Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La agencia de viajes japonesa Unagi Travel ofrece, desde hace tres años, viajes organizados para peluches. Sí, habéis leído bien: tours y viajes diseñados exclusivamente para animales de peluche.

viajes para peluches Unagi-T.Todo comenzó de una forma bien ‘simple’ y poco planeada. Sonoe Azuma, creadora de la agencia de viajes Unagi Travel, solía viajar con una anguila de peluche (unagi en japonés, de ahí el nombre de la agencia). La llevaba consigo en todos sus viajes, le hacía fotos en los puntos turísticos y las subía al blog con divertidos comentarios y experiencias. Al ver lo mucho que gustaban las historias viajeras de su peluche, Azuma decidió crear Unagi Travel, una agencia de viajes especializada en viajes muy especiales para… peluches.

Los propietarios de los peluches pagan unos 5.000 yenes para que sus peluches den un ‘paseo’ por Tokio, por ejemplo, y Azuma sube a su página de Facebook instantáneas de los paseos de los que disfrutan los peluchillos, para goce y disfrute de los propietarios. Dispone de tours por Tokio, Kamakura, onsen o baños termales, Tohoku o hasta viajes “misterio” en los que el propietario desconoce hasta el último instante el destino de su peluche.

Explicado así, podríamos pensar que es una excentricidad más. Y quizá lo es, pero al conocer algunas de las historias personales de los clientes de Unagi Travel uno se da cuenta de que es algo más. Entre los clientes de Unagi Travel hay personas con discapacidad, que no pueden andar o van en silla de ruedas, y personas que han sufrido algún tipo de trauma o pérdida. A todas ellas, los viajes de sus peluches les dan fuerzas para seguir luchando en la vida, ya sea aceptando esa pérdida o viendo el mundo a través de los ojos de sus peluches.

“Ver a mi peluche viajando me dio ánimos. Me di cuenta de que debía esforzarme, en vez de lamentarme por las cosas que no podía hacer.”

viajes para peluches Unagi-TravelLas fotos de los peluches viajeros traen alegría a las vidas de personas que necesitan justamente fuerza y alegría para superar una situación vital complicada. Dan fuerzas para superar la muerte de un ser querido, dan fuerzas para afrontar una dura rehabilitación, dan fuerzas para aceptar una lesión…

En otros casos, los clientes son padres preocupados por el excesivo apego que sus hijos muestran hacia el peluche y que buscan una manera menos dramática de que su hijo pase menos ratos con el peluche. Buscan que el niño se vuelva más independiente con los viajes de su peluche, vamos.

Con más de 200 peluches convertidos en turistas a sus espaldas, la agencia de viajes Unagi Travel ha ido creciendo poco a poco y actualmente organiza unos diez viajes al mes, hasta en el extranjero.

Vía: ipcdigital