El templo Kiyomizudera o Kiyomizu-dera (清水寺, literalmente significa templo del agua pura) es un conjunto de templos y recintos religiosos situados en el distrito de Higashiyama, al este de Kioto, y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1994. Su imagen es una de las más conocidas de la antigua capital japonesa y, por supuesto, recomendamos encarecidamente visitarlo.

El templo fue construido en el año 778 en las colinas del este de Kioto, justamente donde se encontraba y todavía se encuentra la cascada Otowa, cascada que dio nombre al templo del agua pura, agua limpia o agua cristalina. Sin embargo, a pesar de haber sido fundado a comienzos del periodo Heian, los edificios actuales son construcciones de 1631-1633 dado que el templo se incendió en multitud de ocasiones durante su larga historia. El estar construido de madera no ayuda, desde luego.

templo kiyomizudera kioto

Salón principal y balcón del Kiyomizudera

ATENCIÓN (última actualización noviembre 2016): Actualmente se están llevando a cabo obras de remodelación en el templo Kiyomizudera, que afectan la visita al templo. El balcón del salón Okunoin, además del salón Amida y el salón Shaka han estado totalmente cubiertos de andamios, así como algunas estructuras exteriores de la zona de la entrada como la puerta lateral y la pagoda de tres pisos, pero a partir de enero de 2017 el salón principal del templo Kiyomizudera se cubrirá totalmente para poder realizar las tareas de remodelación. A partir de enero de 2017, pues, el impacto de las obras en nuestra visita al templo Kiyomizudera será muy alto, pues no podremos disfrutar de la clásica vista del salón principal.
Kiyomizudera-39

El salón Okunoin compleamente cubierto por obras (agosto 2014).

Mapa del Kiyomizudera

Como hemos dicho al comienzo, a pesar de que el salón principal es el recinto más conocido, lo cierto es que el templo es en realidad un conjunto de recintos religiosos, algunos más conocidos que otros. Hay pocas páginas y guías que expliquen, o al menos mencionen, qué son las otras construcciones que podemos ver en nuestra visita al Kiyomizudera aparte del salón principal o la cascada, así que en esta entrada hemos querido ir un poco más allá y mencionar todos los subtemplos, santuarios, puertas, pagodas, estatuas y demás construcciones que podemos encontrar en el complejo del templo Kiyomizudera.

Vamos a intentar revisar una por una las construcciones que podemos ver en nuestra visita al Kiyomizudera. Podéis ver dónde está cada construcción fácilmente en el mapa ;)

mapa del templo kiyomizudera

El templo Zenkoji (1)

Situado delante de la puerta principal, el templo Zenkoji (善光寺) estaba dedicado en su origen al Jizo Bodhisattva, aunque posteriormente se dedicó a Amida.

Una de las particularidades del templo se encuentra a la derecha de la entrada: la estatua del Kubifuri Jizō, un Jizō al que se le mueve la cabeza. Desde el periodo de Edo, todo aquel que le quiera pedir un favor, debe girar la cabeza del Jizō para conseguir su favor.

El establo Umatodome (2)

El establo Umatodome (馬駐), lugar donde samuráis y nobles daimyo dejaban sus caballos al entrar al templo, es una estupenda edificación del siglo XV.

Puerta Deva, de los reyes Deva o Niōmon  (3)

La majestuosa puerta roja Niōmon (仁王門), llamada en español puerta Deva o de los Reyes Deva es una puerta de unos 10 metros de ancho y 5 metros de profundidad de madera de ciprés.

Como muchos otros edificios del recinto, se incendió en la segunda mitad del siglo XV y fue reconstruida unos años más tarde, a finales del siglo XV. Por su llamativo color bermellón también se la conoce como la puerta Akamon, la puerta roja.

La puerta contiene las estatuas de dos reyes Deva (nio) de 3,65 metros de alto que hacen guardia junto a dos leones-perros (koma-inu) para proteger la entrada del templo de las fuerzas del mal.

