Todos los años, durante las dos primeras semanas del mes de marzo, se celebra en el templo budista de Todaiji en Nara el Omizutori, nombre con el que comúnmente se conoce una serie de rituales budistas que llevan repitiéndose año tras año en Nara desde hace 1250 años.

El más popular de los rituales del omizutori es sin duda alguna el otaimatsu durante el cual se encienden grandes antorchas  en el balcón del salón Nigatsudō. Los portadores de las antorchas, que tienen entre seis y ocho metros de alto, suben uno a uno al balcón del salón corriendo creando un ambiente excepcional.

Además, se dice que las antorchas al quemarse traen buena suerte a los espectadores. Por ello, los portadores de las antorchas las sitúan encima del público desde el balcón, para que la buena suerte llegue a todos.

omizutori 2

Imagen de GoldenJipangu

Eso sí, en el día final del otaimatsu, el evento es un poco diferente, ya que los portadores de las diez antorchas suben todos a la vez al balcón del salón Nigatsudō (no uno por uno, como hacen durante los días anteriores), de manera que la vista de todo el balcón en llamas es muy fotogénico.

Asimismo, el día 12 de marzo es también especial, porque hay más antorchas de las habituales y son mucho más grandes, de manera que por seguridad y para que todo el público pueda disfrutar del espectáculo, normalmente se suele obligar a los espectadores a andar e ir viendo el espectáculo en movimiento, para dejar espacio así a otros espectadores. El espectáculo además dura más del doble (unos 45 minutos) y desde luego es probablemente “el día grande” del festival y por ello el día en que hay más gente y quizá se disfruta menos, aunque el ambiente es espectacular.

omizutori

Imagen de Nipponia

Ese mismo día, de madrugada, se celebra el ritual que da nombre a toda la celebración: los sacerdotes del templo suben y bajan las escaleras del Nigatsudō iluminados por una antorcha con el objetivo de coger agua del pozo que hay cerca del templo.

Se dice que el agua del pozo tan sólo aparece una vez al año y que tiene poderes curativos y justamente por eso este ritual, y todos los eventos que lo acompañan, se llama omizutori (literalmente, “coger agua”).

omizutori 1

Imagen de GoldenJipangu

Finalmente, sobre las dos y media de la madrugada, se celebra la ceremonia Dattan en el interior del salón Nigatsudō, durante la que se hacen sonar cuernos y campanas y se encienden antorchas dentro del salón de madera. Esta misteriosa ceremonia termina sobre las tres y media de la madrugada.

02032004Omizutori-1

Laura en el omizutori de 2004

El evento del otaimatsu dura unos veinte minutos (menos el último día, que dura apenas cinco minutos), pero merece muchísimo la pena y si estáis en Nara o en la zona de Kansai las dos primeras semanas de marzo no os lo deberíais perder.

Más información sobre Nara en nuestra guía de viaje Qué ver y hacer en Nara.

Cómo llegar

El festival Omizutori se celebra en el salón Nigatsudō del templo Todaiji de Nara, que está a unos diez minutos andando (en cuesta, eso sí ^^) del edificio principal del templo.

Podéis usar la opción ‘cómo llegar’ del mapa inferior para ver cuál es la mejor ruta desde vuestro hotel o ubicación:

Entrada publicada originalmente el 5 de marzo de 2012. Última actualización: 12 de marzo de 2016.