Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los jardines Glover de Nagasaki (グラバー園) son uno de los puntos turísticos más destacados de esta ciudad de la isla de Kyushu. Y ningún turista debería perdérselos cuando la visite… a nosotros nos enamoraron, ¡son simplemente preciosos!

Al estar situados en la cima del monte Minami-Yamate, los jardines Glover nos ofrecen unas vistas espectaculares del puerto y la ciudad de Nagasaki en un espectacular ambiente de época del periodo de Meiji. Y es que fue aquí donde Thomas Blake Glover, un comerciante escocés, construyó su casa en 1863. Un momento en el que Nagasaki disfrutaba de la riqueza propia de las nuevas oportunidades que se abrieron en Japón con la apertura del país tras el periodo de Edo.

Fueron muchos los comerciantes y hombres de negocios extranjeros que se embarcaron en una nueva aventura y llegaron a Japón. Venían con ganas de derrocar el shogunato y, por supuesto, de comerciar con técnicas y conocimientos occidentales. Un siglo después, los jardines Glover nos permiten trasladarnos a esa época visitando no sólo la residencia familiar, sino también las casas de otros comerciantes extranjeros de Nagasaki y otros edificios de estilo occidental.

Jardines-Glover-Nagasaki-96

A continuación, os detallamos nuestro paseo a pie por los jardines Glover, cuyos atractivos principales podéis encontrar también en la capa específica del mapa general de Nagasaki. Recordad que podéis consultar fácilmente todos los mapas durante vuestra visita a la ciudad, aquí tenéis explicado cómo hacerlo.

Un paseo por los jardines Glover

Cuando el puerto de Nagasaki se abrió al comercio exterior en 1859, los extranjeros de la ciudad se asentaron básicamente en dos zonas muy cercanas: la zona de Higashi y Minami-Yamate y la zona de Oura. A un lado de Yamate encontrábamos consulados extranjeros y escuelas de todo tipo, mientras que al otro se encontraban las residencias privadas y casas de los comerciantes extranjeros como por ejemplo la casa Glover o la casa Ringer. En la zona de Oura, por su parte, se construyeron hoteles para hombres de negocios extranjeros, además de bancos, bares y muchas tiendas.

Toda la zona estaba repleta de extranjeros en busca de una oportunidad de negocio. Hoy todavía podemos encontrar casas de estilo occidental y calles pavimentadas de mediados del siglo XIX que nos trasladan a esa época, especialmente si escuchamos la sirena de un barco o las campanas de una iglesia, por ejemplo. Y los jardines Glover son un recuerdo perfecto de esa época.

Hay dos accesos de entrada a los jardines Glover: la entrada principal, situada cerca de la Iglesia Oura y la entrada superior, situada en la cima del ascensor diagonal Glover Skyroad. Este es una especie de ‘ascensor de cuestas’ que nos permite subir cómodamente por la colina hasta llegar a la cima de los jardines Glover.

Si usamos el primer acceso, tendremos que ir subiendo por escaleras mecánicas y cintas transportadoras que encontraremos en los laterales de los jardines. Con ellas llegaremos hasta la cima de los jardines, para comenzar la ruta que aquí os marcamos. Por el contrario, si usamos el segundo acceso, podremos ir bajando directamente a pie.

Nosotros nos decantamos por el segundo acceso, especialmente porque nos apetecía probar el ascensor diagonal Glover Skyroad, así que os contamos qué vimos siguiendo nuestro paseo a pie y el mapa oficial de los jardines Glover.

Jardines-Glover-Nagasaki-3

Por cierto, desde el acceso más cercano al ascensor Glover Skyroad podemos disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad de Nagasaki. Veremos casas de estilo occidental del antiguo barrio de Higashi-Yamate, el puente Asahi, la zona del río Urakami, la estación de Nagasaki, el parque parque Mizubenomori cerca del puerto y el monte Inasa, entre otros.

Jardines-Glover-Nagasaki-7

Jardines-Glover-Nagasaki-8

A partir de aquí, accedemos a los jardines y podemos comentar a disfrutar de todas las maravillas que nos ofrece.

La antigua casa del muelle nº2 de Mitsubishi

Este precioso edificio de Mitsubishi fue construido en 1896 para alojar a las tripulaciones de aquellos barcos que estaban siendo reparados en el astillero de Mitsubishi en Nagasaki.