El guardián de la derecha tiene la boca abierta como pronunciando la vocal “A” en sánscrito, mientras que el de la izquierda tiene los labios cerrados como pronunciando el sonido “Om”, dos sonidos budistas básicos y que simbolizan la inclusividad de la enseñanza budista.

Kiyomizudera-13

Puerta Deva (la puerta lateral y la pagoda están en obras de restauración, agosto 2014).

Kiyomizudera-SennichiMairi-24

Puerta Deva, puerta lateral y pagoda de tres pisos

Puerta oeste Saimon (4)

La gran puerta oeste Saimon (西門) actual es una reconstrucción de 1631. Al igual que la puerta principal, también es de madera de ciprés y se sostiene por ocho pilares. Las decoraciones, de llamativos rojos y dorados, son muy elaboradas y reflejan la grandiosidad del periodo Momoyama en el que fue construida. Según parece, las esculturas de cabezas de elefante que podemos ver aquí son un detalle que llegó de Corea después de las incursiones militares japonesas a ese territorio en la década de 1590. Aquí encontramos otros dos guardianes Deva que protegen el templo de la entrada de todo mal y desde aquí disfrutamos de espectaculares vistas de la puesta de sol.

Kiyomizudera-SennichiMairi-5

Puerta Saimon

Pagoda Sanjūnodō (5)

La pagoda de tres pisos Sanjūnodō (三重塔) que data del año 847, aunque la construcción actual es de 1633, es la pagoda de tres pisos más alta de todo Japón, con 31 metros de alto. Para reflejar la grandiosidad de la tradición china del periodo Momoyama, la pagoda fue repintada de un color rojo bermellón muy vivo en 1987 haciéndola destacar por encima del resto de edificios de madera del recinto. En su interior, está consagrada la imagen del Buda del sol Dainichi en un mandala en tres dimensiones.

Torre de la campana Shōro (6)

La torre de la campana Shōro (鐘楼), de 1596 aunque reconstruida en 1607, es un típico campanario budista, con la particularidad de tener dos pilares extra (haciendo un total de seis) para poder soportar mejor el peso de la campana (que data de 1478): 2,03 toneladas de peso. La torre tiene preciosas tallas de crisantemos y peonías, típicas del periodo Momoyama.

Kiyomizudera-19

Detalles de las tallas de la torre

Salón Mizugo Kannondō (7)

El salón Mizugo Kannondō (水子観音堂 ) es un pequeño espacio dedicado a la diosa de la piedad y específicamente a los fetos y bebés abortados que no llegaron a nacer, razón por la cual encontramos aquí una estatua de la diosa Kannon sujetando un feto bastante dura de ver.

Salón Zuigudō (8)

El salón Zuigudō (随求堂), una reconstrucción de 1718, está dedicado a la madre de Buda. Abre todo los días de 9:00 a 16:00 y podemos entrar pagando una pequeña entrada (100 yenes) para participar del tainai meguri (胎内めぐり), la peregrinación del útero.

Su oscuridad total, con tan sólo una piedra levemente iluminada con un carácter escrito en sánscrito, simboliza el útero de una madre y adentrarse en él es una experiencia bastante única, la verdad, pues no ves absolutamente nada y te guías exclusivamente por una cuerda que recorre el interior, como hicimos en 2007. Entrar en el tainai meguri es confiar ciegamente en tu fe, razón por la cual se dice que después de pasar por ello, uno renace y se escuchan todas las plegarias.

Kiyomizudera-21

Salón Zuigudo

Repositorio de sutras Kyōdō (9)

El salón Kyōdō (経堂) es un repositorio de sutras que también sirve de sala de lectura para los monjes del templo y que data de 1633. En su interior, cuyo techo está decorado con un gran dragón, encontramos la imagen principal del Buda Shaka acompañada por un Monju, la deidad budista de la sabiduría, y un Fugen, la deidad budista de la virtud.

