El parque Inokashira (井の頭恩賜公園), situado en Mitaka, al oeste de Tokio, es muy conocido por albergar en su extremo sur-oeste las instalaciones del Museo Ghibli, aunque sinceramente creemos que por su belleza merecería ser visitado de todas formas. Es por esta razón por la que, al menos, recomendamos combinar la visita al Museo Ghibli con la visita al parque Inokashira.

El parque Inokashira perteneció a la familia imperial, algo muy común en parques de gran tamaño y belleza por todo el mundo, aunque fue donado al pueblo japonés en 1913.

La atracción principal del parque es un gran lago, llamado Inokashira, rodeado de frondosos árboles, por el que podemos navegar con los famosos pedales en forma de pato, y la fuente a agua del río Kanda, ambos construidos durante el periodo de Edo.

Parque Inokashira

Parque Inokashira

Parque Inokashira

El parque tiene un pequeño zoo y acuario además de un templo dedicado a la diosa Benzaiten.

Son muchos los artistas que se concentran en el parque, además de parejas en busca de un paseo romántico o personas mayores haciendo ejercicio o pintando acuarelas. Además, el parque es un destino especialmente popular durante el florecimiento de los cerezos, momento en el que el parque es invadido por miles de japoneses dispuestos a hacer hanami.

Parque Inokashira

Cómo llegar

Podemos acceder al parque desde varios puntos, depende de si combinamos su visita con el Museo Ghibli o no. Si accedemos al parque desde el museo, lo más normal será ir hacia el norte por el parque hasta llegar al lago. Si no, lo más conveniente es bajarse en la estación de JR Kichijo-ji (de la línea Chuo).

De todos modos, podéis usar la opción ‘cómo llegar’ del mapa inferior desde vuestra ubicación:

Entrada originalmente publicada el 8 de noviembre de 2012. Última actualización: 8 de julio de 2016.