El edificio, de dos plantas soportadas por ocho pilares, es un ejemplo perfecto de arquitectura de estilo occidental del periodo de Meiji. Desde el balcón del segundo piso podemos disfrutar de vistas preciosas de los jardines y del puerto de Nagasaki.

Jardines-Glover-Nagasaki-22

Jardines-Glover-Nagasaki-16

Justo al lado de la casa del muelle nº2 de Mitsubishi encontramos un marcador de piedra que delimitaba la frontera del asentamiento extranjero de Nagasaki, además de restos de antiguas anclas de Mitsubishi.

Jardines-Glover-Nagasaki-10

Y un poco más abajo del edificio de Mitsubishi podemos ver el cañón de estilo Takashima, un antiguo cañón que se cree fue construido por el armero Seizo Nogawa bajo la supervisión de Shuhan Takashima, un famoso diseñador de armas y estratega de artillería de Nagasaki.

El cañón se encuentra en una especie de mirador desde el que se tienen vistas preciosas del puerto y la ciudad de Nagasaki.

Jardines-Glover-Nagasaki-20

Bajando por la ruta establecida, llegamos a una fuente histórica en la que una cascada muestra, en bloques de piedra, el ancla de un barco y un ojo de buey, simbolizando la apertura del puerto de Nagasaki.

La parte superior de la cascada está dividida en 20 pequeñas secciones hechas con azulejos de Arita que muestran escenas de la historia de Nagasaki. Enfrente, encontramos la plaza de eventos de los jardines.

Jardines-Glover-Nagasaki-26

Jardines-Glover-Nagasaki-30

Caseta de vigilancia de la antigua Escuela Comercial de Nagasaki

Desde el periodo de Meiji (1868-1912) hasta comienzos del periodo de Showa (1926-1989) la Escuela Comercial de Nagasaki fue una institución educativa muy importante en el campo de la economía japonesa. Ésta es la caseta de entrada original de la escuela, que fue trasladada y restaurada para la posteridad. La caseta muestra un diseño mixto de elementos japoneses y occidentales, con decoraciones modernas y tradicionales puertas correderas de papel washi.

Jardines-Glover-Nagasaki-14

Antigua residencia oficial del presidente del tribunal del distrito de Nagasaki

Construido en 1883 en la zona de Uwa-machi, éste es el único edificio gubernamental de estilo occidental construido fuera de la zona del asentamiento de extranjeros que todavía podemos encontrar en Nagasaki. Por ello, tiene una gran importancia histórica.

Como muchos edificios de la época, el interior fue diseñado por japoneses, por lo que hay salas de claro estilo occidental pero también un salón con suelo de tatami. Nos encanta ver cómo convivían ambos estilos de una forma tan fluida.

Jardines-Glover-Nagasaki-35

En el interior de la antigua residencia oficial del presidente del tribunal del distrito de Nagasaki encontramos el estudio de fotografía retro. Allí, por 600 yenes, podemos escoger y alquilar ropa de época para dar un breve paseo de 30 minutos por los jardines y tomar fotos como si estuviéramos en el pasado.

La antigua casa Walker

La antigua casa Walker fue la residencia del segundo hijo del comerciante británico Robert Neill Walker.

Esta casa fue construida justo al lado de la iglesia católica Oura a mitad del periodo de Meiji y muestra cierto toque japonés en su diseño, como por ejemplo los aleros de estilo japonés que sobresalen del tejado.

Jardines-Glover-Nagasaki-36

Jardines-Glover-Nagasaki-37

Jardines-Glover-Nagasaki-40

La antigua casa Ringer

La antigua casa Ringer fue la residencia del comerciante británico Frederick Ringer (1838-1907) y su familia durante 80 años, hasta 1883.

La casa es un ejemplo temprano de la arquitectura del asentamiento extranjero en Nagasaki, con toques de estilo occidental y japonés y elementos como muros de arenisca, un tejado a cuatro aguas con tejas de cerámica y chimeneas de carbón.

Jardines-Glover-Nagasaki-59

Jardines-Glover-Nagasaki-60

Como inspector de té experimentado, Ringer llegó a Nagasaki desde China en 1865 para unirse a la empresa Glover & Co. En noviembre de 1868, se juntó con E.Z. Holme para fundar la empresa Holme, Ringer & Co en la zona de Oura. Establecieron así un negocio de exportación de té y Ringer participó en un gran número de actividades diferentes como la molienda de harina, el almacenamiento de queroseno o la producción de electricidad.