Salón Kaisandō (10)

El salón Kaisandō (開山堂) o salón del fundador es también conocido como salón Tamuradō en honor al general que donó el salón principal al sacerdote Enchin en el siglo VIII. En el interior del salón Kaisandō encontramos cuatro imágenes de 76 centímetros de alto sobre pies de varios colores: el ermitaño Gyo-ei, el sacerdote Enchin, Tamuramaro y su mujer Takako.

Kiyomizudera-26

Salón Kaisando (con la pagoda al fondo, en obras)

Puerta Todorokimon (11)

La puerta Todoroki o Todorokimon (轟門), a veces también llamada puerta central o Chūmon (中門) es una reconstrucción de 1633, como muchos de los edificios del complejo. Como el resto de puertas del recinto, también aquí podemos encontrar las imágenes de dos reyes Deva que protegen el salón principal de la entrada de los malos espíritus. La caligrafía colgada en la parte superior de la puerta es obra del monje budista Gesshū Zenji.

Agua de la lechuza (36)

Justo antes de cruzar la puerta Todorokimon nos encontramos con la zona de ablución temizuya, donde debemos purificarnos la manos y la boca. El agua que sale de la boca de un precioso dragón recibe el nombre de “agua de la lechuza” o Fukuro no Mizu (梟の水) debido a los dibujos y formas de búhos y lechuzas que hay en la pila. Según la tradición japonesa, la lechuza es un animal que te protege de la mala suerte.

Isla Benten (35)

Detrás del salón Kaisandō hay un pequeño estanque con una pequeño islote, la isla Benten o Benten-jima (弁天島). La isla contiene un pequeño santuario sintoísta en cuyo interior se guarda la imagen de Benten.

Quizá nos pueda sorprender que en un recinto budista como el templo Kiyomizudera encontremos un pequeño santuario sintoísta, pero esto es algo muy habitual en Japón. De hecho, la gran mayoría de templos budistas tienen, en su recinto, algún pequeño santuario sintoísta para que los dioses sintoístas protejan a los dioses budistas, algo que daría para otra entrada sobre el tema.

Kiyomizudera-30

Benten-jima, pequeño jardín, estanque y santuario sintoísta tras el salón Kaisando

Salón Asakuradō (12)

El salón Asakuradō (朝倉堂), una reconstrución de 1633, fue donado por el hijo del emperador Temmu, Asakura Sadakaga. En su interior, encontramos la imagen de una Kannon de 11 cabezas y mil brazos, acompañada de Bishamonten y Jizo. Además, es en el salón Asakuradō donde podemos ver una piedra con la huella de Buda. Según la tradición, si miramos fijamente la huella de Buda se nos perdonarán todos los pecados.

Pasillo Kairō (13)

El pasillo Kairō (回廊), con una preciosa lámpara, nos lleva directamente hasta el salón principal Hondo.

Kiyomizudera-34

Pasillo Kairo

Salón principal Hondo (14)

El salón principal o Hondo (本堂) del Kiyomizudera contiene una pequeña estatua de la diosa de la piedad Kannon de las siete caras y mil brazos acompañada por 28 deidades guardianas. Pero además, es conocidísimo por el gran balcón de 13 metros de alto, que se sostiene con centenares de pilares de madera de zelkova del Japón (keyaki) colocados de manera tradicional y sin haberse usado ningún tipo de clavo en su construcción. Por eso, pese a que inicialmente pensar en 13 metros no es demasiado, cuando se conoce cómo está hecho, nos sorprende.

El balcón, cuyo suelo está compuesto de 410 tablones de madera de ciprés, se construyó siguiendo el estilo Heian del templo anterior. El balcón recibe el nombre de butai (escenario) y las alas a ambos lados gekuya (orquesta) porque en esta zona se realizaban muchos espectáculos de música y baile religiosos.

