Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El Palacio Imperial de Tokio o Kōkyo (皇居) está situado muy cerca de la estación de Tokio y es la residencia oficial de la familia imperial japonesa.

El Palacio Imperial está situado en los terrenos del antiguo castillo de Edo, que fue utilizado por los shogun Tokugawa durante todo el periodo Edo. En 1868 cuando Japón se abrió al mundo y se terminó el shogunato, la residencia imperial se fijó en Tokio y se utilizaron los muros y terrenos del castillo para construir el Palacio Imperial, aunque la torre del castillo, destruida por un incendio en 1657, nunca ha vuelto a reconstruirse.

Desde 1868 hasta 1888, de hecho, el emperador Meiji residió en el castillo de Edo hasta que se dio por finalizada la construcción del Palacio Imperial.

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-15

Una de las vistas más fotografiadas del Palacio Imperial es, desde la gran explanada de Kokyo Gaien, los dos puentes que forman la entrada a los terrenos interiores del Palacio Imperial: los puentes Nijubashi.

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-24

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-25

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-21

La única parte de la zona interior del Palacio Imperial que siempre ha estado abierta al público de forma libre es la de los Jardines Orientales del Palacio Imperial o Kōkyo Higashi Gyoen (皇居東御苑).

Abiertos todos los días menos los lunes, viernes y ocasiones especiales, se sitúan en la zona donde antaño se encontraban los antiguos círculos de defensa del castillo de Edo, el honmaru (círculo principal) y el ninomaru (segundo círculo de defensa), donde en la actualidad encontramos un jardín de estilo japonés. Hoy en día sólo quedan las puertas de entrada, algunas torres, muros y fosos.

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-29

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-31

Visitas guiadas

Hasta hace poco, los terrenos interiores del Palacio Real tan sólo estaban abiertos al público dos veces al año: el 2 de enero para dar la bienvenida al Año Nuevo y el 23 de diciembre con motivo del cumpleaños del Emperador. En ambas ocasiones, se puede ver a la familia imperial saludar desde el balcón.

Fuera de estas fechas, tan sólo se podían visitar los terrenos interiores del Palacio Real a través de visitas guiadas, aunque los visitantes nunca accedían a ninguno de los edificios. Las visitas guiadas eran en japonés y debían reservarse con antelación desde esta página, pero desde el 25 de junio de 2016 se ha facilitado la entrada al Palacio Imperial (como se explica aquí): de lunes a sábado no hará falta registrarse con antelación para acceder al Palacio Imperial, pues se podrá hacer desde ahí mismo. Además, se aumenta la capacidad de entrada (de 300 a 500 personas por día).

Para acceder, hay que estar a las 09:30 horas en la puerta Kikyomon para conseguir entrar en uno de las visitas guiadas que empiezan a las 10:00 horas. No suele haber demasiada gente, por lo que no es necesario llegar con mucho tiempo de antelación. Eso sí, apenas hay información y lo que hay es todo en japonés, así que hay que poner especial atención en llegar a la hora correcta al lugar correcto.

LA EXPERIENCIA DE JAVIER Y MARINA
Javier y Marina, dos lectores de Japonismo que visitaron el Palacio Imperial de Tokio, nos mandan su experiencia, por si sirve a otros lectores:

Nosotros no tuvimos ningún problema en entrar, ya que estuvimos a las 9:30 (y antes) para tener el ticket y no fuimos mas de 8 personas en total a esa hora. Luego cuando ya son las 10 sí que hay mas gente pero serán como unas 50 personas. Eso sí, si llegas temprano puedes agarrar unas audioguías para escuchar lo que hay dentro del palacio.

Lo primero y más importante; no hay nada en inglés. Ni los guías saben inglés, ni hay carteles ni nada. Sólo la audioguía (que creo tienen unas 5 o 6) te cuenta algo y ni tan siquiera por el recorrido hay unos números o algo; tan sólo el guía intenta en un pobre inglés decir el número y si se acuerda. Y lo segundo es que la visita es MUY aburrida. No tiene nada de bonito ni interesante. Lo que ves en el vídeo de la sala de espera es lo que te vas a encontrar después; ni accedes a ningún edificio dentro ni nada especial. Solo paseas por los “jardines” y poco más.

Lo que quiero decir es que es altamente no recomendable el visitar la guía del castillo ya que entre el ticket previo, la sala de espera y el paseíto estás 2-3 horas que puedes aprovechar para otras cosas. Esa es mi humilde opinión.

¡Gracias a Javier y Marina por contarnos vuestra experiencia en el Palacio Imperial de Tokio!

09082013T8_1_ShinjukuyPalacioImperial-40

Cómo llegar

El Palacio Imperial está a 10 minutos andando de la estación de Tokio. La entrada Otemon de los jardines orientales está próxima a la estación Otemachi de las líneas de metro Chiyoda, Tozai, Marunouchi, Hanzomon y Mita o a 10/15 minutos de la estación de Tokio. Por otro lado, la puerta Kikyomon se encuentra entre las paradas de metro de Nijubashi-mae (salida 6) y Otemachi (salida D2) o a 15 minutos andando de la salida central Marunouchi de la estación de Tokio.

Podéis usar la opción ‘cómo llegar’ del mapa inferior para ver cuál es la mejor opción desde vuestra ubicación:

Entrada originalmente publicada el 20 de enero de 2014. Última actualización: 26 de mayo de 2017