También promocionó el comercio con varios puertos en Asia oriental (incluyendo Vladivostok) y actuó como agente local para un gran número de compañías extranjeras navales, bancarias y aseguradoras.

Jardines-Glover-Nagasaki-62

Ringer publicó el periódico en lengua inglesa The Nagasaki Press (que dejó de publicarse en 1928) y contribuyó a la economía de la ciudad especialmente en los campos de la pesca ballenera en 1898 y la pesca de arrastre (junto con el hijo de Glover, Kuraba Tomisaburo) que en 1907 fue toda una revolución en Japón. También tuvo un papel importantísimo en la construcción de la planta depuradora de agua de Nagasaki y sirvió como cónsul honorario de Bélgica, Suecia, Noruega y Dinamarca. Murió durante una visita a su pueblo natal, Norwich (Inglaterra), en 1907.

La casa fue heredada por su segundo hijo, Sydney A. Ringer, quien volvió a Nagasaki en 1909 después de haber acudido a la escuela en Londres. Sydney vendió la casa a la ciudad de Nagasaki en 1965 y se retiró en Inglaterra.

Jardines-Glover-Nagasaki-63

Con la victoria en la guerra sino-japonesa (1894-1895), el puerto más cercano a China, Nagasaki, disfrutó de de gran riqueza al convertirse en depósito de carbón, puerto de suministros y lugar de descanso de navíos de guerra y comercio extranjeros. La demanda de alojamiento subió como la espuma y por ello aparecieron en el asentamiento extranjero de Nagasaki muchos hoteles de estilo occidental.

El más opulento de todos fue el Nagasaki Hotel, operado por un grupo de inversores extranjeros liderados por Frederick Ringer, que abrió sus puertas en la zona de Sagarimatsu (hoy Matsugae-machi) en 1898. El edificio de ladrillo de tres pisos fue diseñado por Josiah Conder, célebre arquitecto británico que ya había diseñado el Museo de Ueno y otros edificios en Tokio. El hotel disponía de instalaciones de lujo como teléfonos en cada habitación, su propio sistema de generación de electricidad, bodega propia, un salón de belleza y acabados y utensilios de gran lujo, además de preciosas vistas del puerto de Nagasaki y una deliciosa cocina a cargo de un chef francés.

Jardines-Glover-Nagasaki-65

Sin embargo, después de la guerra ruso-japonesa (1904-1905), la fortuna de Nagasaki como puerto internacional disminuyó considerablemente y muchos de estos hoteles cerraron sus puertas. El Nagasaki Hotel se declaró en bancarrota en 1904. La empresa Holme, Ringer & Co se hizo cargo de él pero el hotel acabó cerrando sus puertas en 1908, unas pocas semanas después de la muerte de Ringer en Inglaterra, momento en que todas las pertenencias del hotel se pusieron a la venta.

Diez años después, Mori Arayoshi, un comerciante japonés, quiso revivir el Nagasaki Hotel, aunque sin éxito, por lo que en 1924 el edificio cerró definitivamente sus puertas y desgraciadamente fue demolido poco después. Apenas queda nada de ese icónico hotel, aunque en el interior de la antigua casa Ringer sí podemos ver parte de la cubertería original.

Jardines-Glover-Nagasaki-71

Por cierto, antes de llegar a la casa Ringer veremos unas columnas de piedra de la Logia Masónica, que marcaban la entrada de la casa situada anteriormente en el número 47 de Matsugae-machi. Las tallas de la columna muestran un cuadrado masónico y compases, herramientas del comercio masón y símbolo de los masones.

La piedra está hecha de agar, que se usó de manera extendida a comienzos del asentamiento extranjero con la apertura del puerto de Nagasaki. Dado que se sabe que en 1865 el arrendatario de la casa era un hombre inglés, se cree que los masones, que llegaron de Inglaterra en esa época, mostraron su emblema en esta área cuando llegaron a Nagasaki, como símbolo de su Logia.

Jardines-Glover-Nagasaki-57

La antigua residencia Alt

El mercader británico William J. Alt (1840-1905) llegó a Nagasaki en 1859 y fundó la empresa Alt & Co. Con ella se dedicó al comercio del té y otras actividades y en 1861 fue escogido como líder tanto del consejo municipal del asentamiento extranjero como de la primera cámara de comercio.