Durante el periodo de Edo, se creía que si alguien saltaba por el balcón del templo Kiyomizudera y sobrevivía, le sería concedido un deseo. Existen anotaciones de 234 saltos de esa época, de los cuales en un 85,4% de los casos la persona sobrevivió. Sea o no sea verdad, mejor no arriesgarse a perder la vida por un deseo, porque además esta práctica está prohibida en la actualidad, así que aunque sobrevivieras, te tocaría pagar una multa o algo parecido :)

Kiyomizudera-41

Salón principal o Hondo

Kiyomizudera-38

Balcón del salón principal o Hondo

Desde el balcón principal disfrutamos de preciosas vistas de la ciudad de Kioto y de de las colinas cercanas, especialmente durante el florecimiento de los cerezos en abril y el cambio de color de las hojas en noviembre, aunque la visita se disfruta todo el año.

Kiyomizudera-71

Balcón del salón principal Hondo

Kiyomizudera-84

Pilares de madera vistos desde abajo

Santuario Jishu (15)

Detrás del salón principal encontramos el santuario Jishu o Jishu Jinja (地主神社) dedicado al dios del amor y del matrimonio. Construido en 1633, es un santuario muy popular especialmente entre los jóvenes que se lanzan a caminar la distancia de 10 metros que separa las denominadas dos piedras del amor con los ojos cerrados, ya que la leyenda dice que si se consigue, uno encontrará el amor. Os hablaremos de este precioso y romántico santuario en profundidad en otra entrada.

Kiyomizudera-48

Tori de entrada al santuario Jishu

Salón Nishimukijizōdō (16)

El salón del “Jizo que mira hacia el oeste” o Nishimukijizōdō (西向き寄贈堂) está dedicado al Jizō protector de los niños, los viajeros y los muertos.

Salón Shakadō (17)

El salón dedicado al Buda histórico Shaka, el salón Shakadō (釈迦堂), contiene la imagen sonriente del Buda Shaka sentado sobre una flor de loto dorada con un halo tras su cabeza. A ambos lados, podemos ver las deidades budistas de la virtud y la sabiduría, Fugen y Monju.

El salón de los cien Jizō Hyakutaijizōdō (18)

El salón de los cien Jizō o Hyakutai Jizōdō (百体地蔵堂), situado entre los salones Shaka y Amida, es una pequeña estructura abierta, aunque techada, que contiene las imágenes de unos 200 Jizō donadas por padres que han perdido un hijo. Según la leyenda, los padres que han perdido un hijo, deben mirar las estatuas y si encuentran una que se parezca a su hijo fallecido, entonces sabrán que descansa en paz.

Durante la festividad del Obon, momento en que las almas de los espíritus retornan a nuestro mundo, se celebra aquí un precioso ritual.

Kiyomizudera-SennichiMairi-15

Salón Hyakutai Jizō

Salón Amidadō (19)

En el salón Amidadō (阿弥陀堂), una reconstrucción de 1631 y cuyo techado es típico de las estructuras budistas, podemos ver varios ihau, tablones en recuerdo a los muertos y una imagen dorada del Buda Amida de 1,9 metros de alto en actitud contemplativa. Fue aquí justamente donde la doctrina Nembutsu se proclamó en 1188 y donde surgió el culto a Amida y la secta Jodo del budismo.

Nurete Kannon (20)

Tal como su nombre indica, la Kannon mojada o Nurete Kannon (濡れて観音様) es una pequeña imagen de Kannon en una pileta llena de agua. Es costumbre coger agua sagrada, la misma que dio nombre al recinto del templo y echársela por la cabeza a la estatua de Kannon. Según la tradición esto es un acto de purificación de corazón, cuerpo y alma y un signo de fe y piedad.

