min. desde Kioto o 50 min desde Osaka, incluido en el JR Pass para servicios Hikari y Kodama) y ahí seguir las instrucciones ya mencionadas. Alternativamente, podemos volar hasta el aeropuerto de Takamatsu y a continuación tomar el ferry desde Takamatsu.

Maiko con mapa Japonismo

Planifica tu viaje a Japón

¡Disfrutad de Naoshima!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!