Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La primera vez que se visita Japón a menudo se escogen ciudades más típicas, como Tokio o Kioto, que son sin duda las más turísticas. Pero el país tiene muchísimo más que visitar y, sobre todo si vamos en verano, una buena idea es disfrutar de los muchísimos festivales de verano que hay en la región de Tohoku, al noroeste de Japón, además de visitar algunos lugares especiales en esa región.

Teniendo en cuenta que está región está bien comunicada con Tokio a través de la línea Tohoku Shinkansen, el itinerario de 2 semanas acaba con unos días en la capital nipona antes de volver, que además nos servirá para descansar un poco de tanto viaje casi diario.

Como sabéis, Tohoku es la región de Japón que más sufrió los efectos del tsunami y el terremoto de marzo de 2011, con lo que visitar esta zona es también una manera de apoyar su recuperación. En nuestro caso, este itinerario que os proponemos lo hicimos casi al pie de la letra durante la primera quincena de agosto de 2012.

Por supuesto, en vuestro caso tenéis que personalizar el itinerario en función de vuestros gustos, porque hay más festivales que los que aquí os contamos y, a veces, intentar cuadrarlos todos puede ser tarea imposible, con lo que tendremos que seleccionar nuestros preferidos. El tiempo que le dediquéis a Tokio dependerá, también, de qué conozcáis de la capital japonesa y puede variar de lo que nosotros os contamos. Tomadlo como una guía para ver cómo podéis distribuir el tiempo una vez allí.

Planificando el viaje a Japón

Antes de ir debemos decidir con qué aerolínea volar. Tenemos un post con todas las que vuelan desde España y las escalas que hacen -y esperamos poder hacer post similares para otros países pronto-. Lo mejor aquí es, si queréis viajar en temporada alta, que compréis los vuelos con antelación y os fijéis en las ofertas que hay.

Luego tenemos que decidir si queremos conexión a Internet mientras estemos por allí. Para nosotros esto es imprescindible, porque nos encanta compartir con todos vosotros imágenes en directo de lo que vamos viendo y porque así, aunque estemos de viaje, podemos seguir contestando vuestras preguntas en nuestros canales sociales. Como sabéis, nosotros alquilamos desde hace años un pocket wifi de Japan Wireless, incluso antes de que se convirtieran en partners, así que sólo os recomendamos servicios que hemos probado (y pagado).

Por otra parte, para un itinerario como este necesitaremos un JR Pass de dos semanas que nos permitirá activarlo nada más llegar a Japón y utilizarlo hasta el último día de nuestra estancia allí. Como sabéis, podéis comprar el JR Pass con nuestro colaborador y ayudarnos a mantener Japonismo en pie durante mucho tiempo.

Itinerario de 2 semanas viendo festivales de verano en el norte de Japón

Y sin más dilación, aquí tenéis la distribución de días en este itinerario. Entre que estos festivales tienen lugar en verano y que nos desplazaremos mucho, puede ser algo duro (ya sabéis que el verano en Japón es caluroso y húmedo). Pero sin duda, merece la pena disfrutar de estos festivales únicos y tan divertidos.

En este caso, el itinerario hay que empezarlo el 1 de agosto, porque las fechas de estos festivales nos obligan a tener que hacer las visitas en este mismo orden. Si queréis hacer un itinerario algo más relajado, podéis escoger varios de estos festivales y dejaros días libres para lo que prefiráis.

Día 1: Llegada a Kitakami

Este día llegamos al aeropuerto de Narita o de Haneda. En nuestro caso, escogimos un vuelo que nos dejó a primera hora de la mañana en el aeropuerto de Narita y desde allí partimos hacia Kitakami.

Kitakami es una pequeña ciudad en la región de Tohoku que cuenta con una estación de la línea Tohoku Shinkansen y se encuentra más al norte de Sendai pero no tanto como Aomori o Morioka. Nosotros escogimos esta ciudad como base de operaciones porque, aunque también tiene su propio matsuri o festival de verano, no es ni tan importante ni tan concurrido con lo que el alojamiento aquí es más fácil de encontrar y, sobre todo, más barato. Morioka sería una mejor elección en cuanto a distancias a otras de las ciudades visitadas, pero el festival allí es muy popular con lo que encontrar alojamiento es más complicado.

Llegar por la mañana a Tokio implica, en este caso, tomar un shinkansen nada más recoger las maletas y el pocket wifi en la oficina de correos y una vez obtenido nuestro JR Pass de 2 semanas pero nosotros solemos preferir este tipo de planificación. Y es que llegamos cansados tras un vuelo muy largo, con lo que sabemos que el primer día en tierras niponas estaremos con pocas ganas de ver nada. Qué mejor, entonces, que usar ese día para desplazarnos hasta el punto de partida del viaje.

Día 2: Nebuta Matsuri en Aomori

Uno de los festivales más famosos de Japón y uno de los más concurridos. En tren bala se va directo desde Kitakami hasta Shin-Aomori, aunque luego allí debemos tomar un tren local que nos acerca a la estación de Aomori, en el centro de la ciudad.

Nebuta Matsuri-13

Como el festival es por la tarde, podemos aprovechar para visitar la zona del puerto, comer por allí, visitar las carrozas expuestas y dar un paseo por la ciudad antes de intentar conseguir un buen sitio para ver las carrozas, que cuando se iluminan son preciosas.

Día 3: Sansha Taisai en Hachinohe

Uno de los festivales más curiosos y diferentes de cuantos hayamos visto, ya que está compuesto por muchas carrozas con partes mecánicas que se levantan, extendiendo la altura de la misma.