Salón interior Okunoin (21)

El templo o salón interior Okunoin (奥の院) es muy parecido al salón principal, pues también cuenta con un escenario o butai, aunque algo más pequeño que el del salón principal Hondo y una Kannon de los mil brazos flanqueada por 28 guardiantes, Bishamonten y Jizō. De hecho, el salón Okunoin es el más sagrado de todo el recinto, porque fue en este preciso lugar donde Enchin se encontró con la cabaña del ermitaño Gyo-ei que dio origen al templo.

Cascada Otowa (22)

A los pies del balcón del salón principal encontramos otro de los puntos destacados de nuestra visita al templo Kiyomizudera: la cascada Otowa u Otowa no taki (音羽の滝) que dio nombre al templo. Supuestamente de propiedades terapéuticas, el agua de la cascada se divide en tres chorros de los que los visitantes pueden beber para conseguir salud, una larga vida y éxito en los estudios o en el amor, aunque beber de los tres chorros suele ser visto como algo negativo, de avariciosos. No dudéis en hacer cola y acercaros a beber agua de la cascada para absorber quizás algo de la energía sanadora del templo.

Kiyomizudera-78

Cascada Otawa. Siempre hay cola pero va rápida :)

Kiyomizudera-83

Los tres chorros de la cascada Otawa

Kiyomizudera-40

Vista de la cascada desde el balcón principal

Pagoda Koyasu (23) y templo Taisanji (24)

Al sur del templo, encontramos la pagoda Koyasu (子安塔), una pagoda de tres pisos de madera de ciprés que data del siglo XVI y que según la leyenda ayuda a las mujeres que la visitan a tener un buen parto, ya que la diosa protectora de los niños y el parto, la Senjuū Kannon está consagrada aquí. De hecho, se sabe que el emperador Shomu y su consorte la emperatriz Komyo (siglo VIII) ya rezaron en esta pagoda para no tener complicaciones durante el parto. A su lado, encontramos el templo Taisanji (泰産寺), cuyo nombre ‘taisan’ puede significar ‘buen parto’.

Puerta norte Kitasōmon (25)

La puerta norte Kitasōmon (北総門) es una reconstrucción de 1631. Típica puerta de madera y acero, con techado de tejas, mide 4,12 metros.

Kiyomizudera-29

Puerta Kitasomon

Residencia Jōjuin (26)

La residencia Jōjuin (成就院) fue, en su origen, un templo privado del emperador Go Kashiwabara (siglo XVI). Hoy, merece la pena visitarlo entre el 1 y el 10 de noviembre, momento en que su esplendido ‘jardín de la luna’, obra de dos de los jardineros de mayor relevancia de la historia de Japón, Soami y Kobori Enshu, está abierto al público.

Los mil Jizō (27)

La zona denominada de los mil Jizō o Sentaiseki Butsugun (千体石仏群) es una zona que, como su nombre indica, alberga varios Jizō de piedra. La gran mayoría están cubiertos de musgo y muchos de ellos ad0rnados con los típicos gorros o baberos que voluntarios y devotos llevan al templo.

Kiyomizudera-74

Jizō de piedra en varios rincones del templo

Santuario Kasugasha (28)

El pequeño santuario sintoísta Kasugasha (春日社) es un ejemplo perfecto de la belleza formal del periodo Momoyama, aunque fuera reconstruido a finales del periodo Muromachi.

Salón Chūkōdō (29)

El salón Chūkūdō (中興堂) es un salón de reciente construcción (data de 1997, según la página web del templo).

Gran Salón de Lectura Daikōdō (30)

El Gran Salón de Lectura o salón Daikōdō (大講堂) se construyó en 1978 en conmemoración del 1.200º aniversario de la fundación del templo. En los muros de la Torre de los Tesoros del salón podemos contemplar una huella de Buda, de 3,4 metros de largo, acompañada por 4.076 imágenes de los cuatro Budas principales.

