El templo Sensoji (浅草寺) es el templo budista más antiguo de Tokio. Situado en el barrio de Asakusa, está dedicado a Kannon, la deidad de la misericordia. Cuenta la leyenda que se construyó aquí cuando en el siglo VII dos hermanos encontraron una estatua de Kannon en el río Sumida y se decidió consagrarla en un pequeño templo para que todos los habitantes pudieran adorarla.

La historia llamó la atención de muchos peregrinos de todo Japón y poco a poco el templo fue ganando en fama e importancia. En el periodo de Edo, cuando se creó el barrio de placer de Yoshiwara cerca de Asakusa, el templo siguió ganando popularidad y fue entonces cuando el tercer shogun Tokugawa construyó la gran mayoría de los edificios que constituyen el complejo del templo que podemos ver hoy en día.

Sin embargo, muchos de estos edificios fueron destruidos durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial que redujeron una gran parte de Tokio a cenizas y escombros, así que fueron reconstruidos años después. Pero aún permanece intacta alguna de las construcciones originales.

Ruta por el templo Sensoji

A continuación os proponemos la siguiente ruta por el templo Sensoji, para disfrutar de todos sus rincones y edificios. Naturalmente, podéis visitar el templo cómo os apetezca, pero con esta ruta os aseguráis ver todos los edificios más importantes.

LA PUERTA KAMINARIMON

Podemos llegar al templo Sensoji de muchas maneras, pero la más típica y sin duda la más recomendable es cruzando la puerta de los truenos o Kaminarimon (雷門), la puerta exterior del templo y auténtico símbolo del barrio de Asakusa y de la ciudad de Tokio.

Kaminarimon-3

La puerta Kaminarimon es una impresionante puerta de color bermellón con un enorme farolillo de papel rojo con las letras kaminarimon escritas en negro. A ambos lados del farolillo, podemos ver las dos deidades que guardan la entrada el templo: Fujin, el dios del viento y Rajin, el dios del trueno. Si cruzamos la puerta, podemos ver debajo del farolillo un dragón tallado en madera, probablemente porque el nombre oficial del templo es Kinryuzan o ‘montaña del dragón dorado’.

Al otro lado de la puerta, veremos las estatuas de Tenryu, a la derecha, y Kinryu, a la izquierda, dos dioses dragones que aquí toman forma humana y guardan también la entrada al templo.

Kaminarimon-16

Dragón tallado en madera por debajo de la lámpara de Kaminarimon

LA CALLE NAKAMISE

Al cruzar la puerta Kaminarimon llegamos a la calle Nakamise o Nakamise-dori (仲見世通り), una calle comercial de 250 metros de largo repleta de 89 pequeñas tiendas y puestos que venden desde recuerdos y souvenirs como kimonos o abanicos a galletas ningyoyaki, bollos agemanju o galletas de arroz sembei, todas típicas de Asakusa.

Aunque pueda parecer un invento moderno para atraer a turistas, lo cierto es que ya en el periodo de Edo había tiendas aquí dispuestas a llamar la atención de los peregrinos que visitaban el templo Sensoji, por lo que no debéis sentiros culpables ni consumistas si caéis en la tentación de comprar recuerdos aquí… ¡es tradición! :)

Nakamise dori-1

Nakamise dori-13

Nakamise dori-7

LA PUERTA HOZOMON

Al final de la calle Nakamise encontramos la segunda puerta de acceso al templo Sensoji: la puerta Hozomon (宝蔵門), que en su origen se llamaba puerta Niomon (仁王門) y era la puerta principal del templo.

Senso-ji-19

Como la puerta Kaminarimon, la puerta Hozomon también tiene dos estatuas guardianas que se dice que se modelaron en la década de 1960 a imagen y semejanza de los luchadores de sumo Myobudani Kiyoshi (a la derecha) y Kitanoumi (a la izquierda).

Las grandes alpargatas de paja waraji que veréis al otro lado de la puerta son obra de los habitantes de Murayama (en la prefectura de Yamagata) en agradecimiento al templo por dejar que un escultor de su ciudad se encargara de las estatuas protectoras de la puerta. Las alpargatas se cambian cada pocos años y pesan 2,5 toneladas cada una, ¡que no se os caigan encima!