Además de esto, hay desfiles con gente vestida con trajes tradicionales, los monjes sacan los mikoshi o altares portátiles en procesión y, como no podía faltar en esta región, podremos disfrutar del toramai o baile del tigre.

Día 4: Sansa Odori en Morioka

Un festival de baile que además aparece en el libro Guinness de los récords como el festival con más tambores taiko del mundo. En total, entre gente tocando el tambor y bailarines hay más de 10.000 personas desfilando.

Sansa Odori en Morioka-42

Además del festival, en la plaza de la estación de JR se hacen demostraciones de estos bailes, que es una oportunidad fantástica para verlos con luz de día, aunque también hay mucha gente. El resto del tiempo podemos dar un paseo por la ciudad y ver alguna de sus atracciones turísticas.

Día 5: Neputa Matsuri en Hirosaki y Michinoku Geino Matsuri en Kitakami

Festival similar al Nebuta Matsuri de Aomori, en el que un gran número de carrozas desfilan por el centro de la ciudad movidas por los participantes, mientras otros bailan. Es también a altas horas de la tarde y, además, no cuenta con estación de shinkansen, sino que debemos llegar primero a Aomori.

Si nos volvemos antes de que haya acabado el festival, para asegurar que haya trenes, podemos aprovechar y disfrutar del festival Michinoku Geino en Kitakami. No es tan popular ni concurrido pero, precisamente por eso, podemos estar muy cerca de los participantes, con los que puedes hasta intercambiar algunas palabras (en nuestro caso, le hicieron monerías a Eric, y es que viajar con niños para ver estos festivales también es una buena idea).

Día 6: Kanto Matsuri en Akita

Este día dejamos el hotel de Kitakami y tomamos la línea Akita Shinkansen, que parte de Morioka, para ir hasta Akita para ver este maravilloso festival, uno de los tres más importantes de la región. En este caso lo hicimos así porque el festival empieza por la tarde y se adentra hasta la noche, con lo que si nos alojásemos en otra ciudad, probablemente no tendríamos tren de vuelta o tendríamos que volver demasiado pronto.

Kanto Matsuri en Akita-23

En él los participantes muestran su habilidad sujetando los postes de bambú con decenas de farolillos encendidos. Y no sólo se sujetan con la mano, sino que se los colocan en la cadera, en la frente, etc. El resto del día podemos aprovechar para dar un paseo por el centro de la ciudad y ver alguno de sus atractivos turísticos.

Día 7: Hanagasa Matsuri en Yamagata

Un festival bastante nuevo (data de 1964) pero que se ha hecho un lugar entre los más destacados de Japón. En él, más de 10.000 bailarines desfilan con el tradicional sombrero con flores o hanagasa.

El traslado desde Akita a Yamagata es complejo ya que, aunque las ciudades no están tan separadas, el trayecto en tren local por el interior del país es igual de largo que hacerlo en shinkansen, aunque en este caso hagamos un rodeo espectacular. Por eso, esta noche la pasamos en Yamagata.

Día 8: Tanabata Matsuri en Sendai

Aunque el festival del tanabata se suele celebrar en muchas ciudades japonesas en julio, en Sendai se hace en agosto. Este día volvimos a cambiar de hotel para alojarnos en Sendai, para que luego alguna de las restantes excursiones nos tomaran menos tiempo, así como la vuelta a Tokio.

Sendai Tanabata Matsuri-16

En las calles comerciales principales de la ciudad encontramos un gran número de banderolas y decoraciones típicas de tanabata, con muchos lugares en los que además podremos escribir nuestro deseo y atarlo a una rama.

Día 9: Hiraizumi

Una excursión de día para ver esta pequeña ciudad, que fuera feudo de la familia Fujiwara a finales del periodo Heian.

Hiraizumi tiene templos y sitios arqueológicos que son patrimonio de la humanidad, que se pueden visitar fácilmente con un autobús circular que se toma en la estación de tren, como son el templo Motsu-ji y el templo Chuson-ji. Eso sí, preparaos a pasar calor en estas fechas.

Día 10: Matsushima

Ya que estamos por Tohoku, no podíamos dejar pasar la ocasión de visitar uno de los tres paisajes más bellos de Japón (junto con Amanohashidate y el santuario de Itsukushima en Miyajima).

matsushima hdr-3

Podemos tomar un barco que nos llevará por la bahía, viendo de cerca los múltiples islotes cubiertos de pinos, además de darnos tiempo a comer y a visitar otros puntos de interés de la zona.

Día 11 a 14: Tokio

De Sendai, donde estaba nuestro hotel de los últimos días, tomamos el shinkansen de vuelta a Tokio. Estos días podemos dedicarlos para ver alguno de los imprescindibles de la ciudad si es que es nuestra primera visita, o podemos dedicarlos a ver otras zonas de interés como las que os contamos en la más extensa guía de Tokio.

Nosotros aprovechamos que en aquel momento la Tokyo Skytree estaba recién inaugurada para subir hasta sus dos miradores y ver atardecer desde el mirador más alto de Japón.

Tembo Galleria (Tokyo Skytree)-13

También fue en este viaje cuando visitamos el museo Ghibli en Mitaka y, además, hicimos una excursión de día hasta Enoshima, para disfrutar de la playa en verano como hacen los japoneses (y, por qué no, disfrutar del tren Enoden y de un monorraíl elevado).

Finalmente, utilizaremos el JR Pass para volver al aeropuerto de Narita o Haneda, ya que con este itinerario la validez del pase de 2 semanas llega justo hasta nuestro último día en Japón.