Kiyomizudera-43

Quemando incienso

Templo Hōshōin (31)

El templo Hōshōin (宝性院) es otro subtemplo dedicado a Kannon.

Monumento Aterui More no hi (32)

En el monumento Aterui More no Hi (アテルイモレの碑) están grabados los nombres de los capitanes de los pueblos del norte de la actual Honshu que lucharon ferozmente contra la expansión. El monumento se irguió por la paz de Japón en 1994.

Kiyomizudera-77

Camino a la cascada, con el salón principal al fondo

Pagoda Juichijūseki-sōtō (33)

La pagoda Juichijūseki-sōtō (十一重石層塔) es una decorativa pagoda de piedra de 11 pisos que encontramos en el camino de bajada y salida del recinto.

Kiyomizudera-86

Pagoda de once pisos

Templo Enmei-in (34)

El templo de la larga vida o Enmei-in (延命院) está dedicado a Enmei, el Jizō de la longevidad y la larga vida.

Kiyomizudera-46

Chicas en yukata

Ocasiones especiales

Varias veces al año el templo abre por la noche para que el visitante pueda disfrutar de iluminaciones especiales: durante el Mantoro a mediados de marzo, durante el Hanatoro o la época de floración de los cerezos en abril, y durante la temporada del enrojecimiento de las hojas de otoño en noviembre. En estos casos, el templo suele abrir de 18:30 a 21:30h y la entrada cuesta 400 yenes. Tenéis todas las ocaciones especiales marcadas en nuestro calendario y mapa de festivales y eventos en Japón.

Del 14 al 16 de agosto, además, tenemos la oportunidad única de visitar el templo con una visita que cuenta como una peregrinación de mil días. Es el evento del Sennichi Mairi (千日参り) o de las mil visitas, porque durante esos días el poder de la diosa Kannon se amplifica. Durante estas tres noches, podemos encender una vela en el salón Nainaijin, que suele estar cerrado al público y rezar directamente a la figura de Kannon.

Kiyomizudera-SennichiMairi-19

Sennichi Mairi en el Kiyomizudera

A medidos de septiembre se celebra el desfile del Seiryu-e, el dragón azul que es la reencarnación de la diosa Kannon. El desfile del dragón se realiza sobre las 14h por todo el recinto del templo y está abierto al público general. Y finalmente, el 31 de diciembre el templo abre a las 22h y se mantiene abierto toda la noche para las campanadas y celebraciones de Año Nuevo.

Kiyomizudera-SennichiMairi-18

Sennichi Mairi

El conjunto de templos abre todos los días de 6:00 a 18:00 horas, aunque hay días en los que cambia el horario y así lo indican en grandes carteles en la entrada. La entrada cuesta 300 yenes. El diseño de la entrada de papel varía según la estación del año, por lo que muchos intentan ir al menos una vez cada estación para coleccionar las distintas entradas. El templo dispone de página web en japonés y de una breve página en inglés.

Parte de la visita al templo Kiyomizudera incluye el paseo, o bien antes o bien después, por las callejuelas del distrito de Higashiyama, en las que encontramos desde tiendas de recuerdos hasta productos típicos de la zona, restaurantes, tiendas especializadas en cerámica del Kiyomizudera, etc.

Cómo llegar

Para llegar, podemos tomar el autobús número 100 o 205 desde la estación de Kioto y bajarnos en la parada Gojo-zaka o Kiyomizu-muchi y desde allí subir hasta el templo. También podemos llegar en tren, con la línea Keihan hasta la parada Kiyomizu-Gojo.

Para otras rutas, podéis usar la opción ‘cómo llegar’ del mapa inferior desde vuestro hotel o ubicación:

Otras fuentes: Kiyomizudera, Sacred Japan, Oriental Architecture y Kyoto: 29 Walks in Japan’s Ancient Capital

Entrada publicada originalmente el 24 de noviembre de 2014. Última actualización: 28 de noviembre de 2016.