Senso-ji-26

Senso-ji-39

LA PAGODA DE CINCO PISOS

Al cruzar la puerta Hozomon entramos finalmente en la esplanada central del templo. A nuestra izquierda veremos la imponente pagoda de cinco pisos. La pagoda original era una construcción del siglo X, pero fue destruida y reconstruida en múltiples ocasiones hasta ser finalmente destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Así pues, la construcción que vemos hoy en día es una recontrucción moderna, aunque sigue siendo igual de impresionante.

La pagoda no está abierta al público, pues funciona como una especie de cementerio, para entendernos, ya que guarda en su interior las tablillas mortuorias de miles de familias, así como algunas reliquias de Buda.

Senso-ji-62

EL CAMINO AL SALÓN PRINCIPAL

Si seguimos caminando en dirección al salón principal, encontraremos algunas tiendas adicionales dedicadas a la venta de productos del templo como amuletos omamori, barritas de incienso para quemar, caligrafía gosuin hecha por los monjes del templo y muchísimos puestos de papelitos de la fortuna omikuji.

Aquí, por 100 yenes, agitas un contenedor de metal del que sacas un palito con un número y consigues tu omikuji abriendo uno de los cajones con ese número… ¡es la mar de divertido!

Senso-ji-35

Senso-ji-37

Cerca de las escaleras de acceso al salón principal, encontramos la zona de quema de barritas de incienso y el temizu-ya o zona de ablución.

Os recomendamos comprar unas barritas de incienso en una de las tiendas cercanas y acercaros aquí, prenderlas y hacer lo qué hacen los japoneses: llevaros el humo a aquellas partes del cuerpo que os duelan o que queráis mejorar. Si os fijáis, veréis que muchos japoneses se llevan el humo a la cabeza :)

Senso-ji-65

Senso-ji-45

Por otro lado, podéis acercaros a continuación al temizu-ya y además de hacer el ritual de ablución (que tenéis detallado aquí), podéis echar un vistazo a la detalladísima estatua de bronce de un dragón que aquí encontraréis… ¡es preciosa!

Senso-ji-63

EL SALÓN PRINCIPAL HONDO

El edificio más importante del templo es el salón principal Hondo (本堂), a veces llamado también Kannon-do (観音堂), puesto que aquí es donde se supone que todavía se encuentra enterrada la estatua de Kannon que encontraron los dos pescadores hace 1.400 años.

El salón principal, de 1.150 m2 y Tesoro Nacional, está dividido en el santuario interior de suelo de tatami (naijin) y el santuario exterior de suelo de cemento (gejin). En el centro del santuario interior encontramos una réplica de Kannon que se muestra al público todos los 13 de diciembre, además de otras estatuas de deidades budistas.

El salón Hondo abre de 06:00 a 17:00 horas, por lo que merece la pena subir las escaleras y acercarse para ver algunas de las mejores obras de arte que podemos encontrar en el templo Sensoji, especialmente en el techo y paredes del salón principal.

Senso-ji-44

Senso-ji-52

Senso-ji-59

Senso-ji-78

SALÓN BENTENDO

En el extremo sudoeste del templo encontramos el salón Bentendo (弁天堂), donde está consagrada la deidad Benten, aunque suele estar cerrado. A su lado, podemos ver la enorme campana que suena todos los días a las 06:00 horas y un bonito jardín lleno de estatuas, entre las que destacan dos Boddhisatvas de 1687: Seishi a la derecha y Kannon a la izquierda.

Por cierto, que si bien la torre de la campana fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruida en la década de 1950, la campana de 1692 aguantó y es la que vemos hoy ;)

Senso-ji-88

PUERTA NITENMON

Justa a la derecha del salón principal, encontramos la puerta Nitenmon (二天門), que se construyó a comienzos del siglo XVII como puerta de entrada al santuario Toshogu, situado en el interior del templo. Pocos años más tarde, el santuario fue destruido por un incendio, pero la puerta sobrevivió a la quema y pasó a usarse como puerta lateral del templo Sensoji.

Como sucede en las puertas Kaminarimon y Hozomon, la puerta Nitenmon también tiene dos estatuas protectoras a derecha e izquierda: Jikokuten y Zozhoten, dos deidades budistas (de ahí el nombre de la puerta, que literalmente significa ‘puerta de las dos deidades protectoras’).