En 1865 construyó esta casa para su familia y vivió en ella junto a su mujer Elisabeth (1874-1923) y dos hijas desde 1865 hasta 1968, momento en que pasó 18 meses en Osaka y 2 años en Yokohama antes de volver a Inglaterra.

Jardines-Glover-Nagasaki-77

Después de su marcha, la casa se usó como academia y como consulado estadounidense. En 1903 pasó a manos de la familia Ringer y fue usada como residencia del hijo mayor de Frederick Ringer y su familia hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

En 1943 la empresa Kawanami compró el edificio que finalmente pasó a manos de la ciudad de Nagasaki en 1970.

Jardines-Glover-Nagasaki-82

La antigua residencia Alt es la mayor de todas las casas de piedra de estilo occidental que todavía podemos encontrar en Nagasaki. Fue diseñada y construida por Koyama Hide, quien también trabajó en la iglesia católica Oura y en la antigua casa Glover.

Es un edificio preciosamente decorado, con un porche de tejado a dos aguas que sobresale hacia el puerto y con una amplia veranda que se sustenta sobre espléndidos pilares toscanos hechos de piedra de cerámica de Amakusa.

Jardines-Glover-Nagasaki-93

Jardines-Glover-Nagasaki-87

Antigua escuela memorial Steel

La antigua escuela memorial Steel fue una escuela de misioneros construida en la zona de Higashi-Yamate en 1887.

En el primer piso encontramos una fotografía de la familia Glover y una enciclopedia Glover, una de las cuatro mayores enciclopedias de peces de Japón. Por otro lado, en el segundo piso encontramos una exposición sobre xilografías de Tagawa Ken con las casas de estilo occidental de Nagasaki como protagonistas.

Jardines-Glover-Nagasaki-90

Antiguo restaurante Jiyutei

Este edificio fue construido en 1878 para dar cabida al restaurante de estilo europeo Jiyutei situado muy cerca del santuario Suwa, en la zona de Uma-machi. Este restaurante fue propiedad de Kusano Jokichi, que ya había abierto un restaurante llamado Irabayashi-tei en su casa familiar en 1863.

Junto con otros dos restaurantes (Fukuya y Seiyotei), el restaurante Jiyutei fue uno de los primeros restaurantes de estilo europeo de Nagasaki y servía tanto a extranjeros como a japoneses. Desafortunadamente, el restaurante cerró sus puertas un año después de la muerte de Kusano Jokichi en 1886.

El tribunal del distrito de Nagasaki compró el edificio para usarlo como residencia del fiscal y en 1973 la ciudad de Nagasaki adquirió el inmueble y lo trasladó a su ubicación actual.

Jardines-Glover-Nagasaki-45

El segundo piso se usa actualmente de cafetería. La cafetería Jiyutei es una cafetería de época con preciosas vistas al puerto y la ciudad de Nagasaki donde podemos probar el café holandés, todo un símbolo de la historia de Nagasaki.

Jardines-Glover-Nagasaki-47

Enfrente encontramos un patio con una placa de la Asociación de Cocineros y Chefs de Japón en conmemoración del lugar de nacimiento de la cocina occidental en Japón. La historia de la cocina occidental en Japón comenzó a mitad del siglo XVI cuando llegaron los primeros navíos portugueses. El distrito holandés de Nagasaki, el único puerto abierto durante el periodo de aislamiento japonés, tuvo un papel importantísimo a la hora de legar el sabor y el saber hacer de la cocina occidental.

Con la apertura de los puertos de Yokohama, Kobe y Hakodate en 1856, la cocina occidental se fue expandiendo de manera gradual por el país y se fue mezclando con la dieta japonesa hasta conseguir la popularidad actual.

Jardines-Glover-Nagasaki-50

Ahí mismo encontramos también dos esculturas muy relacionadas entre sí: la del compositor italiano Giacomo Puccini y la prima donna japonesa Tamaki Miura representando la opera Madamme Butterfly. Y es que Miura dedicó 30 años a representar esta opera de Puccini con Nagasaki como telón de fondo.

Por cierto, muy cerca de aquí nos encontraremos con restos de pavimento de lo que se considera la primera carretera de asfalto de Japón, construida por el hijo de Glover.