La puerta Nitenmon es una de las pocas estructuras del templo Sensoji que sí sobrevivió a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

SANTUARIO ASAKUSA

En el extremo noreste del salón principal encontramos el santuario Asakusa (浅草神社), un santuario sintoísta dedicado a los pescadores que encontraron la estatua de Kannon y al anciano que decidió erguir el templo en su honor. De ahí que el blasón del santuario sean tres redes de pesca.

La entrada al santuario la marca un torii de piedra construido en 1727 y como ya sucede en el templo Kiyomizudera de Kioto, éste es otro ejemplo de santuario sintoísta dentro de un templo budista.

SALÓN YOGODO 

A la izquierda del salón principal encontramos el salón Yogodo (影向堂), en cuyo interior se encuentra una estatua de Kannon acompañada de ocho Budas protectores de los animales del zodiaco, aunque quizá lo que más nos llame la atención sea un pequeño pero precioso jardín japonés en el que podemos ver el puente de piedra más antiguo de Tokio, puesto que data de 1618.

El salón actual es muy moderno, ya que fue construido en 1994 para conmemorar el 1.200º aniversario del nacimiento de Ennin, uno de los principales responsables de la prosperidad del templo.

Senso-ji-76

Senso-ji-82

SALÓN YAKUSHIDO

Al lado del salón Yogodo encontramos el pequeño salón Yakushido (薬師堂), de aproximadamente 30 m2, construido en 1649 por el tercer shogun Tokugawa Iemitsu.

Ésta es, pues, una de las estructuras más antiguas del complejo. En su interior se guarda la estatua principal del Buda Yakushi o Buda de la medicina, así como las estatuas de los ‘Doce generales celestiales’ y las de los ‘Diez jueces’, todas ellas figuras importantes del budismo.

Senso-ji-73

SALÓN ZENIZUKA JIZO-DO

Cuenta la leyenda que en el siglo XVIII, una ama de casa encontró una jarra llena de monedas en su jardín. Preocupada por si el hallazgo pudiera volverles perezosos, decidió enterrarla de nuevo, algo que justamente les trajo prosperidad. Fue entonces cuando la familia colocó la estatua de un Bodhisattva Jizo en el lugar donde se había enterrado la jarra.

El salón Zenizuka Jizo-do (銭塚地蔵堂) tiene consagrada esa imagen del Jizo, razón por la que es visitado por muchos comerciantes y empresarios que buscan éxito en sus negocios.

SALÓN AWASHIMADO

Al otro lado de los salones Yogodo y Yakushido encontramos el salón Awashimado (粟島堂), que data de finales del siglo XVIII. El salón está dedicado a Awajima Myojin, deidad de la prefectura de Wakayama, aunque también tiene consagrados en su interior otros dos Bodhisattvas.

Como curiosidad, este salón se usó como salón principal justo después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el salón principal fue destruido por los bombardeos aliados.

Senso-ji-68

PAGODA HOKYOIN-TO

En los jardines cercanos a la pagoda de cinco pisos, podemos ver la pagoda Hokyoin-to (宝篋印塔), una típica pagoda budista que demuestra el nivel de las técnicas de fundición japonesas del siglo XVIII.

Senso-ji-85

DENBOIN Y SU JARDÍN

El templo Denboin (伝法院) es la residencia oficial del sacerdote principal del templo Sensoji y el lugar donde los monjes del templo realizan sus prácticas y ceremonias budistas. Aquí encontramos diferentes edificios del siglo XVIII, como la entrada y el edificio de recepción Kyakuden, o el edificio Ojoin, que contiene una biblioteca y una escuela, del siglo XIX.

El Denboin tiene un enorme jardín de más de 12.000 m2, aunque desde 2012 sólo abre al público desde mediados de marzo hasta comienzos de mayo.

Senso-ji-81

SALÓN CHINGODO

El pequeño salón Chingodo (鎮護堂) es muy curioso porque tiene en su interior una imagen de un tanuki, animal que los japoneses creen que nos protege de desastres como incendios o robos. Según parece, en 1883 el sacerdote principal del templo tuvo un sueño y declaró los tanuki que vivían por el templo guardianes del Demboin y de ahí que a comienzos del siglo XX se construyera este pequeño salón en su honor.

Aquí se celebra un bonito festival en honor al tanuki todos los 17 de marzo.

MIZUKO JIZO

En 1978 se colocó al lado del salón Chingodo la estatua de un Mizuko Jizo (水子供養) en honor a los niños fallecidos.