Jardines-Glover-Nagasaki-51

Jardines-Glover-Nagasaki-54

La antigua casa Glover

Thomas Blake Glover (1838-1911) fue un comerciante e industrializador escocés que llegó a Japón poco después de la apertura del puerto de Nagasaki. En la ciudad fundó la empresa Glover & Co., en el asentamiento extranjero de Nagasaki e introdujo varias tecnologías modernas en Japón. En 1867 se casó con Tsuru (1848-1899), exmujer de un samurái del clan Takeda y en 1868 nació su hija Hana. Murió en Tokio en 1911 y sus cenizas fueron enterradas en el cementerio internacional Sakamoto de Nagasaki.

La antigua casa Glover es el edificio de madera de estilo occidental más antiguo de Japón. Construida en 1863, la casa Glover tiene forma de trébol y no dispone de una entrada principal, por lo que nos recuerda a algunos bungalows o cabañas de playa.

Jardines-Glover-Nagasaki-118

Por cierto, se cree que la palmera sagú que vemos a la izquierda de la imagen superior fue un regalo del señor de la provincia de Satsuma como agradecimiento por la ayuda que Glover prestaba a este clan en lo referente a tácticas de negociación y construcción de navíos. Se estima que la palmera tiene más de 300 años, siendo una de las palmeras sagú más antiguas de Japón.

Jardines-Glover-Nagasaki-100

En el interior de la casa, encontramos varios artículos en exposición, como el bastón preferido de Glover (decorado con una escultura de su perro en el mango), un misterioso espejo que no refleja nuestra imagen si nos colocamos delante o un gong que se usaba cuando partía el ferry a las minas de Takashima, además de cuadros de Glover y su mujer Tsuru.

Jardines-Glover-Nagasaki-103

Como curiosidad, en el techo del pasillo cercano a la habitación de Tsuru encontramos una puerta que nos lleva a dos habitaciones escondidas en el ático. Dado que sabemos que Glover apoyaba a grupos que querían derrocar al shogun (como por ejemplo grupos de los dominios de Satsuma o Choshu), saltándose las prohibiciones del gobierno japonés de enviar secretamente a jóvenes de Satsuma a Gran Bretaña o vendiendo grandes cantidades de armamento al dominio de Choshu, se cree que estas habitaciones secretas se usaron para esconder a jóvenes revolucionarios que visitaban la residencia Glover.

Otra curiosidad, en el jardín de la casa Glover encontramos una de las dos piedras con forma de corazón que hay en el recinto de los jardines (la otra se encuentra en la zona de descanso, a la salida de los jardines). Cuenta la leyenda que si tocamos una piedra con forma de corazón nuestros deseos amorosos se harán realidad y si tocamos las dos tendremos muy buena suerte, así que ya sabéis :)

Jardines-Glover-Nagasaki-102

Jardines-Glover-Nagasaki-114

Museo de las artes tradicionales de Nagasaki

La visita a los jardines Glover termina en el museo de las artes tradicionales de Nagasaki, situado en la salida. Aquí encontramos una amplia exposición de artículos usados en varios festivales y bailes tradicionales, como por ejemplo una bonita exposición de dragones usados para el baile de dragones del festival Kunichi. Además, se emite en pantalla grande un documental sobre este festival, que es espectacular.

Justo antes de entrar en el museo, por cierto, nos encontraremos una estatua del propio Thomas Blake Glover.

Jardines-Glover-Nagasaki-117

En el museo también encontraremos una tienda de recuerdos de los jardines Glover y productos de importación (mayoritariamente británicos).

Información adicional

  • Los jardines Glover están abiertos todos los días de 09:00 a 18:00 horas, aunque en algunos periodos abren hasta las 20:00 o 21:30 horas (por ejemplo, en primavera y verano).
  • La entrada cuesta 610 yenes (300 yenes para niños).
  • La entrada a los jardines está perfectamente adaptada para visitantes en sillas de ruedas, con ascensores y cintas transportadoras. Además, las personas con movilidad reducida pueden usar una de las sillas de ruedas motorizadas que se alquilan en la entrada de los jardines de manera totalmente gratuita.

Cómo llegar

La mejor manera de llegar es tomando la línea 1 de tranvía hasta Tsukimachi y allí cambiar a la línea 5 hasta Oura Tenshido-shita, si queremos entrar por el acceso principal o Ishibashi si queremos subir con el ascensor diagonal Glover Skyroad.

Recordad que existe un pase de día de tranvía (500 yenes), ideal si queremos ver otras partes de la ciudad de Nagasaki.

 

Podéis ver más fotos de los jardines Glover en el Flickr de Luis y el Flickr de Laura.