Cada 24 de mes, a las 10:00 se realiza un servicio budista en recuerdo a los niños fallecidos.

SALÓN KOMAGATADO

Por último, situado a las afueras del templo Sensoji, esta pequeña edificación marca el lugar donde los pescadores encontraron la estatua de Kannon hace más de 1.400 años.

El salón tan sólo abre al público los 19 de cada mes y celebra su pequeño festival anual el 19 de abril.

Senso-ji-16

Así pues, el templo Sensoji es mucho más que la puerta Kaminarimon, la calle Nakamise o el salón principal Hondo. Es un lugar de peregrinación y reunión de larga historia que esconde muchos rincones interesantes y bonitos.

Si hacéis la ruta que os proponemos, ¡ya nos contaréis qué os ha parecido!

Fiestas y celebraciones

Además de las pequeñas celebraciones que puedan realizar los distintos edificios del complejo (y que hemos mencionado en las descripciones), destacamos las siguientes fiestas:

  • Shinnen Daikito-e: Servicios especiales de Año Nuevo. Comienza en Nochevieja con las 108 campanadas y sigue con la tradición del Hatsumode, momento en el que todo el templo se llena de puestos típicos de festivales. Del 1 al 7 de enero.
  • Onza Hihō Darani-e: Ritual budista que se celebra en el salón principal del templo Sensoji. Desde las 06:00 de la mañana del 12 de enero hasta las 18:00 horas del 18 de enero, los monjes del templo hacen turnos para recitar sutras sin parar. El último día, el ritual se termina con una ceremonia llamada Mooja-okuri en la que aparecen dos demonios portando antorchas y que sirve para alejar a los malos espíritus del templo. Del 12 al 18 de enero.
  • Setsubun: La fiesta del Setsubun se celebra también en el templo Sensoji. Podemos disfrutar del ritual del lanzamientos de judías y del baile de los siete dioses de la fortuna en dos ocasiones: a las 12:00 horas y a las 14:00 horas. 3 de febrero.
  • Honjonjigen-e: Celebración por las apariciones de Kannon. Se realizan varias danzas del dragón dorado durante todo el día. 18 de marzo.
  • Bussho-e: Festival de las flores para conmemorar el nacimiento de Buda. Es típico tomar el té herbal amacha delante de un altar de Buda adornado con flores. 18 de marzo.
  • Día de los niños: En el día de los niños, los niños del barrio se disfrazan de pescadores y desfilan junto a un tradicional Barco del tesoro por las calles de Asakusa. 5 de mayo.
  • Sanja Matsuri: Uno de los festivales más populares e importantes de Tokio se celebra justamente en el templo Sensoji y concretamente en el santuario Asakusa. Del viernes al domingo más cercanos al 17 de mayo.
  • Shiman Rokusen Nichi: Según la tradición budista, la visita al templo los días 9 y 10 de julio cuenta como 46.000 actos piadosos, razón por la que en estos días el salón principal se da lugar el mercado Hazuki con más de 120 puestos diferentes. 9 y 10 de julio.
  • Hagoita-Ichi: Feria muy popular en la que se venden todo tipo de palas hagoita para jugar al juego tradicional japonés hanetsuki. Del 17 al 19 de diciembre.

Senso-ji-43

El templo está abierto 24 horas, pero el salón principal Hondo sólo abre de 06:00 a 17:00 horas (media hora más tarde de octubre a marzo). La entrada es totalmente gratuita.

Más información sobre Tokio en nuestra guía de viaje Qué ver y hacer en Tokio.

Una manera preciosa de ver todas las atracciones turísticas de Asakusa es hacerlo en jinrikisha o rickshaw tradicional. Hay muchas opciones, aunque nosotros os recomendamos reservar esta opción de nuestra confianza. Hay diferentes rutas y precios, según el tiempo que queramos y es una manera genial de recorrer la zona.

Cómo llegar

El templo Sensoji está al lado de la estación de metro de Asakusa de línea Ginza y de la línea Tobu.

Si disponemos de JR Pass, lo mejor es tomar la línea JR Yamanote o la línea JR Chuo hasta la estación de Kanda y desde ahí cambiar a la línea Ginza de metro hasta la estación de Asakusa (unos 170 yenes).

Entrada publicada originalmente el 27 de marzo de 2012. Última actualización: 27 de marzo de 2016.